Plan de cuidados de enfermería en trombosis venosa profunda. Caso clínico

23 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Laura Caro Campos. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Carlos Jimeno Sánchez. Graduado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Lucía Hernando Quílez. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Alicia Usieto Mojares. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. María Jesús Aznar Canfran. Diplomada Universitaria en Enfermería. Enfermera en el Hospital Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  6. María Alcay Aznar. Graduada en Enfermería. Matrona en el Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La trombosis venosa profunda (TVP) se produce cuando un coágulo de sangre bloquea el flujo sanguíneo a través de una vena, pudiendo desprenderse de su sitio de origen y acabar bloqueando el flujo de sangre a los pulmones, derivando en una embolia pulmonar (EP). Existen diversos factores de riesgo como la edad avanzada o grandes periodos de inmovilización que pueden propiciar una trombosis. Debido a la complejidad del cuadro clínico, es fundamental establecer el diagnóstico para administrar la profilaxis y tratamiento adecuados. A raíz de un caso clínico, se ha llevado a cabo una valoración integral de las necesidades del paciente a través de las catorce necesidades de Virginia Henderson y establecido los diagnósticos de enfermería de acuerdo con la taxonomía NANDA, NOC, NIC. La actuación de enfermería es fundamental tanto para detectar pacientes de riesgo como para hacer el seguimiento de los que hayan sufrido un evento trombótico y minimizar las posibles complicaciones.

PALABRAS CLAVE

Trombosis venosa profunda.

ABSTRACT

Deep vein thrombosis (DVT) occurs when a blood clot blocks blood flow through a vein and can break away from its site of origin and end up blocking blood flow to the lungs, leading to pulmonary embolism (PE). There are several risk factors such as advanced age or long periods of immobilization that can lead to thrombosis. Due to the complexity of the clinical picture, it is essential to establish the diagnosis in order to administer appropriate prophylaxis and treatment. Based on a clinical case, a comprehensive assessment of the patient’s needs has been carried out through the fourteen needs of Virginia Henderson and the nursing diagnoses have been established according to the NANDA, NOC, NIC taxonomy. Nursing action is essential both for detecting patients at risk and for following up those who have suffered a thrombotic event and minimizing possible complications.

KEY WORDS

Venous thrombosis.

INTRODUCCIÓN

La trombosis venosa profunda (TVP) se produce cuando un coágulo de sangre bloquea el flujo sanguíneo a través de una vena. Los coágulos pueden desprenderse de su sitio de origen y acabar bloqueando el flujo de sangre a los pulmones, pudiendo derivar en una embolia pulmonar (EP)1.

Esta enfermedad afecta a 1% a 2% de la población, es más frecuente en las mujeres que en los varones y todas las etnias están afectadas por igual. Tiene una incidencia de 1/500 personas al año, con una elevada morbilidad conforme aumenta la edad y es común en pacientes inmovilizados. Debido a la complejidad del cuadro clínico, el diagnóstico puede retrasarse y producir fallo del tratamiento, por lo que es fundamental la identificación temprana de la formación del trombo venoso para prevenir el compromiso respiratorio o complicaciones mortales por EP1,2.

Existen diversos factores de riesgo para el desarrollo de TVP. La edad avanzada, la obesidad, grandes periodos de inmovilización, trastornos de hipercoagulabilidad, anticoncepción hormonal o el embarazo y el puerperio, suponen un aumento del riesgo de sufrir un evento trombótico3,4.

Algunas escalas pueden ser de utilidad clínica para identificar los factores de riesgo, como la escala de Padua (pacientes hospitalizados) y la de Caprini (posoperatorio). La escala de Caprini es la más utilizada para estratificar el riesgo de enfermedad trombótica y ha contribuido a establecer cuidados profilácticos y atenuar la incidencia de TVP y EP1.

La forma clínica de la TVP puede variar entre pacientes, desde ser asintomática hasta presentar gran número de síntomas. La clínica principal consiste en dolor localizado, enrojecimiento, sensación de pesadez, edema o inflamación en la extremidad afectada (3). Es importante realizar un diagnóstico diferencial con quiste de Baker, edema general, hematoma de pantorrilla, trombosis venosa superficial, trombosis venosa muscular, celulitis, erisipela o varices1,3.

La valoración y diagnóstico de la TVP se inicia con una exploración física y la historia del paciente. La determinación del dímero D, la ecografía doppler o el TAC son algunas de las pruebas complementarias para concluir el diagnóstico1,5.

En pacientes hospitalizados existe un riesgo de hasta un 25% de TVP, aumentando hasta un 40-60% en pacientes postoperatorios. Una correcta profilaxis antitrombótica puede reducir esta tasa hasta el 1%1. La heparina de bajo peso molecular (HBPM) y los anticoagulantes orales constituyen los pilares fundamentales para la profilaxis y tratamiento de los eventos trombóticos respectivamente2.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente de 38 años que acude a urgencias por inflamación y endurecimiento de gemelo en pierna derecha y tos no productiva.

Antecedentes familiares: tromboflebitis materna tras parto.

Antecedentes personales: diabetes tipo I diagnosticada recientemente y cuadro de lumbociática desde hace dos semanas que ha requerido reposo en cama en su domicilio. Fumadora de un paquete de tabaco al día.

La paciente está con tratamiento anticonceptivo debido a un mioma uterino, dice tomar de vez en cuando Tranxilium 5 mg® por tener mucho estrés en el trabajo ya que es dueña de una peluquería. Toma Valium 2,5 mg® De-ce y Voltaren 50 mg® De-Co-Ce por la lumbociática, desde entonces dice ir estreñida, defeca c/2-3 días. Se administra Insulina Regular 8 UI antes de De-Co-Ce e Insulina NPH por la noche. Manifiesta que el médico endocrino le ha prescrito una dieta para perder peso y controlar la diabetes, pero no tiene intención de seguirla y además come fuera de casa. Normalmente no duerme bien, se despierta varias veces durante la noche. Desde hace unos días dice tener escozor al orinar. No presenta problemas digestivos, ni en mucosas y manifiesta que tiene buen apetito.

Al ingreso tiene TA 130/80 mmHg, FC 102 lx’, Sat O2 97%, glucosa capilar 102 mg/dl, talla 1,67m., pesa 79 kg, Tª 37,5ºC y FR 12 rpm.

Tras realización de Doppler vascular y TAC Torácico se diagnostica Trombosis venosa profunda (TVP) en vena femoral y embolia pulmonar con escaso territorio pulmonar necrosado. Se le practica una angiografía pulmonar confirmando diagnóstico de embolismo pulmonar. La paciente es ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

A su ingreso presenta miedo porque dice que allí ingresan las personas que están graves, preguntando qué es lo que le va a pasar y por qué necesita tantos cables. También manifiesta preocupación porque sus padres van a estar solos (vive con ellos) y que se van a asustar mucho por su situación, por estar en la UCI.

Se le administra oxigenoterapia (gafas de oxígeno) a 3 lx’, lleva vía periférica con suero de mantenimiento para pasar analgesia, se le pone una media de compresión fuerte en la extremidad afectada, se le administra Clexane 80® c/12h, y Spiriva® 1 inhalación c/24h. Presenta apósito en zona de punción (yugular externa) por arteriografía.

La paciente expresa preocupación al suspender el tratamiento con anticonceptivos ya que va a estar con la menstruación dentro de dos días y cree que va a sangrar mucho, además se le añade el tratamiento con heparina. También cree que va a tener mucha ansiedad porque no puede fumar debido a su enfermedad, expresa que fumar le relaja. Le indican reposo absoluto en cama por lo que manifiesta pudor ante el aseo personal y porque no va a poner hacer sus necesidades en el baño.

 

VALORACIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS DE ENFERMERÍA SEGÚN VIRGINIA HENDERSON

1. Necesidad de oxigenación: saturación de O2 97%, tos no productiva y fumadora de 1 paquete de tabaco diario.

2. Necesidad de nutrición e hidratación: se le ha prescrito una dieta para perder peso y controlar la diabetes, pero no tiene intención de seguirla. No presenta problemas digestivos, ni en mucosas y manifiesta que tiene buen apetito.

3. Necesidad de eliminación: refiere que va estreñida, defeca c/2-3 días y escozor al orinar.

4. Necesidad de moverse y mantener posturas adecuadas: afectada desde hace dos semanas por cuadro de lumbociática, lo que ha requerido reposo en cama en su domicilio.

5. Necesidad de dormir y descansar: no duerme bien, se despierta varias veces por las noches.

6. Necesidad de vestirse y desvestirse: alterada ya que presenta dolores por su cuadro de lumbociática.

7. Necesidad de mantener la temperatura corporal: temperatura de 37,5ºC, febrícula.

8. Necesidad de mantener la higiene corporal: pudor ante el aseo personal.

9. Necesidad de evitar peligros y entorno: no tiene intención de seguir la dieta prescrita por el endocrino.

10. Necesidad de comunicarse: sin alteraciones observadas.

11. Necesidad de vivir según sus creencias y valores: sin alteraciones observadas.

12. Necesidad de trabajar y sentirse realizado: refiere estrés por el trabajo.

13. Necesidad de participar en actividades recreativas: sin alteraciones observadas.

14. Necesidad de aprendizaje: sin alteraciones observadas.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NIC, NOC6

[00276] Autogestión ineficaz de la salud r/c preferencias de estilo de vida contradictorios m/p no desea seguir la dieta prescrita.

NOC: [1704] Creencias sobre la salud: percepción de amenaza.

Indicadores:

  • [170406] Gravedad percibida de la enfermedad o lesión.
  • [170407] Gravedad percibida de las complicaciones.
  • [170411] Impacto percibido sobre el estilo de vida futuro.

 

NIC: [5602] Enseñanza: proceso de enfermedad.

Actividades:

  • Evaluar el nivel actual de conocimientos del paciente relacionado con el proceso de enfermedad específico.
  • Comentar los cambios en el estilo de vida que puedan ser necesarios para evitar futuras complicaciones y/o controlar el proceso de enfermedad.
  • Describir el fundamento de las recomendaciones del control/terapia/tratamiento.
  • Instruir al paciente sobre las medidas para prevenir/minimizar los efectos secundarios de la enfermedad, según corresponda.

 

[00146] Ansiedad r/c estresores m/p expresa angustia por ingreso.

NOC: [1211] Nivel de ansiedad.

Indicadores:

  • [121134] Exceso de preocupación.
  • [121133] Nerviosismo.
  • [121114] Dificultades para resolver problemas.

 

NIC: [5350] Disminución del estrés por traslado.

Actividades:

  • Animar al individuo y a la familia a comentar las preocupaciones respecto al traslado.
  • Examinar con el individuo las estrategias de afrontamiento previas.
  • Favorecer el uso de estrategias de afrontamiento.

 

[00188] Tendencia a adoptar conductas de riesgo para la salud r/c percepción negativa de la estrategia de salud recomendada m/p tabaquismo.

NOC: [1625] Conducta de abandono del consumo de tabaco.

Indicadores:

  • [162503] Identifica los beneficios del abandono del tabaco.
  • [162505] Desarrolla estrategias efectivas para eliminar el consumo de tabaco.
  • [162529] Se compromete con la abstinencia de tabaco.
  • [162506] Identifica obstáculos para la eliminación de tabaco.
  • [162508] Se compromete con estrategias de eliminación del tabaco.

 

NIC: [4490] Ayuda para dejar de fumar.

Actividades:

  • Controlar la disposición del paciente para intentar abandonar el tabaco.
  • Ayudar al paciente a identificar las razones para dejar de fumar y las barreras que lo impiden.
  • Enseñar al paciente los síntomas físicos de la abstinencia de la nicotina (p. ej., cefalea, mareos, náuseas, irritabilidad e insomnio).
  • Asegurar al paciente que los síntomas físicos de la abstinencia de la nicotina son temporales.

 

CONCLUSIÓN

Enfermería puede desempeñar una labor fundamental en la prevención y el control de los factores de riesgo modificables de los eventos trombóticos. Ayudar a los pacientes a comprender y modificar conductas que podrían desencadenar eventos perjudiciales para su salud, mejora su calidad de vida. Además, el uso de escalas para evaluar el riesgo tromboembólico como la escala de Padua o de Caprini, pueden ser de utilidad clínica para el abordaje de estos pacientes.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Chama-Naranjo A, Becerra-Bello J, Valdez Sánchez RA, Huerta-Huerta H, Chama-Naranjo A, Becerra-Bello J, et al. Diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda. Rev Mex Angiol. marzo de 2021;49(1):24-32.
  2. Rivera M, Contreras F, de la Parte M, Méndez O, Colmenares Y, Velasco M. Aspectos Clínicos y Terapéuticos de las Trombosis Venosas y Arteriales. Arch Venez Farmacol Ter. julio de 2000;19(2):71-81.
  3. Sandino VM, Vega EV. Abordaje de trombosis venosa profunda en miembros inferiores. Rev Medica Sinerg. 1 de febrero de 2020;5(2): e360-e360.
  4. Montes Vélez RS, Guevara Facuy DB, Loor Intriago MA. Trombosis venosa profunda. Dominio Las Cienc. 2022;8(3):2.
  5. Urbina VG, Arce VR, Vázquez SR. Presentación, diagnóstico y tratamiento del tromboembolismo venoso. Rev Medica Sinerg. 1 de febrero de 2020;5(2): e350-e350.
  6. NNNConsult [Internet]. [citado 3 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos