Urgencias y emergencias.

7 febrero 2024

AUTORES

  1. Ester Juberías Marco. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ana Isabel Carbonel Millán. Auxiliar Administrativo, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Miguel Ángel Burilllo Vicente. Celador, Inocencio Giménez, Zaragoza, Zaragoza.
  4. Elena Pérez Merino. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Mónica Mora Simal. Celador, Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

Cuando un paciente o usuario acude a un centro hospitalario o centro de salud, la primera persona que nos acoge generalmente siempre suele ser un celador. Por tanto, es primordial que la percepción del paciente/usuario sea de acogida, ya que será la primera valoración del trato recibido. De aquí en adelante influirá en la percepción de la actuación y comportamiento, que de ser negativo la actitud del paciente será de desconfianza, negativa, incluso hostil.

PALABRAS CLAVE

Urgencias, paciente, usuario, traslado.

ABSTRACT

When a patient or user goes to a hospital or health center, the first person who welcomes us is generally always a caretaker. Therefore, it is essential that the patient/user’s perception is welcoming, since it will be the first assessment of the treatment received. From now on it will influence the perception of the performance and behavior, which if negative, the patient’s attitude will be one of distrust, negative, even hostile.

KEY WORDS

Emergencies, patient, user, transfer.

DESARROLLO DEL TEMA

Cuando un paciente acude a un centro hospitalario por urgencias, el celador trasladará o acompañará hasta el servicio de admisión, siempre con el método más idóneo a las características o necesidades del paciente (andando, silla de ruedas o camilla). Según el estatuto del personal no sanitario, Orden del 5 de julio de 1971 al servicio de las instituciones sanitarias al servicio de la Seguridad Social en el artículo 14.2.12 “tendrán a su cargo el traslado de enfermos tanto dentro de la institución como en el servicio de ambulancias”1.

Urgencias la podríamos definir como el conjunto de recursos materiales y humanos con la finalidad principal de la recepción de las solicitudes de asistencia urgente o emergente, análisis y clasificación según el nivel de prioridad (urgencia vital o no vital). Cuando un ciudadano precisa de atención urgente, ya sea por enfermedad, accidente, etc. dispondrá de varios mecanismos. Se puso a disposición del ciudadano dos números para poder gestionar las diversas solicitudes en las que nos podemos encontrar. Una exclusivamente para el acceso a la atención sanitaria (propuesto en 1987 por el Consejo Interterritorial del SNS) por el que se formaron los centros de coordinación de urgencia sanitaria (CCU). El número elegido fue 061. Posteriormente en el Consejo Europeo del 29 de julio de 1991, se propuso la creación de un número único para poder acceder a los servicios de urgencias de cualquier tipo (no necesariamente urgencias médicas). El número asignado fue 112.

Estos dispositivos permanecerán activos las 24 horas de los 365 días del año sin excepción. Dispondrá de teleoperadoras las cuales tendrán capacidad de desempeño para poder analizar y asignar personal y recursos necesarios según la emergencia recibida.

Si nos encontramos con una emergencia, lo primero que tendremos que activar es el protocolo PAS (proteger, alertar, socorrer).

-1º Proteger: creamos un entorno seguro en el lugar donde se halle la emergencia, tanto para la persona que

precisa la atención (ya sea por accidente, enfermedad…) como para la persona que le auxilia.

-2º Alertar: se dará aviso a los servicios de emergencia, se realizará con la mayor claridad posible de la localización, del tipo de suceso, del número de personas implicadas, proporcionando la mayor cantidad de datos necesarios para que se proceda con la precisión adecuada a la emergencia, tanto de dotación de servicios físicos como materiales.

-3º Socorrer: se realizarán los primeros auxilios in situ hasta que se dé relevo a los servicios de emergencia. Estos servicios realizarán su trabajo de forma estructurada y de manera que cada miembro del equipo tenga predeterminada su labor ante estas situaciones. Son labores perfectamente entrelazadas entre sí comenzando en el momento de recibir la llamada de emergencia y concluyendo cuando termina dicha emergencia2.

 

Esta cadena se puede definir en cinco fases:

1º Acceso desde el momento que se recibe la alerta:

-Recepción de petición.

-Identificar la situación.

-Asignación de recursos.

2º Movilización:

-Puesta en marcha y movilización de los recursos.

-Traslado al lugar de los hechos.

3º Asistencia:

-Consta de todo el proceso de asistencia tanto médico como enfermero. Estas emergencias suelen realizarse en entornos extrahospitalarios estando determinados por las circunstancias del entorno, medios disponibles, meteorología.

4º Transferencia:

-Fase en la que una vez el paciente está estabilizado se traslada al hospital o centro sanitario más cercano2. 5º Documentación:

-Esta fase es la que se encarga de elaborar el informe de asistencia realizada, la cual se entregará en el centro de destino a la llegada con el paciente dando información adecuada de lo encontrado y realizado en la emergencia a la persona responsable de la recepción del paciente2.

La unidad de cuidados críticos de urgencias y emergencias (UCCUE) establece la gravedad y el tiempo de reacción dependiendo del nivel de prioridad de la emergencia.

  • Prioridad 1: Emergencias.
  • Prioridad 2: Urgencias no demorables.
  • Prioridad 3: Urgencias demorables.
  • Prioridad 4: Avisos domiciliarios

 

Todo esto se gestionará según los síntomas que presente el paciente, los antecedentes conocidos del mismo.

Las llamadas telefónicas que se consideren dentro del rango 1,2 y 3 y se produzca demora en la asistencia, se deberá reevaluar periódicamente por el CCUE mediante llamada telefónica o en el caso de que exista un cambio en los síntomas, se deberá llamar de nuevo a la UCCUE para actualizar al servicio que se tenga que desplazar y sepa en cada momento todo lo necesario para que su actuación se adecúe a las nuevas circunstancias2.

Para poder movilizar e inmovilizar un paciente, es imprescindible conocer la anatomía, planos y ejes de un paciente.

Los ejes son líneas rectas imaginarias que recorren nuestro cuerpo en una dirección determinada.

-Eje longitudinal (vertical): perpendicular a la superficie de apoyo y discurre de la cabeza a los pies.

-Eje transversal (horizontal): traspasa el cuerpo de izquierda a derecha y perpendicular al eje longitudinal.

-Eje sagital: va de la parte anterior a la posterior del cuerpo y a su vez es perpendicular a los ejes longitudinal y transversal.

-Plano sagital o anteroposterior: plano perpendicular al suelo y paralelo al medio sagital y divide el cuerpo en dos mitades (izquierda y derecha)

-Plano coronal o frontal: llamado así por pasar por la sutura coronal o frontal del cráneo y divide el cuerpo en dos mitades (anterior y posterior)

-Plano transversal u horizontal: separa el cuerpo en dos mitades (superior/craneal o inferior/caudal).

Todo esto permite al celador situar mejor los movimientos del cuerpo a la hora de las movilizaciones e inmovilizaciones3.

 

CONCLUSIÓN

La importancia de un buen servicio sanitario comienza desde el primer momento en que un paciente accede al servicio de urgencias sanitarias, como por la atención prestada por el centro de coordinación de emergencias, ya que ese será el primer contacto con los servicios sanitarios. Para ello, se debe ser profesional tanto en calidad asistencial como humana, siendo estos momentos de primer contacto los que determinará la colaboración positiva o negativa del paciente o familiares a tratar.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Orden de 5 de junio de 1971 del personal no sanitario al servicio de las Instituciones Sanitarias.
  2. Mª Carmen López, Inmaculada González Muñoz y Antonio Pardo Galiano. Conceptos generales de coordinación. Formación continuada Logoss, S.L. ISBN: 978-84-92551-61-3. El celador en el transporte sanitario. Año 2009. P.13-20.
  3. Francisco Checa Marín, Mª Dolores Miralles García y Guastavo M. Contreras Martos. Conceptos fundamentales en movilización y ergonomía. Formación continuada Logoss, S.L. ISBN: 978-84-15764-08-3. El celador ante el paciente geriátrico. Año 2013. P. 55-72.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos