Interpretación TC craneal

22 noviembre 2023

Nº  de DOI:10.34896/RSI.2023.75.15.002

 

 

AUTORES

  1. Jaime De Frutos Rodríguez TSID Hospital Universitario Príncipe de Asturias.
  2. Gonzalo Ferreras Hernández TSID Hospital Universitario Príncipe de Asturias.

 

RESUMEN

La TC de cráneo es la prueba de elección que más se realiza después de la radiografía, en los servicios de urgencia ante sospechas de patologías cerebrales o traumatismos craneoencefálicos. Estas patologías pueden ser causadas por accidentes automovilísticos de gran impacto, traumatismos debido a caídas desde alturas considerables o causadas por objetos contundentes.

PALABRAS CLAVE

Tomografía computarizada, hemorragia, encéfalo, hiperdenso, hipodenso.

ABSTRACT

Head CT is the test of choice that is most frequently performed after radiography, in emergency services when there are suspicions of brain pathologies or craniocerebral trauma. These pathologies can be caused by high-impact car accidents, trauma caused by falls from considerable heights or caused by blunt objects.

KEY WORDS

Computed Tomography, hemorrhage, encephalus, hiperdense, hypodense.

INTRODUCCIÓN

La TC de cráneo es la prueba de elección que más se realiza después de la radiografía, en los servicios de urgencia ante sospechas de patologías cerebrales o traumatismos craneoencefálicos. Estas patologías pueden ser causadas por accidentes automovilísticos de gran impacto, traumatismos debido a caídas desde alturas considerables o causadas por objetos contundentes. Los pacientes pueden presentar diversos síntomas como dolores de cabeza agudos, desorientación, pérdida de visión, hemiparesia facial y/o corporal, afasia, etc. Por ello es importante como técnicos de rayos saber identificar las patologías más importantes del cráneo en la tomografía, (hemorragias intracraneales, tumores, ictus hemorrágicos o isquémicos, malformaciones arteriovenosas, etc.) para informar cuanto antes al equipo de radiología de urgencias.

MATERIAL Y MÉTODO

Se ha realizado una revisión bibliográfica de documentos científicos pertenecientes a la sociedad española de radiología médica (SERAM), de los cuales se han elegido aquellos que correspondan con el tema a discutir. Adicionalmente se han investigado casos clínicos de Radiopaedia.

RESULTADOS

La sistemática de lectura de la TC es muy variada, cada persona tiene un método y no por ello es incorrecto, siempre y cuando se valoren con cautela todas las estructuras anatómicas.

Se tendrá que evaluar el parénquima cerebral, para ello se comenzará revisando las estructuras de la fosa posterior, las regiones temporo-basal y fronto-basal ascendiendo y comparando ambos lados. Posteriormente se realizará una revisión de los espacios subaracnoideos y ventriculares, en busca de posibles hemorragias de difícil visualización a simple vista. Por último, se confirmará que existe buena diferenciación entre las sustancias gris y blanca comparando siempre ambos lados1.

Una vez realizada una vista preliminar, comenzaremos a revisar el escáner más detenidamente siguiendo la mnemotecnia ABBCS.

ASIMETRÍA (ASYMMETRY):

Observaremos el cerebro en su totalidad. Buscando indicios de asimetría en ambos lados, siempre comparándolos entre ellos. Valoraremos también las estructuras de la fosa posterior, los hemisferios cerebelosos y el tronco encefálico, cerciorándose que existe simetría entre las estructuras “Figura 1”.

Las causas más frecuentes de asimetría cerebral pueden deberse a sangrados que empujan uno o varios lados del cerebro, también puede ser causada por tumores que dependiendo de su localización pueden comprimir las estructuras “Figura 1.1”.

SANGRE (BLOOD):

Se deberán de detectar principalmente sangrados que pueden estar presentes en su fase aguda hiperdensos, volviéndose isodensos en las primeras semanas de evolución y, finalmente siendo hipodensos1.

Según la localización de la hemorragia podemos destacar 5 tipos de hematomas2:

  • Epidural: Se produce debido a la acumulación de sangre entre el cráneo y la capa de tejido externa (duramadre) que cubre el encéfalo (meninges). En la TC observaremos una zona hiperdensa con forma de pelota pequeña “Figura 2”.
  • Subdural: Se produce debido a la acumulación de sangre entre la capa externa (duramadre) y la capa media (aracnoides). En la TC observaremos una zona hiperdensa con forma de medialuna, si el hematoma es de gran tamaño puede desplazar la masa encefálica hacia la línea media produciendo el conocido efecto masa “Figura 2.1”.
  • Subaracnoideo: Se produce por una acumulación de sangre en el espacio entre la capa media (aracnoides) y la capa interna (piamadre). En la TC se observan zonas hiperdensas de sangre entre las cisuras cerebrales “Figura 2.2”.
  • Intraparenquimatoso: Se produce por una acumulación de sangre en el interior del encéfalo. Este sangrado puede deberse a la rotura de arterias (ictus hemorrágico), aneurismas, o malformaciones arteriovenosas. En la TC se observan zonas hiperdensas en el interior de la masa encefálica “Figura 2.3”.
  • Subgaleal: Se produce por colecciones de sangre entre el tejido epicraneal y la galea aponeurótica que recubre el cráneo. En la TC se observan regiones redondeadas alrededor del tejido óseo craneal “Figura 2.4”.

 

Se valorará además la presencia de sangre en el interior de los ventrículos laterales y del 3º y 4º ventrículo. Por último, se evaluará las arterias cerebrales en busca de signos de estenosis, trombosis o hemorragia, destacando la búsqueda del “Signo de la Arteria Cerebral Media Hiperdensa” o también llamado “Signo de la Cuerda”, indicativo de sospecha de ictus isquémico “Figura 2.5”.

 

CEREBRO (BRAIN):

Valoraremos el parénquima encefálico, así como la simetría de sus surcos y efectos sobre la línea media cerebral3. Para esta fase usaremos 2 ventanas distintas, una específica de parénquima cerebral (70-100 UH) con un nivel de 40UH y una específica para partes blandas (150-200 UH) con un nivel de 40-451.

Buscaremos zonas con hiperdensidades:

  • Sangre.
  • Neoplasias: Las neoplasias tendrán una densidad similar a la del tejido cerebral pero, cuando se administra contraste intravenoso, éstas se realzan enormemente debido a que estas masas están vascularizadas con numerosos vasos sanguíneos, como consecuencia de su capacidad de formar nuevos vasos sanguíneos para nutrirse “Angio-génesis” “Figura 3”.
  • Calcificaciones: Cabe destacar que tanto las calcificaciones en los plexos coroideos como las calcificaciones presentes en la glándula pineal son fisiológicas “Figura 3.1”.
  • Contraste Intravenoso: Permitirá visualizar la vascularización cerebral tanto arterial como venosa.
  • Objetos extraños

 

Buscaremos zonas con hipodensidades:

  • Edemas: Se produce una acumulación de líquido debido, las principales causas de edemas son hiponatremia, isquemia, accidente cerebrovascular, neoplasias, etc.
  • Infartos: Las obstrucciones de las arterias cerebrales pueden causar isquemia del parénquima cerebral debido a la falta de riego, por consiguiente se produce la muerte del tejido. En la TC se observan regiones del cerebro hipodensas “Figura 3.2”.
  • Aire.
  • Neoplasias: Se produce el denominado “Edema Vasogénico” debido a que el sistema nervioso aumenta la permeabilidad de las sustancias, como consecuencia de la ruptura de las células de la barrera hematoencefálica. En la TC podemos observar regiones hipodensas edematosas alrededor de la masa tumoral “Figura 3.3”.

 

VENTRÍCULOS (CEREBROSPINAL FLUID SPACES):

Se valorarán las cisternas, incluyendo las perimesencefálicas, supraselares (forma de estrella), cuadrigeminal (se verá como una sonrisa) y silvianas. Se buscarán indicios de hemorragias subaracnoideas sutiles o dificultad de visualización de las cisternas debido a efectos de masas por aumento de la presión intracraneal3 ”Figura 4”.

Es importante analizar el tamaño y la forma de los ventrículos, además de los surcos subaracnoideos, comparándolos con el lado contralateral. Para evaluar estos últimos hay que tener en cuenta la edad del paciente, ya que generalmente estos surcos son más profundos en pacientes de edad avanzada, debido a la atrofia del parénquima encefálico. Por el contrario, en pacientes más jóvenes, estos surcos son menos pronunciados4 “Figura 4.1 y Figura 4.2”.

El aumento de tamaño de los ventrículos laterales y del 3º ventrículo, sugiere de una hidrocefalia no comunicante que puede estar causada por una obstrucción de LCR. Asimismo, si el 4º ventrículo también está dilatado, sugiere de una hidrocefalia comunicante, cuyas causas pueden ser hemorragias subaracnoideas o meningitis4.

 

CRÁNEO Y PIEL (SKULL & SCALP):

Se valorará la estructura ósea buscando lesiones focales o líneas de fracturas, incluyendo peñascos, órbitas y senos paranasales. Usaremos una ventana ósea específica (1500-2000 UH) con un nivel de 500-600 UH. Cabe destacar la importancia de no confundir líneas de fracturas con las suturas craneales, para ello es de gran utilidad el uso de reconstrucciones volumétricas, para posibles fracturas que no sean visibles a simple vista, sobre todo en casos de traumatismos craneoencefálicos3 “Figura 5”.

Para la valoración de las órbitas, scalp y la zona cervical superior usaremos una ventana de partes blandas, nos permitirá la detección de zonas con calcificaciones, grasa y aire o gas (niveles hidroaéreos o detección de neumoencéfalos).

Un signo muy característico en la sospecha de neumoencéfalo es el “Signo del Monte Fuji”, consiste en la acumulación de aire a nivel bifrontal, puede inducir efecto masa, desplazando el parénquima cerebral “Figura 5.1”.

 

CONCLUSIONES

La interpretación preliminar de una TC craneal de urgencia por parte de los TSID puede ayudar enormemente a la hora de informar al equipo de radiología. Esto será positivo tanto para decidir más rápidamente las directrices a tomar y, sobre todo, positivo para el paciente, debido a que un diagnóstico precoz de patologías craneales, como hemorragias o sospechas de accidentes cerebrovasculares, las cuales son tiempo-dependientes, es decir, cuanto más tiempo pase la patología sin tratarse, más riesgo habrá de daño cerebral incluso la muerte del paciente. Por ello una rápida actuación de todo el equipo médico y TSID beneficiará enormemente a preservar la salud de los pacientes.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vista de TC craneal urgente, ¿Por dónde empiezo? [Internet]. Espacio-seram.com. [citado el 30 de octubre de 2023]. Disponible en: https://piper.espacio-seram.com/index.php/seram/article/view/4611/3077
  2. Mao G. Hematomas intracraneales [Internet]. Manual MSD versión para público general. [citado el 30 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/traumatismos-y-envenenamientos/traumatismos-craneales/hematomas-intracraneales
  3. Blanco JA, Hernández D, María J, Calleja L-A, Esteso GL, Monge G, et al. CÓMO VALORAR CORRECTAMENTE UN TAC [Internet]. Espacio-seram.com. [citado el 30 de octubre de 2023]. Disponible en: https://piper.espacio-seram.com/index.php/seram/article/download/4438/2904/4342
  4. Cómo leer una TC de Cerebro [Internet]. Radiología 2.0. Silvana Ciardullo; 2023 [citado el 30 de octubre de 2023]. Disponible en: https://radiologia2cero.com/articulos/como-leer-tc-de-cerebro/

 

ANEXOS

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\normal-ct-brain-2.png

Figura 1: Cerebro Simétrico. Case courtesy of UoE Radiology, Radiopaedia.org, rID: 38618

 

C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\solitary-fibrous-tumour-haemangiopericytoma-4.png

Figura 1.1: Cerebro Asimétrico. Case courtesy of Bruno Di Muzio, Radiopaedia.org, rID: 42359

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\epidural-haematoma-4.jpg

Figura 2.1: Hematoma Subdural Derecho. Case courtesy of Derek Smith, Radiopaedia.org, rID: 67949

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\subdural-haematoma-10.jpg

Figura 2.2: Hematoma Subaracnoideo Bilateral Case courtesy of UoE Radiology, Radiopaedia.org, rID: 34157

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\subarachnoid-haemorrhage-26.jpg

Figura 2.3: Hematoma Intraparenquimatoso Izquierdo. Case courtesy of Safwat Mohammad Almoghazy, Radiopaedia.org, rID: 86553

 

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\hyperacute-intracranial-haemorrhage.png

Figura 2.4: Hematoma Subgaleal Izquierdo. Case courtesy of Bruno Di Muzio, Radiopaedia.org, rID: 32115

 

C:\Users\Usuario\Downloads\extensive-subgaleal-haematoma.jpg

Figura 2.5: Signo de la Cuerda Derecha. Case courtesy of David Cuete, Radiopaedia.org, rID: 35427

 

C:\Users\Usuario\Downloads\hyperdense-mca-sign-7.jpg

Figura 3: Neoplasia. Case courtesy of Francis Deng, Radiopaedia.org, rID: 148848

 

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\glioblastoma-with-symptomatic-postbiopsy-hemorrhage.jpg

Figura 3: Neoplasia. Case courtesy of Francis Deng, Radiopaedia.org, rID: 148848

 

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\choroid-plexus-calcification-through-the-foramina-of-luschka.png

Figura 3.1: Calcificaciones en Plexos Coroideos y Gland. Pineal. Case courtesy of Craig Hacking, Radiopaedia.org, rID: 35219

 

C:\Users\Usuario\Downloads\extensive-brain-infarction-due-to-occlusion-of-the-right-internal-carotid-artery.jpg

Figura 3.2: Infarto Isquémico Derecho. Case courtesy of Sajoscha A. Sorrentino, Radiopaedia.org, rID: 14793

 

 

C:\Users\Usuario\Downloads\glioblastoma-nos-multifocal-2.png

Figura 3.3: Edema vasogénico Derecho alrededor del tumor. Case courtesy of Rajalakshmi Ramesh, Radiopaedia.org, rID: 41278

 

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\basal-ganglia-haemorrhage-with-intraventricular-extenstion.jpg

Figura 4: Hemorragia que invade el ventrículo lateral Izquierdo. Case courtesy of Frank Gaillard, Radiopaedia.org, rID: 19206

 

 

C:\Users\Usuario\Downloads\normal-brain-non-contrast-ct.jpg

Figura 4.1: Cerebro de paciente joven. Case courtesy of Mohd Radhwan Bin Abidin, Radiopaedia.org, rID: 156961

 

C:\Users\Usuario\Downloads\cerebral-atrophy.jpg

Figura 4.2: Cerebro atrofiado de paciente anciano. Case courtesy of The Radswiki, Radiopaedia.org, rID: 11287

 

 

C:\Users\Usuario\Desktop\RAYOS\Bolsa\Póster\TC Cráneo\Imágenes\epidural-hematoma-with-depressed-skull-fracture.jpg

Figura 5: Fractura craneal Derecha. Case courtesy of Michael P Hartung, Radiopaedia.org, rID: 74815

 

 

C:\Users\Usuario\Downloads\tension-pneumocephalus-with-mount-fuji-sign.jpg

Figura 5.1: Signo del Monte Fuji en neumoencefálo a tensión. Case courtesy of Stefan Tigges, Radiopaedia.org, rID: 97512

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos