Enfermería escolar: artículo monográfico

10 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Ignacio Ortillés Loras. Graduado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
  2. Rubén Garza Casado. Graduado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
  3. Lidia Hernández Gil. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital de Barbastro. Huesca. España.
  4. Elena Loscertales Aineto. Graduada en Enfermería. Enfermera en. Zaragoza. España.
  5. Andrea Moya Moreno. Graduada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario San Jorge. Huesca. España.
  6. Carla Jiménez Herrera. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.

 

RESUMEN

El trabajo aborda la importancia de la enfermera escolar en la promoción de la salud en el ámbito educativo. Se destaca la vulnerabilidad de los escolares en la adquisición de hábitos y competencias, y se subraya la necesidad de una atención sanitaria estructurada. Se mencionan documentos clave como la Carta de Ottawa y la Declaración de Yakarta que respaldan la educación para la salud en la escuela.

La enfermera escolar, según el trabajo, desempeña un papel esencial, siendo la profesional más adecuada para la educación en salud y asistencia sanitaria. Se mencionan antecedentes históricos, aunque se destaca la escasez de documentación en España. Se resaltan competencias, funciones y objetivos específicos, incluyendo la colaboración con padres, profesores y el equipo directivo.

La metodología incluye una revisión bibliográfica utilizando diversas bases de datos. Se exploran aspectos como la historia de la enfermería escolar, la población objetivo y el ámbito de actuación. Se detallan las funciones de la enfermera escolar, que abarcan lo asistencial, docente, investigador y gestor.

Se discute el seguro escolar y se aboga por una mayor cobertura. Se detalla un examen de salud básico y se abordan los accidentes escolares, clasificándolos por gravedad. Se incluyen aspectos jurídicos específicos para Aragón.

Finalmente, se destaca el papel crucial de la enfermería escolar en la gestión de la pandemia de COVID-19, estableciendo medidas preventivas y protocolos de actuación.

PALABRAS CLAVE

Enfermería escolar, salud escolar, educación para la salud, Covid-19 en entornos escolares, competencias profesionales, seguro escolar.

ABSTRACT

The paper addresses the importance of the school nurse in health promotion within the educational setting. It emphasizes the vulnerability of students during the acquisition of habits and competencies, highlighting the need for a structured healthcare approach. Key documents such as the Ottawa Charter and the Jakarta Declaration, supporting health education in schools, are mentioned.

According to the paper, the school nurse plays an essential role, being the most suitable professional for health education and continuous healthcare. Historical background is mentioned, with an emphasis on the scarcity of documentation in Spain. Competencies, functions, and specific objectives are highlighted, including collaboration with parents, teachers, and the management team.

The methodology involves a literature review using various databases. Aspects such as the history of school nursing, the target population, and the scope of action are explored. The functions of the school nurse are detailed, covering aspects of care, education, research, and management.

The school insurance is discussed, advocating for broader coverage. A basic health examination is outlined, and school accidents are addressed, classified by severity. Specific legal aspects for Aragon are included.

Finally, the paper underscores the crucial role of school nursing in managing the COVID-19 pandemic, establishing preventive measures and action protocols.

KEY WORDS

School nursing, school health. health education, Covid-19 in school environments, professional competencies, school insurance.

INTRODUCCIÓN

Durante un largo tiempo de la vida de nuestra infancia y juventud acudimos a la escuela. En ella, desarrollamos y acumulamos capacidades, aptitudes y actitudes fundamentales para la formación de nuestra personalidad. En esta etapa somos especialmente vulnerables, pues nos encontramos en un proceso de adquisición de hábitos, creencias y competencias que nos permitirán desarrollarnos como personas.

Hoy en día, el estado de salud de los escolares está más expuesto que nunca, lo cual requiere que nos planteemos una nueva estructura de atención sanitaria. La educación para la salud es el instrumento más adecuado para prevenir malos hábitos y sus posibles consecuencias negativas. Esta sirve tanto para la cura o rehabilitación, como para la prevención de enfermedades y la promoción de la salud. Para que esta educación sea más eficaz debe de ser de amplio alcance y establecer relaciones entre el sistema de salud y el centro educativo; así como que la intervención abarque varios años escolares y se relacione con el desarrollo social y cognitivo de los niños.

La educación para la salud en la escuela se ve sustentada por documentos de gran importancia tales como la Carta de Ottawa (OMS, 1986) que afirma que capacita a las personas para controlar su salud y por tanto mejorarla, o la Declaración de Yakarta (OMS, 1997), que plantea la escuela como una comunidad primordial en la educación para la salud.

En este contexto, las enfermeras, debido a las características propias de su formación, son las profesionales más adecuadas del Sistema Nacional de Salud para llevar a cabo la educación para la salud y asistencia sanitaria continuada.

La enfermera escolar es aquella profesional que, dentro del ámbito del centro escolar, tiene la responsabilidad de proporcionar cuidados al alumnado de forma individualizada o coordinada dentro del equipo escolar, de modo directo, integral o individualizado. Ha de prestar un servicio que permita aumentar la capacidad del colectivo escolar para prevenir, detectar o tratar sus problemas de salud.

La Enfermería escolar existe desde principios del siglo XX en diversos países de Europa, Australia o Estados Unidos. Sin embargo, en España tanto la documentación como su práctica, son escasas, recientes y aisladas.

Las competencias profesionales de la Enfermería escolar, hasta 2015, han sido definidas solamente en la Comunidad de Madrid, pero sería necesario establecer las prioridades para dar una mejor respuesta a las situaciones que se van produciendo. Sus labores se están viendo condicionadas por las direcciones de muchos centros al no existir una normativa que regule su actividad, creando grandes diferencias entre distintos colegios1.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se llevó a cabo una revisión bibliográfica de la literatura con la siguiente metodología: esta revisión se centró en diferentes bases de datos electrónicas tanto a nivel nacional como internacional: Dialnet, Scielo, buscador de la Universidad de Zaragoza Alcorze, google académico, AMECE. Se realizó una búsqueda electrónica simple y avanzada tipo booleana para acotar sobre aspectos específicos y según necesidad. Los operadores booleanos que se utilizaron fueron “AND”, “OR”

Se seleccionaron artículos por título y resumen. A continuación, se analizaron a los candidatos calificados mediante una lectura exhaustiva. A la hora de determinar las opciones de búsqueda para revisión bibliográfica, se consideraron una serie de criterios de inclusión y exclusión:

 

Criterios de inclusión:

Se consideraron aptos aquellos artículos que tenían como objetivo principal identificar y/o describir la figura de enfermería escolar y sus diferentes intervenciones, que trataran sobre niños y adolescentes escolarizados, que la figura y el trabajo a resaltar fuera específicamente el de la enfermera escolar y no el de la enfermera comunitaria, textos en español e inglés.

Criterios de exclusión:

Fueron excluidos aquellos que únicamente se centraban en la problemática del alumnado muy concreta y sin tratar la labor de la enfermera escolar, aquellos que no estaban disponibles a texto completo, problemas de salud en niños y adolescentes fuera de la comunidad escolar.

 

RESULTADOS

ANTECEDENTES HISTÓRICOS:

La figura de la enfermera escolar nace en Londres en 1891, cuando el Dr. Malcom Moris, en el Congreso de Higiene y Demografía que se realizó́ en dicha ciudad, planteó los beneficios que aportaba el hecho de disponer de un profesional de enfermería que acudiera de manera regular a los centros de educación públicos para el control de la Salud de los Escolares. Debido a este planteamiento, surge The London School Nurse Society (Sociedad de Enfermería Escolar Londinense).

En 1897, es en ese momento que se empiezan a introducir las primeras enfermeras en las escuelas inglesas. Con el análisis del ejercicio de estos profesionales y la valoración de sus resultados se llegó a la conclusión de la necesidad de aumentar el personal enfermero en los centros escolares.

La enfermera escolar en España lleva más de tres décadas ejerciendo su labor con niños y jóvenes, inicialmente en Centros de Educación Especial y, posteriormente, en Escuelas Infantiles, Colegios de Infantil, Primaria y Secundaria, tanto públicos como privados y concertados. La enfermera en los centros educativos, integrada en la comunidad educativa, es un valor añadido, eficaz y eficiente que, junto con el equipo docente, trabaja para normalizar la vida diaria del niño con necesidades educativas especiales y enfermedades crónicas y fomenta hábitos de vida saludables en toda la población escolar y comunidad educativa.

En España, la documentación y los referentes históricos en Enfermería Escolar son actualmente muy escasos, ya que es una práctica especializada muy reciente.

En 1999, la National Association of School Nurses (NASN), primera Asociación de Enfermería Escolar en América, define a la Enfermería Escolar como “una práctica especializada de la profesión enfermera que persigue el bienestar, el éxito académico y una promoción de la salud en la vida de los estudiantes”.

En España, en el año 2009, la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE), primera asociación española en Enfermería Escolar, elabora el perfil propio de la enfermera escolar y la define como: “el profesional que, dentro del ámbito del centro y de acuerdo con el Proyecto Educativo del Centro (PEC), le incumbe la responsabilidad de proporcionar de forma individualizada, o en su caso, de forma coordinada dentro del equipo escolar, los cuidados propios de su competencia al alumno/a de modo directo, integral o individualizado. En el ámbito educativo, además, han de prestar un servicio que permita aumentar la capacidad del individuo y de la colectividad escolar, para prevenir, detectar y solucionar sus problemas de salud”.

La única referencia en la historia de la Enfermería Escolar española es el Decreto del 23 de abril de 1915 por el que se creó el Cuerpo de Auxiliares Sanitarias Femeninas de Medicina e Higiene Escolar, que contemplaba dentro de sus funciones un reglamento de la inspección médica escolar

POBLACIÓN DIANA Y ÁMBITO DE ACTUACIÓN DE LA ENFERMERA ESCOLAR:

La población diana de la enfermera escolar es toda la comunidad educativa de su propio centro de trabajo, incluyendo aquí a alumnos, familias y personal docente y de apoyo a la educación.

La labor de la enfermera escolar puede abarcar todas las etapas educativas del alumno. Por un lado, comprende a aquellos que están en su etapa obligatoria desde los seis a los 16 años de edad; pero también en las escuelas infantiles desde los cero hasta los seis años, mayores de 16 en la educación secundaria post-obligatoria e incluso hasta los 21 años en Centros de Educación Especial.

Por otro lado, es importante tener en cuenta a las familias de los alumnos, dado que los programas de Educación para la Salud irán encaminados a toda la comunidad educativa, que incluye familias y profesionales, buscando siempre el bienestar del alumno. En todo plan de cuidados individualizado que se plantee, también será necesario tener presente a la familia, puesto que son los cuidadores principales del niño, pero también al profesorado, que durante el horario escolar son sus responsables y necesitan saber qué acciones se van a realizar con el alumno durante este horario.

En cuanto al ámbito de actuación, la enfermera escolar puede desempeñar su labor en centros educativos públicos y privados y en todas las etapas educativas: Escuelas Infantiles, Colegios de Educación Primaria, Colegios de Educación Infantil y Primaria, Centros de Educación Especial e Institutos de Educación Secundaria.

La función de la enfermera escolar estará en estrecha correlación con los problemas de salud concretos que presente el alumnado de cada colegio. Va a desarrollar sus funciones en cualquier ámbito educativo, pudiéndo presentar un gran abanico de problemas de salud en cualquier tipo de colegio.

 

La enfermera escolar tiene las siguientes funciones:

  • ASISTENCIAL: con acciones dirigidas a la atención, cuidados, tratamiento y rehabilitación. Aplicando el Proceso de Enfermería: valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación de los cuidados.
  • DOCENTE: engloba un conjunto de actividades educativas y formativas para la promoción y obtención de hábitos saludables hacia la comunidad educativa.
  • INVESTIGADORA: aporta un mayor conocimiento y desarrollo profesional de la Enfermería y permite prestar una calidad en la atención hacia el alumnado.
  • GESTORA: recoge los aspectos de planificación, almacenamiento de información, organización, dirección y control de las actuaciones y funciones del personal de Enfermería y recursos materiales necesarios.

 

Las funciones de la enfermera escolar, definidas por la AMECE, son:

  • Elaborar, hacer el seguimiento y la evaluación de las líneas de actuación sanitaria y los programas de Educación para la Salud que formarán parte de los proyectos curriculares del centro.
  • Formular propuestas, en el ámbito de sus competencias, al equipo directivo y al claustro relativas a la elaboración del proyecto educativo y a la programación general anual.
  • Proporcionar las medidas terapéuticas establecidas por prescripción facultativa, administrando y controlando la medicación, prestando asistencia en accidentes y atendiendo las urgencias.
  • Revisar la evolución de la patología del alumno a través de informes médicos y el seguimiento en el contexto escolar.
  • Enseñar las medidas correctas de alimentación, higiene corporal, higiene ambiental, reconocimiento y prevención de accidentes, así como de las consecuencias que se pueden derivar y riesgos/precauciones a tener en cuenta.
  • Fomentar el autocuidado, dependiendo de sus capacidades, con respecto a la cura de heridas, normas básicas de primeros auxilios, uso adecuado de la medicación y técnicas sanitarias específicas sanitarias.
  • Establecer, junto con la familia de los alumnos con necesidades educativas especiales relativas al ámbito sanitario, los criterios de actuación unificados dentro y fuera del centro para alcanzar el máximo desarrollo personal del alumno.
  • Fomentar, mediante programas dirigidos a las familias, la importancia de la prevención como herramienta fundamental para reducir los problemas de salud que actualmente padece la sociedad.
  • Aportar a los tutores del centro información y orientaciones sobre aspectos médicos relevantes, tratamientos, procesos patológicos, enfermedades degenerativas, etc., encaminadas a normalizar su proceso educativo.
  • Colaborar en programas de Educación para la Salud junto con Atención Primaria y Centros Municipales de Salud sobre campañas de vacunación y prevención, impulsadas por los centros del área de referencia geográfica del centro escolar.
  • Recibir asesoramiento por parte de los centros de Atención Especializada en la realización de técnicas específicas de Enfermería a través de las consultas de Enfermería para la correcta realización de cuidados específicos de algunos alumnos.
  • Realizar, junto con los centros de Salud Mental de la zona, un seguimiento conjunto del alumno/a con problemas psiquiátricos y establecer pautas de actuación unificadas.
  • Realizar la hoja de medicación diaria con el nombre del estudiante, aula, fármaco, dosis y horario, todo ello elaborado en la consulta de Enfermería Escolar.
  • Realizar circulares sobre alergia, intolerancias, medicación y problemas relevantes y distribuirlos por ciclos, a través del coordinador, al responsable de actividades extraescolares, a la dirección y al personal de cocina.
  • Ampliar y profundizar en los conocimientos profesionales para mejorar la calidad asistencial a todo el alumnado.
  • Generar nuevos conocimientos y enfoques innovadores para dar respuesta a las situaciones cambiantes de salud.
  • Colaborar con otros profesionales del gremio, con personal interno o externo al centro, en las investigaciones que se lleven a cabo.

 

COMPETENCIAS DE LA ENFERMERÍA ESCOLAR:

La enfermera en los centros educativos, integrada en la Comunidad Educativa, es un valor añadido, eficaz y eficiente, que junto con el equipo docente trabaja para normalizar la vida diaria del niño y adolescente, sano o con problemas de salud, fomentando hábitos de vida saludables en toda la población escolar y comunidad educativa.

Las competencias que conforman el perfil de la Enfermería Escolar, tienen su inicio en las competencias trabajadas a lo largo de la formación de DUE y/o grado.

  1. Atención integral al alumno.
  2. Gestión de la salud en el ámbito educativo.
  3. Competencia profesional disciplinar.
  4. Competencias de las relaciones interprofesionales de la enfermería escolar.

 

SEGURO ESCOLAR:

Es un Seguro que protege a los estudiantes, menores de 28 años, que cursen estudios oficiales desde 3o de Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.), hasta el final del 3er ciclo universitario,mediante prestaciones sanitarias y económicas, en caso de enfermedad, accidente escolar e infortunio familiar.

El beneficiario de este seguro es el estudiante excepto en las indemnizaciones por fallecimiento por accidente o enfermedad que serán los familiares.

Las prestaciones que da este seguro son:

  • Accidente Escolar: Asistencia médica y farmacéutica, indemnizaciones económicas por incapacidad y gastos de sepelio.
  • Enfermedad: Asistencia médica, asistencia farmacéutica y gastos de sepelio. Incluye la cirugía general, neuropsiquiatría, tocología, tuberculosis pulmonar y ósea. En determinados casos se pueden otorgar prestaciones de fisioterapia, quimioterapia, radioterapia, cobaltoterapia y cirugía maxilo-facial.
  • Infortunio familiar: Prestación económica por fallecimiento del cabeza de familia o ruina familiar.

 

Los requisitos para poder disfrutar de este seguro son:

  • Tener menos de 28 años, ser español o extranjero con residencia legal en España.
  • Estar matriculado en los estudios comprendidos en el Seguro y haber abonado la cuota.
  • Acreditar un año de Seguro.

 

Es sorprendente que los seguros escolares no cubran toda la vida estudiantil del alumnado y solo cubren una parte de dicha vida.

En este punto habría que hacer algo para que tanto los gobiernos cómo los colegios llegasen a un acuerdo para cubrir cualquier incidente de los alumnos en los colegios ya que sobre todo en las edades que no cubre el seguro son las que más probabilidad tienen de sufrir cualquiera de las prestaciones que tiene el seguro.

EXAMEN DE SALUD BÁSICO EN UN SERVICIO DE ENFERMERÍA ESCOLAR:

El examen de salud es una herramienta básica en la práctica enfermera, dado que permite detectar precozmente alteraciones en el desarrollo normal del niño, teniendo en cuenta la existencia de una patología crónica y fomentar estilos de vida saludables. También es el momento idóneo para detectar casos de maltrato infantil junto con otros profesionales del centro educativo.

Para realizar el examen de salud a los alumnos del centro escolar se envía una nota informativa a padres o tutores legales explicando en qué va a consistir y solicitando la autorización para su realización.
La interacción con el alumno va a variar según edad y nivel cognitivo, por lo que se debe establecer contacto visual y explicar todo lo que se vaya a hacer, respondiendo a las dudas que vayan surgiendo.

En este examen de salud básico, los datos a recoger en el examen serán los siguientes:

  • Somatometría (crecimiento del niño → talla, peso).
  • Constantes vitales.
  • Higiene general.
  • Exploración bucodental.
  • Agudeza visual.
  • Valoración postural.
  • Nutrición y alimentación.
  • Sueño.
  • Audición.
  • Evaluación del desarrollo psicomotor.
  • Evaluación del desarrollo social.
  • Situaciones específicas (enfermedades crónicas, síndromes neurológicos y/o metabólicos).

 

ACCIDENTES ESCOLARES:

Se denomina Accidente Escolar a toda lesión que un estudiante pueda sufrir en el desarrollo de sus actividades escolares y que, por su gravedad, traigan como consecuencia algún tipo de incapacidad o daño físico.

Se consideran también dentro de esta Categoría de Accidente Escolar las lesiones que puedan tener los estudiantes en salidas a terreno para realizar actividades asociadas a las prácticas educacionales o en los trayectos de ida o regreso a su domicilio.

Clasificación de los accidentes escolares según su gravedad:

  • Leves: Comprometen piel y tejido celular subcutáneo, tales como contusiones menores, esguinces grado 1 y 2, excoriaciones, erosiones y heridas superficiales que solo requieren curaciones simples o afrontamiento, inmovilizaciones con vendaje o tratamientos simples de enfermería.
  • Moderados: Comprometen planos más profundos de la piel, llegando a la cara superficial muscular o ligamentos. Se trata de heridas y contusiones craneofaciales, heridas que requieren sutura, contusiones con hematomas intramusculares, desgarros, esguinces grado 3, politraumatismos, quemaduras extensas pero superficiales, TEC simples. En dependencia de su complejidad, requieren procedimientos avanzados de enfermería o tratamiento médico.

 

La primera persona que atiende al accidentado, solicita la presencia del Encargado de Primeros Auxilios del colegio.

El Encargado de Primeros Auxilios continúa con la atención que corresponda y se responsabiliza de las siguientes acciones:

  1. Informar al apoderado del accidente y le sugiere acudir al colegio a retirar al alumno y que sea trasladado a un servicio médico.
  2. Informar de la situación a la directora u otro integrante del Equipo Directivo.
  3. Si el apoderado no puede llevar a su hijo al servicio médico lo hará un adulto responsable designado y autorizado por el apoderado.
    • Graves: Afectan el funcionamiento de sistemas vitales, o conllevan la posibilidad de generar secuelas funcionales. Caen dentro de esta clasificación los TEC complicados, con compromiso de conciencia, heridas profundas con compromiso extenso de los planos musculares y/o vasos sanguíneos importantes, politraumatismos severos, luxaciones, shock eléctrico, fracturas en general, especialmente las craneoencefálicas, cervicales y expuestas. Requieren urgente evaluación y tratamiento médico especializado. Generalmente ameritan internación hospitalaria.

La primera persona que atiende al accidentado, solicita la presencia del Encargado de Primeros Auxilios del colegio.

El Encargado de Primeros Auxilios continúa con la atención que corresponda y se responsabiliza de las siguientes acciones:

  1. Avisar al apoderado y llamar a un servicio de urgencia para el traslado en ambulancia del accidentado.
  2. Prestar mientras tanto las primeras atenciones al accidentado solicitando la ayuda de otras personas del colegio cuando lo necesite.
  3. Informar de la situación a la directora u otro integrante del Equipo Directivo.
  4. El Encargado de Primeros Auxilios o la persona que disponga el Directivo del colegio que tomó conocimiento del caso, acompañará al accidentado al hospital al menos hasta que llegue el apoderado, la madre o el padre.

 

ASPECTOS JURÍDICOS EN ARAGÓN:

ARAGÓN: Ley 5/1986, de 17 de noviembre, de Salud Escolar.

El artículo 43º de la Constitución Española reconoce el derecho a la protección de la salud, estableciendo como competencia de los poderes públicos la organización y tutela de la salud pública a través de medidas preventivas y de los servicios necesarios.

Asimismo, en el artículo 35º, apartado 20, del Estatuto de Autonomía de Aragón se determinan como competencias exclusivas de esta Comunidad Autónoma la sanidad e higiene.

A tal efecto, el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Aragón entiende necesaria la potenciación de las acciones conducentes a alcanzar el más alto grado posible de bienestar y, por ello, la promoción de la salud durante uno de los periodos de mayor trascendencia para el individuo y la Comunidad como es la etapa escolar.

Se pretende crear el marco jurídico apropiado para la ejecución de actividades sanitarias necesarias en este terreno. Para conseguir el máximo de eficacia, eficiencia y equidad, dichas actividades deben partir del conocimiento del estado de salud de la población escolar.

Los problemas de salud escolar deben ser contemplados con carácter integral desde una perspectiva multidisciplinar, implicando tanto al personal sanitario, fundamentalmente en los niveles de atención primaria de salud, como al personal docente y al resto de la comunidad, sin perjuicio de que se utilicen otros recursos de la Comunidad Autónoma cuando situaciones concretas así lo requieran.

En consecuencia, para que los objetivos de esta Ley puedan alcanzarse satisfactoriamente, es imprescindible la participación de todas las partes implicadas en la comunidad escolar.

 

ENFERMERÍA ESCOLAR EN EL COVID-19:

En la actualidad la enfermería escolar es de gran importancia para el control de la pandemia por la enfermedad Covid-19 en los centros escolares.

La enfermera junto con el resto del equipo de los centros escolares debe definir las medidas preventivas para que el centro escolar sea un espacio seguro para todo el alumnado y trabajadores. Dichas medidas son:

  • Recomendar a cualquier usuario que no acuda al centro si presentan varios síntomas de la Covid-19, como, temperatura superior a 37,7oC, tos, dificultad respiratoria, congestión nasal, rinorrea, diarrea, cefalea, vómitos, pérdida de gusto u olfato y malestar general.
  • Control de la temperatura en la entrada y la salida del centro escolar.
  • Desinfectar los materiales y lugares de paso del equipo escolar.
  • Lavado de manos de manera regular de todo el equipo.
  • Llevar mascarilla quirúrgica o fpp2 durante toda la estancia en el centro escolar.
  • Evitar tocarse las vías de entrada del cuerpo cómo los ojos y la boca.
  • Cubrirse la nariz y la boca al estornudar y toser con el codo.
  • Redactar un protocolo de actuación frente a una sospecha de Covid-19.

 

En cuanto a la movilización por el centro, se deben evitar aglomeraciones, colocar dispensadores de gel hidroalcohólico por todo el centro escolar, utilización de alfombrillas desinfectantes en la entrada del colegio para desinfectar el calzado ya que las suelas de los zapatos son el mayor portador de gérmenes.

CONCLUSIONES

En la actualidad nos encontramos con un alumnado que requiere satisfacer unas necesidades que, en muchas ocasiones, quedan insatisfechas por parte de la Atención Primaria debido a la gran demanda que existe, provocando una atención inadecuada a este grupo de edad. Por ello, la implantación de la enfermera escolar se convierte en necesaria en toda España de forma oficial y reconocida.

Con este trabajo se ha podido comprobar la finalidad de las actividades y funciones que tiene como responsabilidad la enfermería escolar.

La Enfermera Escolar supone un valor añadido ya que trabaja para normalizar la vida diaria del niño con necesidades especiales y fomenta hábitos de vida saludables en toda la población escolar y comunidad educativa. Además, favorece el trabajo interdisciplinar con el profesorado.

La educación para la salud en la escuela debe ser responsabilidad de los profesionales de enfermería, puesto que, debido a su formación holística en materia de salud, se convierten en los profesionales idóneos para desarrollar la promoción de la salud en el ámbito escolar, al tiempo que garantizan la asistencia inmediata, el seguimiento y el cuidado de escolares.

La enfermera escolar garantiza la continuidad de los cuidados, la supervisión al alumnado con diversos problemas sanitarios (diabéticos, celíacos, alérgicos…), la atención ante accidentes leves en las propias instalaciones, el asesoramiento a tutoría y profesorado, la coordinación de campañas como las de hábitos saludables y, en definitiva, convertirse en un referente sanitario cercano para los y las estudiantes.

La enfermera escolar es un necesario agente innovador en salud escolar que, en vista de los resultados obtenidos en algunos centros por sus acciones, no solo cuida al alumnado, sino a toda la comunidad educativa. La enfermera escolar interviene en la calidad de vida (tanto infantil como adolescente) a través de los programas de educación a la salud y la detección precoz de problemas; además de trabajar con la familia y el profesorado.

De este modo, disminuiría la incidencia de enfermedades prevalentes en nuestro medio y mejoraría el estado de salud de toda la comunidad educativa.

Por último, la realización de este trabajo nos ha ayudado a entender mejor lo necesaria que es esta figura en todos los colegios, sin embargo, es poco reconocida, y esto va a llevar un largo periodo de tiempo hasta que se instaure en todas las ciudades y países de forma oficial.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Martínez-Santos AE, Tizón-Bouza E, Fernández-Morante C, Casal-Otero L, Cebreiro B. La Enfermería escolar: contenidos y percepciones sobre su pertinencia en las escuelas inclusivas. Enferm. glob. [Internet]. 2019[citado el 2 de febrero de 2024]; 18(56): 291-323. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1695- 61412019000400011&lng=es
  2. Romero Collado A, Morales Moreno I, Guillen Martínez D, Laborda Higes FM, Morales Moreno I, Zafra Agea JA et al. Marco de competencias del Profesional de Enfermería Experto en el Ámbito Escolar [internet]. Consejo general de enfermeria.org. 2021 [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.consejogeneralenfermeria.org/pdfs/Doc%20Competencias%20Enfermer% C3%ADa%20Escolar.pdf
  3. González García N, López Langa N. Antecedentes históricos y perfil de la enfermera escolar [web]. 1o edición. Madrid: Asociación madrileña de enfermería en centro educativos; 2012 [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.amece.es/images/1.antecedentes.pdf
  4. San José Machí C. Enfermería Escolar [Trabajo Fin de Grado]. Valladolid: Universidad de Valladolid. 2014 [citado 2 de febrero de 2024]. 34p. Disponible en: https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/5611/TFG- H100.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  5. Seguridad Social: Información Útil [Internet]. Seg-social.es. [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: http://www.seg- social.es/wps/portal/wss/internet/InformacionUtil/44539/45073
  6. García Dueñas P, Cuesta del Amo M, González García N. Examen de salud básico en un servicio de Enfermería Escolar. 1o edición. Madrid; 2012. Disponible en: https://www.amece.es/images/3.examen.pdf
  7. Accidentes – Colegio Hebreo [Internet]. Colegiohebreo.cl. [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://colegiohebreo.cl/web/protocolos-de-seguridad/accidentes/
  8. Protocolo de Accidente Escolar [Internet]. Encuentro.cl. 2016 [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.encuentro.cl/protocolo-accidente-escolar/
  9. LEY 5/1986, de 17 de noviembre, de Salud Escolar [Internet]. Aragon.es. 2021 [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.aragon.es/documents/20127/674325/Ley%205-1986.pdf/c8af6419-947a- f9ad-59db-7202b558c388
  10. Soler Pardo G, Guillén Martinez D, Colina Sánchez N, Fernández Piquer M, Asensio Saiz N, Arques Viladegut E, et al. Guía de recomendaciones para el reinicio de las clases en los centros educativos (COVID-19) [Internet].2020 [citado 2 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.consejogeneralenfermeria.org/sala-de-prensa/doc-interes/send/19- documentos-de-interes/1006-guia-de-recomendaciones-para-el-reinicio-de-las-clases- en-los-centros-educativos

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos