Los animales de compañía como fuente de salud en adultos mayores.

15 diciembre 2023

AUTORES

  1. Luisa María Adán Muro. Diplomada Universitaria de Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa Zaragoza.
  2. Alba Remacha Monedero. Diplomada Universitaria de Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa Zaragoza.
  3. Elsa Falcón Lancina. Diplomada Universitaria de Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet Zaragoza.
  4. María Teresa Royo Tomás. Diplomada Universitaria de Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa Zaragoza.
  5. Sonia Ros Sancho. Diplomada Universitaria de Enfermería.
  6. Luna Cid Antorán. Diplomada Universitaria de Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

Los animales de compañía han desempeñado un rol muy importante en la vida de los seres humanos a través de la historia. En numerosos estudios se ha demostrado que, el ser responsable de un ser vivo, en especial de un perro, contribuye al bienestar de las personas a su cargo, promoviendo estilos de vida más saludables y, como consecuencia, mejorando su salud mental y calidad de vida, al reducir el estrés, promover la relajación, recreación y distracción, así como aliviar la depresión, la ansiedad y los sentimientos de soledad, por lo que ejercen un efecto positivo sobre la salud humana, en especial en ciertas edades, en las que la jubilación provoca que la persona rompa su vínculo laboral con la sociedad, aumentando considerablemente su tiempo libre, lo que puede promover estilos de vida más sedentarios y agravado en ocasiones por la salida de los hijos del hogar.

 

PALABRAS CLAVE

Animales para terapia, mascotas, calidad de vida, ejercicio físico.

 

ABSTRACT

Companion animals have played a very important role in the lives of human beings throughout history. Numerous studies have shown that being responsible for a living being, especially a dog, contributes to the well-being of the people in your charge, promoting healthier lifestyles and, as a consequence, improving their mental health and quality of life. by reducing stress, promoting relaxation, recreation and distraction, as well as relieving depression, anxiety and feelings of loneliness, which is why they have a positive effect on human health, especially at certain ages, in which retirement causes the person to break their employment relationship with society, considerably increasing their free time, which can promote more sedentary lifestyles and sometimes aggravated by the departure of children from home.

 

KEY WORDS

Therapy animals, pets, quality of life, exercise.

 

INTRODUCCIÓN

Desde que en el Neolítico, nuestros antepasados, aprendieron a domesticar animales con el fin de alimentarse, nuestra relación con ellos ha ido evolucionando notablemente con el paso del tiempo, haciéndose cada vez más estrecha y más simbiótica. Tal es el grado de cariño que se le puede tener a estos seres, que incluso ha tenido que legislarse en España, con la Ley 17/2021, la custodia de una mascota, en caso de separación de la pareja y han pasado a considerarse, por fin, como seres sintientes. Cabe destacar que se considera al perro como el primer animal domesticado, nuestra primera mascota, y esta relación ancestral, se ve reflejada en el día a día en nuestras calles, donde cada vez es más numerosa la presencia de estos animales. Es incuestionable que una mascota puede traer a la vida de una persona muchas alegrías, pero, a continuación detallaremos hasta qué punto puede ser beneficiosa esta relación para el ser humano.

 

OBJETIVO

Determinar los factores beneficiosos que puede aportar una mascota, en la vida de una persona de 65 años en adelante.

 

METODOLOGÍA

Revisión sistemática de publicaciones científicas de España y Latinoamérica en Google Académico. Entre estas publicaciones se incluyeron estudios sobre población con enfermedades crónicas, como enfermedades metabólicas y se excluyeron aquellos artículos cuyo objeto de estudio incluía personas con rangos de edad por debajo de 65 años.

 

RESULTADO

Entre los numerosos beneficios que supone tener un animal de compañía, los más importantes son:

Físicos:

  • La tenencia de un animal de compañía, protege contra enfermedades cardiovasculares, reduciendo la presión arterial y las frecuencias cardiaca y respiratoria. La tenencia de un perro puede favorecer la actividad física al aire libre (caminatas, marchas, carreras) con la consecuente pérdida de peso, disminución de los niveles lipídicos (colesterol y triglicéridos), y estimulación del metabolismo glucídico ¹. La necesidad de sacarlos a pasear provoca que el dueño camine de forma más constante que quienes salen a pasear con otra compañía.
  • Diversos estudios analizan la tenencia de mascotas con una mayor supervivencia después de infartos, una menor presión arterial en adultos mayores hipertensos al realizar tareas estresantes y niveles más bajos de colesterol y triglicéridos².
  • El hecho de pensar que el animal puede quedarse desamparado en caso de discapacidad o muerte provoca que su dueño cuide más su nutrición y su salud en general¹.
  • Perros entrenados previamente, e incluso en ocasiones los gatos, son capaces de avisar sobre crisis epilépticas o captar disminución de los niveles de glucosa³.
  • Las personas de edades más avanzadas, que tienen que adoptar una actitud responsable por el bienestar de su mascota, se ven forzados a realizar un mayor despliegue físico, lo cual es muy beneficioso para su salud física y mental¹.

 

Psicológicos:

  • Las personas que sufren de enfermedades crónicas pueden beneficiarse psicológicamente por la interacción con una mascota, más allá del impacto sobre su salud física. En personas con enfermedades mentales o con baja autoestima que son expuestos a una mascota, se observa un efecto de cambio de foco, consistente en que dejan de hablar de sus problemas y de focalizarse en ellos para fijar su atención en otros aspectos, en este caso en la mascota, hablándole o hablando de ella con otras personas³.
  • La interacción con animales, ayuda a centrar la atención, estimula la interacción social mejorando el sentido del humor, favorece el contacto físico, el juego y las demostraciones de afecto tanto con la mascota como con otras personas. Por tanto, la tenencia de animales de compañía promueve la relación y socialización con personas desconocidas, dado que las personas se vuelven más solidarias y comunicativas y participan con mayor frecuencia en actividades recreativas y físicas. En consecuencia, sirve como protector de las personas contra la soledad y la depresión⁴.
  • Favorece la independencia, el sentido de valor y utilidad para otros, y la motivación, incentivando un estado afectivo positivo, un aumento de la autoestima y un sentido de logro².
  • Acariciar un animal de compañía libera endorfinas, oxitocina, prolactina, dopamina y disminuye la concentración plasmática de cortisol, lo cual repercute positivamente en el estado de ánimo y proporciona sensación de bienestar.
  • Mascotas como perros y gatos son capaces de percibir el estado de ánimo de su dueño e intentar cambiarlo.
  • Ayudan a disminuir los trastornos psicológicos, reducen el sentimiento de soledad e incrementan el de intimidad, lo que estimula a la conservación de la vida en personas enfermas, además en estados de ansiedad, depresión, duelo y aislamiento, las mascotas se convierten en una compañía incondicional, un amigo con el que combatir la soledad⁴.

 

Económicos:

  • La disminución de factores de riesgo y de descompensación del estado de salud, de las etapas de baja laboral por enfermedad y de los efectos o complicaciones de enfermedades como la diabetes mellitus, que se logran con la tenencia de animales de compañía, se traduce en un ahorro en concepto de ingresos hospitalarios, medicaciones y bajas laborales y por tanto tiene un impacto muy positivo para el paciente, la familia y la seguridad social ⁵.
  • La tenencia de mascotas se asoció ́ también con menor cantidad de consultas médicas en personas mayores. Un estudio longitudinal a nivel nacional realizado en Alemania y Australia, encontró que quienes ininterrumpidamente habían tenido animales de compañía, eran más saludables, y que las personas de este grupo habían realizado un 15% menos de consultas médicas².

 

Terapéuticos:

  • Los animales como recurso terapéutico pueden ser incluidos en los tratamientos, como terapia asistida motivacional en hospitales, cárceles, centros de tercera edad e instituciones psiquiátricas con el fin de que se establezca una unión afectiva entre la persona y el animal⁶.

 

En el ámbito de la salud en general, se llevan a cabo programas de zooterapia en las siguientes situaciones:

  • Largas convalecencias, centros de rehabilitación (parkinson, rehabilitación de accidentes, esclerosis múltiple, parálisis, etc.), enfermos terminales.
  • Pacientes con VIH y otros enfermos crónicos.
  • Programas de educación especial para niños.
  • Centros de acogida de menores.
  • Prisiones.
  • Programas para mujeres maltratadas.
  • Residencias de ancianos.
  • Enfermos de Alzheimer⁷.

 

CONCLUSIÓN

Los animales de compañía, y en especial los perros por su necesidad de sacarlos a pasear y su temperamento amigable, en especial con su cuidador, son una gran fuente de salud para el ser humano a nivel holístico.

Para poder disfrutar al 100% de esta alianza hay que tener en cuenta que, al igual que cada ser humano tiene un tipo de carácter, cada animal de compañía tiene su propia personalidad, por tanto es de vital importancia, para nuestro bienestar y el de nuestra mascota, que elijamos un compañero acorde a nuestras circunstancias y nuestras características. Sólo es necesario proporcionar a las mascotas afecto y cuidar de sus necesidades con cariño, para obtener a cambio momentos memorables llenos de risas y alegría como parte de esta fantástica relación simbiótica. Es digno de admiración, cómo estos seres pueden ayudar a mantener la salud, tanto física como psíquica, por lo que es importante agradecer cada día, su compañía y su amor incondicional.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Hugues H. B, Álvarez Á. AM, Castelo E. L, Ledón L. L, Mendoza T. M, Domínguez A. E. Percepción de los Beneficios de la Tenencia de Animales de Compañía para las Personas de la Mediana Edad con Diabetes Mellitus Tipo 2. Rev Investig Vet Perú [Internet]. 2016;27(2):225. Disponible en: http://dx.doi.org/10.15381/rivep.v27i2.11646
  2. Díaz Videla M, Olarte MA. Animales de compañía, personalidad humana y los beneficios percibidos por los custodios. PSIENCIA Rev Latinoam Cienc Psicol [Internet]. 2016;8(2):1–19. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=333147069001
  3. Gutiérrez G, Granados D, Piar N. Interacciones humano-animal: características e implicaciones para el bienestar de los humanos. Rev Colomb Psicol [Internet]. 2007 [citado el 16 de octubre de 2023];16:163–84. Disponible en: https://revistas.unal.edu.co/index.php/psicologia/article/view/1013
  4. Hernandorena BH, Álvarez, A Álvarez, Llanes LL, Trujillo MM, Elías-Calles LC, Alonso ED. Efectos beneficiosos de los animales de compañía para los pacientes con enfermedades cardiovasculares. CorSalud [Internet]. 2014 [citado el 16 de octubre de 2023];5(2):226–9. Disponible en: https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=56509
  5. Hernandorena BH, Álvarez A, Calles L, Llanes LL, Trujillo MM, Alonso ED. Tenencia de animales de compañía. Posibles beneficios para las personas con endocrinopatías y enfermedades metabólicas. 2012 [citado el 16 de octubre de 2023]; Disponible en: https://www.semanticscholar.org/paper/2f1560c69da1ac0da9ae3b5e6706aac3dd60dfe0
  6. Gómez LFG, Clin, Camilo G, Mv ED, Sonia C. Rev Col Cienc Pec 2007; 20:377-386 377 [Internet]. Org.co. [citado el 16 de octubre de 2023]. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/rccp/v20n3/v20n3a16.pdf
  7. De la guerra P, de daños físicos. A. EDURNE GARAY LAUCIRICA [Internet]. Colvema.org. [citado el 23 de octubre de 2023]. Disponible en: http://www.colvema.org/PDF/1219terapia.pdf

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos