Síndrome de intestino irritable y tratamiento dietético

10 mayo 2024

AUTORES

  1. Rebeca Gonzalvo Bastardo (Graduada en Enfermería), Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  2. Vanessa Val Díaz (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  3. Ana Belén Araiz Marín (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  4. Luna Oliva Lafarga (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  5. Verónica Faura Cruz (Graduada en Enfermería) Enfermera C.S. Épila, Zaragoza, España.
  6. Isabel Colás Elvira (Diplomada en Enfermería), Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El síndrome de intestino irritable es un trastorno gastrointestinal crónico caracterizado por dolor abdominal, alteración en el hábito evacuatorio y meteorismo con distensión abdominal e hinchazón. Este problema de salud afecta entre el 5% y 10% de los individuos sanos a lo largo de su vida, principalmente a mujeres entre 20 y 40 años.

Hay muchos factores involucrados en la aparición de este síndrome como la genética, trastorno de la motilidad, la alimentación, alteración de la microbiota y sobrecrecimiento bacteriano. Su síntoma principal es el dolor abdominal asociado a la defecación, aunque puede ir acompañado de otros síntomas.

El tratamiento de este síndrome requiere un enfoque multidisciplinario, existen medidas farmacológicas y no farmacológicas, entre las no farmacológicas hay que destacar la dieta baja en FODMAP. Este tipo de dietas hacen referencia a la bajada de consumo de carbohidratos altamente fermentables como oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles.

PALABRAS CLAVE

Enfermedades del sistema digestivo, síndrome, inflamación, dieta, defecación, diarrea.

ABSTRACT

Irritable bowel syndrome (IBS) is a chronic gastrointestinal disorder characterized by abdominal pain, altered bowel habits, and bloating with abdominal distension. This health problem affects between 5% and 10% of healthy individuals throughout their lives, mainly women between 20 and 40 years old.

There are many factors involved in the onset of this syndrome, such as genetics, motility disorders, diet, alteration of the microbiota, and bacterial overgrowth. Its main symptom is abdominal pain associated with defecation, although it can be accompanied by other symptoms.

The treatment of this syndrome requires a multidisciplinary approach, including both pharmacological and non-pharmacological measures. Among the non-pharmacological measures, a low FODMAP diet is worth mentioning. This type of diet refers to reducing the consumption of highly fermentable carbohydrates such as oligosaccharides, disaccharides, monosaccharides, and polyols.

KEY WORDS

Digestive system diseases, syndrome, inflammation, diet, defecation, diarrhea.

INTRODUCCIÓN

El síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico caracterizado por dolor abdominal, alteración en el hábito evacuatorio y meteorismo con distensión abdominal e hinchazón. Suele tener un impacto negativo en la vida diaria de los pacientes1,2.

La enfermedad afecta entre el 5% y 10% de los individuos sanos, y en la mayoría tiene un curso de recaídas y remisiones. Aparece con más frecuencia entre las mujeres de 20 a 40 años, aunque puede aparecer a cualquier edad2.

El SII se clasifica en SII con diarrea, SII con estreñimiento, SII con síntomas mixtos de estreñimiento y diarrea o SII inespecífico1.

Su fisiopatología es compleja y multifactorial, no hay una causa específica, existen varios factores involucrados. Entre ellos están la genética, muchos pacientes refieren tener familiares con el mismo diagnóstico. Trastornos en la motilidad y sensibilidad visceral, ya que hay un aumento de retención de gases. La alimentación, algunos alimentos desencadenan los brotes de SII. También encontramos inflamación intestinal, alteración de la microbiota intestinal y sobrecrecimiento bacteriano. Por último; Factores psicológicos como el estrés, ansiedad o depresión1,2.

Su síntoma principal es el dolor abdominal asociado normalmente a la defecación. La distensión abdominal es también un síntoma común por la cantidad de gas intestinal. Lo curioso de este síndrome es que puede producir tanto diarrea como estreñimiento1. El “bloating” definido como sensación subjetiva de distensión abdominal, es informado por el 90% de los pacientes, aunque no está incluido en los criterios ROMA IV3.

Su diagnóstico comienza con una historia clínica detallada, es importante establecer una conexión consistente entre el profesional sanitario y el paciente con el objetivo de crear un ambiente de confianza y brindar una tranquilidad óptima4. Actualmente no se dispone de un examen de laboratorio, aún así, la prueba más sensible y específica para su diagnóstico son los criterios ROMA IV, en los que se incluye; dolor abdominal recurrente que ocurre más de un día a la semana en 3 meses o más durante los últimos 6 meses previos al diagnóstico asociado a dos o más de estos criterios: dolor asociado a la defecación, cambios en la frecuencia de las heces y/o cambios en la apariencia de las heces1,2,3.

A todo paciente se le debe de advertir de los diferentes signos de alarma ya que es una enfermedad que puede derivar en diferentes patologías como puede ser un cáncer colorrectal. Los signos de alarma son la anorexia, pérdida involuntaria de peso (>5% en tres meses), estreñimiento reciente en ancianos, sangrado rectal, anemia, masa abdominal, ascitis, fiebre y historia familiar de primer grado de cáncer de colon o enfermedad celiaca3.

El tratamiento de SII requiere un enfoque multidisciplinario, existen medidas farmacológicas y no farmacológicas, ambos van enfocados al alivio de síntomas y a mejorar la calidad de vida1,3.

Los farmacológicos incluyen antiespasmódicos, antidiarreicos, antagonistas de receptor 5-hidroxitriptamina (5-HT), secuestradores de sales biliares, laxantes, antidepresivos, probióticos y cannabinoides1.

Entre las medidas no farmacológicas encontramos la atención psicológica y la dieta, aproximadamente dos tercios de los pacientes con SII creen que sus síntomas son desencadenados por algún alimento1,5. Estos pacientes refieren no tolerar de manera adecuada la lactosa y hay cierta discrepancia con la fibra y la dieta baja en FODMAP, ya que hay algunos estudios que demuestran ser muy beneficiosa y otros no tanto5,6,7.

Este tipo de dietas, hacen referencia a la bajada de consumo de carbohidratos altamente fermentables como oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles. Ya que estos alimentos son muy pobremente absorbidos por el intestino delgado, son moléculas osmóticamente activas y son altamente fermentables por bacterias de colon, lo que producen gran cantidad de gases6,7.

Por último, en cuanto al tratamiento psicológico, la psicoterapia, la hipnoterapia y la terapia cognitivo-conductual, se han propuesto como tratamientos útiles. También hay estudios que hablan sobre el manejo del estrés, ya que como se ha nombrado anteriormente, puede ser un desencadenante de SII 4.

OBJETIVO

Proporcionar información reciente sobre el síndrome de intestino irritable, su etiopatogenia y diferentes medidas terapéuticas.

METODOLOGÍA

Para esta revisión bibliográfica la búsqueda de información se realizó en la base de datos; ScienceDirect, Dialnet y Google Académico.

Se han seleccionado artículos en español publicados en los últimos 10 años. También, se ha hecho uso de boléanos como “AND” y “NOT” y usando las siguientes palabras clave: “síndrome de intestino irritable”, “diagnóstico”, “factores de riesgo”, “tratamiento”, “diarrea”, “estreñimiento”, “dieta FODMAP” y “estrés”.

RESULTADOS

Tras la lectura de distintos artículos científicos, la mayoría de ellos coinciden en que este problema de salud es multifactorial y la dieta tiene una alta importancia tanto en la aparición como en la resolución del problema.

En todos los artículos que hablan sobre el tratamiento, se habla sobre la dieta FODMAP, en la mayoría de ellos dice ser muy beneficiosa para los pacientes que padecen este problema de salud.

 

CONCLUSIÓN

El síndrome de intestino irritable supone un problema de salud a nivel mundial que empeora el nivel de la vida de las personas, por ello sería interesante evitar los factores de riesgo a los que está expuesto la población.

A pesar de ser un problema de salud extenso, al tener alta complejidad y ser multifactorial, es muy difícil su diagnóstico y su tratamiento.

No existen pruebas de laboratorio específicas, por lo que es muy importante una historia clínica detallada y una relación sólida entre el profesional sanitario y el paciente, y la utilización de los criterios ROMA IV, para su diagnóstico.

El tratamiento debe de ser multidisciplinar, abarcar medidas farmacológicas y no farmacológicas, por ello su tratamiento se vuelve complejo y es importante adaptarlo a las necesidades individuales de cada paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Zeledón Corrales N, Serrano Suárez JA, Fernández Agudelo S. Síndrome intestino irritable. Revista médica sinergia [Internet]. 2021; [citado el 15 de marzo de 2024] Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8373579
  2. Sebastián Domingo JJ. Síndrome del intestino irritable. Med Clin (Barcelona) [Internet]. 2022;158(2):76–81. [citado el 15 de marzo de 2024] Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0025775321003341?via%3Dihub
  3. William Otero R, Lina Otero P, Hernando Marulanda F. Vista de Síndrome de intestino irritable (SII): Nuevos conceptos en 2023 [Internet]. Revistamedicina.net. [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://revistamedicina.net/index.php/Medicina/article/view/2182/2709
  4. Salas Beraún PA, Espinoza Rado E. REVISIÓN CRÍTICA: EFECTO DE LA DIETA BAJA EN FODMAP EN EL TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE. Universidad Norbert Wiener [Internet]. 2021; [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://repositorio.uwiener.edu.pe/bitstream/handle/20.500.13053/4879/T061_42493445_S.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  5. Mearin F, Peña E, Balboa A. Importancia de la dieta en el síndrome del intestino irritable. Gastroenterol Hepatol [Internet]. 2014;37(5):302–10. [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0210570514000284
  6. Verdugo Y, Márquez A. Síndrome del intestino irritable: una revisión narrativa. Asociación Colombiana de Nutrición Clínica. Revista de Nutrición Clínica y Metabolismo [Internet]. [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://revistanutricionclinicametabolismo.org/index.php/nutricionclinicametabolismo/article/view/306/514
  7. Figueroa C. DIETA BAJA EN FODMAP EN EL SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE. Rev médica Clín Las Condes [Internet]. 2015 [citado el 15 de marzo de 2024];26(5):628–33. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-dieta-baja-en-fodmap-en-S0716864015001273#:~:text=Los%20alimentos%20ricos%20en%20FODMAP,de%20ellos%20y%20sus%20fuentes.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos