Síndrome de taquicardia postural ortostática

27 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Silvia Aranda Andreu. DUE, HRV, Zaragoza.
  2. Román Moreno López. DUE, HRV, Zaragoza.
  3. Eva Giménez Salvador. DUE, HRV, Zaragoza.
  4. Laura Gullón Martínez. DUE, HRV, Zaragoza.
  5. Sonia Salvador Lanzuela. DUE, Residencia Javalambre Teruel.
  6. Noelia Hernandez Jurado. DUE, HRV, Zaragoza.

 

RESUMEN

El síndrome de taquicardia postural ortostática (POTS) es una condición médica que se caracteriza por un aumento anormal de la frecuencia cardíaca al estar de pie. Normalmente, cuando nos levantamos, la gravedad hace que la sangre se acumule en las piernas, lo que provoca una disminución temporal en la presión arterial y un aumento compensatorio en la frecuencia cardíaca para garantizar un flujo sanguíneo adecuado al cerebro. Sin embargo, en las personas con POTS, este mecanismo de regulación no funciona correctamente, lo que resulta en una taquicardia excesiva y síntomas incapacitantes.

PALABRAS CLAVE

Frecuencia, taquicardia, médica, debilidad y síndrome.

ABSTRACT

Postural orthostatic tachycardia syndrome (POTS) is a medical condition characterized by an abnormal increase in heart rate when standing. Normally, when we stand up, gravity causes blood to pool in the legs, causing a temporary decrease in blood pressure and a compensatory increase in heart rate to ensure adequate blood flow to the brain. However, in people with POTS, this regulatory mechanism does not function properly, resulting in excessive tachycardia and disabling symptoms.

KEY WORDS

Rate, tachycardia, medical, weakness and syndrome.

DESARROLLO DEL TEMA

El Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS) es una condición médica caracterizada por un aumento anormal en la frecuencia cardíaca que ocurre al cambiar de posición, especialmente al ponerse de pie. Este síndrome se manifiesta con síntomas como taquicardia, mareos, fatiga extrema, debilidad, visión borrosa, palpitaciones, dolor en el pecho, dificultad para concentrarse y síntomas gastrointestinales, entre otros.

En individuos con POTS, el cuerpo tiene dificultades para regular adecuadamente la presión arterial y el flujo sanguíneo cuando pasan de una posición supina (acostados) a una posición vertical (de pie). Esta disfunción autonómica puede ser debilitante y afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen.

Si bien las causas exactas del POTS no siempre están claras, se cree que pueden estar relacionadas con disfunciones en el sistema nervioso autónomo, que controla las funciones involuntarias del cuerpo, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la digestión. Además, factores genéticos, trastornos del colágeno, desequilibrios hormonales y eventos desencadenantes, como infecciones virales o lesiones traumáticas, pueden desempeñar un papel en el desarrollo del síndrome1.

Síntomas:

Los síntomas del Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS) pueden manifestarse de diversas formas y pueden variar en intensidad y duración de una persona a otra. A continuación, se detallan algunos de los síntomas más comunes asociados con el POTS:

  • Mareos y desmayos: uno de los síntomas más prominentes del POTS es el mareo, que puede ocurrir al ponerse de pie después de estar sentado o acostado. Estos mareos pueden ser leves o graves e incluso pueden provocar desmayos en algunos casos. El mareo puede estar acompañado de una sensación de aturdimiento o de que el entorno está girando1.
  • Fatiga extrema: la fatiga severa es otro síntoma característico del POTS. Los pacientes pueden experimentar una sensación abrumadora de cansancio que no mejora con el descanso. Esta fatiga puede interferir en las actividades diarias y dificultar la realización de tareas cotidianas.
  • Visión borrosa: la visión borrosa es un síntoma común del POTS y puede ocurrir tanto durante los episodios de mareo como de manera intermitente a lo largo del día. Este síntoma puede variar en intensidad y puede contribuir a la sensación de desorientación y malestar.
  • Palpitaciones cardíacas: las palpitaciones, que son percepciones anormales del latido del corazón, son frecuentes en las personas con POTS. Estas palpitaciones pueden ser rápidas e irregulares, y a menudo se experimentan junto con otros síntomas, como mareos y sudoración excesiva.
  • Sudoración excesiva: la sudoración excesiva, especialmente en las palmas de las manos, las axilas y la frente, es otro síntoma común del POTS. Esta sudoración excesiva puede ocurrir de manera repentina y sin un estímulo evidente, y puede ser una respuesta del cuerpo al estrés físico o emocional1.
  • Dificultad para Concentrarse: muchas personas con POTS experimentan dificultad para concentrarse y problemas de memoria. Este síntoma, a menudo denominado «neblina cerebral», puede interferir en la capacidad de realizar tareas cognitivas y puede afectar el rendimiento académico o laboral.
  • Náuseas: las náuseas y la sensación de malestar estomacal son síntomas frecuentes del POTS, especialmente durante los episodios de mareo y desmayo. Estas náuseas pueden ser intermitentes o persistentes y pueden variar en intensidad1.

 

Diagnóstico y evaluación:

El diagnóstico y la evaluación del Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS) requieren un enfoque minucioso y una comprensión profunda de los síntomas del paciente. Aquí se explica cómo se lleva a cabo este proceso:

  • Evaluación clínica: el diagnóstico de POTS comienza con una evaluación clínica detallada, que incluye la revisión de los antecedentes médicos del paciente y una descripción completa de los síntomas que experimenta. Es fundamental proporcionar al médico información detallada sobre la frecuencia, la duración y la gravedad de los síntomas, así como cualquier factor desencadenante o exacerbante que el paciente haya identificado2.
  • Pruebas de laboratorio: se pueden realizar pruebas de laboratorio para descartar otras condiciones médicas que pueden presentar síntomas similares al POTS. Esto puede incluir análisis de sangre para evaluar los niveles de glucosa, hormonas tiroideas, recuento sanguíneo completo y otros marcadores bioquímicos que pueden ayudar a identificar posibles causas de los síntomas.
  • Pruebas de función autonómica: las pruebas de función autonómica son fundamentales para el diagnóstico de POTS. Una de las pruebas más comunes es la prueba de inclinación, también conocida como prueba de mesa basculante. Durante esta prueba, el paciente se acuesta en una mesa especial que se inclina hacia arriba en diferentes ángulos mientras se monitorea la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Los pacientes con POTS tienden a experimentar un aumento significativo en la frecuencia cardíaca al pasar de una posición supina a una posición vertical, lo que confirma el diagnóstico.
  • Monitoreo ambulatorio: en algunos casos, se puede recomendar el monitoreo ambulatorio de la presión arterial y la frecuencia cardíaca durante un período prolongado para evaluar los patrones de cambio postural y los síntomas del paciente en su entorno habitual2.
  • Pruebas de estrés físico: en algunos casos, se pueden realizar pruebas de estrés físico, como la prueba de la mesa basculante con ejercicio, para evaluar la respuesta del paciente al esfuerzo físico y determinar si los síntomas empeoran durante el ejercicio.
  • Evaluación cardíaca: es importante realizar una evaluación cardíaca completa para descartar otras afecciones cardíacas que puedan presentar síntomas similares al POTS, como trastornos del ritmo o enfermedad cardíacos estructural2.

 

Causas y factores de riesgo:

Las causas exactas del POTS no se comprende completamente, pero se cree que una combinación de factores genéticos, trastornos del sistema nervioso autónomo y cambios en el volumen sanguíneo pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad. Algunas personas pueden experimentar POTS después de una infección viral, un trauma físico o un evento traumático, aunque no está claro por qué ocurre esto en ciertos individuos y no en otros2.

 

Tratamiento:

El tratamiento del POTS se centra en intentar aliviar los síntomas y tener una mejor calidad de vida. Esto puede incluir medidas simples como aumentar la ingesta de sal y líquidos, usar medias de compresión, realizar cambios en la dieta para mantener un equilibrio adecuado de carbohidratos y proteínas, y evitar desencadenantes conocidos. En casos más graves, se pueden recetar medicamentos para regular la frecuencia cardíaca y la presión arterial, así como terapia física y ocupacional para ayudar a mejorar la función autónoma y la resistencia3.

  • Aumento del consumo de líquidos y sal: ingerir una cantidad adecuada de líquidos y aumentar la ingesta de sal puede ayudar a aumentar el volumen sanguíneo y mejorar la tolerancia ortostática en pacientes con POTS. Esto puede incluir el consumo de bebidas isotónicas o suplementos de electrolitos bajo la supervisión de un médico.
  • Elevación de las piernas: se recomienda a los pacientes con POTS elevar las piernas regularmente, especialmente durante los episodios de mareos o sensación de desmayo. Elevar las piernas por encima del nivel del corazón puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro, aliviando los síntomas.
  • Uso de medias de compresión: el uso de medias de compresión graduada puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea en las piernas y reducir la acumulación de sangre en las extremidades inferiores, lo que puede contribuir a mantener la presión arterial más estable al estar de pie.
  • Modificaciones en la dieta: algunas personas con POTS pueden beneficiarse de cambios en la dieta, como consumir comidas más pequeñas y frecuentes en lugar de grandes comidas, evitar alimentos que puedan desencadenar síntomas, como alimentos ricos en carbohidratos simples, y mantener una dieta equilibrada y nutritiva3.
  • Ejercicio físico gradual: el ejercicio físico regular y gradual puede ayudar a mejorar la condición física y la tolerancia al ejercicio en pacientes con POTS. Se recomienda comenzar con ejercicios de bajo impacto, como caminar o nadar, e ir aumentando gradualmente la intensidad y la duración del ejercicio bajo la supervisión de un profesional médico.
  • Medicamentos: en algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas del POTS. Estos pueden incluir medicamentos para aumentar la retención de líquidos y la vasoconstricción, regular la frecuencia cardíaca, mejorar la circulación sanguínea o controlar la presión arterial.
  • Terapias complementarias: algunas personas con POTS pueden encontrar alivio de sus síntomas a través de terapias complementarias como la acupuntura, la terapia física, la terapia ocupacional y la terapia cognitivo-conductual.
  • Manejo del estrés: el estrés emocional puede exacerbar los síntomas del POTS. Por lo tanto, es importante aprender técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda, el yoga o la terapia cognitivo-conductual, para reducir la ansiedad y mejorar la calidad de vida.

 

Vivir con POTS:

Puede ser desafiante y requiere una adaptación constante a los síntomas cambiantes. Muchas personas con POTS enfrentan limitaciones en su vida diaria, como dificultades para trabajar, estudiar o participar en actividades sociales. Es importante establecer un sistema de apoyo sólido que incluya familiares, amigos y profesionales de la salud, y aprender a gestionar el estrés y la ansiedad asociados con la enfermedad.3

 

CONCLUSIÓN

El Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS) es una condición compleja que afecta la calidad de vida de las personas. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas mediante cambios en el estilo de vida, medicamentos y terapias complementarias. La colaboración con un equipo médico especializado es crucial para desarrollar un plan de tratamiento personalizado. A través de un enfoque integral, muchas personas con POTS pueden experimentar mejoras significativas en sus síntomas y calidad de vida. La investigación continua es fundamental para mejorar la comprensión y el manejo del POTS en el futuro3.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Síndrome de taquicardia postural ortostática [Internet]. Wikipedia.org. [citado el 25 de febrero de 2024]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Síndrome_de_taquicardia_ortostática_postural
  2. Osorio KV, Góngora EM. Síndrome de taquicardia postural ortostática. FMC – Formación Médica Continuada en Atención Primaria [Internet]. 2015 [citado el 25 de febrero de 2024];22:470–1. Disponible en: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=101626
  3. Casas G, Rivas-Gándara N, Francisco-Pascual J, Moya-Mitjans À, García-Dorado D. Síndrome de taquicardia postural ortostática y angina vasoespástica, una combinación de difícil abordaje terapéutico. Rev Esp Cardiol [Internet]. 2019;72(6):509–10. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.recesp.2018.05.003

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos