Impacto de los centros de nacimiento sobre la salud materna y neonatal en partos de mujeres de bajo riesgo: una revisión de la literatura

8 abril 2024

AUTORES

  1. Lucía Piquer Álvarez. Graduada en Enfermería. Hospital Joan XXIII, Tarragona, España.
  2. Cristina Jarén Cubillo. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.
  3. Eva Salmerón Crespo. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.
  4. Lourdes Esteban Álvaro. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.
  5. Lara Villar Pamplona. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Ángela María Guarás Rubio. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

Introducción: El embarazo y el parto son procesos fisiológicos normales de la vida reproductiva de las mujeres. En la década de los sesenta se observó un resurgimiento de los centros de nacimientos, unidades obstétricas de bajo riesgo donde se ofrece un modelo de maternidad basado en la atención biopsicosocial, en el que el parto se considera un evento fisiológico natural y donde la matrona prioriza la

Objetivos: Se ha realizado una revisión de la literatura con el objetivo de analizar los efectos que dar a luz en un centro de nacimientos tiene sobre la salud materna y neonatal y comparar dicho impacto con una unidad obstétrica convencional.

Metodología: Se ha realizado una revisión bibliográfica en las bases de datos biomédicas Pubmed, Scielo, Cochrane Library y Google Scholar, Los resultados se han reportado siguiendo las recomendaciones de la Declaración PRISMA.

Resultados: La asistencia a embarazadas en centros de nacimiento se realiza con una menor tasa de intervenciones en la asistencia de mujeres y recién nacidos, con resultados semejantes en unidades obstétricas estándar.

Conclusiones: Los centros de nacimiento son un modelo de atención a la maternidad que conduce a resultados positivos, sin aumentar los riesgos en neonatos y mujeres con embarazos de bajo riesgo.

PALABRAS CLAVE

Centro de nacimiento, centro de maternidad, resultados maternos, resultados neonatales, morbimortalidad neonatal.

ABSTRACT

Introduction: Pregnancy and childbirth are normal processes of women’s reproductive life. In the sixties there was a resurgence of birth centers, low-risk obstetric units offering a bio-psychosocial care-based maternity model in which childbirth is considered a natural physiological event, and where the midwife prioritizes normality, and unnecessary interventions are avoided.

Objectives: In this work we review the existing literature aiming to analyze the effects of giving birth in a birth center on both maternal and neonatal health, in comparison with conventional obstetric units.

Methodology: We perform a bibliographic review in four biomedical databases: Pubmed, Scielo, Cochrane Library and Google Scholar. We report the results of our study following the recommendations of the PRISMA Declaration.

Results: Pregnant women assistance in birth centers is carried out with a lower rate of presentation in the assistance of women and newborns, with similar results in hospitals.

Conclusions: Birth centers are a model of maternity care that leads to positive results, without increasing the risks in neonates and women with low-risk pregnancies compared to a conventional obstetric unit and reducing the chances of medical interventions during delivery and after birth.

KEY WORDS

Birth center, midwifery unit, maternal outcomes, neonatal outcomes, neonatal morbidity and mortality.

INTRODUCCIÓN

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) coincide con la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) en que el embarazo y el parto son procesos fisiológicos normales de la vida reproductiva de las mujeres, en los que en la mayoría de los casos no precisan intervención1,2. Se define el embarazo normal o de bajo riesgo aquel en el que se atiende a una mujer sana que no padece una enfermedad o presenta una complicación del embarazo. Esta visión del proceso implica que cualquier acto sanitario sobre la madre o el bebé ha de tener beneficios reconocidos y ser comprendido y aceptado por la madre3,4.

Desde finales del siglo XIX comenzó a implementarse una atención sanitaria ligada al modelo biomédico, siguiendo un patrón mecanicista de la salud y de la enfermedad. El uso de esta norma hizo que las embarazadas comenzarán a ser atendidas en los hospitales, como mujeres enfermas necesitadas de asistencia médica intervencionista.

Actualmente existen tres formas principales de dar a luz, en el hospital, en centros de nacimiento (CDN), también conocidos como unidades lideradas por matronas (ULM) o casas de partos (CDP) y por último en el hogar.

Los CDN son unidades de maternidad de bajo riesgo donde la matrona es el profesional de referencia y quien los dirige, en las que se ofrece a las mujeres y sus familias un modelo de atención biopsicosocial, donde la matrona prioriza la normalidad y evitar intervenciones innecesarias. Sin embargo, no todas las mujeres son candidatas a parir en CDN, para ello existen factores y criterios de inclusión y exclusión para las embarazadas.

– Funcionamiento de los centros de nacimiento: En el momento en el que la gestante identifica que se encuentra en trabajo de parto activo, se pone en contacto con el centro de nacimiento, desde donde se confirma que el parto está discurriendo de manera normal. A la llegada de la mujer, la matrona comprueba que no exista ningún factor o complicación que impida su ingreso en dicha unidad.

En los CDN, la evolución del mismo es espontánea y la gestante puede hidratarse, alimentarse y deambular libremente. La auscultación fetal se realiza de manera intermitente. Llegado el momento del expulsivo, la gestante es atendida por la misma matrona que le ha acompañado durante la dilatación y la posición será aquella que ella desee. Si no existe ningún problema, tras el parto, el recién nacido permanece en todo momento con sus padres, y se promueven el contacto piel a piel y la lactancia materna.

Tras el nacimiento los padres y el bebé permanecen en la misma habitación un mínimo de 6-12 horas, aunque la mayoría de las parejas eligen quedarse 24 horas. Transcurrido este tiempo, si no han aparecido complicaciones la madre y el recién nacido son dados de alta, ofreciéndose un seguimiento de puerperio domiciliario5.

 

OBJETIVOS

  • Objetivo principal: Identificar y analizar en la evidencia disponible en la literatura científica actual los efectos que dar a luz en un CDN tiene sobre la salud materna y neonatal.
  • Objetivos específicos:
  • Comparar las repercusiones sobre la salud materna de los partos en CDN frente a unidades obstétricas estándar.
  • Comparar el impacto sobre la salud neonatal tras nacer en un CDN frente a unidades obstétricas estándar.

 

METODOLOGÍA

Los resultados de esta revisión de la literatura se han reseñado siguiendo las recomendaciones de la Declaración PRISMA.

Para formular la pregunta de investigación o pregunta clínica se ha utilizado el formato PEO (Population, Exposure, Outcome) apropiado cuando el objetivo de la revisión de la literatura es determinar una posible asociación entre la exposición a un factor de riesgo o acontecimiento y un efecto en la salud de la población.

Concretamente, la población se refiere a las personas o grupos de personas que están expuestas a un acontecimiento, en este caso puérperas y neonatos. La exposición hace referencia al acontecimiento concreto, en este caso parir en un CDN. El resultado describe el impacto o efecto que la exposición a un acontecimiento ejerce sobre la población, en esta ocasión los efectos en la salud materna y neonatal.

RESULTADOS

Los resultados maternos y neonatales para las mujeres que reciben la atención al parto en un CDN son favorables. La asistencia a embarazadas de bajo riesgo en CDN se realiza con una menor tasa de intervenciones en la asistencia de mujeres y recién nacidos, con resultados tanto maternos como neonatales semejantes en unidades obstétricas estándar. Además, los CDN se asocian a un mayor nivel de satisfacción y mayores tasas de resultados óptimos sin aumentar los riesgos para las parturientas o los neonatos6,7,8.

– Modo de nacimiento:

Una revisión de la literatura indica que las tasas de parto vaginal espontáneo fueron más altas en mujeres que comienzan la atención al parto en un CDN en comparación con aquellas que recibieron atención hospitalaria desde el inicio del trabajo de parto6.

Distintos artículos afirman que las mujeres que comenzaron la atención en un CDN tuvieron tasas significativamente más bajas de partos instrumentalizados y/o cesárea tras la trasferencia al hospital, en comparación con mujeres de características similares ingresadas inicialmente en hospitales7,9.

– Estado del periné:

Una revisión de la literatura refiere que las tasas de mujeres con integridad perineal tras el parto vaginal fueron significativamente más altas en CDN en comparación con hospitales. Sin embargo, no hubo diferencias significativas en la tasa de laceraciones de tercer y cuarto grado entre ambos modelos de atención8.

– Satisfacción:

Una revisión sistemática y Jill Alliman et al. confirman que las mujeres que dan a luz en CDN están satisfechas con la atención integral y personalizada que reciben en los CDN, además de expresar opiniones muy positivas sobre dichas unidades. Estos resultados son similares a los obtenidos en un ensayo clínico aleatorizado, en el cual se concluye que las mujeres que dieron a luz en el CDN estuvieron significativamente más satisfechas con la atención intraparto que las que lo hicieron en el hospital, especialmente en el ámbito psicológico6,7,8.

– Lactancia materna:

Dos artículos reportan que la tasa de mujeres con lactancia materna exclusiva a las 8 semanas postparto fue mayor en aquellas mujeres que dieron a luz en un CDN.

– Duración del trabajo de parto:

Una revisión de la literatura analiza la duración del trabajo de parto, observando que las mujeres que comenzaron el trabajo de parto en CDN tuvieron partos significativamente más largos, además de tener más probabilidades de tener partos prolongados o precipitados que aquellas que lo hacen en un entorno hospitalario7,10.

– APGAR:

Varios estudios notifican valores de Apgar > 6 en el quinto minuto de vida en proporciones superiores al 95% en la asistencia en CDN. Ningún estudio reportó diferencias significativas en los valores de APGAR, tampoco se encontraron diferencias en la admisión de recién nacidos en unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) en función del modelo de la atención al parto6,10.

– Morbimortalidad:

En una revisión sistemática no se encontró una tasa estadísticamente mayor de mortalidad neonatal en los CDN en comparación con las mujeres de bajo riesgo que dan a luz en hospitales7.

 

CONCLUSIONES

La evidencia científica subraya que los CDN son un modelo de atención a la maternidad que conduce a resultados positivos, sin aumentar los riesgos en neonatos y mujeres con embarazo de bajo riesgo frente a un hospital, disminuyendo además las probabilidades de sufrir intervencionismo durante el parto y tras el nacimiento.

La atención en CDN está asociada a mayores tasas de parto vaginal espontáneo, trabajo de parto y parto sin analgesia o anestesia, lactancia materna duradera, satisfacción materna e integridad perineal y menor probabilidad de uso de oxitocina, parto vaginal asistido, cesárea y episiotomía. Las tasas de trasferencia desde el CDN a los hospitales oscilan según los estudios, pero la mayoría de los traslados no son debidos a situaciones de emergencia.

Estos datos respaldan que los CDN son un modelo seguro de atención para mujeres de bajo riesgo y neonatos cuando se asocian con un sistema de salud capaz de proporcionar atención de alto nivel. La unidad familiar debe estar informada de la oferta sanitaria disponible para dar a luz y así favorecer una toma de decisiones consciente sobre la atención al parto6,7,8,9,10.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Acién Álvarez, Pedro, coordinador. Documento de Consenso SEGO Asistencia al parto [Internet]. Madrid: Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia; 2008 [citado 30 abril 2022]. Disponible en: https://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/recursos/documents /sego_doc_consenso_asistencia_parto_normal.pdf
  2. El parto es nuestro. Documento Estrategia para la atención al parto normal. [Internet]. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. [2016] [citado 30 abril 2022]. https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/parto/que-es-el-parto-fisiologico
  3. Definición de Parto-FAME. [Internet]. Málaga. Federación de Asociaciones de Matronas de España; 2010 [citado 30 Abril 2022]. Disponible en: https://www.federacion-matronas.org/wp- content/uploads/2018/01/definicin-2bparto-2bnormal-fame-2b10-06– 2006.pdf
  4. Arnau Sánchez J et al. Los conceptos del parto normal, natural y humanizado. AIBR. [Internet]. 2012 [citado 30 abril 2022]; 7(2):225. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=62323322005
    López G, Jiménez M. Las casas de parto dentro del sistema hospitalario. Matronas Profesión. [Internet]. 2009 [citado 30 abril 2022]; 4(1). Disponible en: https://www.federacion-matronas.org/wp- content/uploads/2018/01/vol10n2pag12-15.pdf
  5. López G, Jimenez M. Las casas de parto dentro del sistema hospitalario. Matronas Profesión. [Internet]. 2009 [citado 30 de abril 2022]; 4(1). Disponible en: https://www.federacion-matronas.org/wp-content/uploads/2018/01/vol10n2pag12-15.pdf
  6. Hollowell J, Li Y, Manojo K, Brocklehurst P. A comparison of intrapartum
    interventions and adverse outcomes by parity in planned freestanding midwifery unit and alongside midwifery unit births: secondary analysis of ‘low risk’ births in the birthplace in England cohort. BMC. [Internet]. 2017 [citado 30 abril 2022]; 17(1):95. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28320352/
  7. Roca Ihenacho L, Yuill C, McCourt C. Relationships and trust: Two key pillars of a well-functioning freestanding midwifery unit. Birth. [Internet]. 2020 [citado 30 abril 2022]. 48(1):104-113. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33314346/
  8. Henderson J, Petrou S. Economic implications of home births and birth centers: a structured review. Birth. [Internet]. 2008 [citado 30 abril 2022]; 35(2):136-46. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18507585/
  9. Ibone Olza. Parir, el poder del parto. 1a ed. Barcelona. Vergara; 2021.
  10. Alliman J, Phillippi JC. Maternal Outcomes in Birth Centers: An Integrative Review of the Literature. J Midwifery Women ‘s Health. [Internet]. 2016 [citado 30 abril 2022]. 61(1):21-51.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos