Tiña capitis. Artículo monográfico.

19 enero 2024

AUTORES

  1. Silvia Alepuz Hervás. Diplomada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  2. Elena Lacambra Orgillés. Diplomada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  3. Ainhoa Leticia González Esgueda. Diplomada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  4. Alberto Manuel Panzano Pérez. Diplomado en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. Beatriz Baeza Lobarte. Diplomada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  6. María Marco Borderas. Diplomada en Enfermería. Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.

 

RESUMEN

La tiña capitis es una dermatofitosis, una infección por hongos dermatofitos.

Afecta sobre todo al cuero cabelludo donde aparecen zonas con calvas, con descamación y con picor.

Además de la zona del cuero cabelludo también puede afectar a las cejas e incluso el área de las pestañas.

Es muy contagioso y aunque se da en todas las edades, la mayor incidencia ocurre entre los 5 y los 10 años, ya que es la etapa en la que más contacto persona-persona se establece, y más se comparten objetos.

PALABRAS CLAVE

Tiña capitis, cuero cabelludo, hongos, dermatofitosis, tratamiento.

ABSTRACT

Tinea capitis is a dermatophytosis, a dermatophyte fungal infection.

It affects the scalp where bald, scaly and itchy areas appear.

In addition to the scalp area, it can also affect the eyebrows and even the eyelash area.

It is very contagious and although it occurs at all ages, the highest incidence occurs between 5 and 10 years of age, since this is the stage when more person-to-person contact is established and objects are shared.

KEY WORDS

Tinea capitis, scalp, fungus, dermatophytosis, treatment

DESARROLLO DEL TEMA

La tiña del cuero cabelludo (tinea capitis) es una erupción cutánea causada por una infección micótica. Dicha infección suele provocar picazón, descamación y zonas de calvicie en la zona afectada de la cabeza.

La tiña recibe su nombre por su forma circular en las lesiones. Aparece como zonas redondas de lesión donde comienza el pelo en el cuero cabelludo. Estas manchas con aspecto de calvicie se van haciendo cada vez más grandes paulatinamente.

La tinea capitis está relacionada con el pie de atleta (tinea pedis), la tiña inguinal (tinea cruris) y la tiña del cuerpo (tinea corporis).

La tiña del cuero cabelludo es una infección altamente contagiosa, muy común entre niños en edad escolar, donde sus hábitos higiénicos inducen a ello1.

La tiña capitis es una infección por dermatofitos con una alta prevalencia en la población pediátrica. Su epidemiología ha cambiado en las últimas décadas debido a la creciente migración poblacional alrededor del mundo, así como el aumento de movilidad de las personas con los viajes y traslado de animales. Se han identificado factores de riesgo ambientales y propios del huésped, relacionados con el desarrollo de esta infección.

Es una infección más predominante en zonas rurales y suburbanas. En estas poblaciones, los factores relacionados con una mayor frecuencia de esta infección son el nivel socioeconómico bajo, familias numerosas, el hacinamiento y las pobres condiciones de higiene, así como la convivencia con animales.

SÍNTOMAS:

-Uno o más parches redondeados en la piel, escamosa o inflamada donde el pelo se desprendió.

-Parches que se alargan lentamente y quedan puntos negros donde se cayó el pelo.

-Pelo quebradizo, fácil de arrancar y débil, pelo de aspecto “tiñoso”.

-Zonas sensibles y dolorosas en el cuero cabelludo, debido a esa inflamación subyacente.

CAUSAS:

Hongo común como el micosporum canis2, hongo que prolifera en tejidos queratinizados. Ataca la capa externa de la piel en el cuero cabelludo. Aunque también hay que tener en cuenta que afecta a otras partes de la cara e incluso podría aparecer dichas manchas en zonas de piel con pelo en contacto con dicho hongo, como en los brazos o manos.

Se transmite de humano a humano por contacto, o de animal a humano, como los gatos, aunque también puede darse en vacas, conejos, perros, también es importante la transmisión mediante los fómites con el uso compartido de ropas, toallas, peines e incluso juguetes como peluches tan compartidos en guarderías o entre hermanos.

COMPLICACIÓN:

La complicación más grave es la inflamación intensa con zonas abultadas y blandas en la que llega a salir pus y una costra gruesa amarillenta, esta inflamación se llama Querión de Celso. El querión de Celso aparece por una reacción del sistema inmunitario al hongo. El pelo se cae y supone una pérdida permanente del cabello. Dicha inflamación con zonas fluctuantes podría llegará a confundirse con un absceso3. La alopecia cicatricial que podría aparecer será definitiva y en esa zona ya no volverá a crecer el pelo y aparecerán las indeseadas zonas con «calvas».

DIAGNÓSTICO:

En esta infección como en la mayoría de afecciones cutáneas el diagnóstico diferencial es clave para el correcto tratamiento y no llegar a una complicación mayor. El aspecto clínico, además de la utilización de la lámpara de Wood y el cultivo mediante el preparado húmedo de hidróxido de potasio serán necesarios para esto y no confundirlo con una dermatitis seborreica, una psoriasis o incluso un impétigo que habría que tratar con antibiótico. Por ello ante la sospecha de dicha patología nuestro médico de atención primaria o el punto de unión con el sistema de salud nos pondrá en contacto con el dermatólogo de referencia para que lleve a cabo todas estas observaciones para con un diagnóstico claro sea capaz de tratar el proceso con el más correcto y efectivo tratamiento.

TRATAMIENTO:

Antimicóticos orales, champús con sulfato de selenio y en casos graves corticoides como la prednisona oral en dosis peso dependientes y durante un tiempo limitado por su resto de efectos colaterales, son el tratamiento correcto.

La terbinafina oral es usada como primera línea en el tratamiento en niños4.

La crema de imidazol será útil para evitar la diseminación, en la misma persona a otras zonas, como también evitar el contagio a otras personas.

PREVENCIÓN:

Evitar el contacto con personas infectadas o no tocarse las zonas infectadas porque podría diseminarse a otras partes del cuerpo.

No compartir fómites como peines, cepillos o compartir toallas, sábanas, ropa interior que pudiera haber estado en contacto con este hongo.

Tener una buena higiene, así como mantener la piel limpia y seca.

No tener contacto con animales infectados o que por su aspecto pudieran estarlo.

Ante la sospecha de poder estar infectado sería interesante consultar con nuestro médico de atención primaria y este incluso nos haría una colaboración con el servicio de dermatología.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bonifaz. A. Micología médica básica. 2.ª ed., pp. 44-49.
  2. Gómez Moyano E, Crespo Erchiga V, Martínez Pilar L. Dermatofitosis. Piel. 2016;31 (8): 546-559.
  3. Rebollo N, López- Bárcenas AP, Arenas R. Tiña de la cabeza. Actas dermosifilogr. 2008; 99(2): 91-100.
  4. Querol Nasarre I, Bueno Lozano M. Tratamiento de las tiñas del cuero cabelludo con terbinafina oral en la infancia. AEPED 1995; 46: 487-489.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos