Las habitaciones de los enfermos y las estancias comunes.

24 diciembre 2023

AUTORES

  1. Beatriz Galisteo Padillo. Celadora Hospital Militar de Zaragoza.
  2. Ricardo Castellano Sánchez. Celador Hospital Militar de Zaragoza.
  3. Cristina Caballero García. Celadora Hospital Nuestra Señora de Gracia.
  4. Silvia Elena Arriaza Cruz. Auxiliar de Enfermería Hospital Nuestra Señora de Gracia.
  5. Yolanda Fraj Cebrino. Celadora Hospital Militar de Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador Hospital Militar de Zaragoza.

 

RESUMEN

Las funciones del celador son muy variadas en una unidad de hospitalización, desde vigilar al enfermo en el buen uso de las habitaciones, hasta trasladar a los enfermos fallecidos al mortuorio. En el momento que al Celador se le asigna una unidad de hospitalización, debe presentarse al supervisor o supervisora de la unidad, porque puede ser que lo destinen siempre a esa unidad o por un día en concreto. Debe estar localizable para cuando se requiera de sus servicios por parte del personal de la unidad. Colabora en todas las funciones específicas de los pacientes y velan constantemente por el buen servicio de los mismos.

PALABRAS CLAVE

Control, pacientes, aseos, amortajar y cuidar.

ABSTRACT

The functions of the orderly are very varied in a hospitalization unit, from monitoring the patient in the proper use of the rooms, to transferring deceased patients to the mortuary. When the Guard is assigned to a hospitalization unit, he must present himself to the supervisor of the unit, because he may always be assigned to that unit or for a specific day. You must be reachable when your services are required by unit personnel. They collaborate in all specific patient functions and constantly ensure their good service.

KEY WORDS

Control, patients, toilets, shroud and care.

DESARROLLO DEL TEMA

Actuaciones en las habitaciones de los enfermos y las estancias comunes:

La unidad del paciente es el área formada por el espacio de la habitación, el mobiliario que en ella hay y los materiales que utiliza el enfermo durante el tiempo que esté hospitalizado. En una habitación de hospital habrá tantas unidades de pacientes como número de camas.

Entre los requisitos de calidad que debe cumplir la unidad se encuentran las condiciones ambientales favorables (temperatura, humedad, etc.), unas correctas medidas de seguridad (agarraderas en el baño, barandillas, suelo antideslizante, etc.) y debe proporcionar confort e intimidad (debe constituir su espacio).

La habitación debe ser lo suficientemente amplia como para que quepa todo el mobiliario con holgura, y estar ordenada de manera que la limpieza sea fácil1.

Actuaciones del celador/a en las habitaciones de los enfermos:

Cuando el celador empieza a trabajar en una unidad de hospitalización lo primero que debe hacer es presentarse a la supervisora/o de enfermería ya que es la responsable principal del funcionamiento de la planta. Una vez que le indican su cometido se observa que las funciones a realizar por los celadores en las habitaciones de los enfermos y zonas comunes de las instituciones son muy variadas, pudiéndose destacar, entre ellas:

– Cuidarán, al igual que el resto del personal, de que los enfermos no hagan uso indebido de los enseres y ropas de la institución, evitando su deterioro o instruyéndoles en el uso y manejo de las persianas, cortinas y útiles de servicio en general.

– Se evitará al enfermo o a los familiares tocar equipos o aparatos que solo deben manipular, los profesionales.

– Servirán de ascensoristas cuando se les asigne especialmente ese cometido o las necesidades del servicio lo requieran.

– Realizar excepcionalmente aquellas labores de limpieza que se les encomiende cuando la realización por el personal femenino no sea idónea o decorosa en orden a la situación, emplazamiento, dificultad de manejo, peso de los objetos o locales a limpiar.

– Velarán continuamente por conseguir el mayor orden y silencio posible en todas las dependencias de la Institución. Esto incluye control del volumen de la televisión, control del tono de voz del paciente y de los familiares, control de los aparatos de radio y música, etc. En los casos que se incumpla esta premisa se entrará en la habitación y se les pedirá que bajen el volumen pues están causando molestias a los enfermos.

– Darán cuenta a sus inmediatos superiores de los desperfectos o anomalías que encontrarán en la limpieza y conservación del edificio y material. Si detectaran que algún artículo del mobiliario (cortinas, persianas, mesilla, sillón, etc.) de la institución estuviera dañado lo pondrían en conocimiento de sus superiores.

– Vigilarán el acceso y estancias de los familiares y visitantes en las habitaciones de los enfermos, no permitiendo la entrada más que a las personas autorizadas, cuidando que no introduzcan más que aquellos paquetes expresamente autorizados, cuidando que no introduzcan más que aquellos paquetes expresamente autorizados por la Dirección.

– En el momento de la visita médica se encargarán de desalojar a las visitas de las habitaciones, incluso las que dispongan de pase permanente (una excepción a esta función es el caso de los pacientes pediátricos ya que se les permite estar a la persona con pase permanente). No olvidemos que el acceso y las estancias de los familiares está condicionado a las necesidades asistenciales.

– Vigilarán el comportamiento de los enfermos y visitantes, evitando que estos últimos fumen en las habitaciones (está prohibido fumar en todas las instituciones sanitarias), traigan alimentos o se sienten en las camas y, en general, toda aquella acción que perjudique al propio enfermo o al orden de la Institución.

– Cuidarán que los visitantes no deambulen por los pasillos y dependencias más que lo necesario para llegar al lugar donde concretamente se dirijan.

– Tendrán a su cargo el traslado de los enfermos.

– Excepcionalmente, lavarán y asearán a los enfermos masculinos encamados o que no puedan realizarlo por sí mismo, atendiendo a las indicaciones de los Supervisores de planta o servicio o personas que los sustituyan legalmente en sus ausencias.

– Cuando por circunstancias especiales concurrentes en el enfermo, éste no pueda ser movido sólo por el enfermo o el auxiliar de enfermería, ayudarán en la colocación y retirada de las cuñas para la recogida de excretas de sus pacientes.

– Ayudará al personal sanitario o personas encargadas a amortajar a los enfermos fallecidos, corriendo a su cargo el traslado de los cadáveres al mortuorio.

Atención a los familiares:

La personalización de la atención:

1. Acoger al usuario interesándose por él2.

2. Atender al usuario dando importancia a la escucha activa.

3. Finalizar el contacto con una solución satisfactoria.

 

El enfermo aislado:

Es la separación de un individuo que padece una enfermedad transmisible del resto de las personas (exceptuando al personal sanitario). Se le colocará en habitación y condiciones adecuadas con la finalidad de evitar el contagio. Estas personas permanecerán aisladas hasta que desaparezca la enfermedad; la curación ha de ser total, tanto clínica como microbiológica3.

 

CONCLUSIÓN

El celador dentro de sus funciones cabe destacar, su actuación con los pacientes después de una intervención quirúrgica, la ayuda que realiza para la pronta recuperación colaborando con el personal sanitario, de vigilancia, cuidados, aseos y ayuda a la movilización.

Por otro lado, cuando traslada a los enfermos a pruebas a otras unidades, resaltar el acompañamiento, apoyando emocionalmente al paciente, que muchas veces, es la primera vez que está en un hospital y en un estado de miedo, incertidumbre y angustia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Temario materia específica MAD Celador. Tema 13. 232-252.
  2. El celador sanitario. [Internet]. Disponible en: https://celadorsanitario.wordpress.com/2011/11/28/7-actuaciones-del-celador/
  3. Docplayer.es. [Internet]. Disponible en: https://docplayer.es/204391298-Tema-5-actuacion-en-las-habitaciones-de-los-enfermos-y-las-estancias-comunes.html

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos