Impacto del ejercicio físico en el manejo de la diabetes mellitus tipo 2: revisión integral de la evidencia y recomendaciones para la práctica clínica

18 abril 2024

AUTORES

  1. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.
  2. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  3. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  4. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería.
  5. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería.
  6. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.

 

RESUMEN

La diabetes, una enfermedad crónica en aumento globalmente, afecta gravemente la calidad de vida y conlleva riesgos para la salud. En España, la prevalencia está en aumento, con 2.5 millones de casos estimados y un crecimiento anual del 3 al 5%. El ejercicio se destaca como parte integral del tratamiento, con múltiples beneficios, incluyendo la mejora en la glucosa sanguínea y la reducción de la medicación. La revisión bibliográfica abarca estudios que resaltan los efectos positivos del ejercicio aeróbico y de fuerza en pacientes con diabetes tipo 2, incluyendo mejoras en parámetros antropométricos, bioquímicos y hemodinámicos, así como en la variabilidad de la frecuencia cardíaca. Recomendaciones sugieren al menos 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico de moderada intensidad, con una distribución en tres sesiones semanales y una supervisión especializada para maximizar los beneficios y reducir el riesgo de lesiones. El ejercicio regular, correctamente prescrito, no solo mejora el control glucémico y los factores de riesgo cardiovascular, sino que también contribuye a la prevención de la diabetes tipo 2 en pacientes de alto riesgo, mejorando así la calidad de vida y la salud general.

PALABRAS CLAVE

Diabetes mellitus tipo 2, terapia de ejercicio, prevención de enfermedades.

ABSTRACT

Diabetes, a chronic disease on the rise globally, significantly affects quality of life and poses health risks. In Spain, prevalence is increasing, with an estimated 2.5 million cases and an annual growth of 3 to 5%. Exercise stands out as an integral part of treatment, offering multiple benefits including improved blood glucose and reduced medication. The literature review covers studies highlighting the positive effects of aerobic and strength exercises in type 2 diabetes patients, including improvements in anthropometric, biochemical, and hemodynamic parameters, as well as heart rate variability. Recommendations suggest at least 150 minutes of moderate-intensity aerobic exercise weekly, distributed across three weekly sessions, and specialized supervision to maximize benefits and reduce injury risk. Regular, appropriately prescribed exercise not only improves glucose control and cardiovascular risk factors but also contributes to type 2 diabetes prevention in high-risk patients, thereby enhancing overall quality of life and health.

KEY WORDS

Diabetes mellitus type 2, exercise therapy, disease prevention.

INTRODUCCIÓN

La diabetes es una enfermedad crónica que con el tiempo y un mal control puede dañar gravemente muchos órganos y sistemas, lo que conlleva a una mala calidad de vida de la persona. Su tratamiento consiste en parte a medicación y por otra en cambios en el estilo de vida, entre los que se incluyen la realización de ejercicio físico. La estimación actual de personas con diabetes a nivel mundial es de 347 millones y se está convirtiendo en una epidemia que se relaciona con el aumento de la obesidad y el sedentarismo. En los próximos 10 años aumentará más de un 50% las muertes a causa de la diabetes y se prevé que para el 2030 sea la séptima causa de mortalidad1.

En España la prevalencia se estima en un 6,2% para los grupos de edad 30-65 años y de un 10% para el intervalo entre 30-89 años. Con estos datos estaríamos hablando de 2,5 millones de diabéticos en España, con un crecimiento en la incidencia del 3 al 5% anualmente.

Los beneficios que produce la práctica de ejercicio para los pacientes diabéticos son múltiples. Además de mejorar la elasticidad muscular, reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares y reducir el peso, produce un descenso de glucosa en sangre debido al aumento de su consumo por parte del músculo y provoca una reducción de la dosis farmacológica si se practica deporte de forma rutinaria.

OBJETIVOS

Los objetivos de este artículo son:

  1. Analizar la relación entre el ejercicio físico y el manejo de la diabetes mellitus tipo 2, centrándose en los efectos antropométricos, bioquímicos y hemodinámicos en pacientes con esta enfermedad.
  2. Evaluar la eficacia y los beneficios del ejercicio aeróbico y de fuerza en el control glucémico, la resistencia a la insulina y otros parámetros relacionados con la salud cardiovascular en individuos con diabetes tipo 2.
  3. Revisar críticamente la literatura científica reciente para identificar recomendaciones basadas en la evidencia sobre la prescripción de ejercicio físico para pacientes con diabetes mellitus tipo 2, incluyendo la duración, intensidad y frecuencia óptimas del ejercicio.
  4. Analizar las modalidades de ejercicio físico más eficaces en el control de la diabetes tipo 2, considerando la variabilidad de la frecuencia cardíaca, los niveles de glucosa en sangre y otros marcadores de salud metabólica.
  5. Proponer pautas prácticas y recomendaciones específicas para la incorporación segura y efectiva del ejercicio físico en el tratamiento integral de la diabetes mellitus tipo 2, con el objetivo de mejorar el control glucémico, reducir el riesgo cardiovascular y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

METODOLOGÍA

Se realizó una búsqueda exhaustiva en bases de datos relevantes, como PubMed, Scielo, Cochrane y Dialnet, utilizando términos de búsqueda específicos: diabetes mellitus tipo 2, terapia de ejercicio y prevención de enfermedades. Se incluyeron estudios publicados entre 2011 y 2023 para asegurar la inclusión de la evidencia más reciente en el campo. Se aplicaron criterios de inclusión y exclusión para seleccionar los estudios relevantes que abordarán los efectos del ejercicio físico en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Se integraron los hallazgos de los estudios seleccionados en una síntesis coherente y se discutieron en relación con los objetivos del artículo. Finalmente, se formularon conclusiones basadas en la evidencia revisada y se destacaron las implicaciones clínicas y prácticas de los hallazgos para el manejo de la diabetes tipo 2. Se resumieron las recomendaciones para la prescripción de ejercicio físico en pacientes con diabetes tipo 2, enfatizando la importancia de una aproximación personalizada y supervisada por profesionales de la salud.

RESULTADOS

En el estudio sobre el efecto crónico del ejercicio aeróbico sobre variables antropométricas, bioquímicas y hemodinámicas en individuos con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) se observaron como las medidas antropométricas más afectadas fueron el IMC, el porcentaje de grasa corporal y una reducción de la circunferencia de la cintura, considerando la relación positiva entre circunferencia abdominal, obesidad central, resistencia a la insulina, síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular, y como los programas de ejercicio que promueven la reducción de estas variables son buenos conductos para su inclusión en los programas de tratamiento en la DM2.

Se evaluaron las respuestas bioquímicas a diferentes protocolos de intervención con diversas relaciones entre la duración, intensidad y frecuencia semanal del ejercicio. Se observó que los niveles basales de glucosa fueron similares en grupos con alta frecuencia de entrenamiento y grupos que hacían ejercicio tres veces por semana2.

En el estudio sobre el efecto del entrenamiento físico sobre la variabilidad de la frecuencia cardíaca en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, las opiniones difieren sobre las modalidades de ejercicio. La gran mayoría de la literatura referente a los efectos del ejercicio sobre los parámetros glucémicos en la DM2 se ha centrado en intervenciones que implican ejercicio aeróbico y existe una amplia evidencia de que el ejercicio aeróbico es una modalidad de ejercicio probada y verdadera para controlar y prevenir la DM2. El entrenamiento de resistencia también mostró beneficios para los pacientes con DM2, incluidas mejoras en el control glucémico, la resistencia a la insulina, la masa grasa, la presión arterial, la fuerza y la masa corporal magra.

Se observó que cada sesión de ejercicio aeróbico agregada dentro de una semana puede producir una reducción adicional del 0.39% en el nivel de HbA1c. Los estudios observados no difirieron considerablemente entre ellos (la duración de las sesiones fue principalmente de alrededor de 45 minutos, la frecuencia de las sesiones fue principalmente de alrededor de 3 sesiones por semana y la intensidad de los ejercicios fue de alrededor del 60-70% para la mayoría de los estudios) sin ningún estudio que evaluara el impacto del entrenamiento de baja intensidad3.

En último lugar, en la revisión “actualidad en ejercicio y diabetes tipo 2” se recomienda para mejorar el control glicémico, mantener un peso corporal adecuado y disminuir el riesgo cardiovascular: Mínimo 150 minutos semanales de actividad física (AF) aeróbica de moderada intensidad (40 a 60% del VO2 máx. o 50 a 70% de la frecuencia cardiaca máxima) y/o al menos 90 minutos semanales de una AF aeróbica vigorosa (> 60% del VO2 máx. o > al 70% de la frecuencia cardiaca máxima. La AF se debe distribuir en tres sesiones semanales mínimo y no deberían transcurrir más de dos días consecutivos sin AF. Deberían intervenir los grupos musculares mayores, progresando hasta 3 series de 8 a 10 repeticiones, con una carga que no permita realizar más de 8 a 10 repeticiones. Para asegurar que los ejercicios se ejecuten correctamente, maximizar los beneficios para la salud y disminuir el riesgo de lesiones, iniciar este entrenamiento bajo la supervisión de un especialista en ejercicio4.

 

CONCLUSIONES

El valor del ejercicio regular bien prescrito en el manejo de la Prediabetes y la Diabetes Tipo 2 está claro. El ejercicio aeróbico y el de fuerza mejoran el control glicémico, reducen los factores de riesgo cardiovascular, mejoran la condición física, contribuyen con la pérdida y mantenimiento del peso, mejoran la calidad de vida y tienen beneficios en casi todos los sistemas. Además, pueden prevenir el desarrollo de DM2 en pacientes de alto riesgo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sánchez Vega JL, Collantes DR, Vega Bernal J. Diabetes: Tratamiento, Deporte Y Alimentación. Barking, Inglaterra: Lulu.com; 2012.
  2. De Sá CA, Grudka Heizen P, Corralo VS, Gonzaga dos Santos GA, Moura Soares NM. Chronic effect of aerobic exercise on anthropometric, biochemical and hemodynamic variables in individuals with type 2 diabetes mellitus: A systematic review. Rev Andal Med Deport [Internet]. 2016 [citado el 8 de enero de 2024];9(4):173–9. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1888-75462016000400173&lng=es&nrm=iso
  3. Picard M, Tauveron I, Magdasy S, Benichou T, Bagheri R, Ugbolue UC, et al. Effect of exercise training on heart rate variability in type 2 diabetes mellitus patients: A systematic review and meta-analysis. PLoS One [Internet]. 2021 [citado el 8 de enero de 2024];16(5): e0251863. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/labs/pmc/articles/PMC8128270/
  4. Márquez JJ, Ramón G, Jhony Márquez S. Archivosdemedicinadeldeporte.com. [citado el 8 de enero de 2024]. Disponible en: http://archivosdemedicinadeldeporte.com/articulos/upload/Revision_Actualida d_II_188_143.pdf

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos