La infección urinaria y sus tratamientos.

27 agosto 2022

AUTORES

  1. Amelia Aguaron Langarita. Técnico Auxiliar de Farmacia. Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Sandra Santander Jorge. IIS Aragón. Grado Enfermería Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. María Magdalena Alvarenga Benítez. Enfermera. Hospital Royo Villanova.
  4. Raquel Sánchez Villalba. Grado Enfermería. Centro asistencial Calatayud.
  5. Myriam Pallas Caudevilla. Técnico Auxiliar Farmacia.

 

RESUMEN

La infección de orina se produce con frecuencia entre la población de cualquier edad, y en cualquier momento, de hecho, es después de las infecciones respiratorias el segundo grupo en importancia en cuanto a las infecciones extrahospitalarias se refiere.

Son por tanto una causa de consulta en atención primaria bastante recurrente ya que a menudo tienden a repetirse estos procesos infecciosos 1.

En la época estival con la llegada de las vacaciones, las piscinas , los ríos y el mar, pueden llegar a ser los causantes de infecciones de orina, ya bien sea por frío en la zona o por la humedad permanente que nos ocasionan los trajes de baño en las zonas afectadas.

 

PALABRAS CLAVE

Cistitis, infección, tratamiento, y molestias.

 

ABSTRACT

Urine infection occurs frequently among the population of any age, and at any time, in fact, after respiratory infections, it is the second most important group in terms of community-acquired infections.

Are therefore a fairly recurrent cause of consultation in primary care, since these infectious processes often tend to be repeated 1.

In the summer season with the arrival of the holidays the swimming pools, the rivers and the sea, can become the cause of urinary tract infections, either because of the cold in the area or because of the permanent humidity caused by bathing suits in the affected areas.

 

KEY WORDS

Cystitis, infection, treatment and discomfort.

 

INTRODUCCIÓN

Los distintos tipos de infecciones que existen se producen a lo largo de todo el año, pero quizá la infección de orina se encuentra más localizada en la época estival, debido a la humedad que nos producen en la zona genital los baños en piscinas y playas.

Me parece relevante que entre un 50%-60% de las mujeres, presentará al menos, un episodio de infección del tracto urinario a lo largo de su vida.

De hecho, es la infección más frecuente en la mujer, bien sea por estar en una etapa sexual activa o bien por encontrarse en la menopausia donde también se producen las temidas cistitis.

En cambio, la principal causa de infección de orina en varones suele estar causada por: Bacterias, virus, parásitos u hongos y en ocasiones por un aumento de tamaño en la vejiga, que impide realizar un vaciado normal.

En la etapa infantil, la infección de orina se produce con más frecuencia en niñas que en niños, y suele comenzar a partir de los tres años, cuando comienzan a ir al baño solos.

En el caso de los niños, existe un riesgo mayor si no están circuncidados antes de cumplir un año de edad4.

 

OBJETIVO

Recopilar información sobre qué es la infección de orina, porque se produce, a qué sector de la población afecta con mayor frecuencia y qué consejos podemos seguir para evitarla y en el caso de producirse, qué tratamientos son los más adecuados a la hora de tratar ésta incómoda patología.

 

METODOLOGÍA

Para la realización del siguiente trabajo, se ha realizado una búsqueda sistemática en las mejores bases de datos y se ha llevado a cabo una lectura exhaustiva de varios artículos de revistas sanitarias que versan sobre esta materia.

 

RESULTADOS

La infección urinaria también conocida como cistitis, es una infección urinaria que afecta a la vejiga, se puede definir como la presencia de gérmenes en la orina.

La cistitis se refleja en nuestro organismo produciendo un cuadro clínico de dolor o escozor al orinar, la frecuencia de micción aumenta y existe en ocasiones el deseo permanente de hacerlo.

Es una patología que no suele causar fiebre, pero a veces se presenta sangre en la orina (hematuria), en el caso de que se produjera fiebre puede ser que exista algún otro órgano afectado, como la próstata o el riñón.

Los síntomas más habituales que provocan la cistitis son:

– Escozor o dolor al orinar.

– Sensación permanente de deseo de orinar.

– Aumento en la frecuencia de micción.

– Orina sanguinolenta.

En los hombres, las cistitis son menos frecuentes que en mujeres, sobre todo en los menores de 50 años, pero a partir de los 65, la incidencia aumenta debido a problemas de próstata y manipulaciones urológicas varias 2.

El tratamiento adecuado se basa en antibióticos eligiendo uno de alta eficacia contra el germen que se sospecha haya causado la infección, pero se debe de tener en cuenta conceptos tales como la complejidad de la pauta a seguir, facilitando el cumplimiento del tratamiento y teniendo en cuenta el coste, los efectos secundarios etc. 1.

Se recomienda en cualquier caso:

-Beber abundante agua.

-Evitar el uso de prendas excesivamente ajustadas y utilizar preferentemente tejido de algodón.

-Higiene diariamente, siempre de delante hacia atrás.

-Ducha mejor que baño.

-Evitar bañadores mojados durante largo tiempo.

-Evitar bebidas excitantes o carbonatadas 3-6.

También se recomienda la toma de vitamina C sobre todo en mujeres embarazadas5. Así se evita la cistitis recurrente muy frecuente en estos casos. Además, la toma de Salvia que es un potente antioxidante que confiere una acción bactericida y antiinflamatoria nos puede ayudar en el tratamiento ya que contiene ácido ursólico que demuestra grandes beneficios6.

Otras plantas medicinales como los arándanos, el brezo, por su acción diurética y antiinflamatoria sobre la vejiga y algunos probióticos pueden ayudarnos a mitigar las molestias que puedan llegar a causar las infecciones de orina.

 

CONCLUSIÓN

Hay estaciones del año más propensas a que se manifieste una infección de orina, hemos visto también que afecta en mayor número a mujeres que a hombres, pero éstos a partir de los 60-65 años tienen una incidencia más elevada en cuanto a número de casos se refiere.

Es importante la prevención con una higiene adecuada, y productos naturales que nos ayudan a prevenir una recaída, pero el antibiótico recetado empíricamente termina siendo el tratamiento farmacológico perfecto para esta patología.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Pigrau C, Palou J, Millán F, Brenes FJ, Costa J, Perez N, et al. Cistitis no complicada en la mujer. Guía de práctica clínica. Asociación Española de Urología, 2017. Disponible en : https//www.academia.edu/37124656/cistitis no complicada en la mujer.
  2. Andreu A, Cacho J, Coira A, Lepe JA. Diagnóstico microbiológico de las infecciones del tracto urinario. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2011. (29): 52-57.
  3. Pigrau C. Infecciones urinarias recurrentes: factores predisponentes y estrategias de prevención. En Pigrau C. Infecciones del tracto urinario. Barcelona. Editorial Ergon 2013 (de) pp. 85-104.
  4. Andreu A. Patogenia de las infecciones urinarias. En: Infección del tracto urinario. Barcelona: Editorial Ergón 2013. pp 23-39.
  5. Ochoa- Burust GJ, Rosa-Fernandez A, Villanueva_Ruiz GJ, Velasco R , Trujillo- Hernandez B, Daily intake of 100mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Ostet Gynecol Sccand 2007, 86(7), 783-787.
  6. Ali MS, Ibrahim SA, Jalil S, Choudhary MI. Ursolic acid : a potent inhibitor of superoxides preduced in the cellular system. 2007; 21:558-561.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos