Enfermedad periodontal, conceptos básicos

21 marzo 2024

AUTORES

  1. Zaida Saiz Burgueño. Técnico superior en Higiene Bucodental. Ingeniera Técnica Industrial, Especialidad Mecánica (Universidad de Zaragoza). Higienista dental en C.S. Calatayud.
  2. Belén Zabala Ruiz. Licenciada en Odontología por la Universidad de Zaragoza. Odontóloga en Centro de Salud Calatayud.
  3. María Carmen Pérez Tornos. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Vicente Blasco Ibáñez, Valencia). Higienista Dental en C.S. Calatayud.
  4. Virginia Giménez López. Licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Especialidad: Pediatría y sus Áreas Específicas. Pediatra en C.S. Calatayud Norte.
  5. Susana Quirce Sánchez. Técnico Superior en Higiene Bucodental. Graduada en Terapia Ocupacional por la Universidad de Zaragoza. Higienista Dental en C.S. San José Norte y Centro, Zaragoza.
  6. María Ventura Martínez. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Enrique Flórez, Burgos).

 

RESUMEN

Se denomina periodonto al conjunto de tejidos que dan soporte al diente. Está formado por encía, hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular. La función del periodonto es dar fijación y unión de los dientes a los maxilares y garantizar el mantenimiento de la integridad de la superficie de la mucosa oral.

La enfermedad periodontal es una patología de naturaleza infecciosa e inflamatoria que afecta al periodonto, es causada por bacterias y se caracteriza por pérdida de inserción periodontal, existencia de bolsas periodontales y pérdida de hueso de soporte.

La enfermedad periodontal sigue distintas fases que pueden ser englobadas en dos grupos: gingivitis y periodontitis. La gingivitis es el proceso inflamatorio que afecta únicamente a la encía superficial, sin afectación de los tejidos de soporte. La evolución de una gingivitis establecida sin tratamiento da como resultado la aparición de periodontitis, en la cual existe afectación de los tejidos de soporte.

PALABRAS CLAVE

Enfermedad periodontal, bacterias periodontógenas, control de placa oral.

ABSTRACT

The set of tissues that support the tooth is called the periodontium. It is formed by gum, alveolar bone, periodontal ligament and root cementum. The function of the periodontium is to provide fixation and union of the teeth to the jaws and ensure the maintenance of the integrity of the oral mucosa surface.

Periodontal disease is a pathology of an infectious and inflammatory nature that affects the periodontium. It is caused by bacteria and is characterized by loss of periodontal attachment, existence of periodontal pockets and loss of supporting bone.

Periodontal disease follows different phases that can be grouped into two groups: gingivitis and periodontitis. Gingivitis is the inflammatory process that affects only the superficial gums without affecting the supporting tissues. The evolution of established gingivitis without treatment results in the appearance of periodontitis in which there is involvement of the supporting tissues.

KEY WORDS

Periodontal disease, periodontogenic bacteria, oral plaque control.

DESARROLLO DEL TEMA

ETIOLOGÍA DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

La placa bacteriana es el principal factor etiológico en todas las formas de enfermedad periodontal aunque se puede considerar a dicha enfermedad como una afección compleja multifactorial; en su evolución influyen múltiples factores, tales como, la defensa del huésped, el ambiente de la cavidad oral, la virulencia de los microorganismos y la madurez de la placa.

Las bacterias que se encuentran en la cavidad oral pueden estar organizadas de dos formas: forma planctónica (forma de crecimiento de las bacterias cuando flotan suspendidas en un medio líquido) y forma de biofilm (las bacterias se encuentran unidas a una superficie, o unas a otras). El biofilm es una estructura heterogénea cuya unidad básica es la microcolonia, formada por bacterias y matriz; La matriz está compuesta por mezcla de exopolisacáridos, proteínas, sales minerales y material celular. Los expolisacáridos son producidos por las propias bacterias del biofilm y representan el principal componente de la matriz1,2.

La gingivitis se asocia con un aumento del número de anaerobios facultativos, anaerobios estrictos y bacilos Gram+. La periodontitis establecida se asocia con la presencia de una mayoría de bacilos Gram-. Los organismos específicos implicados en la enfermedad periodontal son los siguientes: Bacteroides, Gingivalis, Actinobacillus achtinomycetemcomitans.

La patogenia de la enfermedad periodontal es un proceso complejo, en el que la liberación de endotoxinas (lipopolisacáridos o LPS) por parte de las bacterias del área subgingival actúa como antígeno activando la respuesta inmune del organismo3.

GINGIVITIS:

La gingivitis es una forma de enfermedad periodontal que involucra inflamación e infección de las encías.

En función de su etiología, la gingivitis se clasifica en gingivitis inducida por placa o gingivitis no inducida por placa:

  • Gingivitis inducida por placa: dentro de este grupo se incluye la gingivitis asociada a factores locales (generalmente debida a malposiciones dentarias o restauraciones inadecuadas); gingivitis modificada por factores sistémicos (asociada a pubertad, ciclo menstrual, embarazo, asociada a Diabetes Mellitus o discrasias sanguíneas); gingivitis modificada por fármacos (hiperplasia gingival debida a la ingesta de determinados fármacos como pueden ser anticonvulsionantes, inmunosupresores y bloqueantes de los canales del calcio) y gingivitis modificada por malnutrición (asociada a deficiencia nutricional).
  • Gingivitis no inducida por placa: se engloban en este grupo la gingivitis de origen bacteriano (producidas por bacterias exógenas que no forman parte de la placa dental, tales como Neisseria, treponema pallidum, etc); gingivitis de origen viral (caracterizada por aparición de vesículas que se rompen con facilidad); gingivales de origen fúngico (producidas por hongos, siendo los más frecuentes la candidiasis y la histoplasmosis); de origen genético (fibromatosis gingival hereditaria); debidas a reacciones alérgicas (poco frecuentes y debidas a ciertos materiales dentales o bien a compuestos de las formulaciones de pastas dentales y colutorios); producidas por lesiones traumáticas (en forma de lesiones químicas, físicas o térmicas); causadas por condicionantes sistémicos (líquen plano oral, pénfigo, lupus eritematoso, etc,) y gingivitis debida a reacciones a cuerpo extraño (aparecen debido a la existencia de una ulceración que permite la entrada de un material extraño en el tejido conectivo epitelial).

 

PERIODONTITIS:

La periodontitis es una forma de enfermedad periodontal que involucra la destrucción de los tejidos de soporte de los dientes. En función del estadio podemos hablar de periodontitis inicial, moderada y avanzada, con pérdidas de inserción cada vez mayores que pueden dar como resultado la pérdida de las piezas dentarias.

La periodontitis crónica incluye la presencia acentuada de factores locales, pérdida de inserción clínica y hueso alveolar, evolución lenta con picos de actividad y respuesta positiva al tratamiento aunque, en ciertas ocasiones, se puede llegar a la pérdida dentaria. La periodontitis crónica se puede producir de forma localizada (afectación inferior al 30% de las localizaciones) o de forma generalizada (afectación mayor del 30% de localizaciones).

La periodontitis agresiva se caracteriza por aparición precoz, rápida pérdida de inserción, destrucción ósea y antecedentes familiares. Es una enfermedad destructiva, de etiología bacteriana específica y de complejo tratamiento.

En ocasiones la periodontitis está relacionada con enfermedades sistémicas, asociadas a pacientes con Síndrome de Down, Síndrome de adhesión leucocitaria, Síndrome de Chediak-Higashi, etc.

MICROBIOTA DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

La cavidad oral presenta una microbiota característica debida a las condiciones peculiares de nutrientes, ph y humedad variables a lo largo del tiempo4. Fundamentalmente encontraremos: Cocos Gram+ (tales como S. Mutans, S. Sanguis, S. Salivarius, etc), Cocos Gram- (especies del género Neisseria y Veilonella aerobios y anaerobios), Bacilos Gram+ (Actynomices, Lactobacillus y Bifidobacterium), Bacilos Gram- (Prevotella, Fusobacterium, Capnocytophaga, etc) y otras especies (hongos, etc).

En condiciones de periodontitis la composición de la flora se ve alterada produciéndose una multiplicación de bacterias principalmente anaerobias negativas como Aggregatibacter actinomycetemicomitans, Porphyromona Gingivalis, Prevotella intermedia, Tannerella forsythia y Treponema dentícola5. Todas ellas consideradas patógenos periodontales ya que colonizan el surco gingival.

Las bacterias periodontógenas presentan factores de virulencia que interaccionan con los mecanismos inmunes del huésped desencadenando la liberación de mediadores de la inflamación que producen lesiones irreversibles como la pérdida de inserción por destrucción de tejido conectivo y reabsorción ósea con la consiguiente pérdida de cresta alveolar.

FACTORES DE RIESGO DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

La susceptibilidad del hospedador a padecer la enfermedad periodontal dependerá de la existencia de diversos factores de riesgo. Las enfermedades periodontales son producidas por la interacción de un agente microbiano (considerado como el factor etiológico primario), el huésped (con mayor o menor susceptibilidad) y la existencia de factores ambientales y/o genéticos que influyen sobre ambos.

Son factores de riesgo de la enfermedad periodontal los siguientes: tabaquismo, Diabetes Mellitus, factores genéticos y microbiota patógena específica.

DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

El diagnóstico de la enfermedad periodontal se basa en la realización del periodontograma. Para ello es necesario realizar el sondaje de las bolsas periodontales de cada una de las piezas dentarias, comprobar la movilidad de las mismas y llevar a cabo una exploración radiográfica; en periodoncia es de suma importancia la realización se radiografías periapicales de todos los dientes según la técnica del paralelismo, obteniendo lo que se conoce como serie radiográfica, que permite visualizar el nivel de hueso alveolar para determinar la pérdida ósea producida.

PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

Partiendo de los datos etiológicos y epidemiológicos de la enfermedad periodontal, se concluye que la placa dental es la principal causa de aparición de la misma. Por tanto será de máxima importancia llevar a cabo un correcto control de la placa bacteriana para disminuir las tasas de incidencia y prevalencia de la enfermedad periodontal en la población general.

Realizar una correcta prevención de la enfermedad periodontal implica:

  • Instrucciones de higiene oral. Los profesionales odontológicos deberán transmitir a los pacientes el proceso de formación y evolución de la placa bacteriana para que así sean conscientes de la importancia de llevar a cabo su eliminación de forma regular.
  • Control químico y mecánico de la placa: Los profesionales deberán adaptar y explicar a cada paciente las técnicas de cepillado y remoción de placa que se ajusten a sus circunstancias particulares, indicando elementos de higiene necesarios y formulaciones químicas en forma de pasta, gel, colutorio, etc que puedan precisar.
  • Higiene interdental: El cepillado no es suficiente para eliminar la totalidad de la placa presente en la cavidad oral. Para llevar a cabo una correcta higiene de los espacios interdentales se hace preciso hacer uso, de forma diaria, de seda dental, cepillo interdental, etc.
  • Técnicas profesionales preventivas: El examen regular periódico es esencial para la prevención de la enfermedad periodontal, la cual es asintomática durante un largo periodo de tiempo. Dicho examen requiere una exploración completa (incluyendo sondaje para establecer la periodicidad de los tratamientos preventivos a realizar en la consulta dental) y la realización de profilaxis completa, removiendo los depósitos de placa y sarro presentes en la cavidad oral.

 

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD PERIODONTAL:

Una vez realizado el diagnóstico de la enfermedad periodontal y, teniendo en cuenta que es una infección debida a la presencia de bacterias en la placa bacteriana oral, la clave del éxito será realizar un correcto control de la misma. Los tratamientos más complejos no darán beneficios si no existe un control eficaz de la placa.

Los objetivos de las técnicas correctoras son: eliminación de bolsas periodontales, detención de la pérdida ósea alveolar y mantenimiento de un estado controlado del biofilm oral.

Es conveniente dividir los principios de la terapia periodontal en 3 fases: fase inicial (cuyo objetivo es controlar o eliminar la gingivitis y detener la progresión de la enfermedad, eliminando depósitos de placa y otros factores contribuyentes), fase correctora (cuyo objetivo es restablecer la función) y fase de mantenimiento (pretende reforzar la motivación del paciente para que su higiene bucal sea la adecuada y así prevenir la recurrencia de la enfermedad).

El tratamiento terapéutico no quirúrgico de la enfermedad periodontal consiste en llevar a cabo el control de placa químico y mecánico. Para realizar el control mecánico de la placa, es decir, la eliminación de los depósitos de placa y sarro presentes en la cavidad oral, los profesionales odontológicos utilizan instrumentos manuales (cinceles, curetas, escoplos, etc), así como instrumental mecánico (ultrasonidos). El raspado de la placa, según su localización, se realiza supra o subgingivamente. Habitualmente se utiliza un raspador ultrasónico para realizar el trabajo inicial y se continúa con instrumentos manuales, sobre todo a nivel subgingival. Para finalizar, tras haber realizado la eliminación de la placa, los dientes pueden ser pulidos utilizando instrumental rotatorio y pasta de profilaxis. Con respecto al control químico de la placa, hacer uso de antibióticos y antisépticos será de suma importancia. El antiséptico más utilizado en la actualidad para tratar la enfermedad periodontal es el gluconato de clorhexidina.

En periodoncia también se utilizan técnicas mínimamente invasivas para tratar la enfermedad periodontal que incluyen el raspado gingival, el alisado de la raíz y el colgajo de Widman modificado (raspado a colgajo abierto). Estas técnicas están indicadas en aquellos pacientes en los que, a pesar de tener un buen control de la placa supragingival, presentan bolsas periodontales pero no precisan una modificación de los bordes gingivales.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Serrano J / Herrera D / de Arriba L / Roldán S. ¿Qué es un biofilm bacteriano? Periodoncia y Osteointegración. 2013.
  2. Socransky SS / Haffajee AD. Dental biofilms: Difficult therapeutic targets. Periodontology. 2000.
  3. Bascones A / González Moles MA. Mecanismos inmunológicos de las enfermedades periodontales y periimplantarias. Av Periodon Implantol. 2003.
  4. Segura Andrés y Cols. Interacción bidireccional entre enfermedad periodontal y diabetes mellitus: una revisión de la literatura. Periodoncia y Osteointegración. 2012.
  5. Álvarez Novoa y Cols. Diferencias entre periodontitis crónica y agresiva respecto a las variables microbiológicas. Periodoncia y Osteointegración. 2012.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos