Trabajo monográfico. Nutrición infantil. Construyendo cimientos saludables desde la infancia.

8 marzo 2024

AUTORES

  1. Mónica Jasanada Ariño. Cocinera, Hospital Ernest Lluch Calatayud, Zaragoza.
  2. Cristina Valls Sobrerroca. Pinche cocina, Hospital Alcañiz, Teruel.
  3. Cristina Tepes. Técnico Superior Administración y Documentación Sanitarias, Hospital Alcañiz, Teruel.
  4. Cristina Dos Santos Silva. Pinche cocina, Hospital Alcañiz, Teruel.
  5. José Miguel Sánchez Lorenzo – Celador- Hospital Alcañiz, Teruel.

 

RESUMEN

La nutrición infantil es un aspecto fundamental para el crecimiento y desarrollo general de los niños.

Este campo se centra en proporcionar a los jóvenes una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales, con el objetivo de garantizar un desarrollo físico y cognitivo saludable. La importancia de la nutrición durante la infancia radica en su influencia directa en el crecimiento, la prevención de enfermedades y la formación de hábitos alimentarios que perdurarán durante toda la vida1.

Los hábitos alimentarios adquiridos durante la infancia repercuten a lo largo de toda la vida. Una dieta equilibrada desde una edad temprana ayuda a prevenir enfermedades crónicas como la obesidad, y la diabetes de tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

PALABRAS CLAVE

Nutrición infantil, hábitos alimenticios, diversidad alimentaria.

ABSTRACT

Child nutrition is a fundamental aspect for the overall growth and development of children.

This field focuses on providing young people with a balanced diet rich in essential nutrients, with the aim of ensuring healthy physical and cognitive development. The importance of nutrition during childhood lies in its direct influence on growth, the prevention of diseases and the formation of eating habits that will last throughout life.

Eating habits acquired during childhood have repercussions throughout life. A balanced diet from an early age helps prevent chronic diseases such as obesity, and type 2 diabetes and cardiovascular diseases in adulthood.

KEY WORDS

Child nutrition, feeding habits, food diversity.

DESARROLLO DEL TEMA

Este artículo busca fomentar la conciencia sobre la importancia de cultivar hábitos alimenticios saludables en la infancia, con la esperanza de impactar positivamente en la salud a largo plazo en todos los niños:

Promover una alimentación balanceada: Destacar la importancia de proporcionar a los niños una dieta equilibrada que es esencial para su crecimiento y desarrollo.

Educación nutricional: Proporcionar información educativa sobre los nutrientes clave necesarios para el desarrollo infantil y cómo introducirlos de manera efectiva en la dieta diaria.

Consejos prácticos para padres: Ofrecer pautas y sugerencias para que los padres elijan opciones alimenticias saludables, fomentando hábitos positivos desde una edad temprana.

La nutrición infantil es un tema de vital importancia en el ámbito de la salud y el desarrollo humano.

Esta área requiere relevancia al considerar que la infancia constituye una etapa crítica en la formación de hábitos alimenticios, con repercusiones directas en la salud a lo largo de la vida2.

La introducción de una dieta equilibrada desde edades tempranas no solo es crucial para el crecimiento físico óptimo, sino que también desempeña un papel determinante en el desarrollo cognitivo y la prevención de enfermedades.

La diversidad dietética desempeña un papel crucial.

Introducir una variedad de alimentos desde el principio ayuda a garantizar la ingesta de varios nutrientes. Limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares y sodio es esencial para prevenir problemas de salud a largo plazo.

La orientación y la educación de los padres desempeñan un papel fundamental en la promoción de hábitos alimentarios saludables3.

Fomentar una relación positiva con la comida, implicar a los niños en la preparación de los alimentos y ofrecer opciones saludables son estrategias eficaces1 para conseguir proporcionar a los niños una nutrición óptima.

Bebes de 6 a 12 meses:

A partir de los 6 meses, aunque la leche materna sigue siendo la principal fuente nutritiva hasta el año de vida, puede ser insuficiente en energía y algunos nutrientes, lo que hace necesaria la introducción de nuevos alimentos apropiados para la edad. Es recomendable mantener la lactancia materna hasta los 2 años de edad, o bien hasta que madre y niño lo decidan4.

Si por cualquier motivo el lactante no recibe leche materna, los profesionales de pediatría o enfermería os asesorarán sobre la manera de alimentar al bebé de una forma segura y satisfactoria, mediante lactancia artificial.

Los calendarios de introducción de alimentos son una propuesta orientativa que hay que adaptarlos a la realidad familiar, intentando que el bebé se vaya incorporando progresivamente al menú de la familia.

Entre los 12 y 24 meses es aconsejable que se hayan incorporado ya todos los alimentos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva para los bebés desde el nacimiento hasta los 6 meses de vida. Cuando ésta no sea posible o resulte insuficiente, es necesario reemplazarla o complementarla, utilizando, por ejemplo, preparados en polvo para lactantes. Estos productos han de utilizarse únicamente por consejo de personas cualificadas en medicina, nutrición o farmacia o de otros profesionales encargados de la asistencia materno-infantil. Leche en polvo no.

La tecnología de fabricación de la leche en polvo para lactantes no garantiza su esterilidad, aunque se haya fabricado respetando todas las normas de higiene vigentes. Además, el riesgo de multiplicación de bacterias aumenta cuando las tomas preparadas se almacenan o se manipulan de forma incorrecta.

La adecuada preparación y conservación de los biberones se convierte por ello en la mejor forma de prevenir las enfermedades, a veces muy graves para el bebé, causadas por bacterias como Cronobacter y Salmonella.

Todas las personas encargadas del cuidado de lactantes deben seguir unas pautas de higiene adecuadas durante la preparación, la manipulación y el almacenamiento de productos en polvo, tanto en el hogar, como en hospitales y guarderías.

 

CONCLUSIONES

La alimentación infantil desempeña un papel fundamental en el bienestar y desarrollo integral de los niños. Es durante la infancia cuando se establecen los cimientos de hábitos alimenticios saludables que pueden perdurar toda la vida. Proporcionar una dieta equilibrada, rica en nutrientes esenciales, y fomentar una relación positiva con la comida son aspectos clave para garantizar un crecimiento óptimo y prevenir problemas de salud a largo plazo.

Sin embargo, es importante reconocer que cada niño es único y puede enfrentar desafíos individuales en su alimentación. Por lo tanto, es crucial que los padres y cuidadores estén informados, sean flexibles y estén dispuestos a adaptarse a las necesidades específicas de cada niño. Al priorizar la alimentación saludable desde una edad temprana, se está invirtiendo en el futuro bienestar de los niños, proporcionándoles las herramientas necesarias para alcanzar su máximo potencial y disfrutar de una vida activa y saludable.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. (N.d.). Aeped.Es. Retrieved February 7, 2024, from https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/manual-de-nutricion-aep-2021.pdf
  2. Latorre, M. (2023, August 8). Educación alimentaria para niños: a comer saludable se aprende. Nutriendo; Nutriendo – Academia Española de Nutrición y Dietética. https://www.academianutricionydietetica.org/alimentacion-infantil/aprender-alimentacion-ninos/
  3. Reyes, C. S. (2013, December 17). Educación alimentaria para niños. Blog Dieta Saludable. https://www.dieta-saludable.com/educacion-alimentaria-para-ninos/
  4. Enfermedades, Pruebas y Tratamientos médicos. (n.d.). Top Doctors. Retrieved February 7, 2024, from https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/alimentacion-infanti

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos