Importancia del salud en servicios de salud mental.

16 diciembre 2023

AUTORES

  1. Mª Elena García López. TCAE, HNSG. Zaragoza.
  2. Mª Dolores Blecua Piñeiro. TCAE, HRV. Zaragoza.
  3. Natalia Gimeno Sanjuan. TCAE, HNSG. Zaragoza.
  4. Carlos Mayor Gómez. DUE, HRV. Zaragoza.
  5. Susana Cavero Uruñuela. TCAE, HNSG. Zaragoza.
  6. Silvia Santos Longás. TCAE, HRV. Zaragoza.

 

RESUMEN

La salud mental es esencial para el bienestar general y tiene impactos significativos en la vida cotidiana, la productividad y la salud en general. Integrar el cuidado de la salud mental en el ámbito de la salud es fundamental para abordar de manera integral las necesidades de las personas y las comunidades.

En términos de productividad, la salud mental positiva se traduce en un rendimiento más eficiente en diversas áreas de la vida, incluido el ámbito laboral. Individuos con una buena salud mental tienden a ser más creativos, enfocados y capaces de mantener un nivel constante de energía, lo que contribuye a un rendimiento laboral más consistente y de calidad. Además, la capacidad para resolver problemas y tomar decisiones informadas se ve favorecida por un estado mental equilibrado.

El impacto de la salud mental no se limita a nivel individual; también tiene repercusiones en la salud comunitaria y social. Comunidades con miembros mentalmente saludables tienden a ser más cohesionadas y solidarias. La promoción de la salud mental a nivel comunitario puede generar un ambiente más positivo y compasivo, lo que contribuye a la creación de sociedades más resistentes y conectadas.

 

PALABRAS CLAVE

Bienestar, salud, equilibrio, hábitos saludables, positividad y rutina.

 

ABSTRACT

Mental health is essential to overall well-being and has significant impacts on daily life, productivity and overall health. Integrating mental health care into the health field is essential to comprehensively address the needs of individuals and communities.

In terms of productivity, positive mental health translates into more efficient performance in various areas of life, including the workplace. Individuals with good mental health tend to be more creative, focused and able to maintain a constant level of energy, which contributes to more consistent and quality work performance. Additionally, the ability to solve problems and make informed decisions is aided by a balanced state of mind.

The impact of mental health is not limited to the individual level; It also has repercussions on community and social health. Communities with mentally healthy members tend to be more cohesive and supportive. Promoting mental health at the community level can create a more positive and compassionate environment, contributing to the creation of more resilient and connected societies.

 

KEY WORDS

Well-being, health, balance, healthy habits, positivity and routine.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La salud mental es parte esencial del concepto de salud. En concreto, una de cada diez personas en Europa padece una enfermedad mental, siendo la prevalencia en España del 20%. A su alta prevalencia se suma la pérdida de productividad que generan un tercio de los años vividos con discapacidad se atribuyen a trastornos psiquiátricos- y su alta carga económica. Ante estos datos, se han puesto en marcha diferentes iniciativas europeas para promocionar la salud mental y prevenir los trastornos mentales1.

La OMS (Organización Mundial de la Salud), en 1948, define salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Englobando en este concepto a la salud mental2.

Las enfermedades mentales suelen afectar el estado de ánimo, el pensamiento, sentimiento y comportamiento, afectando a su capacidad para relacionarse y realizar funciones de la vida diaria en la mayoría de los pacientes. Pueden manifestarse de forma ocasional o, por el contrario, permanecer un periodo de tiempo, convirtiéndose en crónicas.

Las unidades de salud mental, son plantas de agudos que acogen pacientes mayores de 18 años que se encuentran en un episodio agudo de la enfermedad mental y que requieren de atención intensiva en un ambiente controlado, con una duración limitada en el tiempo. Estas situaciones suelen estar relacionadas con conductas de riesgo para el propio individuo o para su entorno. En todos los casos se comunica razonadamente al paciente esta decisión y las condiciones clínicas y legales en las que va a tener lugar. El objetivo es la restauración del daño psíquico del o la paciente y facilitar su reintegración sociofamiliar en el menor tiempo posible1,3.

En 1986, a través de la Ley General de Sanidad, es cuando en España se produce la plena integración y equiparación del enfermo mental en el sistema sanitario general. Desarrollando servicios de rehabilitación y reinserción social para una adecuada atención integral de los problemas del paciente mental, teniendo una consideración especial la psiquiatría infantil y la psicogeriatría. La protección a la salud mental se considera un bien al que tienen derecho todos los ciudadanos y que incluye:

  • El derecho a recibir asistencia en toda la diversidad de necesidades.
  • El derecho a la no discriminación.
  • El derecho a una vida ordinaria o recibir ayuda para llevarla dentro de las limitaciones que impone la enfermedad3.

 

Las principales funciones del celador en una unidad de hospitalización psiquiátrica las podremos definir como:

  1. Vigila la puerta de acceso a la unidad controlando las entradas y salidas, no permitiendo el acceso más que a personas autorizadas y cuidando que no introduzcan comidas, bebidas u objetos que pudieran resultar peligrosos o no autorizados.
  2. Vigilar el orden y armonía de los pacientes.
  3. Colabora con el resto del personal para que los enfermos no hagan un uso indebido de los enseres, ni mobiliario de la planta, evitando su deterioro.
  4. Trasladarán de unos servicios a otros los aparatos o mobiliario que se le indique.
  5. Se abstendrá de hacer comentarios con los familiares y visitantes de los pacientes sobre diagnósticos, exploraciones y tratamientos que se estén realizando a los mismos y mucho menos sobre los pronósticos de su enfermedad, debiendo siempre orientar las consultas hacia el médico encargado de la asistencia del enfermo.
  6. Controla la estancia y la circulación de los familiares y visitantes en las habitaciones de los enfermos y en las zonas comunes, evitando toda aquella acción que perjudique al propio paciente o al orden de la unidad.
  7. Traslado de pacientes a consultas o a la realización de pruebas.
  8. Cuidará continuamente por conseguir el mayor silencio posible en todas las dependencias de la unidad, respetando los horarios de sueño.
  9. Colaborar en la contención de pacientes agitados utilizando los medios adecuados; La contención en Salud Mental es un procedimiento terapéutico donde el paciente tiene que sentirse protegido y cuidado mientras sufre una crisis emocional o una agitación psicomotora, cuya realización debe ser siempre por una persona capacitada.
  10. Ayuda al aseo de los pacientes que no puedan hacerlo solos.
  11. Vigila que todos los pacientes realicen el aseo personal fomentando una correcta adecuación en el vestido y maquillaje.
  12. Será el encargado al igual que en otras plantas del hospital de recoger el pedido de farmacia y subirlo a la planta.
  13. Acompaña a los pacientes, junto con el personal sanitario, a los paseos por el exterior del recinto hospitalario.
  14. Controla el suministro y consumo de tabaco.
  15. Colaborar con el personal de Enfermería en los horarios de comidas, y controlará que se mantenga el buen ambiente y la tranquilidad durante la misma, observando las posibles conductas erróneas de los diferentes pacientes.
  16. Recoger pedidos de almacén2,3.

 

Ante una situación de agitación de un paciente psiquiátrico, el celador deberá actuar según los protocolos de la unidad, entre las medidas que deberá tomar destacan las que a continuación describimos:

  1. Llamar inmediatamente a la enfermera de la unidad.
  2. Separar al paciente agitado del resto de enfermos.
  3. Se evitará en lo posible el exceso de voces y timbres (se hablará en un tono bajo).
  4. Mantener la seguridad, tanto del paciente como del personal sanitario y no sanitario.

 

CONCLUSIÓN

El papel del celador en la planta de psiquiatría es un papel fundamental dentro del equipo sanitario, ya que a veces es necesario inmovilizar un paciente por sus comportamientos agresivos, violentos o por estar agitado, es ahí cuando el celador junto al equipo médico se encarga de realizar una correcta inmovilización y contención del paciente, además es el encargado de el correcto funcionamiento de las entradas y salidas de los pacientes de la unidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gallego-Gómez JI, Fernández-García N, Simonelli-Muñoz AJ, Rivera-Caravaca JM. Manejo inicial del paciente con afectación psiquiátrica en urgencias hospitalarias: revisión sistemática. An Sist Sanit Navar [Internet]. 2021 [citado el 19 de octubre de 2023];44(1):71–81. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272021000100007
  2. Constitución [Internet]. Who.int. [citado el 19 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.who.int/es/about/governance/constitution
  3. Online C, Perfil VT mi. Tema 25. Actuación del Celador con el Paciente Psiquiátrico [Internet]. Blogspot.com. [citado el 19 de octubre de 2023]. Disponible en: https://celadoresonline.blogspot.com/p/tema-25-actuacion-del-celador-en.html

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos