Función de los celadores en servicios de radiodiagnóstico.

26 febrero 2024

AUTORES

  1. Mónica Mora Simal. Celador. Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Esther Juberias Marco. Celador. Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Ana Isabel Carbonel Millan. Auxiliar administrativo. Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Miguel Ángel Burillo Vicente. Celador. Inocencio Giménez. Zaragoza.
  5. Elena Pérez Merino. Celador. Miguel Servet. Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador. Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

El celador que realice su trabajo en un centro de radiodiagnóstico habrá de conocer los principios básicos que rigen esta área. El diagnóstico a través de imágenes es uno de los sistemas más fiables para la detección de enfermedades, traumatismos, lesiones, etc. Dada la actualización de la tecnología médica, de instrumental y técnicas, la modificación de pasos a seguir puede ser uno de los principales hándicaps. Pero como en otros casos en el ámbito de la sanidad, cada trabajador adscrito a cada área deberá especializarse en lo posible y adaptarse según las necesidades del momento. También los celadores juegan un papel esencial para que el servicio de radiodiagnóstico cumpla óptimamente con su función: atajar o atenuar a la mayor brevedad las afecciones de los pacientes examinados.

PALABRAS CLAVE

Celador, radiodiagnóstico, diagnóstico por imágenes.

ABSTRACT

The guard who carries out his work in a radiodiagnosis center will have to know the basic principles that govern this area. Diagnosis through images is one of the most reliable systems for detecting diseases, trauma, injuries, etc. Given the updating of medical equipment, instruments and techniques, the modification of steps to follow can be one of the main handicaps. But as in other cases in the field of health, each worker assigned to each area must specialize as much as possible and adapt according to the needs of the moment. The guards also play an essential role so that the radiodiagnosis service optimally fulfills its function: to stop or mitigate as soon as possible the conditions of the patients examined.

KEY WORDS

Warden, radiodiagnosis, imaging diagnosis.

DESARROLLO DEL TEMA

El celador tiene unas funciones bien definidas en el área de radiología, aunque, como hemos indicado, el avance en el instrumental médico puede hacer que los protocolos se modifiquen. Básicamente, al celador le corresponderá trasladar a los pacientes al servicio de radiodiagnóstico, además de asistir a los facultativos una vez se llegue a la unidad. Es decir, el celador deberá movilizar, levantar o situar al paciente según los requerimientos de los expertos en radiología. Los celadores cumplirán labores asistenciales de médicos, pero también de TCAEs, enfermeros y otros profesionales implicados. En ciertos casos, el que el paciente se movilice y sitúe en una posición correcta, no solo será más cómodo para él, sino también más positivo en cuanto a los resultados que arrojen los aparatos de radiodiagnóstico.

Los celadores también como en otras áreas sanitarias deberán conocer los programas informáticos utilizados en las unidades de radiodiagnosis. Mucha de esta información aparece en pantalla y es necesario entenderla. De este modo, se minimizarán los errores de traslados, así como se ganará tiempo y eficacia. En caso de que el celador o celadora no utilice habitualmente estas aplicaciones, deberá emplear algo de su tiempo en conocerlas, aunque sea básicamente. La coordinación con el personal administrativo también es esencial. Así, será más fácil y rápido reconocer los datos de los pacientes, qué pruebas necesita y a qué departamento debe trasladárseles. Los celadores habrán de trasladar a los pacientes a salas de espera, unidades específicas o habitaciones1.

Como sucede en otras áreas sanitarias, el celador debe tener una actitud positiva y afable con el paciente y/o familiares. Es frecuente que los pacientes, ante la incertidumbre, pregunten al celador sobre qué pruebas le van a ser realizadas. El celador debe atenerse a su cometido, es decir, no puede hablar al paciente de diagnósticos ni de nada directamente relacionado con su enfermedad, pero sí puede y debe comunicarle a dónde lo dirige, qué tipos de pruebas le serán realizadas toda ella información que le sea posible otorgar al celador y no sobrepase sus funciones. En caso de insistencia por parte de pacientes y/o familiares, habrá que calmar al interesado y ponerle en contacto con un facultativo que pueda ayudarle.

Normalmente los pacientes pueden optar por el medio de traslado que mejor les parezca: sillas de ruedas, camillas, andadores, por su propio pie siempre que el personal médico lo indique2.

En caso de que el paciente desee trasladarse caminando, pero sus facultades físicas estén mermadas en algún grado, el celador deberá ayudarle a caminar de la manera más cómoda posible. Hay que recordar que una de las funciones esenciales de los celadores es saber cómo manejar y movilizar personas, aunque estas padezcan sobrepeso. Entre los estudios y prácticas de los celadores figuran técnicas de movilización y traslado para que ni ellos, ni los pacientes a quienes auxilian, se lesionen o sientan incomodidad durante el proceso.

Así pues, el celador no deberá ser inflexible en este aspecto y, en caso de dudas, preguntar al facultativo correspondiente.

Otra de las funciones del celador en la sala de radiodiagnóstico es verificar que el paciente porta el correspondiente brazalete identificativo. Esta identificación resulta primordial, sobre todo cuando el paciente no puede comunicarse o proporcionar sus datos u otra información3.

También estos profesionales deberán estar al tanto de posibles pacientes infecciosos o que deban aislarse. En estos casos, hay que seguir protocolos concretos para evitar infecciones.

 

CONCLUSIÓN

Además de todo lo dicho, hay que incidir en el hecho de las precauciones que deben tomar los propios trabajadores. Estamos refiriéndonos a áreas donde la radiación es elevada. A pesar de que las unidades están construidas con materiales especiales para evitar filtraciones de radiación, los protocolos en este sentido son muy estrictos.

Es importante que el celador tenga en cuenta que, en las áreas de radiodiagnóstico, los pacientes pueden esperar horas entre prueba y prueba, o entre la prueba, el diagnóstico y la comunicación con el médico. Esta espera puede resultar muy difícil de llevar para algunos pacientes. Por ello, la empatía del celador debe ser una de sus características al tratar con los pacientes. Y también, es de suma importancia el que los celadores estén vigilantes a la posible entrada de personas ajenas a las unidades de radiodiagnóstico. Tanto por la propia salud de estas personas, como para la buena marcha del servicio, el celador deberá estar vigilante en todo momento.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Salazar Cuevas MT, et al. El celador en el servicio de radiodiagnóstico. Ocronos. 2022; 5(5)10. Disponible https://revistamedica.com/celador-servicio-de-radiodiagnostico/
  2. Fernández Suárez S, et al. El celador en el Servicio de Rayos de Urgencias. Portales Médicos; 2021;17/06. Disponible: https://congresosicepa.com/servicio-rayos-urgencias/
  3. Identificación de pacientes. Disponible en: https://www.fundacionsigno.com/bazar/2/IDENTIFICACION_DE_PACIENTES_TRIPTICO_DE_INFORMACION_A_PROFESIONALES.pdf

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos