Trabajo monográfico: vía intraósea

23 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Isabel Reche Temprado. Graduada en Enfermería. Cirugía Cardiaca. (Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza).
  2. Elena Pérez Fuertes. Graduada en Enfermería. Unidad de Cuidados Intensivos. (Hospital General Obispo Polanco, Teruel).
  3. Sandra Reyes Zuara. Graduada en Enfermería. Unidad de Hospitalización de Cirugía General y Digestiva. (Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza).
  4. Raúl Grima Vela. Graduado en Enfermería. Quirófano General. (Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza).
  5. Esther Anglés Fernández. Graduada en Enfermería. Servicio de Urgencias. (Hospital Comarcal de Alcañiz, Alcañiz).
  6. Victoria Jiménez Soriano. Graduada en Enfermería. Unidad de Cuidados Intensivos. (Hospital Obispo Polanco, Teruel).

 

RESUMEN

Cuando se atiende una emergencia es necesario un acceso al interior del organismo para la administración de fármacos y / o líquidos de una manera rápida y eficaz, que permita una estabilización o resolución de la situación en el menor tiempo posible1.

Aunque la vía venosa periférica es el tipo de vía principal en emergencias, en determinadas situaciones clínicas en las que la circulación periférica está muy deteriorada, la posibilidad de canalizar una vía venosa periférica se hace inaccesible o la demora de conseguir un acceso periférico supone una pérdida de tiempo y recursos2.

La vía intraósea es un acceso venoso que se utiliza y recomienda como segunda opción después de la vía intravenosa si ésta no se consigue tras un minuto o tres intentos fallidos. Está indicada en pacientes adultos y pediátricos. Es muy eficaz ya que permite la administración rápida de fluidos, hemoderivados y medicación a través de los vasos que componen la cavidad medular3.

PALABRAS CLAVE

Intraóseo, emergencias, acceso intravenoso.

ABSTRACT

When responding to an emergency, Access to the interior of the body is necessary for the administration of drugs and / or liquids in a quick and effective manner which allows stabilization or resolution of the situation in the shortest possible time.

Although the peripheral venous line is the main type of line in emergencies, in certain clinical situations in which the peripheral circulation is very impaired, the possibility of channeling a peripheral venous line becomes inaccessible or the delay in obtaining peripheral Access represents a loss of time and resources.

The intraosseous route is a venous Access that is used and recommended as a second option after the intravenous route if it is not achieved after one minute or three failed attempts. It is indicated in adult and pediatric patients. It is very effective as it allows the rapid administration of fluids, blood products and medication through the vessels that make up the spinal cavity.

KEY WORDS

Intraosseous, emergencies, intravenous access.

DESARROLLO DEL TEMA

La vía intraósea está indicada en pacientes adultos y pediátricos en situaciones de emergencia o urgencia es las que no es posible conseguir un acceso vascular en los primeros momentos, bien por la situación clínica del paciente, bien por dificultades ambientales (espacio confinado, riesgo NBQ, escasez de luz, paciente atrapado en un lugar de difícil acceso, etc.) especialmente en4:

  • Gran quemado.
  • Estatus epiléptico.
  • Shock severo.
  • Reanimación Cardiopulmonar (RCP).
  • Agitación del paciente respiratorio.
  • Traumatismo grave.
  • Traje protección NRBQ.
  • Y en general, en todas aquellas situaciones que requieran tratamiento urgente y no sea posible el acceso iv de forma precoz4.

 

Su utilización se basa en el hecho de que la cavidad medular de los huesos largos está ocupado por una rica red de capilares sinusoides que drenan a un gran seno venoso central, que no se colapsa, pasando los líquidos y fármacos a la circulación general con una rapidez similar a como lo harían por cualquier otra vena periférica por lo que se considera una vía segura y rápida pues conlleva un alto porcentaje de éxitos3.

Uno de los inconvenientes de esta vía es que no se recomienda que esté colocada más de 24 horas3.

LUGARES DE INSERCIÓN:

ADULTOS:

  • La tibia distal es el sitio de preferencia para la inserción manual. La aguja se inserta en la superficie medial de la tibia en la unión del maléolo medial y la diáfisis de la tibia, por detrás de la vena safena mayor.
  • El húmero proximal es un sitio alternativo. Como ventaja, cabe destacar la cercanía a la circulación central. El sitio de inserción se encuentra en la tuberosidad mayor, con el brazo en aducción y la palma en pronación y en reposo sobre el ombligo.
  • La tibia proximal se puede utilizar en adultos, pero debido a que el hueso es grueso, es preferible un dispositivo eléctrico para la canulación. La aguja se inserta en la superficie anteromedial plana, 2 cm distal al tubérculo tibial.
  • Cresta ilíaca, fémur, radio, clavícula, calcáneo y esternón son otros sitios que pueden utilizarse si es necesario5.

 

NIÑOS:

  • El sitio de preferencia en menores de 6 años es la tibia proximal. Se sitúa la aguja sobre la superficie anteromedial plana y extensa del hueso 1 a 3 centímetros distal al tubérculo tibial.
  • Una alternativa es el fémur distal. La aguja se inserta 2 a 3 centímetros por encima del cóndilo femoral lateral, en la línea media y en un ángulo de 10 a 15 grados en dirección cefálica.
  • En niños mayores, puede ser más fácil la superficie medial del tercio distal de la tibia 2 centímetros por encima del maléolo medial5.

 

MATERIALES:

Existen varios dispositivos que permiten el acceso a través del tejido óseo:

MANUALES:

  • Jamshidi: aguja con trocar con tirador, que permite ajustar la profundidad de la penetración.
  • Cook: aguja con manubrio, manguito y aletas1.

 

DISPARO:

  • DISPOSITIVO EZ-IO: aguja-broca estéril con catéter que se conecta a un taladro recargable, introduciéndose la aguja en la médula ósea. Posee un gatillo con dispositivo de seguridad1. Las agujas son de un único grosor (15G) con diferentes longitudes: 25mm (azul) para adultos normales y de 45 mm para adultos obesos o de gran tamaño3.

 

TALADRO:

  • DIAPOSITIVO BIG (“bone injection gun”): propulsa un catéter metálico que se inserta en la médula. El calibre más utilizado es el 15G. Este dispositivo es el más seguro y el que menos complicaciones ocasiona1.

 

TÉCNICA DE INSERCIÓN DE UNA AGUJA INTRAÓSEA:

  • Limpiar la piel alrededor del sitio con una solución antiséptica como clorhexidina desinfectante a base de alcohol etc.
  • Inmovilizar la extremidad, sujetándola con la mano no dominante asegurándose de que las manos no se colocan debajo de la extremidad.
  • Coger la aguja con la mano dominante y colocarla en un ángulo de 90º sobre la piel.
  • Si se utiliza una aguja intraósea de inserción manual, avanzar la aguja con un movimiento firme, oscilante y giratorio, perpendicular al plano de la pierna, hasta que se sienta una brusca disminución de la resistencia conforme se atraviesa la cortical ósea.
  • La aguja debe usar entrar unos 1 o 2 cm.
  • Si se utiliza un dispositivo de inserción semiautomática antes de presionar el gatillo colocar la aguja firmemente sobre la piel en contacto con la parte externa del hueso.
  • Comprobar que al menos 5mm del catéter sea visible fuera de la piel para tener una longitud adecuada de aguja para su colocación intramedular.
  • A continuación, presionar el gatillo y aplicar una presión suave y constante que permita la rotación de la aguja y su inserción en el hueso.
  • Para cuando se note una disminución de la resistencia.
  • Después de retirar el trocar, colocar un alargador con codo de 90º, ya purgado. Aspirar sangre, infundir suero salino fisiológico para comprobar que la colocación es correcta.
  • Se debe vigilar que no aparezca tumefacción subcutánea.
  • La extracción de muestras sanguíneas para el análisis de gases, hematimetría y bioquímica, así como pruebas cruzadas, debe hacerse antes de la administración de fármacos y líquidos siempre y cuando la extracción no retrase el inicio del tratamiento.
  • Una vez colocado el catéter, debe fijarse para prevenir que se desplace durante la reanimación y el traslado posterior6.

 

La administración de líquidos puede ser dolorosa. Se puede obtener un acceso intraóseo en pacientes conscientes, pero si es posible, es conveniente administrar analgesia previa a la infusión de líquidos y/o fármacos excepto durante la RCP6.

Administrar por vía intramedular 0,5 mg/kg de lidocaína sin adrenalina ni conservantes en 1 a 2 minutos y esperar 6 segundos para iniciar la infusión6.

 

COMPLICACIONES

Las complicaciones son poco frecuentes, pero pueden ser graves.

  • Extravasaciones: es una de las complicaciones más comunes con consecuencias variables. Se debe comprobar si aparece edema subcutáneo alrededor o en el lado opuesto del lugar de inserción, así como dolor o cambio de coloración de la piel, ambos indicativos de extravasación. Si existiese dudas sobre la posición de la aguja, se debe dejar de inyectar, extraer una pequeña cantidad de líquido e intentar infundir para comprobar la posición correcta de la aguja. La extravasación dentro de un compartimento fascial puede comprometer el riego sanguíneo de la extremidad y dar lugar a un síndrome compartimental. Algunos fármacos también pueden causar daños en los tejidos blandos.
  • Embolia: existe un riesgo pequeño menor al 1% de embolización de grasa o de médula ósea si la vía intraósea se usa poco tiempo.
  • Infección: el riesgo de infecciones, como la osteomielitis, es muy bajo si se retira la aguja en las primeras 48 horas.
  • Fractura: el riesgo es mínimo con una adecuada técnica y asegurándose de que no haya patología ósea previa. Se debe evitar pinchar en los cartílagos de crecimiento, aunque en el caso de hacerlo el riesgo de complicaciones a largo plazo es mínimo.
  • Necrosis de la piel: se produce por extravasación de algunos fármacos. Se debe comprobar la colocación y permeabilidad de la aguja intraósea antes de la administración de fármacos vesicantes, tóxicos o altamente concentrados6.

 

CONTRAINDICACIONES:

CONTRAINDICACIONES RELATIVAS:

  • Tumores óseos.
  • Celulitis.
  • Osteoporosis en el sitio de aplicación.
  • Osteoporosis y osteogénesis imperfecta.
  • Quemaduras en el lugar de punción.
  • Infección en el sitio de inserción o en el hueso diana (osteomielitis).
  • Cirugías previas sobre el hueso diana.

 

CONTRAINDICACIONES ABSOLUTAS:

  • Punción de un hueso con una fractura o traumatismo grave. No se deben utilizar huesos fracturados para aumentar el volumen circulante, aunque sí para administrar analgesia.
  • Punción en el hueso en el que ya se ha intentado la colocación de un catéter y ha fallado. Las punciones corticales múltiples reducen la eficacia de la técnica por lo que si se precisa una segunda punción esta deberá realizarse en otra extremidad.
  • Punción de huesos de las extremidades inferiores en un paciente con traumatismo abdominal grave7.

 

CONCLUSIÓN

En situaciones de emergencia la ausencia de un acceso vascular inmediato puede dar lugar a un aumento de la morbimortalidad, por lo que las principales asociaciones de emergencias sugieren como segunda opción la vía intraósea para adultos y niños.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. De Valladolid U, Crespo D. Escuela de Enfermería de Palencia ”Dr. Dacio Crespo” [Internet].Uva.es[citado 2 Dic 2023].Disponible en: https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/28487/TFG-L1829.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  2. Aladrén E, Genzor C, Lorda A I, López M C, Manero P, Pazos R A. Actualización de la vía intraósea en la población pediátrica y neonatal. RSI-Revista sanitaria de investigación. 2022[citado el 4 Dic 2023]. Disponible en: https://revistasanitariadeinvestigacion.com/actualizacion-de-la-via-intraosea-en-la-poblacion-pediatrica-y-neonatal/
  3. Onrubia S, Carpio A, Lago N, Hidalgo A, Muñoz G, Periáñez I. Vía intraósea, alternativa a la vía periférica [Internet]. Fundación de enfermería de Cantabria:[consultado 11 Dic 2023]. Disponible en: https://www.enfermeriacantabria.com/enfermeriacantabria/web/articulos/1/3
  4. Manual de Procedimientos. SAMUR Protección Civil [Internet]. Madrid.es. [citado 8 Dic 2023]. Disponible en: https://servpub.madrid.es/manualsamur/
  5. Yiju Teresa Liu. Cómo hacer una canulación intraósea, manualmente y con un taladro eléctrico [Internet]. Manual MSD Versión para profesionales:2023[consultado 2 Dic 2023]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/cuidados-cr%C3%ADticos/c%C3%B3mo-hacer-procedimientos-vasculares-perif%C3%A9ricos/c%C3%B3mo-hacer-una-canulaci%C3%B3n-intra%C3%B3sea,-manualmente-y-con-un-taladro-el%C3%A9ctrico
  6. Herraiz H. Procedimientos de Enfermería en urgencias Pediátricas. CEU Universidad San Pablo.17-22.
  7. Mingo S. Manejo de enfermería en situaciones de acceso vascular periférico impracticable: la vía intraósea [Internet]. Universidad de Cantabria: 2014 [citado 2 Nov 2023]. Disponible en: https://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/5234/MingoGarciaS.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos