Úlceras de Kennedy. Artículo monográfico.

3 diciembre 2023

AUTORES

  1. Beatriz Ventura Laborda. Diplomada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  2. Raquel Calavia Calvo. Diplomada en Enfermería. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  3. Cristina Santos Marco. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Centro de Salud Las Fuentes Norte, Zaragoza, España.
  4. Silvia Navarro Rero. Diplomada en Enfermería. Enfermera Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Univérsitas, Zaragoza, España.
  5. Carlos Agullo Elena. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza, España.
  6. Beatriz Franco Escura. Diplomada en Enfermería. Hospital General de la Defensa, Zaragoza. España.

 

RESUMEN

Los pacientes terminales y sus complicaciones son uno de los retos a los que se enfrentan los profesionales sanitarios en Atención Primaria en la actualidad. Dicha situación, puede provocar en ocasiones temor y ansiedad por afrontar dicha situación, debido la mayor parte de las veces por desconocimiento del abordaje de este tipo de pacientes y sus complicaciones.

Una de las complicaciones que pueden aparecer en los momentos previos al fallecimiento son las llamadas úlceras de Kennedy (KTU).

Aunque a simple vista pueda parecer que son úlceras por presión (UPP), existen diferentes características específicas que facilitan su identificación y con ello, la creación de un plan de cuidados personalizado para cada paciente y sus necesidades.

Es importante conocer qué las caracteriza, cómo evolucionan y cuál debe ser nuestro proceder ante ellas, con el último fin de conseguir el confort y bienestar del paciente y su entorno en la última etapa vital.

 

PALABRAS CLAVE

Úlceras, paciente terminal, cuidados paliativos.

 

ABSTRACT

Terminal patients and their complications are one of the challenges that health professionals in Primary Care face today. This situation can sometimes cause fear and anxiety when facing said situation, most of the time due to ignorance of how to approach this type of patient and its complications.

One of the complications that can appear in the moments before death are the so-called Kennedy ulcers (KTU).

Although at first glance they may appear to be pressure ulcers (PU), there are different specific characteristics that facilitate their identification and, therefore, the creation of a personalized care plan for each patient and their needs.

It is important to know what characterizes them, how they evolve and what our procedure should be towards them, with the ultimate goal of achieving the comfort and well-being of the patient and their environment in the last stage of life.

 

KEY WORDS

Ulcers, terminal patient, palliative care.

 

INTRODUCCIÓN

El concepto de úlcera terminal de Kennedy (KTU) es algo que puede ser desconocido para algunos profesionales. Cuando nos referimos a ellas hablamos de aquellas lesiones terminales o inevitables que se producen de manera repentina en los tejidos profundos y que tienen una rápida progresión (en cuestión de horas) desde un grado I a un grado IV en los pacientes que se encuentran en situación previa al fallecimiento. Este tipo de úlceras afectan más a los pacientes sin patología oncológica.

Aunque la primera referencia bibliográfica sobre este tema se encuentra en 1.899 por el Dr. Charcot, no fue hasta finales del siglo XX cuando Karen Lou Kennedy, al exponer sus estudios sobre la prevalencia de úlceras por presión (UPP) en unidades de larga estancia, descubrió que el 55.7% de las personas con úlceras estudiadas fallecía en un plazo de seis semanas, y fue cuando las definió oficialmente1.

Posteriormente, no fue hasta 1.989, cuando se realizó la primera descripción de esta lesión en el Panel Asesor de Úlceras por Presión Nacional (NPUAP).

Una de las causas principales de su aparición es la falta de perfusión sanguínea a órganos y tejidos, ya que el poco aporte sanguíneo que se pueda conservar se utilizará para el mantenimiento de otro tipo de órganos, como el corazón, cerebro, pulmones…etc. y con el tiempo todo ello derivará en un fallo multiorgánico. Por todo ello, la piel es uno de los órganos que más se ve afectado de manera directa por todos estos cambios, lo que puede dar lugar a cambios en el color, la turgencia y la integridad de la piel, resultando en varios tipos de lesiones que pueden afectar la comodidad del paciente y su calidad de vida en los últimos momentos. Las intervenciones para prevenir esta situación no siempre son efectivas (ya que recordemos que son lesiones que se denominan inevitables) y representan un desafío para todo el personal, sobre todo para enfermería.

Los lugares de aparición de dichas lesiones pueden ser muy diversos, aunque un denominador común es que todas ellas se producen en un periodo de tiempo más breve que si se tratase de una úlcera por presión en cualquier otro paciente.

Distinguir unas de otras es un desafío debido a sus similitudes. Las KTU tienen características clínicas específicas ya que suelen aparecer en el área del sacro o el cóccix (aunque no necesariamente en zonas de prominencias óseas) como úlceras bilaterales con forma de herradura, pera o mariposa, con colores que varían entre rojo, morado, amarillo o negro, y bordes irregulares. Inicialmente, la KTU se presenta como una úlcera de categoría II o una ampolla, pero avanza rápidamente a categoría III o IV en cuestión de 24-48 horas2.

Como profesionales sanitarios, tener claras estas diferencias, así como nuestro papel en estos casos, es imprescindible para no caer en el temido encarnizamiento terapéutico y poder facilitar a estos pacientes algo fundamental, como es el confort, bienestar físico y emocional, control de síntomas y disminución o eliminación de la angustia tanto de ellos como de la propia familia3.

En este caso, para poder asegurar todo lo anterior, el tratamiento no deberá ir enfocado a la curación de la lesión, si no al control del dolor, del olor, prevenir la aparición de nuevas úlceras, cuidar la herida evitando las posibles complicaciones potenciales y evitando cualquier tipo de técnicas invasiva4. Además, será necesario realizar apoyo a la familia en todo lo que precise.

Que un paciente se encuentre en situación terminal no implica que no debamos llevar a cabo medidas de prevención necesarias para evitar la aparición de UPP.

Otro aspecto importante en su tratamiento es que, aunque el fin último de estos pacientes no sea el de curación, como profesionales sanitarios deberemos utilizar todo tipo de procedimientos, productos y técnicas necesarias para conseguir nuestro objetivo de bienestar, sin pensar en que puede que no sean necesarios y con ello, desembocando en unos cuidados deficitarios. Sólo de esta manera y basando nuestra actividad asistencial en lo mencionado anteriormente conseguiremos los objetivos planteados en estos pacientes de tan difícil abordaje en la mayor parte de los casos.

 

CONCLUSIONES

Finalmente, y a modo de recordatorio cabe destacar lo siguiente:

  • Tener claras todas las premisas anteriores y el tipo de lesión que estamos tratando es fundamental para no caer en un encarnizamiento terapéutico y hacer del final de la vida una etapa de sufrimiento.
  • Deberemos trabajar de la mano con la familia y que ellos mismos también entiendan que en estos casos no se trata de curar, si no de aportar bienestar, confort y tranquilidad.
  • Nuestro fin último es lograr que el tránsito hacia la muerte sea digno y evitar sufrimiento innecesario.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Diez AC. HERIDAS ATÍPICAS DERIVADAS DE ENFERMEDADES CRÓNICAS SEGUIDAS EN ATENCIÓN PRIMARIA. Revista Iberoamericana de Enfermería Comunitaria. el 19 de enero de 2021;20–2. Disponible en: https://www.enfermeriacomunitaria.org/web/attachments/article/2651/RIdEC-v14-n1%20-%20Especial-2.pdf
  2. Águila Pollo C, Vázquez Aguilera M, Fernández Ayuso D, Arribas Marín J, Fernandes Ribeiro AS, Ramos Sánchez A, . ÚLCERAS POR PRESIÓN EN EL PACIENTE PALIATIVO ONCOLÓGICO Y NO-ONCOLÓGICO, ¿INEVITABLES? UN ESTUDIO RETROSPECTIVO. Revista Oficial de la Sociedad Española de Enfermería Oncológica. mayo de 2018;14–6.
  3. Bachero JG, Vizcaíno TF. Poliulceración en paciente terminal: úlceras de Kennedy. Plan de cuidados paliativos. Enferm Dermatol [Internet]. 2014 [citado el 27 de octubre de 2023];8(22):32–40. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5014762
  4. Matute MA, Pelegrín EM, Portero NG, Orte PL. Atención integral de las úlceras por presión en el paciente terminal. Revista Sanitaria de Investigación [Internet]. septiembre de 2021;2. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8081010

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos