Papel de la enfermería en el tratamiento de las heridas agudas.

12 febrero 2024

AUTORES

  1. Marina Torres Álvarez. Enfermera de Atención Primaria Centro de Salud de Aínsa.
  2. Elsa María Garanto Palacín. Enfermera del Servicio de Pool del Hospital de Barbastro.
  3. Marta Morales Collada. Enfermera Atención Continuada Centro de Salud de Graus.
  4. Gloria Bescós Silano. Enfermera del Servicio de Urgencias del Hospital de Barbastro.
  5. Beatriz Arrazola Ciutad. Enfermera en el Centro de Salud de Graus.
  6. Lorena Ciutad Sopena. Enfermera del Servicio de Urgencias del Hospital de Barbastro.

 

RESUMEN

Enfermería juega un papel fundamental en la cicatrización de heridas por primera intención. Este papel cobra aún más protagonismo cuando hablamos de un enfermero/a que desempeña su función en un servicio de Urgencias hospitalarias, urgencias extrahospitalarias, Urgencias de Atención Primaria, Mutuas de accidentes ya que las heridas agudas ocupan un gran porcentaje de las demandas de estos servicios.

La sutura de heridas es una técnica compleja. De una correcta realización y cuidados posteriores dependerá la existencia de una serie de complicaciones; la mayoría de ella evitables y con importantes repercusiones en la vida diaria de los pacientes.

La mayoría de los profesionales sanitarios, centrándonos en enfermería, sienten inseguridad, miedo y frustración a la hora de abordar este tipo de lesiones. Estos sentimientos, en la mayoría de los casos, son debidos a la falta de información legal y formación; entre otras.

Muchas de las competencias de enfermería, en la práctica asistencial, se ven delimitadas por la falta de información legal acerca de éstas, y por la existencia de discrepancias entre las diferentes categorías profesionales; sobre todo cuando se precisa de cierta destreza y formación especializada.

La formación continua es una herramienta fundamental para que los profesionales sanitarios estén correctamente capacitados y actualizados en la realización de sus labores diarias. La forma de realización de numerosas técnicas tiene una gran repercusión en la evolución favorable de los pacientes.

PALABRAS CLAVE

Heridas agudas, cirugía menor, enfermería, formación continua, marco legal.

ABSTRACT

Nursing plays a fundamental role in wound healing. This role takes on even more prominence when we talk about a nurse who performs his or her role in a hospital emergency department, extra-hospital emergencies, primary care emergencies or accident mutuals since acute wounds occupy a large percentage of the demands of these services. The suture of wounds is a complex technique. The existence of a series of complications will depend on proper performance and subsequent care; most of them avoidable and with important repercussions on the daily life of patients. Most health professionals, focusing on nursing, feel insecurity, fear and frustration when it comes to addressing this type of injury. These feelings, in most cases, are due to the lack of legal information and training among others. Many of the nursing competences in healthcare practice are delimited by the lack of legal information about them and by the existence of discrepancies between the different professional categories; especially when a certain skill and specialized training are required. Continuous training is the main tool for health professionals to be properly trained and updated in the performance of their daily tasks. The way of performing numerous techniques has a great impact on the favorable evolution of patients.

KEY WORDS

Acute wounds, minor surgery, nursing, continuous training, legal framework.

INTRODUCCIÓN

Según fuentes del Sistema de Información de Atención Primaria (SIAP), en el año 2022, el número de urgencias del Sistema Nacional de Salud (SNS) ascendió a 32.679.359 (Anexo 1); un notable incremento respecto a años anteriores. De estas urgencias, 11.597.410 fueron atendidas por Enfermería (Anexo 2) y 467.789 atenciones estuvieron relacionadas con curas y técnicas de cirugía menor, como por ejemplo la realización de suturas en heridas agudas (Anexo 3).

Las heridas agudas se definen como aquellas lesiones causadas principalmente por un traumatismo o por una intervención quirúrgica. Se caracterizan por tener una cicatrización menor de 10 semanas y las más frecuentes son las heridas traumáticas de partes blandas1. Según la etiología de la lesión se pueden clasificar en: laceraciones, heridas incisas (también derivadas de la actividad quirúrgica), punzantes, contusas, abrasivas, avulsivas, quemaduras y mordeduras1.

En función del tipo de lesión que tengamos y el lugar anatómico en el que se producen; las heridas cicatrizaran de manera diferente. Existen tres tipos de cicatrización2:

Cierre por primera intención: los bordes de la herida se aproximan mediante diferentes tipos de sutura quirúrgica o tiras de aproximación.

Cierre por segunda intención: la lesión permanece abierta hasta que se alcanza el final del proceso de cicatrización de forma natural. Se utiliza cuando el cierre por primera intención ha creado complicaciones en la cicatrización.

Cierre por tercera intención o cierre primario tardío: consiste en el cierre de la lesión mediante intervención quirúrgica una vez que se ha formado el nuevo tejido de granulación. Se utiliza cuando los cierres anteriormente nombrados han resultado fallidos.

El objetivo principal del tratamiento de este tipo de lesiones es crear las condiciones óptimas para su curación, permitiendo así la recuperación de la integridad cutánea y preservando y restableciendo la función de la zona lesionada de la forma más estética posible; minimizando las posibles complicaciones posteriores1.

La enfermería juega un papel importante en el proceso de cicatrización de las heridas3. Entre algunas de las funciones que desempeña el enfermero/a a la hora de atender una herida aguda se encuentran: valoración de posibles alergias medicamentosas, valorar el tipo de lesión, localización, afectación de estructuras, control de hemorragias, limpieza de la lesión, control de la infección, valoración del dolor, control de posibles complicaciones posteriores y educación sanitaria; entre otras4.

El objetivo principal de esta revisión es dar a conocer la importancia de la figura del enfermero/a a la hora de realizar actividades de cirugía menor.

Como objetivos secundarios: investigar el marco legal sobre la actuación de enfermería en la realización de técnicas de cirugía menor y fomentar la actualización de conocimientos de los profesionales sanitarios en el ámbito de la cirugía menor.

MATERIAL Y MÉTODO

La metodología utilizada en este trabajo consiste en la realización de una revisión bibliográfica. Ésta ha sido llevada a cabo a través de una exhaustiva búsqueda bibliográfica en diferentes bases de datos tales como: Pubmed, Scielo, Google Academy, Medline, Elsevier, etc. Para ello se han utilizado operadores booleanos como “AND”, “OR”, “NOT” y términos MESH en los que se incluyen: «Minor Surgical Procedures», “Nurses Role”, “Education Nursing Continuing”, Legislation Nursing”.

También se ha consultado en guías de práctica clínica, protocolos del Servicio Aragonés de SALUD (2020), en el Informe Anual del Sistema Nacional de Salud (año 2019) y páginas web oficiales.

Los datos estadísticos han sido consultados en el Instituto Nacional de Estadística (INE) y en el Sistema de Información de Atención Primaria (SIAP).

Los criterios de inclusión utilizados fueron:

  1. Artículos publicados en un rango máximo de 10 años.
  2. Artículos publicados en castellano y/o inglés.
  3. Artículos relacionados sólo con heridas agudas.
  4. Artículos relacionados con tratamiento de heridas por parte de enfermería.

 

Como criterios de exclusión: heridas crónicas y atención de heridas por parte de medicina.

RESULTADOS

Según los datos estadísticos revisados, una gran parte de las demandas de los servicios de urgencias son atendidas por el personal de enfermería (Anexo 2). De estas atenciones la mayoría de ellas pertenecen a heridas agudas (Anexo 3), las cuáles precisan una atención especializada por parte de todo el equipo asistencial.

En España, el grado de Medicina autoriza al médico para la práctica de la cirugía menor. Además, la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria incluye la formación especializada en esta materia5.

En cuanto a los profesionales de enfermería, la Orden Ministerial de 26 de noviembre de 1945 que establece los Estatutos de Profesiones Auxiliares Sanitarias; en el artículo 7, señala que: “El título de practicante habilita para realizar con la indicación o vigilancia las siguientes funciones: el ejercicio de las operaciones comprendidas bajo el nombre de Cirugía menor”7. Es decir, en esta ley, se aclara que enfermería puede realizar estas técnicas siempre y cuando hayan sido delegadas por un facultativo y bajo la indicación o vigilancia médica oportuna.

Por otro lado, la cirugía menor precisa de la administración de productos anestésicos. La ley 29/2006 de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios restringe, en su artículo 77, el uso de los fármacos que precisan receta a los médicos y odontólogos8. Posteriormente este artículo se ve modificado por la Ley 28/2009 en la que se fija la regularización de la participación de los enfermeros en el ámbito de los medicamentos sujetos a prescripción médica9. Actualmente el Real Decreto 945/2015, de 23 de octubre, regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de enfermeros bajo la validación de protocolos y guías de práctica clínica para la indicación y uso de medicamentos10.

A pesar del amparo legal, sobre la actuación enfermera en el campo de la cirugía menor, para una correcta actuación es necesario el consentimiento informado firmado por el paciente. Esto se refleja en el Artículo 7 del Código Deontológico de la Enfermería, el cuál refiere: “El consentimiento del paciente, en el ejercicio libre de la profesión, ha de ser obtenido siempre, con carácter previo, ante cualquier intervención de la Enfermera/o. Y lo harán en reconocimiento del derecho moral que cada persona tiene a participar de forma libre, y válidamente manifestada sobre la atención que se le preste”11.

En resumen, ¿Puede la enfermería anestesiar y realizar suturas de forma autónoma? Tras realizar una revisión de la ley actual, se observa que no se estipula de forma concreta la función de enfermería en el ámbito de la cirugía menor.

A pesar de ello, y de que la cirugía menor es una labor médica, ésta puede ser delegada en enfermería. Es decir, la responsabilidad del diagnóstico y pertinencia del tratamiento corresponde al facultativo, pero una vez delegada esta función, en enfermería, es el enfermero/a quién tiene la potestad legal y el deber de la correcta ejecución de la técnica y cuidados posteriores.

Lo mismo ocurre con el uso de productos anestésicos administrados con el fin de controlar el dolor en el tratamiento de las heridas agudas. Enfermería puede realizar esta tarea siempre y cuando haya sido pauta por el médico responsable y se tengan los conocimientos y destrezas suficientes para la realización de la técnica con total seguridad y en base al Principio bioético de Beneficencia12.

La formación continuada es una herramienta fundamental para que los profesionales sanitarios estén correctamente capacitados y actualizados con las actividades laborales que desempeñan13. En base al Código Deontológico de la Enfermería Española, Capítulo X sobre Normas Comunes en el Ejercicio de la Profesión, Artículo 60: “Es responsabilidad de la enfermera actualizar constantemente sus conocimientos personales, con el fin de evitar actuaciones que puedan ocasionar la pérdida de salud o de vida de las personas que atienden”11. En el Capítulo XI sobre la Educación y la Investigación de la Enfermería, artículo 70: “La enfermera será consciente de la necesidad de una permanente puesta al día mediante educación continuada y el desarrollo conjunto de conocimientos sobre los cuales se basa su ejercicio”11. Esta formación se ve dificultada por diferentes factores como son: la economía y la compatibilización de la vida laboral y familiar14.

 

CONCLUSIONES

Enfermería tiene respaldo legal para la realización de técnicas de cirugía menor, entre ellas, la sutura de heridas agudas; siempre y cuando haya sido delegada por un facultativo. Una vez delegada la responsabilidad legal de la ejecución recae sobre la enfermera/o ejecutor de la técnica. Así como la administración de anestesia tras pauta médica. En todos los casos se debe tener en cuenta el consentimiento informado firmado por el paciente.

Generalmente, desde el punto de vista de la práctica asistencial, es poco habitual que el personal de enfermería realice técnicas de cirugía menor; ya sea por desconocimiento de la legislación vigente, por disputas interprofesionales para delimitar las tareas que corresponden a cada profesional o por falta de formación y protocolos en las distintas Comunidades Autónomas15.

Es competencia de cada Comunidad Autónoma establecer protocolos y guías de práctica clínica, lo que supone un problema añadido; ya que se trabaja de forma distinta en los diferentes centros asistenciales.

Otro de los problemas añadidos es que la formación continua y renovación de conocimientos requiere un esfuerzo económico, demasiado elevado en la mayoría de las formaciones de ámbito privado, y tiempo. La vida laboral, la conciliación familiar y la economía interfieren en la actualización de los conocimientos.

Existen pocos recursos y cursos de formación sobre suturas para el personal de enfermería, aunque se puede observar que en los últimos años ha ido incrementando la oferta de estos. Se debe empezar por ofrecer una amplia formación en este ámbito desde las universidades.

Debido a la amplia salida laboral que la enfermería ofrece, se debe aumentar y fomentar la especialización de la enfermería en sus diferentes campos de actuación. La oferta actual es muy escasa y delimitada en siete especialidades.

Finalmente recordar que, aunque enfermería tenga cierto respaldo legal, no se debe olvidar que la atención de los pacientes debe ser abordada desde un punto de vista multidisciplinar.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gobierno de Aragón. Dirección General de Asistencia Sanitaria. Consulta de enfermería de atención inmediata en procesos agudos (Care). Guía de protocolos. 2020. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en: https://www.aragon.es/documents/20127/89933908/Gu%C3%ADa+de+protocolos+consulta+CARE.pdf/a6f67949-10d7-7969-a622-175378c1b74a?version=1.0&t=1659339931210
  2. Ameneiro Romero L., Arantón Areosa L., Sanmartín Castrillón R. Guía práctica de heridas traumáticas agudas de partes blandas. [Guía práctica nº 8]. En: Rumbo Prieto J.M., Raña Lama C.D., Cimadevila Álvarez M.B., Calvo Pérez A.I., Fernández Segade J., editores. Colección de Guías Prácticas de Heridas del Servicio Gallego de Salud. Santiago de Compostela (A Coruña): Xunta de Galicia. Consellería de Sanidad. Servicio Gallego de Salud, 2021. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en:https://ulcerasfora.sergas.gal/Informacion/Documents/323/GU%C3%8DA%20N%C2%BA8%20HERIDAS%20TRAUMATICAS%20PARTES%20BLANDAS%20cast.pdf
  3. Beaskoetxea P, Bermejo M, Capillas R, Cerame S, García Collado F, Gómez Coiduras J, et al. Situación actual sobre el manejo de heridas agudas y crónicas en España: Estudio ATENEA. Gerokomos  [Internet]. 2013 Mar [citado 2023 Nov 26]; 24(1): 27-31. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2013000100006&lng=es
  4. García R.F., Gago M., Chumilla S., Gaztelu V. Abordaje de enfermería en heridas de urgencias. Gerokomos [Internet]. 2013; 24(3):132-8. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2013000300007
  5. Gobierno de Canarias, Consejería de Sanidad, Servicio Canario de Salud. Protocolo de Cirugía Menor en Atención Primaria. Dirección General de Programas Asistenciales, 2009. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en https://es.slideshare.net/lezquerra/110474683-protocolodecirugiamenorenantencionprimaria
  6. Estatutos de las Profesiones Auxiliares Sanitarias y de los Colegios Oficiales de Auxiliares Sanitarios.
  7. Orden Ministerial de 26 de noviembre de 1945 de los Estatutos de Profesiones Auxiliares Sanitarias. Boletín Oficial del Estado, nº 339, (05-12-1945).
  8. Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. Ley 29/2006, de 26 de julio. Boletín Oficial del Estado, nº 178, (27-07-2006).
  9. Ley de modificación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. Ley 28/2009 de 30 de diciembre. Boletín Oficial del Estado, nº 315, (31-12-2009).
  10. Real Decreto por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros. Ley 954/2015 de 23 de octubre. Boletín Oficial del Estado, nº 306, (23- 12-2015).
  11. Resolución Nº 32/89: por la que se aprueban las Normas Deontológicas que ordenan el ejercicio de la profesión de Enfermería de España con carácter obligatorio. Consejo General de Enfermería de España. 14 de Julio de 1988.
  12. Mora L. Principios éticos y bioéticos aplicados a la calidad de la atención de enfermería. Rev Cubana Oftalmol [Internet]. Junio ​​de 2015; 28(2): 228-233. [citado 26 de noviembre de 2023] Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21762015000200009&lng=es.
  13. Retrazos. ¿Por qué es necesaria la formación continua? Enfermería 21. [Internet]. Mayo 2016. [citado 26 de noviembre de 2023] Disponible en: https://www.enfermeria21.com/contenido/por-que-es-necesaria-la-formacion-continuada/
  14. Guaña E, Ramírez T, Mariño H, Ávila Y. Factores que influyen en la educación continua desde la perspectiva del profesional de enfermería. Sinapsis La Rev científica del ITSUP [Internet]. 2020; 1:(16):18 [citado 2023 Nov 27]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8474688&info=resumen&idioma=ENG
  15. Meseguer P. Enfermería de práctica avanzada y fronteras competenciales de las profesiones sanitarias españolas. Sociología del Trabajo [Internet]. 2022; 100: 117-129. [citado 2023 Nov 27]. Disponible en: https://www.researchgate.net/profile/Pablo-Meseguer-3/publication/362107697_Enfermeria_de_practica_avanzada_y_fronteras_competenciales_de_las_profesiones_sanitarias_espanolas/links/62dd946c82bb472992a01b5b/Enfermeria-de-practica-avanzada-y-fronteras-competenciales-de-las-profesiones-sanitarias-espanolas.pdf

 

ANEXOS

ANEXO 1: TABLA DE ACTIVIDAD URGENTE EN ATENCIÓN PRIMARIA DURANTE 10 AÑOS:

Portal Estadístico del Ministerio de Sanidad. Área de Inteligencia de Gestión. Madrid; Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP) 2012-2022. [España, Tabla de actividad urgente]. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en: https://pestadistico.inteligenciadegestion.sanidad.gob.es/publicoSNS/C/sistema-de-informacion-de-atencion-primaria-siap/actividad/urgente 

 

ANEXO 2: TOTAL DE URGENCIAS EN ATENCIÓN PRIMARIA ATENDIDAS POR ENFERMERÍA. 2012-2022:

Portal Estadístico del Ministerio de Sanidad. Área de Inteligencia de Gestión. Madrid; Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP) 2012-2022. [España, Tabla de actividad urgente, número de atenciones urgentes por enfermería]. [citado 15 Nov 2023]. Disponible en: https://pestadistico.inteligenciadegestion.sanidad.gob.es/publicoSNS/C/sistema-de-informacion-de-atencion-primaria-siap/actividad/urgente/

 

ANEXO 3: TOTAL DE CURAS/SUTURAS REALIZADAS EN URGENCIAS DE AP. 2017-2021:

Portal Estadístico del Ministerio de Sanidad. Área de Inteligencia de Gestión. Madrid; Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP) 2017-2021. [España, Tabla de Procedimientos: Curas/Suturas]; [citado 15 Nov 2023]. Disponible en: https://pestadistico.inteligenciadegestion.sanidad.gob.es/publicoSNS/C/base-de-datos-de-clinicos-de-atencion-primaria-bdcap/procedimientos 

 

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos