Itus asociadas al uso de un catéter.

30 noviembre 2023

AUTORES

  1. Ana Maria Lopez Gil. TCAE HRV
  2. Carlos Mayor Gomez. Enfermero HRV
  3. Maria Jesus Barcelona Blasco. TCAE HNSG
  4. Maria de los Milagros Laimito Vargas. TCAE HNSG
  5. Marta Barrado Rando. TCAE HRV.
  6. Maria Elena Garcia López. TCAE HNSG.

 

RESUMEN

La infección del tracto urinario asociada a catéter urinario, al ser una infección frecuente asociada al ambiente hospitalario, puede representar múltiples complicaciones a corto y largo plazo para el paciente asociado al alto costo hospitalario que significa. Una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés) es una infección del sistema urinario, el cual incluye la vejiga (órgano donde se almacena la orina) y los riñones (donde se filtra la sangre para producir la orina). Normalmente los gérmenes, como las bacterias u hongos, no viven en estos órganos; por lo que sí los gérmenes se introducen puede presentarse una infección.

 

PALABRAS CLAVE

ITU, infección, orina, sondaje vesical.

 

ABSTRACT

Urinary tract infection associated with urinary catheter, being a frequent infection associated with the hospital environment, can represent multiple short and long-term complications for the patient associated with the high hospital cost that it entails. A urinary tract infection (UTI) is an infection of the urinary system, which includes the bladder (the organ where urine is stored) and the kidneys (where blood is filtered to make urine). Normally germs, such as bacteria or fungi, do not live in these organs; so if germs are introduced an infection can occur.

 

KEY WORDS

UTI, infection, urine, bladder catheterization.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La infección del tracto urinario asociada a catéter urinario, al ser una infección frecuente asociada al ambiente hospitalario, puede representar múltiples complicaciones a corto y largo plazo para el paciente asociado al alto costo hospitalario que significa. Una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés) es una infección del sistema urinario, el cual incluye la vejiga (órgano donde se almacena la orina) y los riñones (donde se filtra la sangre para producir la orina). Normalmente los gérmenes, como las bacterias u hongos, no viven en estos órganos; por lo que sí los gérmenes se introducen puede presentarse una infección1.

Desde el 2011 se reconoció que la infección del tracto urinario (ITU) se encontraba dentro de las primeras cuatro infecciones más frecuentes a nivel nosocomial, y en su mayoría se asociaba a catéter urinario. Las ITU asociadas a un catéter se definen por el crecimiento de dos o más microorganismos con > 10³ UFC/mL en cultivo de orina de pacientes con catéter urinario colocado después de 48 horas o después de 48 horas de retirado el catéter, asociada a fiebre cuantificada de más de 38°C. Respecto a la fisiopatogenia de las ITU, en la mayoría de los casos se producen por gérmenes endógenos de la zona perineal que ascienden hacia la uretra y a la vejiga. En el caso específico de los pacientes sondados, esta diseminación va a ser por la superficie externa del catéter urinario en la mayoría de los casos. Aunque en proporción menor, se estima que hasta el 34% de los microorganismos llegan a la vejiga vía intraluminal procedentes de fuentes exógenas, como transmisión desde las manos del personal involucrado en los cuidados sanitarios o debido a la desconexión del catéter con la bolsa de drenaje y por tanto rotura del mantenimiento del sistema cerrado. Además, el 15% de IRAS asociadas a catéter urinario se transmiten de paciente a paciente6.

La ITU asociada a catéter urinario se considera ITU complicada. El cateterismo permanente se utiliza en pacientes con incontinencia urinaria o retención aguda de orina que no se pueda solucionar de otra manera. El cateterismo vesical intermitente solamente se usa para el vaciamiento inmediato de la vejiga. Se debe distinguir la bacteriuria asintomática que termina apareciendo en portadores de sonda urinaria en algún momento, ya que no se asocia a mayor riesgo de ITU sintomática2.

 

Un catéter urinario es un tubo delgado que se pone en la vejiga para drenar la orina. La orina se drena por ese tubo hacia una bolsa que la colecta. Un catéter urinario puede usarse en distintas situaciones, tales como:

  • Si usted no puede orinar por sí solo.
  • Para medir la cantidad de orina que usted produce; por ejemplo, durante el cuidado intensivo.
  • Durante y después de ciertas cirugías.
  • Durante algunos exámenes de los riñones y la vejiga.
  • Manejo de la hematuria macroscópica.
  • Cuidados de paciente inmovilizado; por ejemplo, ictus o fractura pélvica.
  • Cuidados de paciente con vejiga neurógena.
  • Manejo de paciente con úlceras en región sacra o perineal con incontinencia urinaria.
  • Terapia intravesical farmacológica.

 

La única contraindicación absoluta es la presencia de lesión uretral, en especial, sospecha de rotura asociada a traumatismo pélvico. En caso de hemorragia uretral, debemos evaluar la vía urinaria con uretrografía retrógrada. Mientras que las contraindicaciones relativas serían: prostatitis, cirugía urinaria reciente, estenosis uretral o falta de colaboración por parte del paciente.

Las sondas vienen en muchos tamaños, materiales (látex, silicona, teflón) y tipos (recta, de punta acodada). Una sonda de Foley es un tipo común de sonda permanente. Es una sonda suave de plástico o caucho que se introduce en la vejiga para vaciarla de orina. Hay 3 tipos principales de sondas3.

 

  • Sonda permanente: Una sonda vesical permanente es una que permanece en la vejiga, esta sonda nos servirá para:
    • Medir la diuresis de forma estricta y continua.
    • Estudio y tratamiento.
    • Tratar la retención urinaria.
    • Realizar irrigación vesical continua o intermitente.
  • Sonda condón o colector: Pueden utilizarse en hombres con incontinencia. No se coloca una sonda dentro del pene. En su lugar, se coloca un dispositivo similar a un condón sobre este. La sonda va desde este dispositivo a una bolsa de drenaje. Esta sonda debe cambiarse todos los días.
  • Sondaje intermitente: Son pequeñas sondas que se usan de manera puntual para vaciar la vejiga y luego se retiran2,3.

 

Un punto clave en el manejo de la Infección del Tracto Urinario Asociada a Sonda Vesical (ITU-SV) se relaciona con la necesidad de instaurar un tratamiento antibiótico lo más precozmente posible. Diferentes estudios han demostrado que un mayor tiempo de evolución del cuadro séptico antes de iniciar el tratamiento antibiótico específico se asocia a mayor mortalidad. Incluso se ha hablado que, para optimizar los resultados en cuanto a morbilidad y mortalidad, debería instaurarse el tratamiento en la primera hora desde la aparición de la clínica4.

Para evitar este tipo de infecciones es recomendable seguir una serie de pautas, como:

  • Deben insertarse solo para las indicaciones apropiadas y dejarlos en su lugar solo el tiempo que sea necesario.
  • Debe evitarse el uso del sondaje vesical para el manejo de la incontinencia. Ante un paciente incontinente se recomienda el uso de pañales o colectores de orina para evitar el riesgo de infección urinaria.
  • Sondas vesicales en pacientes quirúrgicos solo según sea necesario, en lugar de hacerlo de forma rutinaria.
  • Para pacientes quirúrgicos que tienen una indicación de una sonda permanente, retire el catéter lo antes posible después de la operación, preferiblemente dentro de las 24 horas, a menos que haya indicaciones apropiadas para el uso continuo.
  • Considerar alternativas a las sondas vesicales permanentes antes de su inserción, Ya que existen otros dispositivos y procedimientos alternativos que ofrecen un riesgo mucho menor de complicaciones infecciosas, como la infección del tracto urinario. Estos métodos alternativos pueden reducir o eliminar las complicaciones no infecciosas, como la incomodidad y la inmovilidad, asociadas con las sondas uretrales permanentes5,6.

 

Por todo ello será necesario guardar una correcta esterilidad a la hora de insertar cualquier tipo de catéter vesical, se buscarán alternativas menos invasivas siempre y cuando sea posible, y se empezará con antibioterapia a la mínima sospecha de ITU para así reducir las posibilidades de hacer una SEPSIS.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Shuman EK, Chenoweth CE. Urinary Catheter-Associated Infections. Infect Dis Clin North Am. Diciembre, 2018;32(4):885-897
  2. Cdc.gov. [citado el 23 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.cdc.gov/hai/pdfs/uti/span_ca-uti.pdf
  3. Sondas vesicales [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 23 de octubre de 2023]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003981.htm
  4. Catalán González M, NuvialsCasals X, Palomar Martínez M, Álvarez Lerma F, Barcenilla Gaite F, Vidal Cortés P., et al. Prevención de la infección urinaria relacionada con la sonda uretral en los pacientes críticos ingresados en las unidades de cuidados intensivos (ITU-ZERO). Madrid. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2018.Disponible en:https://www.seguridaddelpaciente.es/resources/documentos/2018/04/ituzero/definitivo/PROYECTO-ITU-ZERO-2018-2020.pdf
  5. Padilla Ortega B, Pujol Rojo M, coord. Recomendaciones sobre la prevención de la infección urinaria asociada a sondaje vesical en el adulto [Internet]. Madrid: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios; 2018. Disponible en: http://www.resistenciaantibioticos.es/es/system/files/content_images/recomenda ciones_prevencion_infeccion_urinaria_asociada_a_sondaje_vesical.pdf
  6. Nicolle LE. Catheter associated urinary tract infections. Antimicrob Resist Infect Control. 2014;3:23.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos