Manejo de las lesiones por humedad en enfermería. Artículo monográfico

5 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Natalia Carrillo Gracia. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  2. Ana Mª Sánchez Oliván. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  3. María Sánchez Latorre. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  4. Manuel Peinado Gallego. Enfermero del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  5. Cristina Larramona Pueyo. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.

 

RESUMEN

Hasta hace unos años, el campo de las lesiones por humedad se encuadran dentro de lesiones crónicas. Hoy en día y gracias al avance y la evolución en el estudio y la investigación de este campo podemos decir que la humedad se considera como un factor etiológico que puede causar daño en la piel si no se diagnostica y se trata a tiempo.

Las lesiones cutáneas relacionadas con la humedad LCRD, se definen como la inflamación y/o erosión de la piel causada por la exposición prolongada a la humedad.

Las lesiones pueden ir evolucionando desde una inflamación, pasando por un eritema y terminando en una erosión.

En el 6º Estudio Nacional de prevalencia de las úlceras por presión y otras lesiones cutáneas relacionadas con la dependencia, nos indican que este tipo de lesiones serían el segundo tipo de LCRD más frecuente, después de las lesiones por presión LPP, con una prevalencia del 1,4% tanto en unidades de hospitalización general como en Unidades de cuidados Intensivos UCI.

PALABRAS CLAVE

Lesiones por humedad, lesiones cutáneas relacionadas con la dependencia, diagnóstico, tratamiento.

ABSTRACT

Until a few years ago, the field of dampness lesions was classified as a chronic lesion. Today, thanks to the progress and evolution in the study and research of this field, we can say that moisture is considered an aetiological factor that can cause skin damage if it is not diagnosed and treated in time.

Moisture-related skin lesions LCRD are defined as inflammation and/or erosion of the skin caused by prolonged exposure to moisture.

The lesions may progress from inflammation to erythema to erosion.

In the 6th National Study on the prevalence of pressure ulcers and other skin lesions related to dependency, they indicate that this type of lesion is the second most frequent type of CRLD, after PPL pressure lesions, with a prevalence of 1.4% in both general hospitalisation units and Intensive Care Units (ICU).

KEY WORDS

Moisture associated skin damage, dependence-related skin lesions, diagnosis, treatment.

DESARROLLO DEL TEMA

Las lesiones cutáneas asociadas a la humedad (LESCAH) se engloban dentro de las lesiones cutáneas relacionadas con la dependencia (LCRD) 1. Hasta hace unos años estas lesiones se englobaban dentro de las úlceras por presión están definidas por el Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras Por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) como la inflamación y la erosión de la piel causada por la exposición prolongada a diversas fuentes de humedad, orina, heces, sudor, exudado de las heridas, moco o saliva , habitualmente se presentan como una inflamación en la piel, que puede ocurrir sola o con la presencia de erosiones y/o infecciones cutáneas secundarias. A menudo no se detectan hasta que aparece inflamación significativa, maceración o erosión en la piel1.

CARACTERÍSTICAS:

Son lesiones superficiales que se presentan generalmente en zonas “sin prominencias óseas” (glúteos, pliegues inter-mamarios, surco anal, etc.), con bordes difusos e irregulares, forma de espejo (copia de la lesión) acompañadas de eritema importante y con solución de continuidad de la piel. La presencia de estas lesiones y su no resolución en conjunción con la presión prolongada pueden traducirse en su transformación en lesiones combinadas humedad – presión de categoría 3 o superior, aún y no encontrarse en las localizaciones habituales de las lesiones por presión, es decir encima de una zona de prominencia ósea1,2,3.

En la clínica podemos distinguir diferentes tipos de LESCAH.

1. Dermatitis asociada a incontinencia o DAI: se define como una respuesta reactiva de la piel a la exposición crónica de orina y materia fecal, que podría ser observada como inflamación y eritema, con o sin erosión o denudación, a nivel de la zona perineal o perigenital. Provoca molestias considerables y puede resultar difícil, laboriosa y cara de tratar. Los datos existentes sugieren que la DAI es un problema habitual en la atención sanitaria. Los estudios han calculado que presenta:

Prevalencia (es decir, una proporción de pacientes con DAI en un momento definido) de entre el 5,6 % y el 50 %. Incidencia (es decir, la proporción de pacientes que presentan DAI a lo largo del tiempo) de entre el 3,4 % y el 25 %.

Los pacientes con DAI son proclives a contraer infecciones cutáneas secundarias, siendo la candidiasis una de las infecciones secundarias más habituales asociada a la DAI1,2,3.

2. Dermatitis intertriginosa. El intertrigo se desarrolla cuando la combinación de fricción y humedad retenida ablanda e irrita la piel y hace que se erosione. Esta erosión a menudo da lugar a una infección por levaduras o por bacterias. El área afectada está roja, irritada, con prurito o con una combinación de estas características. Las áreas afectadas con más frecuencia son las zonas calientes y húmedas, como debajo de las mamas, entre los pliegues de grasa abdominal, entre los dedos de las manos o de los pies, en las axilas, bajo las nalgas y las ingles. El intertrigo es común en personas que tienen obesidad o sudan en exceso, y en personas a quienes la ropa les irrita la piel o mantiene la humedad.

Para su diagnóstico se utiliza:

  • Exploración médica de la piel.
  • En algunas ocasiones, análisis y cultivo de las muestras de Agentes para mantener la piel seca.

 

Para su tratamiento se utiliza:

  • Lociones antibacterianas o cremas antimicóticas. Si no se encuentran bacterias o levaduras, los médicos pueden recomendar agentes como la solución de Burow o antitranspirantes de venta libre que contienen cloruro de aluminio al 20% para mantener el área seca y prevenir la irritación1,2,3.

 

3. Dermatitis asociada a la humedad periestomal: Afectación cutánea relacionada con el contacto prolongado de los fluidos procedentes del estoma.

4. Dermatitis asociada a humedad perilesional. Se produce cuando el exudado de la herida, que contiene enzimas proteolíticas, entra en contacto con los bordes y la piel perilesional durante períodos prolongados. La piel es entonces más susceptible a los diferentes elementos que se combinan (presión/ cizalla y fricción) en los pacientes dependientes, lo que puede producir que además que la herida no cicatrice, su complejidad en el abordaje será mayor 1, 2,3. Los factores asociados a este tipo de lesión son:

  • Exudado procedente de lesiones.
  • Tipo de apósitos.
  • Adhesivos de apósitos.
  • Patologías crónicas: linfedema, etc.

 

5. Dermatitis por saliva o mucosidad procedente de la boca o fosas nasales: Es una dermatitis asociada que se produce por el efecto mantenido de las enzimas que componen diferentes soluciones, tanto saliva como moco, y que dañan la piel al degradar la barrera lipídica cutánea por efecto de sus enzimas 2,3.

Los factores asociados a este tipo de lesión son:

  • Saliva.
  • Mucosidad.
  • Roce o fricción.
  • Presión.
  • Procesos patológicos asociados (neurológicos, psiquiátricos, etc.).

 

VALORACIÓN DEL RIESGO:

Se recomienda realizar una anamnesis, una exploración visual de la piel y un examen físico, para lograr determinar la causa que origina la lesión y poder llevar a cabo un diagnóstico diferencial de las lesiones.

Para poder valorar correctamente este tipo de lesiones existen varias escalas o instrumentos:

  • La escala visual del eritema (EVE) que consiste en una escala numérica de 0 a 4 y determina hasta cinco grados colorimétricos de valoración del eritema. Se refiere a la globalidad de las LESCAH y no de forma específica a DAI4.
  • La escala Iconográfica de la Dermatitis del Pañal por Humedad (DPH), diseñada por Palomar Llatas, F et al. en España, a partir de la escala EVE. A raíz de esta escala se propone realizar una valoración no sólo con la coloración de la piel, sino añadiendo el grado de afectación de la misma. Consiste en una escala numérica de 6 tipos según la severidad de la lesión5.
  • Escala de medida de la lesión perineal (Perineal Assessment Tool – PAT-): a diferencia de las anteriores, es el único instrumento diseñado específicamente para evaluar el riesgo de la dermatitis asociada a la incontinencia (DAI). Consta de 4 ítems o factores que son determinantes de la lesión perineal, que a su vez se subdividen en 3, en una escala numérica de 4 a 12 puntos. Se considera riesgo bajo de DAI ≤ 5, riesgo moderado =6 y riesgo alto ≥ 7. Recientemente ha sido validada en castellano6.
  • Escala de Humedad de la Escala de Braden: es una escala validada que se utiliza para la predicción de riesgo de úlceras por presión; incluye seis sub-escalas, de las cuales, una está referida a la humedad como factor de riesgo. Esta subescala consta de 4 ítems que valoran el nivel de exposición de la piel a la humedad7.
  • Escala de la Dermatitis Asociada a Incontinencia (IAD, Incontinence Associated Dermatitis Skin Condition Assessment Tool): que consta de tres ítems que evalúan el grado de deterioro de la piel debido a la dermatitis asociada a incontinencia en relación con el área expuesta, eritema y erosión cutánea8.
  • Sistema de categorización de las LESCAH en general (no específico de DAI) desarrollado en lengua española por GNEAUPP9.

 

Es aconsejable la utilización de una de estas escalas validadas que permita comprobar el estado de la piel. Preferentemente, están recomendadas la escala EVE, PAT, la subescala de Humedad de la escala de Braden y el sistema de categorización de las LESCAH.

PREVENCION Y TRATAMIENTO:

El abordaje integral de las LESCAH incluye que la prevención y el tratamiento de las mismas se realicen teniendo en cuenta las siguientes actividades propuestas:

CUIDADOS DE LA PIEL: Contar con un plan estructurado de cuidados de la piel basados en una adecuada limpieza / higiene de las zonas cutáneas expuestas a la humedad.

PROTECCIÓN DE LA PIEL: Llevar a cabo un programa de protección de la piel manteniendo hidratada y protegida de los efectos de la humedad y la incontinencia. El uso de productos barrera antihumedad, también llamados protectores cutáneos (sustancias hidratantes, emolientes, humectantes y productos barrera), proporcionan y favorecen la protección tópica ante el exceso de humedad externa, incontinencia y otros fluidos corporales, así como por causas de iatrogenia3,9.

Los factores que influyen en el desarrollo de estas son:

  • Tiempo, entendido como exposición prolongada a la humedad.
  • Cantidad, diversidad y contenido de irritantes químicos de la fuente de humedad.
  • pH de la piel.
  • Factores mecánicos como la fricción.
  • Presencia de microorganismos potencialmente patógenos.
  • Edad del paciente, tanto en edades tempranas como en el envejecimiento.
  • Estado de salud del paciente.
  • Factores externos, relacionados con los cuidados: Inadecuada higiene de la piel del paciente,la no retirada de los restos de jabón durante el aseo y secado inadecuado

 

En cuanto al tratamiento no existe un protocolo de consenso debido al incipiente conocimiento sobre las causas y mecanismos de estas lesiones y a la escasa investigación existente. No obstante ciñéndonos a las últimas evidencias seguiremos las siguientes recomendaciones9,10,11:

Si no existe eritema aplicaremos ácidos grasos hiperoxigenados o productos barreras que contengan siliconas.

Cuando el eritema sea casi imperceptible o moderado (piel rosada) cremas con óxido de zinc al 10%.

Cuando el eritema sea intenso (piel púrpura o rosa) o bien exista rotura o abrasión superficial utilizaremos cremas de óxido de Zinc al 30%.

Cuando exista pérdida de la integridad cutánea (erosión o abrasión) dependiendo del grado de la lesión utilizaremos el apósito adecuado: alginato para heridas muy exudativas, espumas de poliuretano para heridas poco exudativas y apósitos con plata si observamos signos de infección.

CONCLUSIONES

Las LESCAH se presentan como un proceso inflamatorio causado por el daño ocasionado a la piel debido al contacto prolongado con determinados fluidos orgánicos.

Sus manifestaciones clínicas son diversas y tanto en su presentación como intensidad intervienen diversos factores. Aunque el mecanismo exacto de producción no está completamente definido, podemos pensar en la acción sinérgica de la humedad y otros factores acompañantes, tanto intrínsecos como extrínsecos. Las distintas formas de LESCAH son una condición prevalente y clínicamente relevante, con repercusiones sobre el estado de salud y la calidad de vida del paciente, que requiere de una valoración y diagnóstico preciso, así como de una prevención y tratamiento eficaz por parte de los profesionales del cuidado. Para evitarlas, estos deberían centrar sus esfuerzos en mantener las condiciones óptimas de la piel, y realizar un diagnóstico y tratamiento precoz en sus formas iniciales, evitando la progresión a lesiones más complejas.

Reconocer, por último, que la diversidad de formas y tipos de LESCAH, unido al incipiente conocimiento sobre su etiopatogenia y la escasa investigación relacionada, abre la posibilidad de desarrollar interesantes líneas investigadoras a los profesionales sanitarios de los distintos ámbitos centradas en los aspectos específicos del cuidado de estas lesiones -epidemiología, etiología, fisiopatología, valoración, costes, prevención y tratamiento.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. García FP, Soldevilla JJ, Verdú J, López P, Rodríguez M, Torra JE et al. Clasificación-categorización de las lesiones cutáneas relacionadas con la dependencia. Serie Documentos Técnicos GNEAUPP no II. 3a Edición [internet]. Logroño: Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas; 2021. [citado 9 Feb 2024]. Disponible en: https://gneaupp.info/wp-content/uploads/2021/11/gneaupp.dt02.categorizacion-3ed.pdf
  2. García FP, Rodríguez M, Soldevilla JJ, Verdú J, Pancorbo PL. Modelo teórico y marcos conceptuales de las lesiones por presión y otras heridas crónicas. Historia y desarrollo. Gerokomos [Internet]. 2022 [citado 9 Feb 2024]; 33(2):105-110. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1134-928X2022000200009&script=sci_arttext&tlng=pt
  3. Torra JE, Soldevilla J, Pancorbo PL, López MD, García FP. Prevalencia de las lesiones cutáneas relacionadas con la dependencia en residencias de mayores y centros sociosanitarios de España: resultados del 6° Estudio Nacional del GNEAUPP. Gerokomos [Internet]. 2022 [citado 10 Feb 2024]; 34 (4). Disponible en: https://prevencionulcerasyheridas.com/wp-content/uploads/2023/12/6-ENP-2022-LCRD-Residencias39.pdf
  4. Fader M, Bain D, Cottenden A. Effects of absorbent incontinence pads on pressure management mattresses. J Adv Nurs [internet]. 2004; 48(6):569–574. Disponible en: https://doi.org/10.1111/j.1365-2648.2004.03245.x
  5. Llatas FP, Pujalte BF, Talamantes CS, Belda LL, Fornes PD, Rioja EC, et al. Estudio del uso de dispositivos absorbentes en pacientes incontinentes institucionalizados aplicando una escala de valoración de dermatitis de pañal por humedad. Enfermería Dermatológica [Internet]. 2013 [citado 9 Feb 2024];7(20):14–30. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/263606619_Estudio_del_uso_de_dispositivos_absorbentes_en_pacientes_incontinentes_institucionalizados_aplicando_una_escala_de_valoracion_de_dermatitis_del_panal_por_humedad
  6. Alexandre S, Barallat E, Torra J-E, García E, Blanco J. Adaptación transcultural y validación psicométrica en lengua española de la escala Perineal Assessment Tool para la evaluación de la dermatitis por incontinencia. Gerokomos [Internet]. 2020 [citado 9 Feb 2024];31(4):241–7. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1134-928X2020000500241&script=sci_abstract
  7. Omolayo T, Brown K, Rapp MP, Li J, Barrett R, Horn S, Bergstrom N. Construct Validity of the Moisture Subscale of the Braden Scale for Predicting Pressure Sore Risk. Adv Skin Wound Care [Internet].2013 [citado 10 Feb 2014]; 26(3): 122-7. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1134-928X2020000500241&script=sci_abstract
  8. Kennedy KL, Lutz L. Comparison of the efficacy and costeffectiveness of three skin protectants in the management of incontinence Dermatitis. In: Proccedings of the European Conference on Advances in Wound Management. Amsterdam; October 4, 1996
  9. Ulceras.net. Monograficos. Ulceras por presión. Lesiones por humedad. Sevilla: Ulceras.net; 2023 [consultado 11 Feb 2024]. Disponible en: https://ulceras.net/monografico/129/122/ulceras-por-presion-lesiones-por-humedad.html
  10. Rumbo JM. Eficacia de los productos tópicos para la piel en el tratamiento y prevención de la dermatitis asociada a la incontinencia: revisión sistemática. Ene. [Internet]. 2021 [citado10 Feb 2024]; 15(3):1338. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1988-348X2021000300014&script=sci_arttext
  11. García Ruiz María Piedad. Efectividad de películas de barrera no irritantes y pomada con óxido de zinc: revisión exploratoria. Gerokomos [Internet]. 2022 [citado 2024 Mar 24];33( 1 ): 45-52. Disponible en:https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1134-928X2022000100011&script=sci_arttext&tlng=pt

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos