Abordaje de la deshabituación tabáquica en atención primaria.

10 enero 2024

AUTORES

  1. Laura Borau Isarre. Enfermera Especialista en Familia y Comunitaria. Centro de Salud San Pablo.
  2. Idoya Gurría Puzo. Fisioterapeuta. Hospital San Jorge de Huesca.

 

RESUMEN

La prevalencia de consumo de tabaco en España, según la Encuesta Europea de salud del año 2020, es del 22,1%, siendo fumadores habituales el 19,8% y fumadores ocasionales el 2,3%. El porcentaje de exfumadores es del 22%. Pese a estas cifras, son cerca de 54.000 muertes anuales que se atribuyen al consumo de tabaco en España. El consumo de tabaco se asocia a diversas patologías graves como varios tipos de cáncer, enfermedades respiratorias como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfermedades cardiovasculares.

Los profesionales sanitarios tienen un papel fundamental en el abordaje de la deshabituación tabáquica, sobre todo en las consultas de Atención Primaria, puesto que se puede realizar una detección de este hábito a un alto porcentaje de la población. También desde las consultas se puede realizar un seguimiento y acompañamiento durante el proceso de dejar de fumar para ayudar y apoyar en la medida de lo posible a estas personas.

PALABRAS CLAVE

Cese del hábito de fumar, atención primaria, reducción del consumo de tabaco.

ABSTRACT

The prevalence of tobacco consumption in Spain, according to the 2020 European Health Survey, is 22.1%, with 19.8% being regular smokers and 2.3% being occasional smokers. The percentage of ex-smokers is 22%. Despite these figures, there are nearly 54,000 deaths annually attributed to tobacco consumption in Spain. Tobacco consumption is associated with various serious pathologies such as various types of cancer, respiratory diseases such as chronic obstructive pulmonary disease and cardiovascular diseases.

Health professionals have a fundamental role in addressing smoking cessation, especially in Primary Care consultations, since a high percentage of the population can be detected for this habit. Also, from the consultations you can monitor and support during the process of quitting smoking to help and support these people as much as possible.

KEY WORDS

Smoking cessation, primary health care, smoking reduction.

DESARROLLO DEL TEMA

La prevalencia de consumo de tabaco en España, según la Encuesta Europea de salud del año 2020, es del 22,1%, siendo fumadores habituales el 19,8% y fumadores ocasionales el 2,3%. El porcentaje de exfumadores es del 22%. Es importante destacar que desde el 2014 han descendido las cifras de fumadores diarios en un 11,7%1,2. Pese a estas cifras, son cerca de 54.000 las muertes anuales que se atribuyen al consumo de tabaco en España. El consumo de tabaco se asocia a diversas patologías graves como varios tipos de cáncer, enfermedades respiratorias como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfermedades cardiovasculares2,3.

Por ello es importante destacar que el primer nivel de atención de una persona fumadora son las consultas de Atención Primaria, donde se puede brindar el apoyo y el seguimiento necesario para que la persona cese el hábito tabáquico2.

En las consultas de Atención Primaria es importante realizar una detección del consumo de tabaco a las personas que acuden a consulta mayores de 10 años de forma periódica, con una periodicidad mínima de dos años, con el objetivo de identificar a las personas fumadoras y dejar registro en la historia clínica para futuras intervenciones. No se recomienda volver a preguntar por este hábito a personas en las que consta que no han fumado a partir de los 25 años2,3,4.

El proceso de dejar de fumar supone un cambio de conducta que implica el paso por varias fases según el grado de motivación, estas fases serían las descritas por el modelo transteórico de Prochaska y Diclemente3,4:

  • Precontemplación: no se ha planteado el cese del hábito tabáquico.
  • Contemplación: existe un planteamiento de cambio en los próximos seis meses.
  • Preparación: hay interés en dejar de fumar y un planteamiento para fijar una fecha para dejar de fumar en el próximo mes.
  • Acción: la persona deja de fumar.
  • Mantenimiento: se mantiene el cese del consumo durante más de seis meses.
  • Ex-fumador: cese del consumo durante más de un año.
  • Recaída: inicio de nuevo del consumo de tabaco. Es una fase más del proceso, en ocasiones se necesitan tres o cuatro intentos para dejar de fumar de forma definitiva. Se tiene que afrontar como un aprendizaje y no un fracaso para futuros intentos. Se recomienda establecer un nuevo intento pasado un tiempo.

 

A las personas fumadoras se debe aconsejar sobre el cese del hábito tabáquico cuando acudan a consulta por cualquier motivo. Si la persona no quiere dejar de fumar se aconseja dar un mensaje breve, claro y personalizado que incluya los beneficios de dejar de fumar, además se puede facilitar información por escrito 3.

En la consulta se puede realizar el Test de Richmond para valorar la motivación de la persona para el cambio de conducta, si existe una motivación alta se realizaría una intervención intensiva.

 

La intervención intensiva consta de 5-6 visitas para llevar a cabo el acompañamiento a la persona que quiere dejar de fumar:

 

  • Antes del día D (día establecido para dejar de fumar).

Esta visita se aconseja realizarla una o dos semanas previas, en ella se lleva a cabo una anamnesis y entrevista clínica que incluya la historia de consumo de tabaco, número de intentos previos y recaídas, se valora los motivos para dejar de fumar, se realiza el Test de Fagerström para valorar la dependencia a la nicotina y así, orientar en el tratamiento farmacológico más recomendado. Además, se establece fecha para dejar de fumar, se dan una serie de recomendaciones y estrategias para llevar a cabo los días previos y los primeros días, se explican síntomas del síndrome de abstinencia y se dan consejos para afrontarlo. Los síntomas del síndrome de abstinencia pueden incluir deseo fuerte de fumar o craving, cefalea, insomnio, dificultad de concentración, estreñimiento, cansancio, ansiedad por la comida y nerviosismo3,4.

 

  • Primera visita de mantenimiento.

En esta visita, que se realiza entre dos y ocho días después del día D, se valora el síndrome de abstinencia, la utilización de técnicas o estrategias para disminuir el deseo de fumar, se dan consejos para afrontar situaciones difíciles, se incide en los beneficios de dejar de fumar y en las dificultades, se comprueba el cumplimiento de la pauta farmacológica y se realiza refuerzo positivo 3,4.

 

  • Segunda visita de mantenimiento.

En esta visita, entre quince días y un mes tras el día D, se comprueba la presencia de síntomas de abstinencia y de efectos secundarios al tratamiento, se verbalizan beneficios y dificultades que hayan aparecido en estos últimos días3,4.

 

  • Tercera visita de mantenimiento: entre dos o tres meses tras dejar de fumar.

En esta visita a los dos o tres meses tras dejar de fumar es importante la prevención de recaídas. Explicando situaciones de riesgo, fantasías de control y dando técnicas y recomendaciones para prevenirlas. También es importante incidir en beneficios a largo plazo.

 

  • Seguimiento al año del exfumador.

Se realiza una visita de control al año, si no existe recaída se daría el alta a la persona. Se vuelve a

incidir en la prevención de recaídas y en los beneficios a largo plazo3,4.

 

CONCLUSIONES

Los profesionales sanitarios tienen un papel fundamental en el abordaje de la deshabituación tabáquica, sobre todo en las consultas de Atención Primaria, puesto que se puede realizar una detección de este hábito a un alto porcentaje de la población. También desde las consultas se puede realizar un seguimiento y acompañamiento durante el proceso de dejar de fumar para ayudar y apoyar en la medida de lo posible a estas personas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Departamento de Sanidad. Informe día mundial sin tabaco 2022. Gobierno de Aragón: Dirección General de Salud Pública; 2022.
  2. Instituto Nacional de Estadística. Encuesta Europea de Salud en España. INE; 2020.
  3. Gobierno de Cantabria. Manual de abordaje del tabaquismo en Atención Primaria. Gobierno de Cantabria: Dirección General de Salud Pública; 2010.
  4. Dirección General de Asistencia Sanitaria. Plan de atención integral a personas con EPOC en Aragón. Aragón: Gobierno de Aragón. Dirección General de Asistencia Sanitaria; 2023.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos