Hepatitis severa relacionada con consumo de alcohol: a propósito de un caso.

23 agosto 2022

AUTORES

  1. Miriam Beltrán Orga. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  2. Patricia Ríos Lamas. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  3. María Jesús Calero Morote. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  4. Yolanda Romero Molina. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  5. Beatriz Hernández Breton. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  6. Estefanía García Oroz. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN

La hepatopatía alcohólica es una enfermedad muy prevalente en el mundo occidental causando graves complicaciones multiorgánicas al paciente. Es por ello que es importante realizar unos cuidados de enfermería basados en la evidencia para evitar o disminuir las complicaciones que pueden derivar en mortalidad o altas estancias hospitalarias.

 

PALABRAS CLAVE

Hepatopatía alcohólica, cuidados de enfermería, hepatitis por alcohol, prevención.

 

ABSTRACT

Alcoholic liver disease is a highly prevalent disease in the Western world, causing serious multi-organ complications in the patient. That is why it is important to perform evidence-based nursing care to avoid or reduce complications that can lead to mortality or long hospital stays.

 

KEY WORDS

Alcohol-related liver disease, nursing care, Alcoholic hepatitis, prevention.

 

INTRODUCCIÓN

DEFINICIÓN Y EPIDEMIOLOGÍA:

La hepatitis alcohólica (HA) es un síndrome clínico de instauración aguda caracterizado por ictericia, ascitis y en ocasiones fallo hepático y/o multiorgánico. Se suele presentar en personas con consumo crónico y excesivo de alcohol (>100 g/día)1.

Según la OMS, el alcohol es el segundo factor de riesgo para la salud en países desarrollados, siendo Europa el continente con mayor consumo. Una de las consecuencias graves de su consumo es la hepatopatía que conlleva a una serie de complejidades asistenciales tanto para el paciente como para su familia. En EEUU se le atribuye a esta causa cerca del 50% los fallecimientos prevenibles por hepatopatía.

Este síndrome hepático relacionado con el alcohol incluye tres fases que pueden aparecer de forma simultánea y no son excluyentes entre sí:

  • Esteatosis: representa el elemento característico de la hepatopatía alcohólica de forma temprana, pudiendo ser reversible tras el cese del consumo.
  • Hepatitis alcohólica: nos encontramos con alteraciones orgánicas hepáticas, puede ser también reversible tras el cese de consumo de alcohol.
  • Cirrosis: existe una modificación hepática, con una neovascularización y múltiples manifestaciones clínicas con posible fallo multiorgánico2.

Las complicaciones de las hepatopatías alcohólicas son diversas y relacionadas con las alteraciones orgánicas y metabólicas. Nos podemos encontrar las siguientes:

  • Hipertensión portal.
  • Ascitis.
  • Encefalopatía hepática.
  • Síndrome de abstinencia o delirium tremens1,2.

 

DIAGNOSTICO HA:

La hepatopatía alcohólica se diagnostica a través del antecedente de consumo excesivo de alcohol por parte del paciente y de la evidencia de una hepatopatía que se manifiesta en los resultados analíticos.

Los parámetros analíticos clave son el hemograma completo, las enzimas hepáticas, los parámetros de la función renal, los electrólitos y los parámetros de la coagulación.

Los estudios de imagen son esenciales para el diagnóstico de la hepatopatía alcohólica y de sus complicaciones. La radiografía torácica puede revelar la presencia de derrames pleurales y la ecografía abdominal puede ayudar a los médicos a valorar la permeabilidad de los vasos sanguíneos hepáticos y a vigilar la posible aparición de ascitis. La tomografía computarizada con contraste puede mostrar el flujo a través de la vena porta, la trombosis y la distorsión parenquimatosa causada por la cirrosis1,2.

Un consumo excesivo de alcohol, como se ha dicho anteriormente produce alteraciones en otros órganos y no solo hepáticas, una de ellas es la enfermedad de Wernicke (EW), relacionada con la falta de tiamina.

La Tiamina está presente en el encéfalo y en hígado actuando como cofactor de enzimas para la conversión de forma activa de múltiples proteínas importantes para un correcto metabolismo. Una disminución del metabolismo de la glucosa relacionado con un déficit de esta vitamina puede producir una necrosis neuronal que causará lesiones cerebrales irreversibles3.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Varón de 35 años que acude al servicio de urgencias hospitalarias por dolor abdominal, vómitos e importante disnea. En triaje destaca importante ictericia cutánea y aumento de perímetro abdominal produciéndole disnea, decidiendo el paso a vitales. Como antecedentes personales destaca un consumo excesivo de alcohol con desarrollo de enfermedad de Wernicke en tratamiento con tiamina. En seguimiento por neurología y trastorno ansioso depresivo.

Alérgico a tiaprida.

  • EXPLORACIÓN GENERAL:

Estable Hemodinámicamente. Glasgow 14, estuporoso y taquipneico. Importante ictericia cutánea y de mucosas. Abdomen timpánico, distendido y doloroso de forma difusa con hepatomegalia. Edemas pretibiales y livideces.

  • PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:
    • AS:
      • Equilibrio ácido base: acidosis metabólica severa con hiponatremia e hiperpotasemia.
      • Hemograma: destaca hemoglobina de 10 mg/dl.
      • Bioquímica: creatinina 4.52 con una filtración glomerular de 15.67 ml/min. Perfil hepático alterado con elevación de transaminasas.
    • TAC toraco- abdominal:
      • Gran hepatomegalia compatible con hepatitis aguda severa.
      • Ascitis difusa.
      • Opacidades pulmonares bilaterales declives de probable causa broncoaspirativa.
      • Cambios de shock/hipoperfusiones intestinales.
  • TRATAMIENTO RECIBIDO EN URGENCIAS:
    • Antibioterapia: Piperacilina/Tazobactam 4 g/0,5 g IV.
    • Fluidoterapia con suero fisiológico y glucosado al 5%.
    • Bicarbonato 1Molar; 200 miliequivalentes IV.
    • Tramadol IV.
    • Metoclopramida.

Tras los resultados obtenidos en las pruebas realizadas y la inestabilidad clínica del paciente, se decide el ingreso en unidad de cuidados intensivos.

 

DISCUSIÓN

Los cuidados de enfermería a los pacientes que sufren hepatopatía alcohólica es complicado por el estigma social que ello conlleva, por ello nuestro objetivo es la preservación de la dignidad humana y mantener objetivos a la hora de realizar los cuidados e intervenciones sin juzgar al paciente, realizando una educación sanitaria al paciente y familia.

Nuestros objetivos en los cuidados serán:

  • Retraso en la progresión de la enfermedad.
  • Control de signos y síntomas.
  • Ayudar a mantener su calidad de vida.

En unos primeros cuidados realizaremos promoción de salud para evitar el inicio del consumo de alcohol, pero una vez que ya lo tenemos instaurado tenemos que comenzar con la prevención secundaria y terciaria.

PREVENCIÓN SECUNDARIA.

En este momento podemos detectar a los pacientes ingresados por otros motivos o por patología hepática de un problema de dependencia al alcohol. Estos pacientes deben ser evaluados mediante el cuestionario CAGE, que en solo cuatro preguntas nos dará una información sobre el consumo de alcohol. En este punto también valoraremos si el paciente desea dejar el alcohol y le ayudaremos a buscar la ayuda necesaria.

PREVENCIÓN TERCIARIA.

En este momento, la hepatopatía ya está instaurada, y es por ello que debemos incidir en los signos y síntomas de las complicaciones.

 

  • Cuidados nutricionales:

El hígado es uno de los órganos más importantes que influyen en el estado nutricional de la persona.

En varios estudios se ha demostrado que los pacientes con hepatitis alcohólica sufren alguna forma de malnutrición debido a que obtienen del alcohol el 50% de su consumo calórico total.

En estos pacientes es necesaria la suplementación nutricional como soporte y evitar de esta manera la malnutrición.

  • Cuidados en la eliminación:

hay que evitar el estreñimiento ya que las toxinas que no se pueden metabolizar pueden producir una encefalopatía hepática. Es por ello importante el consumo diario de fibra y farmacológicamente el uso de laxantes para favorecer la eliminación fecal diaria.

  • Valoración y tratamiento del síndrome de abstinencia alcohólica:

El Síndrome de abstinencia alcohólica y/o delirium tremens (DT) es cuando los pacientes que han desarrollado una dependencia biológica al alcohol definiéndose con la presencia de los siguientes síntomas tras la interrupción del consumo:

  • sudoración profusa.
  • Taquicardia; temblor; insomnio; náuseas o vómitos.
  • alucinaciones o ideas delirantes visuales, táctiles o auditivas transitorias.
  • agitación psicomotora…

Los cuidados de enfermería están encaminados en el mantenimiento de la seguridad del paciente y de las personas a su alrededor.

Se debe mantener un entorno tranquilo y con bajo nivel de estímulos, con música relajante de fondo si fuera posible.

Con el consentimiento del paciente, hay que incluir a sus familiares en el plan de cuidados. El paciente y su familia deben ser tranquilizados en el sentido de que los

Los profesionales asistenciales van a ofrecer cuidados basados en la evidencia de forma objetiva sin juzgar2,4.

Por ello un diagnóstico precoz del consumo de alcohol y unos cuidados de enfermería basados en la evidencia científica de promoción y prevención ayudarán a reducir las complicaciones orgánicas producidas por el alcohol.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. R. Lazarte C. et al. Enfermedad hepática por alcohol. Gastroenterol. Latinoam. 2016; 27(1): 18-30.
  2. Morrison D, Sgrillo J, Daniels H Tratamiento de la hepatopatía alcohólica. Nursing. 2015; 32(4): 19-27.
  3. Báez P. A, Casadiego C. A. Encefalopatía de Wernicke. Revista médica Sanitas. 2020; 23(1): 40–43.
  4. Román Abal EM. Coordinador. Guía de cuidados para pacientes con cirrosis hepática y familiares. Madrid: Asociación española de enfermería de patología digestiva; 2016.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos