Los beneficios de la hipoterapia como tratamiento para mejorar el control de tronco en niños con parálisis cerebral. Una revisión sistemática.

7 diciembre 2023

AUTORES

  1. Irene Béjar Gastón. Graduada en Fisioterapia Fisioterapeuta del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Laura Rubio Ferrer. Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. TCAE en el Servicio Aragonés de Salud.
  3. Ignacio Álvarez Martínez. Graduado en Fisioterapia. Fisioterapeuta en la Conselleria de Sanitat de la Comunitat Valenciana.
  4. Raquel Sierra González. Diplomada en Fisioterapia. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  5. Carlos González Pérez. Graduado en Fisioterapia. Fisioterapeuta en la Conselleria de Sanitat de la Comunitat Valenciana.
  6. Cristóbal Menárguez González. Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. TCAE en el Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Objetivo: Determinar si la hipoterapia es beneficiosa en la mejoría del control postural en niños con parálisis cerebral que cursan con problemas de control de tronco.

Métodos: Se realizó una búsqueda bibliográfica en las bases de datos Pubmed, PEDro, Scopus, Web of Science, Dialnet y Science Direct.

Resultados: Se obtuvieron 9 artículos para su revisión que fueron valorados con la escala PRISMA y CASPe para evaluar la calidad metodológica. Tras su revisión se recogió que los estudios mostraban mejoras estadísticamente significativas en cuanto al aumento del control de tronco.

Discusión: Las principales limitaciones que se encontraron fue el escaso número de publicaciones al respecto y la poca información sobre la clínica de los niños.

Conclusión: La hipoterapia es positiva en la mejoría del control de tronco en niños con parálisis cerebral, el equilibrio y en el control de la manipulación.

 

PALABRAS CLAVE

Hipoterapia, parálisis cerebral.

 

ABSTRACT

Aim: To determine if hippotherapy is beneficial in the improvement of postural control in children with cerebral palsy who have problems with trunk control.

Methods: A bibliographic search was carried out in Pubmed, PEDro, Scopus, Web of Science, Dialnet and Science Direct databases.

Results: 9 articles were obtained for review by choosing the PRISMA and CASPe scale to evaluate the methodological quality. After its revisión, statistically significant results were obtained regarding the improvement of trunk control.

Discussion: The main limitations founded were the limited number of publications and the little information about the children’s clinic.

Conclusion: Hippotherapy is positive in the improvement of trunk control in children with cerebral palsy, balance and control of manipulation.

 

KEY WORDS

Hippotherapy, cerebral palsy.

 

INTRODUCCIÓN

En los últimos años se ha visto un aumento en el número de personas con afectaciones neurológicas que necesitan de tratamiento continuo para mejorar su salud física y mental1. Entre las terapias a las que se ven sometidos estas personas se encuentra la hipoterapia, una metodología de rehabilitación cada vez más habitual, observándose en el incremento de hípicas que cuentan con profesionales, especializados en esta rama de la rehabilitación. Los beneficios que aportan estos animales a la mejora tanto motórica como psicológica de los pacientes tanto adultos como niños, ha llevado a los especialistas a investigar los diversos métodos con los que aumentar esta mejoría2. Sin embargo, aunque existen cada vez más investigaciones sobre esta terapia, los estudios que tratan los efectos en los niños no son muy abundantes. Parálisis cerebral infantil.

Según las estadísticas proporcionadas por la APAMP, (Asociación de familias con Personas con Parálisis Cerebral)3, actualmente el 65% de los niños que nacen en España son prematuros, de los cuales un 7% nacen con Parálisis cerebral3. La parálisis cerebral infantil (PCI) describe un grupo de trastornos permanentes, relacionados con el desarrollo motor, causando limitación de la actividad, debido a lesiones no progresivas del cerebro fetal o infantil en desarrollo4,5. Estos trastornos motores a menudo causan alteraciones de la sensación, la percepción, la cognición, la

comunicación y el comportamiento, así como epilepsias y problemas musculoesqueléticos secundarios5.

 

Tratamientos de la Parálisis cerebral:

Para tratar las afectaciones a nivel musculoesquelético existen diferentes procedimientos, ya sean farmacológicos o físicos.

 

Tratamiento farmacológico:

Los tratamientos farmacológicos pueden ser invasivos o no invasivos. El tratamiento para la espasticidad suele ser la inyección de toxina botulínica en la musculatura espástica. Sin embargo, un tratamiento no invasivo, sería la distribución de baclofeno por vía oral, reduciendo estos reflejos de estiramiento dependientes de la velocidad, así como métodos de biofeedback, aunque estos últimos no son tan efectivos6.

 

Tratamiento físico:

Si bien mediante el tratamiento farmacológico se consigue en muchas ocasiones una mejora notable de la salud del paciente, el tratamiento físico no deja de ser una herramienta igual de relevante. Ya que la característica principal de la parálisis cerebral es la discapacidad motriz, la fisioterapia es sin duda una herramienta clave para la mejora de la salud de los pacientes que padecen estos trastornos, tanto en la clínica como en el ambiente doméstico6, de manera que tan pronto como esta sea diagnosticada o confirmada, se debería comenzar la rehabilitación. Sin duda, la investigación directa de los patrones de activación de los músculos del tronco, y la cadera en individuos con parálisis cerebral puede guiar el diseño de intervenciones del control postural7.

Habitualmente se realizan estudios en los que se evalúa de manera indirecta, la respuesta de la musculatura en extremidades inferiores ante las trayectorias del centro de masa durante la posición del pie en la marcha, o bien enfocadas directamente en el control postural sentado7. Sin embargo, se ha observado en diferentes estudios, según Montera et al., que los niños con problemas de control de tronco tienen mayor dificultad tanto para mantenerse en sedestación sin apoyo o ayuda externa, como para poder pasar de sedestación a bipedestación ya que no son capaces de inclinar el tronco hacia delante y poder hacer un buen levantamiento8.

La estabilización de la pelvis, elemento biomecánico fundamental, y en consecuencia la del tronco, es requisito fundamental para una buena estabilidad de la cabeza, la orientación visual y la manipulación manual. Sin embargo, todavía no es posible definir la cantidad apoyo que ha de tener un niño con parálisis cerebral para mejorar tanto la postura como el rendimiento del miembro superior, en aquellos niños que tienen problemas de control postural9. Según el doctor Víctor Santamaría, investigaciones en su laboratorio aseguran que el control postural sentado se adquiere durante el desarrollo, siguiendo una progresión de craneal hacia caudal; siguiendo los segmentos del tronco, desde la cabeza hacia el tronco superior e inferior, terminando en las regiones pélvicas9,10.

A partir del estudio que se realizó, se llegó a la conclusión de que, en función del nivel deficitario del tronco si se colocaba un soporte externo por encima y por debajo del mismo, se producía un cambio en el nivel de alcance y postura. El resultado fue que los niños demostraron una mejora en el rendimiento motor cuando la asistencia externa coincidía con el nivel intrínseco de control de tronco9,11.

Existen numerosos tratamientos para la rehabilitación del control de tronco, entre ellos destacan terapias de neurorrehabilitación específicas como la de Vojta y el concepto Bobath, aunque también están técnicas como la hidroterapia, actividad bimanual12,13,14.

Sin embargo, aunque el nivel de evidencia es moderado en la mejoría del control de tronco en el uso de algunas intervenciones, hay otras técnicas que dan mejores resultados respecto al aumento de control de tronco, como el entrenamiento sobre tapiz rodante sin soporte de peso la realidad virtual, el entrenamiento sobre equilibrio reactivo y la hipoterapia15.

 

Hipoterapia:

La hipoterapia, es un complemento de rehabilitación terapéutico para tratar diferentes patologías o disfunciones tanto físicas como mentales, basándose en el movimiento multidimensional del caballo, la transmisión del calor corporal y los impulsos rítmicos16. Este procedimiento se usa junto a otras técnicas sensoriomotoras y neuromotoras como un plan integral del tratamiento del paciente, para conseguir mejoras funcionales en estos, ya que la manipulación del movimiento del caballo tiene como objetivo el estímulo de los sistemas sensoriales y neuromotores, proporcionando cambios en la funcionalidad de quien lo monta16.

Las bases para entender la hipoterapia, se fundamentan en el hecho de que el caballo produce durante su movimiento la transmisión de éste, desde su lomo hasta el tronco de la persona17. El movimiento del animal es multidimensional, y una de las características principales por las que se usan estos animales y no otros como las llamas, es que el movimiento de desplazamiento del caballo es muy parecido al que realizamos los humanos durante la marcha. Según explica Renate Bender en su libro: “En la marcha humana los movimientos de la pelvis provocan respuestas compensatorias en la columna y la cintura escapular, lo que produce una rotación contraria entre la pelvis y el hombro. El contoneo del caballo exige al paciente los mismos movimientos activos compensatorios de su tronco, que son propios del caminar”17.

A diferencia de otros tratamientos que se puedan realizar en una clínica u hospital, la terapia con caballos aporta a los pacientes, los beneficios de estar en contacto con la naturaleza y el aire libre, así como la confianza y diversión que se obtiene de estar montado sobre un animal con el que poder interactuar18. Dado que uno de los principales problemas que tienen los pacientes con déficit en el control de tronco es la falta de relación con el medio que los rodea, como consecuencia de la falta de control cefálico19, sin duda uno de los beneficios más visibles en estas primeras sesiones de hipoterapia es el aumento de sociabilidad del paciente al mismo tiempo que un mayor control sobre la posición de la columna18. El auge que estos tratamientos han alcanzado en este último año hace necesario una revisión de los estudios que hay en la actualidad para comprobar la eficacia de este tratamiento.

 

OBJETIVO

Realizar una revisión sistemática para determinar si el tratamiento en niños con parálisis cerebral infantil que cursan con problemas de control de tronco obtiene una mejoría en su control postural mediante el tratamiento con hipoterapia, según los estudios publicados hasta el momento.

 

METODOLOGÍA

Tras una revisión de las principales bases de datos científicas como PubMed, PEDro, Web Of Science, Science Direct, Scopus y Dialnet en búsqueda de las publicaciones más relevantes y recientes sobre la materia, se puede observar que los estudios generales sobre los beneficios de la hipoterapia en diferentes patologías son muchos y variados, apareciendo numerosas publicaciones y estudios. Sin embargo, al cruzar los términos “hipoterapia” o “terapia equina”, “niños” o “infantil”, “control postural” y “parálisis cerebral”, así como sus equivalentes en inglés, y con la utilización de los operadores booleanos AND, se han obtenido aproximada y únicamente 20 artículos de media. Tras suprimir los duplicados y aplicar los criterios de inclusión y exclusión se ha procedido a la revisión de 9 artículos, para obtener un conocimiento profundo de la situación actual de la cuestión.

 

RESULTADOS

A continuación, se presenta en orden cronológico y según los objetivos planteados en el estudio, los diferentes artículos seleccionados.

En el año 2012 Zadnikar y Kastrin20 publican un metaanálisis acerca de la equitación terapéutica sobre el control postural o equilibrio en niños con parálisis cerebral. Realizan el análisis de 8 estudios, de los cuales en 7 se documenta un incremento significativo, ya que tiene efectos muy positivos en el aumento del control postural y el equilibrio en niños con parálisis cerebral. Pero en los 8 estudios analizados coinciden en que el uso de la hipoterapia y la monta en caballos terapéuticos ayuda en el control de tronco.

Correspondiendo con el objetivo principal de esta revisión, se comprueba que todos los autores de los estudios seleccionados en el metaanálisis coinciden en que hay resultados positivos en el control postural o el equilibrio después de la hipoterapia, equitación terapéutica o sentados sobre un asiento artificial. Aunque en los estudios realizan diferentes mediciones y diferentes sesiones de terapia, así como diferentes tiempos de tratamiento para sus respectivos estudios.

Ese mismo año, Herrero Gallego et al21. tras una revisión sistemática de lo dicho hasta la fecha, proceden a la selección de 25 artículos para el estudio de los efectos terapéuticos de la hipoterapia en la parálisis cerebral. De los 25 artículos 7 fueron revisiones sistemáticas o metaanálisis, otros 7 fueron ensayos clínicos y los once restantes estudios descriptivos. Los resultados obtenidos tras el análisis de esos 25 artículos fueron divididos en función de los que se estudiaba en cada caso, actividad electromiográfica, calidad de vida, nivel de salud factores psicológicos y psicosociales, valoraciones en la marcha y el gasto energético, la función motriz gruesa, función motora fina, pulso cardiaco y control postural. Para esta revisión es necesario centrarse en los resultados que obtuvieron en el control postural, ya que era el objetivo principal.

Herrero-Gallego tras el análisis de todos los estudios, señala que la hipoterapia es una actividad que: “No produce efectos negativos por lo que se puede aconsejar como tratamiento si resulta agradable y estimulante para el niño.”

Siguiendo en el mismo año y continuando con el objetivo principal, Sikwood- Sherer et al.22. Realizan un estudio cuyo objetivo fue la evaluación de la efectividad de la terapia equina para el manejo de la inestabilidad de la postura en infantes con problemas de equilibrio de leves a moderados.

El estudio se realizó sobre 16 niños de entre 5 y 16 años, los cuales debían estar diagnosticados de problemas de equilibrio para realizar el estudio. La intervención consistió en realizarles a todos los mismos tipos de ejercicio con el caballo, 45 minutos de hipoterapia, dos veces por semana durante 6 semanas, realizando dos evaluaciones antes de comenzar la intervención y una al finalizarla. Estas evaluaciones se llevaron a cabo con la escala de equilibrio pediátrico (PBS) y otra para analizar la función con la escala de actividades para el rendimiento de los niños (ASKp).

Los niños fueron divididos en grupos de tres, aleatorizando el orden para realizar las pruebas, de tal modo que los fisioterapeutas pediátricos se mantenían cegados en la ejecución de cada una de ellas con los grupos, aunque las sesiones eran individuales con cada niño.

Tras la realización de las actividades y del tratamiento de hipoterapia, se observaron cambios estadísticamente significativos según las escalas PBS y ASKp. Según la escala de PBS, tras la intervención se analizaron todos los ítems realizados para poder evaluar exactamente en cuales mejoraron y cuáles no. Se observó que todos los niños llegan al máximo del puntaje a excepción de 4 de ellos. El tiempo que pueden permanecer en apoyo monopodal, la posición de tándem, el contacto alterno de las piernas y el alcance hacia delante. Aun así, de forma grupal, se vio una mejoría significativa en los 4 ejercicios anteriores. Los resultados de la escapa ASKp también aporta cambios en las mediciones preintervencion y postintervención, realizando de igual modo un análisis individual de cada sección de la escala para comprobar qué ítems han visto una mejora y cuáles no. De forma general se observa una mejora significativa, sin embargo, al realizar la evaluación individual solo aporta resultados la sección de cuidado personal de la escala, el estudio no aporta más información debido al número limitado de preguntas que existe en cada sección.

En el 2014 Fernández Gutiérrez et al.23. basando su estudio en un único paciente femenino con la edad de 8 años, el cual tenía parálisis cerebral, concretamente hemiparesia y utilizando un posturógrafo como plataforma de presión, realizó un tratamiento de hipoterapia el cual consistió en 14 sesiones de hipoterapia de 45 minutos de duración cada una, durante un día a la semana. Y para evaluar la estabilidad postural se utilizó un posturógrafo de presión el cual utilizaron para medir de manera estática y posturológica con los ojos abiertos o cerrados.

Los resultados en la plataforma de presiones muestran una mayor distribución de cargas entre ambos pies, con una mejor distribución de apoyo en el antepié y el retropié, por lo tanto, se encontró que tras 14 sesiones de hipoterapia existían: “modificaciones positivas de la estabilidad postural en bipedestación”. Así como “modificaciones positivas en la distribución del peso plantar, ubicación del centro de gravedad y de la estabilidad postural en sentido anteroposterior y medio lateral”. Por lo tanto, se puede decir que existe un aumento del control postural, comprobando de este modo la correspondencia respecto al objetivo principal del estudio.

Ese mismo año, Mackow et al.24. Realizan un estudio sobre la influencia de la hipoterapia neurofisiológica en la transferencia del centro de gravedad entre niños con parálisis cerebral. La hipoterapia neurofisiológica consiste en maximizar los beneficios motores que aporta el animal al niño en lugar de ejecutar ejercicios o actividades, así como cambios de posición en el caballo. El estudio fue realizado en 19 niños de entre 4 y 13 años con parálisis cerebral con un nivel funcional de entre 1 y 3 según la GMFCS.

El desplazamiento del centro de gravedad fue medido con la plataforma de equilibrio Cosmogamma, el niño debía permanecer sobre la plataforma con los ojos abiertos mirando un punto fijo enfrente a 1 metro de distancia, los brazos a los lados del cuerpo y los pies descalzos, con una separación de 2 cm entre sus talones y una angulación de 30º.

Esta medición fue realizada tanto antes de realizar la hipoterapia neurofisiológica como después.

Las sesiones consistieron en 30 minutos de tratamiento de manera individual, divididos en 15 minutos realizando un círculo con el caballo hacia un lado y otros 15 hacia el otro lado. Eligieron un caballo de espalda ancha y caminar tranquilo que se adaptara perfectamente a la posición de los niños durante la monta. En ese tiempo, el niño permanece en una sedestación simple, con la pelvis en posición neutra mientras que el terapeuta jefe le va corrigiendo la posición durante el tiempo que dura el ejercicio. Los resultados obtenidos tras la sesión de hipoterapia no resultan estadísticamente significativos, pero muestran que tras una sesión de hipoterapia neurofisiológica se produce un cambio en el desplazamiento del centro de gravedad, así como un aumento del equilibrio del propio cuerpo.

Matusiak-Wieczorek et al.25. En el año 2016, realiza un estudio teniendo como objetivo, la evaluación de la influencia en el equilibrio corporal el uso de la hipoterapia en la posición de sedestación en niños con parálisis cerebral, el cual se corresponde con el objetivo primario de esta revisión, éste se llevó a cabo con 39 niños y niñas de entre 3 y 12 años con diplejía espástica o hemiplejía espástica y con un nivel entre 1 y 2 de la escala GMFCS.

Se realizaron dos grupos, un grupo de intervención y otro grupo control. El grupo de intervención recibía una sesión semanal de 30 minutos de hipoterapia realizadas por un equipo terapéutico cualificado, durante 12 semanas. Las sesiones eran divididas en 15 minutos de monta según el sentido de las agujas del reloj y otros 15 en el sentido contrario.

Durante el recorrido el terapeuta iba corrigiendo la posición de sedestación del niño con indicaciones verbales o con toques en la pelvis. En las sesiones el paciente debía hacer diferentes ejercicios que le enseña el instructor tras dar unas primeras vueltas con el caballo, los ejercicios consistían en inclinarse sobre el animal e ir a tocarle la oreja izquierda con la mano derecha, luego estirarse hacia delante con los codos extendidos, girara el tronco, colocar las manos detrás de la cabeza con los codos separados, al finalizar la sesión se le indicaba que mantuviera una postura correcta y no realizará ninguna actividad.

Se les pasó a ambos grupos la escala SAS, para evaluar su equilibrio y control postural en la posición de sentado, esta escala se les pasó cuatro veces, una al inicio de la sesión y luego otras tres cada cuatro semanas.

Tras pasar las 12 semanas se llevó a cabo la evaluación de los resultados de la SAS, obteniendo cambios estadísticamente significativos, donde se observó que en el grupo intervención existía una mejora en el control de tronco y el control de la cabeza, así como una mejora en la funcionalidad de la mano y el total de los participantes una mejora en el control de los brazos, aunque no se tuvieron tan buenos resultados con el control del pie.

El grupo control solo obtuvo mejoría en el control de la funcionalidad de la mano, así como se notaron cambios en la posición del tronco, aunque los resultados no fueron estadísticamente significativos.

En el año 2016, se publicó el estudio llevado a cabo por Gomes-Moraes et al.26. Sobre los efectos de la hipoterapia en el control postural y la habilidad funcional en niños con parálisis cerebral y cuyo objetivo era evaluar los efectos que generaba la terapia equina en el equilibrio postural sentado, el equilibrio dinámico y la funcionalidad del niño, comparando los efectos tras 12 y 24 sesiones en el equilibrio postural sentado.

Según el objetivo principal que se quiere obtener con esta revisión, este estudio evalúa concretamente lo que se quiere conseguir con esta investigación. Se seleccionaron 15 niños con parálisis cerebral los cuales fueron obtenidos de un grupo de listas de espera para sesiones de hipoterapia, se les aplicó los criterios de inclusión y exclusión para poder participar en el estudio. El equilibrio en posición sentada fue evaluado una semana antes de comenzar con la hipoterapia, luego tras las 12 sesiones de tratamiento y tras 24 sesiones. También se les pasó la escala de equilibrio de Berg y el inventario de evaluación de la incapacidad pediátrica PEDI. Los datos de recogida para el equilibrio postural fueron realizados en el laboratorio en una plataforma de fuerza, la evaluación consistió en sentar al niño en el centro de la plataforma, con los pies descalzados y sin apoyo plantar y con la cabeza y el tronco alineados. El equilibrio dinámico fue medido con la escala de equilibrio de Berg, evaluando al niño con diferentes actividades relacionadas con la vida diaria, la escala PEDI fue pasada con los tutores delante y solo la parte 1 y 2 del test, ya que la tercera tiene que ver con el entorno físico y no está cuantificado. El programa de hipoterapia consistió en 30 minutos de sesión, dos veces por semana durante 12 semanas, en cada sesión se realizaban diferentes actividades con el niño y el caballo enfocadas al equilibrio.

Tras 24 sesiones de hipoterapia se obtienen resultados estadísticamente significativos, en los que se observa una mejoría en el equilibrio postural sentado, así como una mejora en el equilibrio dinámico y el rendimiento en las actividades funcionales y la capacidad de enderezar el tronco después del desplazamiento. Esto se observa con el aumento del puntaje en las escalas de valoración usadas anteriormente en el pretratamiento, la escala Berg y PEDI.

La siguiente publicación estudiada, muestra una confirmación del objetivo primario del estudio, así como del primer, segundo y tercer objetivo secundario que se quieren alcanzar con esta revisión bibliográfica.

En el año 2017 Jiménez de la fuente27, realiza una revisión bibliográfica sobre los efectos de las terapias ecuestres en personas con parálisis cerebral, generando grandes aportaciones sobre este tema y mostrando que todos los estudios analizados muestran una mejora en los niños tras la terapia con los caballos. Como resumen tras la revisión, nos muestra una tabla donde se recogen todos los datos observados, destacando para nuestro interés que de las mejoras observadas se produce: “Mejora del control postural de cabeza y tronco y una mejora del equilibrio tanto sentado como en bipedestación y durante la marcha” El autor de la revisión afirma que: “ la literatura científica sobre los efectos de las terapias ecuestres o de la hipoterapia en el tratamiento de personas con parálisis cerebral es abundante y objeto de investigación actual” aunque uno de los problemas que observa es que no se tiene apenas información en los artículos que revisa, sobre los profesionales que llevan a cabo la terapia, ya que en numerosas ocasiones las terapias las realizan personas sin conocimientos científicos en éste ámbito, desde el punto de vista sanitario.

En este año 2018, Moraes- Gomez et al28. Realiza otro estudio sobre los beneficios que aporta la hipoterapia en el equilibrio postural en sedestación en niños con parálisis cerebral. Cuyo objetivo se centra en verificar los beneficios de 12, 24 y 36 sesiones de hipoterapia en el tiempo sobre el equilibrio postural en sedestación en niños con parálisis cerebral, así como los efectos del tratamiento pasados los 45 días.

El procedimiento se realizó en 13 niños con parálisis cerebral entre 5 y 10 años. Se realizó la recopilación de datos antes del tratamiento en una plataforma de presión con el niño en sedestación semiestático, cabeza y tronco alineados, brazos relajados y los pies sin contactar en el suelo, mientras el niño mira un punto fijo colocado a la altura de sus ojos.

Estas mediciones se realizaron en cinco momentos diferentes, una antes de comenzar el tratamiento, la segunda tras 12 sesiones, la tercera tras 24 sesiones, después de 45 días de estar sin tratamiento y la quinta y última después de 36 sesiones.

La intervención de las sesiones consistió en 30 minutos de hipoterapia dos veces por semana. Los ejercicios durante las sesiones consistían en cinco minutos de estiramiento colocando los niños sus manos en diferentes partes del caballo mientras éste se movía sobre la arena. El resto de la sesión se realizaban actividades centradas en generar un desequilibrio en el paciente.

Los resultados muestran que hubo diferencias estadísticamente significativas en cada evaluación, así como se observó que hubo una reducción del balance anterior y posterior a medida que iba desarrollándose la intervención en hipoterapia. También hubo una diferencia significativa entre el balanceo medio lateral.

Existen evidencias de que el tratamiento de hipoterapia en pacientes con parálisis cerebral que cursan con problemas de equilibrio y falta de control de tronco es beneficioso17. La mayoría de los autores coinciden en que es un tratamiento positivo, pero que debe ser continuado para que los beneficios obtenidos con la terapia se vean reflejados a largo plazo28.

 

CONCLUSIÓN

En conclusión y según los objetivos planteados para la revisión sistemática realizada, se puede decir que la hipoterapia genera beneficios positivos en la mejoría del control de tronco en niños con parálisis cerebral, así como beneficios en el equilibrio y en control de la funcionalidad de la manipulación.

Se concluye que la hipoterapia es una buena herramienta como tratamiento en niños con parálisis cerebral.

Para una buena ejecución de la hipoterapia no existe demasiada evidencia en cuanto al profesional que debe hacer el tratamiento, ya que son muy poco específicos, por lo que serían necesarios más estudios al respecto.

La hipoterapia ha demostrado que genera beneficios a corto plazo, pero para que estos efectos continúen en el tiempo se concluye que se debería realizar un tratamiento más continuado.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Trastornos neurológicos: un serio desafío para la salud pública en las Américas y en todo el mundo. Washington, D.C., agosto de 2008.
  2. Ernst, M. y de la Fuente, M. (2007): Manual básico de hipoterapia, Barcelona: La Liebre de Marzo.
  3. APAMP asociación de familias con personas con parálisis cerebral [internet].n.d. APAMP asociación de familias con personas con parálisis cerebral [consultado 28 de mayo de 2018] disponible en: http://www.apamp.org/index.php
  4. Bangash AS, Hanafi MZ, Idrees R, Zehra N. risk factors and types of cerebral palsy. J Pak Med Assoc. 2014 Jan;64(1):103-7.
  5. Fairhurst C. Cerebral palsy: the whys and hows Archives of Disease in Childhood -Education and Practice 2012;97:122-13.
  6. Graham HK, Rosenbaum P, Paneth N, Dan B, Lin JP, Damiano DL, Becher JG, Gaebler-Spira D, Colver A, Reddihough DS, Crompton KE, Lieber RL. Cerebral palsy. Nat Rev Dis Primers. 2016 Jan 7;2:15082.
  7. Prosser LA, Lee S C.K, VanSant AF, Barbe MF, Lauer RT. Trunk and Hip Muscle Activation Patterns Are Different During Walking in Young Children With and Without Cerebral Palsy. Phys Ther. 2010 Jul; 90(7): 986–997.
  8. Montero Mendoza S, Gómez-Conesa A, Hidalgo Montesinos MD. Association between gross motor function and postural control in sitting in children with Cerebral Palsy: a correlational study in Spain. BMC Pediatr. 2015 Sep 16;15:124.
  9. El-Shamy SM, Abd El Kafy EM. Effect of balance training on postural balance control and risk of fall in children with diplegic cerebral palsy. Disabil Rehabil. 2014;36(14):1176-83.
  10. Santamaría V, Rachwani J, Saavedra SL, Woollacott MH. The Impact of Segmental Trunk Support on Posture and Reaching in Children with Cerebral Palsy. Pediatr Phys Ther. 2016 Fall; 28(3): 285–293.
  11. Prosser LA, Lee S C.K, VanSant AF, Barbe MF, Lauer RT. Trunk and Hip Muscle Activation Patterns Are Different During Walking in Young Children With and Without Cerebral Palsy. Phys Ther. 2010 Jul; 90(7): 986–997.
  12. Novak I, Mcintyre S, Morgan C, Campbell L, Dark L, Morton N, Stumbles E, Wilson S, Goldsmith S. A systematic review of interventions for children with cerebral palsy: state of the evidence. Developmental Medicine & Child Neurology 2013, 55: 885–910. 50.
  13. Kılınç M, Avcu F, Onursal O, Ayvat E, Savcun Demirci C, Aksu Yildirim S. The effects of Bobath-based trunk exercises on trunk control, functional capacity, balance, and gait: a pilot randomized controlled trial. Top Stroke Rehabil. 2016 Feb;23(1):50-8.
  14. Ha SY, Sung YH. Effects of Vojta method on trunk stability in healthy individuals. J Exerc Rehabil. 2016 Dec 31;12(6):542-547.
  15. Gomez- regueira N, Viñas.diz S. Mejora del control postural y equilibrio en la parálisis cerebral infantil: revisión sistemática. Fisioterapia. 2016;38(4):196-214.
  16. Llòria M T. Conociendo la terapia asistida con caballos/ hipoterapia. Efisiopediatric.
  17. Renate Bender. Hipoterapia. Santiago de Chile. Editorial Mediterráneo Ltda. 2011.
  18. Margarita Ziade. (2012) Una mirada psicomotriz al ejercicio de la equinoterapia. Disponible en www.revistadepsicomotricidad.com
  19. Curtis DJ1, Butler P, Saavedra S, Bencke J, Kallemose T, Sonne-Holm S, Woollacott M. The central role of trunk control in the gross motor function of children with cerebral palsy: a retrospective cross-sectional study. Dev Med Child Neurol. 2015 Apr;57(4):351- 7.
  20. Zadnikar M, Kastrin A. Effects of hippotherapy and therapeutic horse back riding on postural control or balance in children with cerebral palsy: a meta-analysis. Developmental Medicine & Child Neurology 2011,53:684–691.
  21. Herrero GP, García AE, Montserrat M. E, et al. Efectos terapéuticos de la hipoterapia en la parálisis cerebral: una revisión sistemática. Fisioterapia. 2012;34(5):225-234.
  22. Silkwood-Sherer D J, Killian C B, Long T M, Martin K S. Hippotherapy – An Intervention to Habilitate Balance Deficits in Children With Movement Disorders: A clinical trial. PHYS THER. 2012; 92:707-717.
  23. Fernández- Gutiérrez, C. Apolo- Arenas M.D, Martínez- García Y, Caña-Pino A. Efectos de la hipoterapia en la estabilidad postural en parálisis cerebral infantil: a propósito de un caso clínico. Fisioterapia. 2015;37(3):135-139.
  24. Mackow A, Małachowska-Sobieska M, Demczuk-Włodarczyk E, Sidorowska M, Szklarska A, Lipowicz A. Influence of Neurophysiological Hippotherapy on the Transference of the Centre of Gravity Among Children with Cerebral Palsy. MEDSPORTPRESS, 2014; 6(6); Vol. 16, 581-593.
  25. Matusiak-Wieczorek E, Małachowska-Sobieska M, Synder M. Influence of Hippotherapy on Body Balance in the Sitting Position Among Children with Cerebral Palsy. MEDSPORTPRESS, 2016; 2(6); Vol. 18, 165-175.
  26. Gomes-Moraes A, Copetti F, Regina A V, Leonardo C L, Cristina de David A. The effects of hippotherapy on postural balance and functional ability in children with cerebral palsy. J. Phys. Ther. Sci. 28: 2220–2226, 2016.
  27. Jiménez, A. Efectos de las terapias ecuestres en personas con parálisis cerebral. Revista española de Discapacidad, 5 (2): 171-184.
  28. Gomes- Moraes A, Copetti F, Regina- Angelo V, Chiavoloni BS L, Cristina de David A. Hippotherapy on postural balance in the sitting position of children with cerebral palsy – Longitudinal study. Physiotherapy Theory and Practice. 2018.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos