Sinovitis post-pembrolizumab en carcinoma pulmonar. A propósito de un caso

7 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Gloria Clavería Sancho. Centro de Salud Alhama de Aragón. Zaragoza.
  2. Maryna Koptiukh Liashenko. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  3. Laura Marcos Mayor. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  4. María Marco Brualla. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.
  5. Sandra Jiménez Asensio. Centro de Salud Calanda. Teruel.
  6. Maite Martínez García. Centro de Salud San Atilano, Tarazona. Zaragoza.

 

RESUMEN

La sinovitis inducida por inmunoterapia es una complicación poco común pero emergente en pacientes tratados con inhibidores de puntos de control inmunológico, como Pembrolizumab, utilizado en el tratamiento de carcinomas, incluido el de pulmón. Este artículo describe un caso de sinovitis post-Pembrolizumab en un paciente con carcinoma de pulmón, destacando los desafíos diagnósticos y terapéuticos asociados con este efecto secundario.

PALABRAS CLAVE

Sinovitis, pembrolizumab, carcinoma de pulmón, inmunoterapia, efectos secundarios.

ABSTRACT

Immunotherapy-induced synovitis is a rare but emerging complication in patients treated with immune checkpoint inhibitors, such as Pembrolizumab, used in the treatment of carcinomas, including lung cancer. This article describes a case of post-Pembrolizumab synovitis in a patient with lung carcinoma, highlighting the diagnostic and therapeutic challenges associated with this side effect.

KEY WORDS

Synovitis, pembrolizumab, lung carcinoma, immunotherapy, side effects.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Un hombre de 59 años con carcinoma de pulmón avanzado, sin antecedentes de enfermedades reumáticas, inició tratamiento con Pembrolizumab. Tras varias semanas de tratamiento, presentó dolor, hinchazón y rigidez en ambas rodillas, sin signos de infección o trauma. El dolor era persistente y afectaba significativamente su movilidad y calidad de vida.

El examen físico reveló sinovitis bilateral de rodillas, sin evidencia de efusión articular. Los análisis de sangre mostraron elevación leve de los marcadores inflamatorios, pero sin otros hallazgos anormales. Las imágenes por resonancia magnética (RM) de las rodillas confirmaron la sinovitis sin daño estructural articular. Se consideró la posibilidad de una reacción adversa al Pembrolizumab, dada la correlación temporal entre el inicio del tratamiento y la aparición de los síntomas.

Inicialmente, se manejó al paciente con antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), con poca mejora. Dada la persistencia de los síntomas y el impacto en su calidad de vida, se decidió pausar temporalmente el tratamiento con Pembrolizumab y se inició un curso corto de corticosteroides. Esta intervención resultó en una mejora significativa de los síntomas de sinovitis.

Tras la resolución de la sinovitis, se reanudó el tratamiento con Pembrolizumab, con un plan de vigilancia estrecha para la recurrencia de los síntomas. El paciente continuó con la inmunoterapia sin recurrencia de sinovitis durante los siguientes meses de seguimiento. Este curso sugiere un efecto secundario inmunomediado del Pembrolizumab, que fue reversible con la suspensión temporal del fármaco y el tratamiento con corticosteroides.

Este caso resalta la importancia de reconocer y manejar adecuadamente los efectos secundarios musculoesqueléticos de los inhibidores de puntos de control inmunológico. Aunque la sinovitis es un efecto secundario menos común en comparación con otras toxicidades inmunomediadas, su impacto en la calidad de vida del paciente puede ser significativo. La identificación temprana y el manejo adecuado son cruciales para permitir la continuación de la inmunoterapia, que es vital para el tratamiento del carcinoma subyacente.

DISCUSIÓN

La sinovitis como efecto secundario de la inmunoterapia con Pembrolizumab en el tratamiento del carcinoma de pulmón es un fenómeno que merece atención clínica. Pembrolizumab, un inhibidor del punto de control inmunológico ha revolucionado el tratamiento del carcinoma de pulmón, pero su mecanismo de acción puede desencadenar respuestas inmunológicas que afectan a varios órganos, incluidas las articulaciones. Este caso ilustra la importancia de reconocer la sinovitis como una posible complicación inmunomediada asociada con el uso de Pembrolizumab1,2.

En el contexto de la inmunoterapia, la sinovitis puede ser malinterpretada como una afección reumática primaria, lo que lleva a retrasos en el diagnóstico y tratamiento adecuados. En este caso, la ausencia de antecedentes de enfermedad reumática y la aparición de síntomas después del inicio de la terapia con Pembrolizumab sugieren una relación causal. La sinovitis inducida por inmunoterapia generalmente se presenta como dolor articular, hinchazón y rigidez, síntomas que pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida del paciente2.

El diagnóstico diferencial de la sinovitis en este contexto es amplio y puede incluir infecciones, exacerbaciones de enfermedades reumáticas preexistentes y efectos secundarios de otros medicamentos. La evaluación diagnóstica debe ser exhaustiva, incluyendo análisis de sangre, estudios de imagen y, en algunos casos, aspiración articular. En este paciente, la resonancia magnética fue útil para confirmar la sinovitis y excluir otras causas de dolor articular, como la efusión o el daño estructural³.

En un estudio realizado por Ahmadzada et al., a sinovitis post-Pembrolizumab en el contexto del tratamiento del carcinoma pulmonar es una reacción adversa inmunomediada que puede surgir como consecuencia de la modulación del sistema inmune por este inhibidor de puntos de control. Pembrolizumab, empleado en el tratamiento de varios tipos de cáncer, incluido el mesotelioma, actúa potenciando la respuesta inmunitaria contra las células cancerosas. Sin embargo, esta activación inmunológica puede también dirigirse erróneamente contra tejidos sanos, incluyendo las articulaciones, resultando en sinovitis. Aunque los corticosteroides, como la dexametasona, se utilizan comúnmente para manejar los efectos adversos de la quimioterapia y la inmunoterapia, su uso puede complicar la interpretación de los resultados del tratamiento con Pembrolizumab3.

El manejo de la sinovitis relacionada con Pembrolizumab plantea un desafío clínico. Aunque los AINEs pueden ser efectivos en algunos casos, su eficacia puede ser limitada, como se observó en este paciente. La suspensión temporal de Pembrolizumab y la administración de corticosteroides pueden ser necesarias para controlar los síntomas. Esta estrategia fue efectiva en este caso, lo que llevó a una resolución rápida de los síntomas y permitió la reanudación de la inmunoterapia4.

La decisión de interrumpir temporalmente la inmunoterapia debido a efectos secundarios debe equilibrar los riesgos y beneficios. La interrupción puede llevar a una progresión del cáncer subyacente, mientras que su continuación puede exacerbar la toxicidad. En este caso, la reanudación de Pembrolizumab después de la resolución de la sinovitis y bajo vigilancia estrecha fue una estrategia exitosa, lo que sugiere que la interrupción temporal no comprometió la eficacia del tratamiento del cáncer4.

Este caso también subraya la importancia de un enfoque multidisciplinario en el manejo de pacientes bajo inmunoterapia. La colaboración entre oncólogos, reumatólogos y otros especialistas es crucial para el diagnóstico preciso y el manejo de efectos secundarios como la sinovitis. La educación del paciente sobre los posibles efectos secundarios de la inmunoterapia y la comunicación rápida de cualquier síntoma nuevo son igualmente importantes.

 

CONCLUSIÓN

La sinovitis post-Pembrolizumab es una complicación inmunomediada que puede ser manejada con éxito con la suspensión temporal del fármaco y el uso de corticosteroides. Este caso destaca la necesidad de una vigilancia cuidadosa de los efectos secundarios musculoesqueléticos en pacientes que reciben inmunoterapia para el carcinoma de pulmón. La identificación y el manejo oportuno de estos efectos secundarios son esenciales para garantizar que los pacientes puedan continuar recibiendo los beneficios de la inmunoterapia mientras se minimizan sus riesgos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Pembrolizumab-associated autoimmune encephalitis in an elderly patient with advanced non-small cell lung cancer. A clinical case. An Sist Sanit Navar [Internet]. 2021;44(2):291–7. Disponible en: http://dx.doi.org/10.23938/assn.0948
  2. Núñez Hernández JC, Tamariz Campillo AF, Mellado Orellana R, Tostado Cosío R, Díaz Greene EJ, Rodríguez Weber FL. Síndromes paraneoplásicos asociados a cáncer de pulmón. Acta Méd Grupo Ángeles [Internet]. 2021 [citado el 16 de diciembre de 2023];19(3):346–53. Disponible en: https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-72032021000300346
  3. Ahmadzada T, Cooper WA, Holmes M, Mahar A, Westman H, Gill AJ, et al. Retrospective evaluation of the use of pembrolizumab in malignant mesothelioma in a real-world Australian population. JTO Clin Res Rep [Internet]. 2020;1(4):100075. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.jtocrr.2020.100075
  4. Jagpal A, Choudhary G, Chokr J. Severe arthritis and tenosynovitis caused by immune checkpoint blockade therapy with pembrolizumab (anti-PD-1 antibody). Proc (Bayl Univ Med Cent) [Internet]. 2019;32(3):419–21. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1080/08998280.2019.1588654

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos