Leucemia linfoblástica aguda infantil

25 abril 2024

 

AUTORES

  1. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería.
  2. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.
  3. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  4. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería
  5. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  6. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional.

 

RESUMEN

La leucemia linfoblástica aguda (LLA) infantil es un tipo de cáncer que afecta a las células sanguíneas precursoras de los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco. Esta enfermedad es más común en niños que en adultos y se caracteriza por la proliferación descontrolada de células inmaduras en la médula ósea y la sangre. Este trastorno compromete la capacidad del cuerpo para combatir infecciones y llevar a cabo funciones sanguíneas normales.

La LLA infantil se manifiesta rápidamente y puede causar síntomas como fatiga persistente, debilidad, palidez, fiebre o escalofríos, pérdida de peso, dolor en los huesos y articulaciones, infecciones frecuentes, sangrado, formación de hematomas con facilidad, aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, llamadas petequias, ganglios linfáticos inflamados etc …

Su origen exacto no se conoce completamente, pero se cree que implica una combinación de factores genéticos y ambientales.

El diagnóstico de la LLA infantil implica numerosas pruebas de laboratorio, como análisis de sangre y biopsias de médula ósea. Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento generalmente consiste en quimioterapia intensiva, que busca eliminar las células cancerosas y permitir el crecimiento de células sanguíneas normales. En algunos casos, puede requerir trasplante de médula ósea.

A pesar de la complejidad del tratamiento, la tasa de supervivencia para la LLA infantil ha mejorado significativamente en las últimas décadas gracias a avances en la investigación médica. La detección temprana y la atención médica especializada son cruciales para aumentar las posibilidades de cura.

PALABRAS CLAVE

Hematopoyesis, trombocitopenia, pediatría, leucemia.

ABSTRACT

Childhood acute lymphoblastic leukaemia (ALL) is a type of cancer that affects the precursor blood cells of lymphocytes, a type of white blood cell. The disease is more common in children than in adults and is characterised by the uncontrolled proliferation of immature cells in the bone marrow and blood. The disorder compromises the body’s ability to fight infection and carry out normal blood functions.

Childhood ALL manifests rapidly and can cause symptoms such as persistent fatigue, weakness, paleness, fever or chills, weight loss, bone and joint pain, frequent infections, bleeding, easy bruising, small red spots on the skin called petechiae, swollen lymph nodes etc….

Its exact origin is not fully known, but it is thought to involve a combination of genetic and environmental factors.

Diagnosis of childhood ALL involves numerous laboratory tests, such as blood tests and bone marrow biopsies. Once the diagnosis is confirmed, treatment usually consists of intensive chemotherapy, which aims to kill the cancer cells and allow normal blood cells to grow. In some cases, bone marrow transplantation may be required.

Despite the complexity of treatment, the survival rate for childhood ALL has improved significantly in recent decades thanks to advances in medical research. Early detection and specialised medical care are crucial to increase the chances of a cure.

KEY WORDS

Hematopoyesis, thrombocytopenia, paediatrics, leukemia.

DESARROLLO DEL TEMA

La leucemia linfoblástica aguda1 (LLA) también llamada Leucemia Linfocítica aguda o Leucemia Linfoide aguda, es un tipo de leucemia que se caracteriza por la proliferación incontrolada de células inmaduras en la médula ósea, que generalmente se transforman en linfocitos, un tipo de glóbulo blanco.

La médula ósea produce de forma descontrolada una gran cantidad de linfoblastos2 inmaduros, que son una forma cancerosa de linfocitos.

Esta enfermedad afecta a la sangre y a la médula ósea, lugar donde se fabrican las células sanguíneas, y es más común en niños y adolescentes que en adultos.

Causas:

La causa exacta de la leucemia linfoblástica aguda no siempre es clara, pero se cree que puede estar relacionada con mutaciones genéticas que afectan la producción y maduración de las células sanguíneas.

Existen factores3 que pueden estar relacionados con su desarrollo:

  • Problemas cromosómicos4.
  • Tratamientos con quimioterapia en el pasado.
  • Determinadas Radiaciones.
  • Toxinas(benceno).
  • Otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecer LLA son: Síndrome de Down u otros trastornos genéticos, familiares de primer grado con LLA.

 

Signos y síntomas:

Los signos y síntomas de la leucemia linfoblástica aguda infantil pueden variar, pero algunos de los más comunes incluyen:

  • Fatiga y debilidad.
  • Fiebre y escalofríos5.
  • Infecciones frecuentes.
  • Hematomas o sangrado fácil.
  • Dolor en los huesos o articulaciones.
  • Pérdida de peso inexplicada.
  • Ganglios linfáticos inflamados.

 

Diagnóstico:

El diagnóstico generalmente se realiza mediante una combinación de análisis de sangre, análisis de médula ósea (Biopsia de médula ósea) Punción lumbar6 (punción raquídea para detectar células leucémicas en el líquido cefalorraquídeo) y otros estudios de imagen.

También se realizan estudios para detectar cambios en el ADN de los glóbulos blancos inmaduros.

Estos cambios determinan el tratamiento más recomendable para cada persona y la evolución de su enfermedad.

 

Tratamiento:

El tratamiento7 de la leucemia linfoblástica aguda infantil suele implicar una combinación de quimioterapia, radioterapia y, en algunos casos, trasplante de médula ósea. La duración y la intensidad del tratamiento varían según la gravedad y el tipo específico de leucemia.

Es importante señalar que el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda ha avanzado significativamente en las últimas décadas, y muchos niños responden bien al tratamiento, alcanzando remisiones y recuperándose completamente.

El enfoque exacto del tratamiento dependerá del perfil individual del paciente y será determinado por un equipo médico especializado en oncología pediátrica. Además, la atención de apoyo y el manejo de los efectos secundarios son parte integral del tratamiento.

 

CONCLUSIÓN

La leucemia linfoblástica aguda (LLA) es un tipo de cáncer que afecta a las células sanguíneas y se presenta con mayor frecuencia en niños.

Existe una elevada incidencia en niños, representando aproximadamente el 25% de todos los casos de cáncer infantil. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, es más frecuente en niños en edad preescolar.

EL Origen de la LLA y sus características Celulares son: La LLA se origina en las células precursoras de los linfocitos, que son un tipo de glóbulo blanco, estas células precursoras se llaman linfoblastos.

Estas células anormales se multiplican de manera descontrolada, reemplazando a las células normales de la médula ósea y la sangre8.

El Diagnóstico Temprano de la LLA es clave y crucial para un tratamiento exitoso. Los síntomas pueden incluir fatiga, fiebre y escalofríos, pérdida de peso y otros signos relacionados con la afectación de la médula ósea.

El Tratamiento Intensivo de la LLA frecuentemente implica quimioterapia intensiva, radioterapia y en algunos casos, trasplante de médula ósea. La duración y la intensidad del tratamiento varían según la gravedad de la enfermedad y la respuesta del paciente al tratamiento.

A lo largo de los años, los avances en el tratamiento de la LLA han mejorado significativamente el pronóstico. Muchos niños responden bien a la terapia y logran una remisión completa de la enfermedad.

A pesar de los éxitos en el tratamiento, los pacientes pueden experimentar efectos secundarios a corto y largo plazo, como problemas cardíacos, retrasos en el desarrollo y riesgo de segundas neoplasias.

La leucemia y su tratamiento afectan no solo la salud física, sino también a la salud emocional y psicológica de los niños y sus familias. Es crucial brindar un apoyo integral que incluya atención psicológica y social.

A pesar de los avances, la investigación continua es esencial para comprender mejor la enfermedad, desarrollar tratamientos más efectivos y reducir los efectos secundarios asociados a las terapias actuales.

En conclusión, la leucemia linfoblástica aguda es un desafío médico que requiere enfoques multidisciplinarios para el diagnóstico, tratamiento y atención a largo plazo. Aunque los avances han mejorado el pronóstico, sigue siendo una enfermedad grave que afecta la vida de los niños y sus familias. La atención integral, la investigación y el apoyo continuo son fundamentales para abordar esta enfermedad de manera efectiva.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. S.S. Winter. Pediatric acute leukemia therapies informed by molecular analysis of high-risk disease. Hematology Am Soc Hematol Educ Program., 2011 (2011), pp. 366-373. http://dx.doi.org/10.1182/asheducation-2011.1.366 | Medline
  2. K. Campbell, S. Gerscher, L. Siclair. Childhood acute lymphoblastic leukaemia. Leukaemia Research Fund. (2001),
  3. C.J. Harrison. Targeting signaling pathways in acute lymphoblastic leukemia: new insights. ASH Education Book., (2013), pp. 118-125.
  4. Instituto Nacional de Salud Pública, validado por el Consejo de Salubridad General, los Institutos Nacionales de Salud y la Comisión Nacional de Protección Social en Salud. Protocolo de atención para leucemia linfoblástica. Guía clínica y esquema de tratamiento. México, D.F: Seguro Popular; p. 1-31.
  5. M.J. Borowitz, M. Devidas, S.P. Hunger, Children’s Oncology Group, et al. Clinical significance of minimal residual disease in childhood acute lymphoblastic leukemia and its relationship to other prognostic factors: a Children’s Oncology Group study. Blood., 111 (2008), pp. 5477-5485 http://dx.doi.org/10.1182/blood-2008-01-132837 | Medline
  6. J. Roganovic, M. Guenova, O. Fuchs, et al. Leukemia. INTECH, (2015).
  7. C.G. Mullighan, L.A. Phillips, X. Su, et al. Genomic analysis of the clonal origins of relapsed acute lymphoblastic leukemia. Science., 322 (2008), pp. 1377-1380 http://dx.doi.org/10.1126/science.1164266 | Medline.
  8. D. Bercovich, I. Ganmore, L.M. Scott, et al. Mutations of JAK2 in acute lymphoblastic leukaemias associated with Down’s syndrome. Lancet., 372 (2008), pp. 1484-1492 http://dx.doi.org/10.1016/S0140-6736(08)61341-0 | Medline.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos