Relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención

28 diciembre 2023

 

 

Nº de DOI:10.34896/RSI.2023.21.92.001

 

 

 

AUTORES

  1. Margeli Rodríguez Velarde. Médico Residente de Medicina Familiar Unidad de Medicina Familiar 64 Córdoba, Veracruz. México. OOAD Veracruz Sur, IMSS.  
  2. Yareni Bello Sánchez. Médico Especialista en Medicina Familiar, Unidad de Medicina Familiar 64 Córdoba, Veracruz. México. OOAD Veracruz Sur, IMSS.   
  3. Mario German Montes Osorio. Coordinador de Planeación y Enlace Institucional, OOAD Veracruz Sur, México, IMSS.  
  4. Dora María Estrada Durán. Coordinador Auxiliar Médico de Investigación en Salud, OOAD Veracruz Sur, México, IMSS.  
  5. Cesiah Areli Montaño Salvador. Coordinador Clínico de Educación e Investigación en Salud, Unidad de Medicina Familiar 64 Córdoba, Veracruz. México. OOAD Veracruz Sur, IMSS.   
  6. Abigail Contreras Gómez. Coordinadora Auxiliar Médico de Educación en Salud, OOAD Veracruz Sur, México, IMSS.  

 

RESUMEN 

Antecedentes: En México, el incremento de adultos mayores ha repercutido en el sistema de salud, trayendo consigo complicaciones y así repercutiendo en la calidad de vida. Uno de los principales problemas es la disfagia, que afecta a los hábitos alimentarios de las personas mayores, provocando deterioro funcional y pérdida de independencia. Estudios demostraron que la implementación de medidas de atención primaria, como el diagnóstico de disfagia, puede prevenir o retrasar problemas como la desnutrición en los adultos mayores1,2,3.

Objetivo: Identificar la relación entre disfagia y el estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención.

Material y método: Estudio descriptivo, prospectivo y transversal, realizado en la Unidad de Medicina Familiar 64 de Córdoba, Veracruz, en una muestra de 376 adultos mayores. Se recabaron datos sociodemográficos en una hoja de recolección y aplicaron dos instrumentos validados: EAT-10: Eating Assessment Tool que identifica disfagia y Mini Nutritional Assessment – Short Form (MNA-SF) para el estado nutricional. Se analizaron los datos aplicando estadística descriptiva e inferencial para establecer la relación entre disfagia y estado nutricional a través de la prueba estadística x2, considerando significancia estadística aquellas con una p<0.05. Se utilizó el programa GraphPad Prism 8 para la representación de los datos en tablas y gráficos.

Resultados: Se estudiaron 376 pacientes adultos mayores, encontrando 163 pacientes (43.35%) con problemas de disfagia, y 213 pacientes (56.65%) se encontraron sin problemas de disfagia, al relacionar con la variable de estado nutricional, en el riesgo de desnutrición se obtuvo un resultado de p <0.0001 mediante x2.

Conclusiones: La disfagia es una enfermedad que provoca alteraciones en el estado nutricional del paciente provocando deterioro de la calidad de vida, por lo tanto, detectar a tiempo problemas de disfagia y nutrición evitara la presencia de complicaciones asociadas.

 

PALABRAS CLAVE

Disfagia, estado nutricional, adulto mayor.

 

ABSTRACT

Background: In Mexico, the increase in older adults has had an impact on the health system, bringing with it complications and thus affecting quality of life. One of the main problems is dysphagia, which affects the eating habits of older people, causing functional deterioration and loss of independence. Studies have shown that implementing primary care measures, such as dysphagia diagnosis, can prevent or delay problems such as malnutrition in older adults1,2,3.

Objective: Identify the relationship between dysphagia and nutritional status in older adults in primary care.

Material and method: Descriptive, prospective and cross-sectional study, carried out in the Family Medicine Unit 64 of Córdoba, Veracruz, in a sample of 376 older adults. Sociodemographic data were collected on a collection sheet and two validated instruments were applied: EAT-10: Eating Assessment Tool that identifies dysphagia and Mini Nutritional Assessment – Short Form (MNA-SF) for nutritional status. The data were analyzed by applying descriptive statistics and inferential statistics to establish the relationship between dysphagia and nutritional status through the x2 statistical test, considering statistical significance those with a p<0.05. The GraphPad Prism 8 program was used to represent the data in tables and graphs.

Results: 376 older adult patients were studied, finding 163 patients (43.35%) with dysphagia problems, and 213 patients (56.65%) without dysphagia problems, when relating the nutritional status variable malnutrition, a result of p <0.0001 via x2.

Conclusions: Dysphagia is a disease that causes alterations in the nutritional status of the patient, causing deterioration in quality of life, therefore, detecting dysphagia and nutrition problems in time will avoid the presence of associated complications.

 

KEY WORDS

Dysphagia, nutritional status, older adults, first level of care.

 

INTRODUCCIÓN 

En la actualidad la tasa de adultos mayores de 60 años va en incremento, y de igual forma las enfermedades crónicas no transmisibles; y es así que el envejecimiento se relaciona con un desgaste que con el tiempo afectará progresivamente las capacidades fisiológicas del individuo y como consecuencia el desarrollo de nuevas enfermedades1.

Existen síndromes geriátricos como la Disfagia que afectan la neurofisiología y anatomía del adulto mayor, así como distintos factores como la edad y sexo que se relacionan con la disfagia4. Mencionando así que la disfagia representa actualmente hasta un 20% en la población general, mientras que asciende hasta un 50 a 66% en la población mayor de 60 años, considerando que los eventos vasculares aumentan la probabilidad de padecer disfagia5. Dentro de los trastornos de deglución los más frecuentes es la disfagia orofaríngea hasta en un 20 – 40%, teniendo así una alta morbimortalidad y sobre todo altos costos para poblaciones más vulnerables6. Con lo que implica el poner atención en este síndrome ya que afectará directamente en el sistema de salud y por consiguiente podría afectar la calidad de vida del adulto mayor. Desde el punto de vista de una prevención primaria, se requiere de programas que ayuden a la detección temprana, que contribuyan en favor de acciones preventivas en beneficio de los adultos mayores, para de esta forma disminuyendo complicaciones como lo es la desnutrición. En un estudio en 2020 se realizó un estudio sobre la relación entre desnutrición y disfagia, el cual demostró que la mitad de su población de estudio padecía de desnutrición, concluyeron que lo ideal es proporcionar una adecuada cantidad de nutrientes para conservar peso corporal y musculatura durante su rehabilitación7. Por lo que al hablar de estado nutricional debe tener especial atención en situaciones de enfermedades crónicas e incapacidades, comunes en esta etapa del adulto mayor, y así alcanzar acuerdos para evaluar, prevenir y tratar las deficiencias nutricionales como lo es la desnutrición8.

 

OBJETIVO 

Conocer la relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención. 

 

METODOLOGÍA  

Se realizó un descriptivo, prospectivo y transversal, realizado en la Unidad de Medicina Familiar 64 de Córdoba, Veracruz, en una muestra de 376 adultos mayores. Se aplicaron dos instrumentos validados: EAT-10: Eating Assessment Tool que identifica la presencia de disfagia y Mini Nutritional Assessment – Short Form (MNA-SF) para conocer el estado nutricional. Se analizaron los datos aplicando estadística descriptiva obteniendo frecuencias, porcentajes y medidas de tendencia central; y estadística inferencial para establecer la relación entre disfagia y estado nutricional a través de la prueba estadística x2, considerando significancia estadística aquellas con una p<0.05. Se utilizó el programa estadístico GraphPad Prism 8 para la representación de los datos en tablas y gráficos.

 

RESULTADOS 

En el siguiente estudio “Relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención” se analizó una muestra de 376 pacientes adultos mayores de 65 a 100 años estudiando características sociodemográficas como sexo y edad.

En relación al sexo de los pacientes en estudio, 129 pacientes (34.31%) fueron del sexo masculino, en tanto que 247 pacientes (65.69%) fueron del sexo femenino.

Con respecto a la variable edad, se clasificaron a los pacientes en tres grupos de edad, encontrando los siguientes rangos de edad. De 65 a 75 años 236 pacientes (62.76%), de 76 a 85 años 100 pacientes (26.59%) y de 86 a 100 años 40 pacientes (10.63%). Con relación al Estado nutricional de la muestra de estudio, se encontraron en estado nutricional normal 63 pacientes (16.75%), en riesgo de desnutrición 182 pacientes (48.40%) y en desnutrición 131 pacientes (34.84%). (Figura 1).

En la variable disfagia, se utilizó el instrumento EAT 10: Eating Assessment Tool despistaje de la disfagia, donde se encontraron 163 pacientes (43.35%) con problemas de disfagia, mientras que 213 pacientes (56.65%) no mencionaron problemas de disfagia. (Figura 2). Con respecto a las comorbilidades presentes en la muestra de estudio, se agruparon en neurológicas (Parkinson, deterioro neurocognitivo, evento vascular cerebral, epilepsia, Alzheimer), metabólicas (Hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus tipo 2, enfermedad renal crónica), neoplasias (cáncer de próstata, cáncer de tiroides, linfoma de Hodgkin) y otras (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, gonartrosis, sacroileítis, hombro doloroso, etc.) lo anterior de acuerdo a las enfermedades más frecuentes, así como parte de los criterios de selección de los participantes. Donde se encontró las siguientes comorbilidades: neurológicas en 21 pacientes (5.58%), metabólicas en 328 pacientes (87.23%), neoplasias en 3 pacientes (0.79%), y otras comorbilidades en 24 pacientes (6.38%). (Figura 3). Referente al objetivo general que era conocer la relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención se utilizó la prueba estadística x2 para establecer la relación entre estas variables, considerando como significativa aquella con valor p<0.05. Al establecer la relación entre disfagia y estado nutricional ésta fue estadísticamente significativa con la variable riesgo de desnutrición, con p=<0.0001, ya que más de la mitad de los pacientes presentaron riesgo de desnutrición y desnutrición como tal (Figura 4).

 

DISCUSIÓN 

Los resultados obtenidos en esta investigación titulada “Relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores en primer nivel de atención” permite discutir lo siguiente.

La disfagia y la desnutrición tienen una estrecha relación entre si ya que gran porcentaje de los participantes estuvieron en riesgo de desnutrición presente en 182 pacientes (48.40%) y en desnutrición reportada en 131 pacientes (34.84%). El problema de disfagia en el adulto mayor trae como consecuencia alteraciones en el estado nutricional poniéndolo en riesgo del deterioro funcional. Al establecer la relación entre disfagia y estado nutricional ésta fue estadísticamente significativa con la variable riesgo de desnutrición, con p=<0.0001, ya que más de la mitad de pacientes presentaron riesgo de desnutrición y desnutrición como tal. Esto es semejante a un estudio de Galán Sánchez-Heredero y Col. en 2018 donde realizaron un estudio en pacientes hospitalizados  en España, encontrando una asociación entre el riesgo de disfagia utilizando el  EAT-10, comentando la relación que  existe entre los cambios en la deglución con el deterioro de la capacidad funcional, donde  existe mayor frecuencia de complicaciones, Concluyendo así que el riesgo de disfagia y de  desnutrición fue del 20.8% y 15.4% respectivamente, y respecto a los problemas de  nutrición este incrementa hasta en un 75%9.

Así mismo Rebeca Smith y Cols en 2022 en Australia, realizaron un estudio de metaanálisis donde incluían 106 estudios, demostrando que la disfagia impactó negativamente en la calidad de vida, particularmente en población con disfagia grave. Las intervenciones para la disfagia tuvieron una variedad de aspectos positivos en la calidad de vida; sin embargo, modificar la textura de los alimentos también tuvo respuestas desfavorables10.

Con respecto a los datos sociodemográficos, el sexo femenino fue el predominante, 129 pacientes (34.31%) fueron del sexo masculino, en tanto que 247 pacientes (65.69%) fueron del sexo femenino. Similar al estudio de Martínez y Pérez en 2021, en un estudio observacional transversal, en una muestra de 31 pacientes, demostraron que el mayor porcentaje fueron mujeres; y que el 35% de ella obtuvieron una puntuación entre 17 y 23.5 puntos, indicando que existe un riesgo de desnutrición mayormente en el sexo femenino11.

En cuanto a la edad se reportó una mayor prevalencia de 65 a 75 años, en 236 pacientes (62.76%), esto a diferencia del estudio realizado por Venegas – Navia y Col. en 2020 en Chile, sobre la incidencia y prevalencia de Disfagia orofaríngea (DO) en el adulto mayor comentaron que la población en Chile alcanzó a las 17.574.003, siendo el 51% mujeres y 48,9% hombres. Reflejando una mayor prevalencia en la DO, reportada entre un 13-30%, incrementándose con la edad, alcanzando hasta en un 33% en mayores a 80 años12.

Respecto a la variable disfagia, se encontraron 163 pacientes (43.35%) con problemas de disfagia, en tanto que 213 pacientes (56.65%) no mencionaron problemas de disfagia, esto se relaciona con la prevalencia de sospecha de disfagia en un estudio de Kumi Igarashi y cols en 2019, donde encontraron que la puntuación media del cuestionario EAT-10 fue de 2,0 ± 3,6 y aumentó significativamente a medida que avanzaba la edad ( P <0,001), además las personas se dieron cuenta de síntomas más subjetivos con el aumento de la edad y el nivel de atención. Se descubrió que la tos era el elemento más fácil de notar, y las personas con niveles de atención más altos tenían más probabilidades de experimentar dificultades para tragar sólidos y experimentar una carga mental13.

Así mismo Thao Phuong Tran and Col realizaron un estudio en población en Vietnam en 2020, sobre la relación entre desnutrición y disfagia utilizando la herramienta de MNA-SF, el cual demostró que la mitad de su muestra de estudio padecía de desnutrición, y en más de la mitad se encontraban en riesgo de padecerla7.

Con respecto a las comorbilidades se encontraron: neurológicas en 21 pacientes (5.58%), metabólicas en 328 pacientes (87.23%), neoplasias en 3 pacientes (0.79%), y otras comorbilidades en 24 pacientes (6.38%). Siendo así que la comorbilidad que más predominó fue la de tipo metabólico, esto semejante a lo encontrado por Giraldo Giraldo, Paredes y Cols. en 2017 en un estudio transversal en una muestra de 261 adultos mayores donde identificaron factores asociados a la desnutrición o al riesgo de desnutrición en adultos mayores. Respecto a las enfermedades crónicas o metabólicas, encontraron que la HTA fue la más frecuente con un 55,2%14.

Otro estudio donde evaluaron la disfagia en pacientes con enfermedades neurológicas y su relación con riesgo de desnutrición, fue el de Elizabeth Pérez y Cols, en 2018 quienes realizaron un estudio descriptivo transversal, aplicando el cuestionario EAT-10 versión en español, y se determinó el riesgo nutricional, en 54.5% mujeres. La disfagia afectó a 49.1% de los pacientes; los pacientes con riesgo de desnutrición representaron 25.5%. Los pacientes con disfagia representaron 33.3% y tuvieron mayor riesgo de desnutrición vs 17.9% sin disfagia (p < 0.001). Donde la diabetes mellitus (OR 2.95; IC 95% 0.52-16.75; p = 0.196), y la enfermedad neurológica crónica (OR 1.65; IC 95% 0.49-5.53; p = 0.301) se relacionaron con incremento de disfagia. Con lo que concluyeron que la prevalencia de disfagia no diagnosticada es elevada y se asocia con mayor desnutrición15.

 

CONCLUSIONES  

El objetivo del estudio fue conocer la relación de disfagia y estado nutricional en adultos mayores, esto en una muestra de 376 pacientes, con la finalidad de comprobar la hipótesis de trabajo de la investigación mediante la prueba estadística x2. Demostrándose que existe relación estadísticamente significativa (p <0.0001) entre la disfagia y el estado nutricional propiamente hablando de riesgo de desnutrición, por lo cual se acepta la hipótesis alternativa.

Cabe señalar que, dentro de las características sociodemográficas estudiadas sexo y edad, predomino el sexo femenino, con una media con respecto a la edad de 75 años, esto del total de la población estudiada. Adicionalmente a esto se detectó, en su mayoría, pacientes en riesgo de desnutrición y desnutrición, a pesar de encontrar un porcentaje de disfagia disminuido, siendo la edad el factor predisponente.

Por lo tanto, se reitera la importancia de la herramienta EAT-10: Eating Assessment Tool EAT-10, para evaluar directamente síntomas asociados a disfagia, así como el instrumento Mini Evaluación Nutricional (MNA) para determinar la nutrición en el adulto mayor; siendo de fácil aplicación en adultos mayores, al permitir hacer intervenciones de madera oportuna, identificando factores de riesgo en atención primaria. Es fundamental que la atención a estas enfermedades se proyecte como una organización, en el que intervengan tanto pacientes como familia y así puedan trabajar en beneficio del adulto mayor, priorizando sus necesidades en relación con su estado nutricional para mejorar la calidad de vida.

Finalmente, al realizar intervenciones en primer nivel de atención médica permite indicar un régimen alimenticio saludable y balanceado para prevenir enfermedades como sarcopenia, obesidad, desnutrición, y de esta forma evitar al máximo las complicaciones para optimizar un buen estado nutricional y de hidratación, disminuyendo el alto índice de desnutrición en el adulto mayor.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Varela Pinedo LF. Salud y calidad de vida en el adulto mayor. Rev Perú Med Exp Salud Publica. 2016;33(2):199-201.  DOI: 10.17843/rpmesp.2016.332.2196
  2. Rodríguez-Ávila, N. (2018). Envejecimiento: Edad, Salud y Sociedad. Horizonte Sanitario, 17(2) Pag. 1-2. DOI:https://doi.org/10.19136/hs.a17n2.2417
  3. Ambiado-Lillo, M. M., & Borjas Galvis, J. (2021). Presbyphagia: A look at feeding and  swallowing processes in older adults. Revista Areté , 21 (1), 105-112. Doi: 10.33881/1657-2513.art.21110
  4. Sanford AM, Morley JE, Berg-Weger M, Lundy J, Little MO, Leonard K, et al. (2020) High  prevalence of geriatric Síndromes in older adults. P.1-12 DOI: https://doi.org/ 10.1371/journal.pone.0233857
  5. Prianka Chilukuri, MD, Florence Odufalu, MD & Christine Hachem, MD. Dysphagia.  May/June 2018 | Missouri Medicine P.206-210
  6. Bordón Riveros C. Características nutricionales de adultos mayores con disfagia orofaríngea. Hospital Geriátrico del Instituto de Previsión Social. Revista Científica Estudios e Investigaciones. Vol. 4, No 1. noviembre 2015. Pág. 21-28
  7. Tran TP, Nguyen LT, Kayashita J, Shimura F, Yamamoto S. Nutritional status and feeding  practice among dysphagic older adult inpatients in Vietnam. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2020. P.224 — 228. DOI: http://dx.doi.org/10.3177/jnsv.66.224
  8. Engelheart S, Andrén D, Repsilber D, Bertéus Forslund H, Brummer RJ. Nutritional status  in older people – An explorative analysis. Clin Nutr ESPEN. 2021. P.424 — 433. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.clnesp.2021.08.036
  9. Andrade PA, Santos CA dos, Firmino HH, Rosa C de OB. The importance of dysphagia  screening and nutritional assessment in hospitalized patients. Einstein (Sao Paulo). 2018. P.16. DOI: http://dx.doi.org/10.1590/s1679-45082018ao4189
  10. Smith, R., Bryant, L., Hemsley, B. (2022). Disfagia y experiencias y resultados de calidad de vida, participación e inclusión para adultos y niños con disfagia: una revisión del alcance. Perspectivas de los grupos de interés especial de ASHA, 7(1), 181-196.  https://pubs.asha.org/doi/10.1044/2021_PERSP-21-00162
  11. Martínez Romero, C, & Pérez Romero, M. A. (2021). Evaluación de disfagia en adultos mayores institucionalizados y su relación con el estado nutricional. European Journal of Health Research, 7(1), 1–17. https://doi.org/10.32457/ejhr.v7i1.1418
  12. Macarena Venegas, Rodrigo Navia, Inés Fuentealba, Monserrat Diez de Medina, Paulina Kunstmann, MANEJO HOSPITALARIO DE LA PERSONA MAYOR CON DISFAGIA, Revista Médica Clínica Las Condes, Volume 31, Issue 1, 2020, Pages 50-64, ISSN 0716-8640, https://doi.org/10.1016/j.rmclc.2019.09.005.
  13. Igarashi K, Kikutani T, Tamura F (2019) Survey of suspected dysphagia prevalence in home-dwelling older people using the 10-Item Eating Assessment Tool (EAT-10). PLoS ONE 14: e0211040. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0211040
  14. Giraldo Giraldo, Nubia Amparo, Paredes Arturo, Yenny Vicky, Idarraga Idarraga, Yelithza, & Aguirre Acevedo, Daniel Camilo. (2017). Desnutrición o factores relacionados con el riesgo de desnutrición en adultos mayores de San Juan de Pasto, Colombia: un estudio transversal. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética 21 (1), 39-48. https://dx.doi.org/10.14306/renhyd.21.1.288
  15. Pérez-Cruz, Elizabeth, González-Muñoz, Alejandro, Barrientos-Jiménez, Mirlene, Camacho-Guerra, Claudia Daniela, Tapia-Gómez, Yvett, Torres-González, Karen Oslit, & Uribe-Quiroz, Gabriela. (2018). Evaluación de la disfagia en pacientes con enfermedades neurológicas y su relación con riesgo de desnutrición. Medicina interna de México, 34(3), 359-365. https://doi.org/10.24245/mim.v34i3.1815

 

ANEXOS

Figura 1. Estado nutricional de los pacientes adultos mayores.

El estado de nutrición que predominó es el Riesgo de desnutrición con 182 pacientes (48.40%) n=376

 

Figura 2. Pacientes adultos mayores con y sin problemas de disfagia.

Predominaron pacientes sin problemas de disfagia con 213 pacientes (56.65%). n=376.

 

Figura 3. Pacientes adultos mayores con distintas comorbilidades.

El tipo de comorbilidad predominante fue metabólico, en 328 pacientes (87.23%), n=376.

 

Figura 4. Relación de Disfagia y estado nutricional en pacientes adultos mayores.

Variable Disfagia Valor de p
Clasificación Pacientes Con Disfagia Sin Disfagia
n % n %
Estado Nutricional Normal 63 5 1.33 58 16.76
Riesgo de Desnutrición 182 60 15.96 122 48.40 <0.0001
Desnutrición 131 98 26.06 33 34.84

 

El Riesgo de Desnutrición es estadísticamente significativo de p<0.0001 con la prueba x2 de n=376

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos