Soporte vital básico.

7 febrero 2024

AUTORES

  1. Ester Juberías Marco. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ana Isabel Carbonel Millán. Auxiliar Administrativo, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Miguel Ángel Burilllo Vicente. Celador, Inocencio Giménez, Zaragoza, Zaragoza.
  4. Elena Pérez Merino. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Mónica Mora Simal. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

Se define como Soporte Vital Básico (SVB) el conjunto de maniobras encaminadas a resolver ciertas situaciones médicas sin ayuda exterior de ningún tipo. Para ello se deberá detectar el fallo cardiorrespiratorio y emplear técnicas como maniobras de posición lateral de Seguridad (PLS) y de manejo para solucionar las posibles obstrucciones de la vía aérea causada por cuerpos extraños. Habitualmente se podría decir que el Soporte Vital Básico sería igual a la Reanimación Cardio Pulmonar (RCP).

PALABRAS CLAVE

Reanimación cardiopulmonar, agotamiento, atragantamiento.

ABSTRACT

Basic Life Support (BLS) is defined as the set of maneuvers aimed at resolving certain medical situations without outside help of any kind. To do this, cardiorespiratory failure must be detected and techniques such as lateral safety position (LSP) and handling maneuvers must be used to solve possible airway obstructions caused by foreign bodies. Usually, it could be said that Basic Life Support would be the same as Cardio Pulmonary Resuscitation (CPR).

KEY WORDS

Cardiopulmonary resuscitation, exhaustion, choking.

DESARROLLO DEL TEMA

Cuando nos encontramos ante una situación en la que el paciente presenta una interrupción brusca, inesperada, y potencialmente reversible de la circulación y respiración espontánea, (siempre que no sea consecuencia de un enfermedad terminal o envejecimiento biológico) se plantearía la realización de una reanimación cardiopulmonar tras la detección de:

-Inconsciencia.

-Apnea (ausencia de la respiración espontánea o alterada).

-Ausencia de pulso.

(En las nuevas recomendaciones de Europeans Resuscitation Council, para el soporte vital de un adulto, la ausencia de pulso es secundario, teniendo como primordial la comprobación de la ausencia de alteración respiratoria) recomendándole el comienzo de las maniobras de reanimación desde el momento de esta comprobación1.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) se define como la acción de intentar reemplazar primero y establecer después la circulación sanguínea y respiración espontánea del paciente1.

La cadena de supervivencia se define como el conjunto de actuaciones realizadas secuencialmente, las cuales aumentan proporcionalmente la supervivencia del paciente cardiaco. Cualquier interrupción en alguno de los eslabones de la cadena aumenta exponencialmente la mortalidad del paciente1.

Existen cursos específicos para aprender y mantener las habilidades de aplicación de las técnicas de RCP, siendo aconsejadas realizar en este sentido programas formativos periódicos a todo el personal de las Instituciones sanitarias1.

Igualmente, lo idóneo sería que todas las personas tuvieran nociones de cómo realizar una RCP, ya que garantizará un aumento de la supervivencia de las víctimas localizadas en cualquier ámbito1.

Se debe tener en cuenta que el cerebro pasados 4 minutos sin recibir oxígeno comienza a sufrir deterioro. Por ello, cuando se encuentre una víctima en parada cardiorrespiratoria, lo primero que se realizará será la aplicación ABC2.

A- Vía aérea (airway).

B- Ventilación (breathing).

C- Circulación (circulation).

Lo primero y más importante tanto para la víctima como para la persona que atiende a la víctima será asegurarse de que el entorno es seguro.

Quien se acerque a la víctima comprobará el estado de consciencia sacudiéndose suavemente y en voz alta se le preguntará si está bien o qué le pasa.

-Si responde o se muere, se dejaría en la posición en la que se encuentre (siempre que no traiga consigo ningún peligro). Si fuera necesario, en ese momento se pediría ayuda y hasta recibirla se permanece junto a la víctima por si cambiara la situación (se reevaluría)2.

-Si no responde se pediría ayuda, abriría la vía aérea con la maniobra frente-mentón, se colocaría una mano sobre su frente, inclinando con suavidad su cabeza hacia atrás, manteniendo libres los dedos pulgar e índice para poder tapar la nariz en caso de tener que realizar el boca a boca.

Antes se comprobaría que no tiene ningún objeto en el interior de la boca incluyendo dentadura postiza si estuviera movida. Si hubiera obstrucción por un objeto, se intentaría realizar una ventilación eficaz introduciendo el dedo índice en forma de gancho. Este paso es imprescindible para realizar una ventilación eficaz, asegurando que la tráquea y la faringe se encuentren libres de obstrucciones2.

Es muy importante antes de realizar la tracción de frente-barbilla comprobar que no existe lesión cervical y ante sospecha sólo se traccionaría el mentón sin mover las cervicales.

La cadena de comprobación que se debe realizar siempre será la misma a la hora de encontrarse con una víctima: mirar, oír, sentir.

-Mirar si se mueve el pecho.

-Escuchar en la boca de la víctima sonidos respiratorios.

-Sentir en la mejilla colocándola cerca de la boca el aire exhalado.

Todo esto se realizará por no más de 10 segundos para determinar si la víctima respira.

Suele ser frecuente que en los primeros minutos de un paro cardíaco la víctima respire suavemente o realice ruidos extraños (no se deben confundir estos con una respiración normal) si se tuvieran dudas sobre si es una respiración normal o no, se actuará como si no lo fuese2.

-Si respira con normalidad se colocará a la víctima en posición lateral de seguridad, se pediría ayuda y se permanecería junto a la víctima comprobado periódicamente que respira con normalidad.

-Si no respira se pedirá ayuda y permanecerá junto a la víctima comenzando con 30 compresiones torácicas y 2 respiraciones boca a boca.

Para realizar el soporte vital básico:

-Se comienza por tumbar a la víctima en Supino en una superficie rígida

-Habrá que arrodillarse junto a él y se colocará el talón de la mano cruzando los dedos asegurándose de que la posición de la presión no sea sobre las costillas

-Habrá que colocarse de forma vertical sobre el centro del pecho y los brazos extendidos y perpendiculares al esternón2.

Se alternarán 30 compresiones con 2 insuflaciones.

Tras las compresiones se realizan las 2 insuflaciones realizando la técnica frente-mentón.

Tomando aire y rapando la nariz con el pulgar e índice de la mano que tracciona la frente, se colocan las manos sellando los de la víctima, insuflando con un ritmo constante durante 1 segundo mientras se observa cómo se eleva el pecho y manteniendo la vía abierta mientras se expira el aire insuflado. Esto se realizará 2 veces, comenzando de nuevo el ciclo 30/2 hasta que se restaure la respiración espontánea. Se permanecerá junto a la víctima hasta la llegada de los servicios de emergencias2.

Solo se debe dejar de realizar SVB en los siguientes casos:

  • El paciente restaura su respiración con normalidad.
  • Hayan llegado los servicios de Soporte Vital Avanzado.
  • Se encuentre agotado.

 

El Soporte Vital Básico en pediatría: como en el caso de los adultos, es de máxima prioridad el restaurar la oxigenación del niño lo antes posible (pasados 4 minutos sin oxígeno se producen daños irreversibles)3.

-Primero asegurar la zona y entorno para el niño como para la persona que lo atiende

-Comprobar la respiración y posible obstrucción.

-En caso de obstrucción, si se puede ver el objeto con el dedo índice en forma de gancho se le retirará, si no se puede, se insuflará 5 insuflaciones de rescate colocando al niño con la cabeza inclinada hacia delante dando 5 golpes entre las escápulas con el talón de la mano. Si se ve el objeto y se puede extraer, se retirará. En caso contrario, se continuará con las 5 compresiones en la zona torácica y manteniendo la secuencia hasta resolver la obstrucción y que el niño respire con normalidad. Estas maniobras se llaman las maniobras de Heimlich3.

 

CONCLUSIÓN

A la hora de atender una emergencia, es tan importante atender a la víctima con la más rápida prontitud, como asegurar el entorno para que no se agrave la situación tanto para la víctima, como para la persona que la atiende, así como para otros que puedan aparecer en el entorno de dicha emergencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. José Mª Garrido Miranda, Mª del Carmen Esquinas Muñoz, Magdalena Jordán Valenzuela. Soporte Vital Básico en Adultos. Formación continuada Logoss, S.L. ISBN: 978-84-92551-61-3. El celador en el transporte sanitario. Año 2009.
  2. M.ª Jesús Sánchez Cordón, Antonio Jesús Niño Miralles, Antonio García Escobar. Soporte vital básico en adultos. Formación continuada logoss, S.L. ISBN 978-84-940251-7-4. El celador en los servicios hospitalarios. Año 2012 p. 207-233.
  3. Soporte vital básico en pediatría. Manual del celador de instituciones sanitarias. (Editorial Mad. ISBN: 978-84-909-3748-8. Primera edición febrero de 2016). p. 413-416.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos