Plan de cuidados de enfermería enuresis. Caso clínico.

13 enero 2024

AUTORES

  1. Laura Caro Campos. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Carlos Jimeno Sánchez. Graduado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Lucía Hernando Quílez. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Alicia Usieto Mojares. Graduada en Enfermería. Enfermera en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. María Jesús Aznar Canfran. Diplomada Universitaria en Enfermería. Enfermera en el Hospital Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  6. María Alcay Aznar. Graduada en Enfermería. Matrona en el Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La enuresis es la micción involuntaria durante el sueño en un niño de al menos 5 años. El tipo más frecuente es la enuresis primaria monosintomática (EPM), presente en el 70% de los casos. Se muestra el caso de una niña de 6 años cuya familia se ve desbordada por el problema y acude a su Centro de Salud de referencia para pedir ayuda profesional. Una vez presentado el caso, se lleva a cabo una valoración a través de los patrones funcionales de Marjory Gordon y se establecen diagnósticos de enfermería de acuerdo con la taxonomía NANDA, NOC y NIC.

PALABRAS CLAVE

Enuresis nocturna, niños.

ABSTRACT

Enuresis is involuntary urination during sleep in a child at least 5 years of age. The most common type is primary monosymptomatic enuresis (PME), present in 70% of cases. We present the case of a 6-year-old girl whose family is overwhelmed by the problem and goes to their referral health center for professional help. Once the case is presented, an assessment is carried out using Marjory Gordon’s functional patterns and nursing diagnosis will be established following the NANDA, NOC and NIC taxonomy.

KEY WORDS

Nocturnal enuresis, children.

INTRODUCCIÓN

La enuresis es la micción involuntaria durante el sueño en un niño de al menos 5 años. Para su diagnóstico requiere de una duración superior a tres meses y una frecuencia mínima de un episodio al mes1,2.

Se pueden diferenciar entre enuresis primaria y secundaria. En la enuresis primaria nunca ha existido un periodo de continencia previo de 6 o más meses de duración. Su etiología es desconocida pero la genética juega un papel importante en su aparición. Se puede clasificar en 2 subtipos: no monosintomática (existen síntomas del tracto urinario durante el día asociados a escapes nocturnos), y monosintomática (el único síntoma urinario es el escape de orina durante el sueño). La enuresis secundaria aparece después de un periodo seco de al menos seis meses. A diferencia de la primaria, es importante identificar la causa que la produce1-4.

El tipo más frecuente es la enuresis primaria monosintomática (EPM), presente en el 70% de los casos1,3. Su diagnóstico e intervención se puede abordar fácilmente desde Atención Primaria gracias a la accesibilidad que nos permite conocer a la familia, detectar el problema y abordar la situación precozmente. El seguimiento estrecho que permiten los Centros de Salud es interesante para identificar los casos en los que la evolución no es adecuada y la posibilidad de derivar el caso a otro nivel asistencial3. Su diagnóstico es sencillo con una anamnesis dirigida a este problema. La exploración es normal y la única prueba imprescindible es el diario miccional. Entre las opciones de tratamiento no farmacológico que ha mostrado ser eficaz y seguro estaría el método de la alarma de enuresis1-3.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Marta tiene 6 años y vive en Zaragoza con sus padres y su hermano de 3 años. Va a 1º de primaria, le gusta mucho hacer deporte y jugar y se relaciona muy bien con los compañeros. Según describe su madre, es una niña alegre y sociable y muy bien integrada en el contexto escolar con buen nivel de aprendizaje. Nos comenta que es muy sensible, tiene miedo a hacer mal las cosas y si le levantas la voz o le corriges, no reacciona de una forma adecuada.

Los padres están preocupados porque aún no ha conseguido aguantar sin orinarse en la cama de noche, aspecto que les preocupa, sobre todo cuando la familia tiene que dormir por alguna circunstancia fuera de casa, ya que, en cierto modo, está limitando alguna de sus actividades, como quedarse a dormir a casa de alguna amiguita o pensar en apuntarse a ir de campamentos.

Los padres manifiestan que empezaron a retirar el pañal a los dos años cuando vieron que ya controlaba de día, pedía correctamente ir al baño y alguna noche empezó a levantarse con la cama seca. Pensaron que ya con 3 años, al nacer su hermanito, se solucionaría y consolidaría, pero se observó un empeoramiento, alternándose periodos de continencia con periodos en los que mojaba la cama a diario.

Después de llevar dos años que no conseguía controlar el pipí nocturno, sus padres le llevaron a un psicólogo privado, quien hizo una valoración y propuso un tratamiento. Al ver a la mamá tan motivada, decidió que las pautas del tratamiento y modificación de conducta se podrían realizar en casa.

Una vez en el domicilio, la familia no se vio capaz de realizar todo el procedimiento solos, y acudieron a su Centro de Salud de referencia para pedir ayuda.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA SEGÚN LOS PATRONES FUNCIONALES DE MARJORY GORDON

1. PATRÓN DE PERCEPCIÓN/MANEJO DE LA SALUD:

Por lo general tiene un buen estado de salud, ha cumplido adecuadamente el calendario vacunal, no ha tenido ninguna enfermedad importante. Sus padres están a cargo de su manejo de salud y bienestar. En ninguna de las dos familias ha habido antecedentes de enuresis.

Inicialmente estaba muy motivada para retirar el pañal, pero parece que se inició demasiado pronto, tomándoselo al principio con mucho interés. Pero la no progresión y el nacimiento de su hermano en ese momento clave –demasiados pañales en casa, mucha atención prestada a la hora de irse a la cama primero…- creen que ha podido influir.

Al ver que tras 3 años y que su hermano menor no tiene ese problema ya, los padres acudieron a un profesional para obtener ayuda.

2. PATRÓN NUTRICIONAL/METABÓLICO:

El estado de la piel y mucosas es adecuado.

Consume todo tipo de alimentos, no presenta ninguna dificultad para masticar ni deglutir. Le gustan mucho las patatas y el chocolate, pero solamente le dejan comer cuando llega el fin de semana o en alguna situación especial. No come mucha cantidad de comida y últimamente su apetito se ha visto disminuido. Aun así, realiza las 5 comidas diarias (se queda en el comedor del colegio).

Respecto a la talla y peso, está en el percentil 50 de peso y en el 75 de talla, se encuentra en la media de niños de su edad.

3. PATRÓN ELIMINACIÓN:

Presenta enuresis primaria monosintomática. Nunca ha tenido urgencia miccional, ni se le escapa la orina de día, ni cuando se ríe o tose. Lleva pañal por las noches, ya que no puede controlarlo ni es consciente de ello.

Sus padres le están inculcando una cierta constancia a la hora de ir al baño, pero no consiguen que se levante sin haber mojado la cama de manera regular.

4. PATRÓN ACTIVIDAD/EJERCICIO:

Adecuado para su edad.

Juega con sus amigos en el recreo y realiza actividades extraescolares como baloncesto o gimnasia rítmica, y por las tardes va al parque con su hermano y primos. Es una niña activa, le gusta mucho estar haciendo cosas.

5. PATRÓN SUEÑO/DESCANSO:

Presenta problemas a la hora de conciliar el sueño, ya que como expresa la madre “tiene miedo a volverse a hacer pipí”. Por ello, inicialmente le cuesta dormirse –está más alerta que de costumbre, creen que para ir al baño en cuanto nota que tiene ganas- pero luego duerme profundamente; no suele despertarse por la noche al sentir ganas ni al sentirse mojada.

Los padres creen que desde que fueron a consultar al psicólogo y están más pendientes duerme peor, aunque no han notado cambio en el rendimiento escolar ni en la actividad diaria.

6. PATRÓN COGNITIVO/PERCEPTUAL:

Es una niña con muy buena calidad del lenguaje, comprensión y expresividad. No presenta ningún tipo de dificultad a nivel visual ni auditivo. Es capaz de comunicarse con sus compañeros y familia correctamente. Se expresa muy bien, es muy inteligente y sabe leer perfectamente.

7. PATRÓN AUTOPERCEPCIÓN/AUTOCONCEPTO:

Es muy cumplidora y autoexigente, se preocupa porque las cosas estén bien hechas. Todos sus deberes y cuadernos están impecables, así como su cuarto muy ordenado. Siente ansiedad y sentimientos de incapacidad al ver que, por mucho que desee y quiera, no puede controlar el hacerse pipí por las noches.

8. PATRÓN ROL/RELACIONES:

Es una niña muy sociable y tiene muchos amigos. No ha presentado ningún problema a la hora de relacionarse con sus compañeros y profesores.

La relación familiar es muy buena, pasa mucho tiempo con sus hermanos y primos. Se ven prácticamente todas las semanas y se juntan frecuentemente en comidas familiares. Se puede decir que la familia está muy unida. No parece que haya tenido ningún desencuentro secundario a su enuresis.

9. PATRÓN SEXUALIDAD/REPRODUCCIÓN:

Conoce su cuerpo, nombre, anatomía.

Sin incidencias. Los papás aprovecharon el nacimiento de su hermanito para que diferenciase la anatomía de los niños de la de las niñas, y lo tomó con mucha naturalidad.

10. PATRÓN ADAPTACIÓN/TOLERANCIA AL ESTRÉS:

Pese a su autoexigencia, sólo ha presentado alguna rabieta al señalarle o corregirle cuando se levanta mojada. Intenta apoyarse en sus padres, pero la situación le sobrepasa la mayoría de las veces en relación con el tema de la enuresis.

11. PATRÓN VALORES/CREENCIAS:

Asiste a un colegio religioso. La religión en sus vidas está presente y es importante. Tanto ella como su hermano están bautizados, y cuando llegue el momento, harán la comunión. Los padres están casados y son católicos practicantes.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA, TAXONOMÍA NANDA, NIC, NOC

[00016] Deterioro de la eliminación urinaria r/c relajación involuntaria del esfínter m/p incontinencia urinaria (enuresis).

NOC: [0502] Continencia urinaria.

Indicadores:

  • [50213] Ropa interior o de la cama mojada durante la noche.

 

NIC: [612] Cuidados de la incontinencia urinaria: enuresis.

Actividades:

  • Comentar las técnicas que se deben usar para reducir la enuresis (p. ej., luz nocturna, ingesta restringida de líquidos 3 horas antes de acostarse, horario, programación de las salidas nocturnas al baño y uso del sistema de alarma).
  • Continuar el tratamiento de alarma hasta que se haya logrado un mínimo de 3 semanas de noches secas ininterrumpidas.
  • Usar recompensas positivas por las conductas acordadas (p. ej., usar el baño antes de dormir, tomar medicamentos) en lugar de premiar las noches secas.

 

[00096] Deprivación de sueño r/c enuresis nocturna m/p ansiedad.

NOC: [0004] Sueño.

Indicadores:

  • [421] Dificultad para conciliar el sueño.

 

NIC: [612] Cuidados de la incontinencia urinaria: enuresis.

Actividades:

  • Informar a los niños, así como a sus padres y cuidadores, de que mojar la cama no es su culpa y de que no se deben utilizar medidas de castigo.
  • Observar periódicamente el nivel de frustración y estrés de la familia y del niño.
  • Animar al niño a verbalizar los sentimientos.
  • Analizar la dinámica psicosocial de la enuresis con los progenitores (patrones familiares, ruptura familiar, cuestiones de autoestima y características de autolimitación).

 

[00146] Ansiedad r/c estresores (enuresis nocturna) m/p rabietas.

NOC: [1213] Nivel de miedo: infantil.

Indicadores:

  • [121305] Micción frecuente.
  • [121314] Irritabilidad.
  • [121336] Conducta exigente.

 

NIC: [7110] Fomentar la implicación familiar.

Actividades:

  • Identificar la capacidad de los miembros de la familia para implicarse en el cuidado del paciente.
  • Identificar la percepción por parte de los miembros de la familia de la situación y los sucesos desencadenantes, sentimientos del paciente y conductas de éste.

 

NIC: [5880] Técnica de relajación.

Actividades:

  • Reducir o eliminar los estímulos que crean miedo o ansiedad.
  • Facilitar la expresión de ira por parte del paciente de una manera constructiva.
  • Hablar suavemente al niño.

 

NIC: [4640] Ayuda para el control del enfado.

Actividades:

  • Ayudar al paciente a identificar la causa del enfado.

 

CONCLUSIÓN

Una vez se identificaron las limitaciones por parte de la familia para ayudar a su hija, se inició un plan de técnicas de condicionamiento. Primero se llevó a cabo una sesión en la que se explicó que debían llevar a cabo un control de información y actitudes que debían ir apuntando, para que así la niña se fijará en su propia conducta, e identificara, al registrarlas, qué cosas hace bien y cuáles no y son mejorables. Una de las actividades que se propuso fue la realización de un calendario en el cual apuntar noches secas y noches mojadas mediante soles y nubes, respectivamente. Por otra parte, se instauró un sistema de alarma, que cada vez que la niña mojaba la cama emitía un sonido y la despertaba, teniendo así que levantarse y cambiar las sábanas y volver a hacer la cama.

En este caso se observó que una vez se estableció de manera adecuada el condicionamiento a un estímulo condicionado (la alarma), la capacidad de despertarse de Marta mejoró rápidamente, consolidando la conciencia de necesidad de despertarse con las sensaciones de llenado de la vejiga. Para que se estableciera hubo que evitar la participación de su madre (no despertarla). Marta empezó a despertarse a diario e ir al baño la mayor parte de las noches; los días de cama seca eran mayoría y los días de cama mojada se observaba menor cantidad de orina. Había incorporado el hábito de levantarse y orinar en el baño.

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos, llegamos a la conclusión de que el aumento de la presencia técnica, el estar presente con los pacientes, el poder corregir de manera temprana las dificultades o errores mejora el resultado de las técnicas e intervenciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Fernández MF, Sevilla JEC. Trastornos miccionales no neurológicos y enuresis en la infancia. Protoc diagn ter pediatr. 2022;(1):141-53. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/09_t_miccionales.pdf
  2. Fernández LMR, Manzano SG. Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna. 2008;116-26. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/10_3.pdf
  3. Úbeda Sansano MI, Martínez García R. Enuresis nocturna. Pediatría Aten Primaria. 2012; 14:37-43. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322012000200005
  4. S. Lapeña López de Armentia, L.M. Rodríguez Fernández, J.M. Marugán de Miguelsanz, M.T. Palau Benavides, S. Reguero Celada, M. Gutiérrez Fernández, M.C. Torres Hinojal, J.L. San Martín Sastre. Enuresis nocturna primaria y secundaria. ¿Son entidades diferentes? An Esp Pediatr. 1996;44(4):345-50. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/anales/44-4-11.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos