Colitis ulcerosa

6 abril 2024

AUTORES

  1. Verónica Soriano Palacios. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  2. Sandra Sánchez Acero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  3. Patricia Bintaned Lafuente. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  4. María Isabel Biescas Portero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  5. Esther Bielsa Olleta. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  6. Beatriz Vicente Serrano. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.

 

RESUMEN

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica de la mucosa del colón que puede abarcar desde el recto a prácticamente todo el colón. Los signos de esta patología son diarrea crónica y rectorragia. El curso de la enfermedad varía desde periodos de remisión fase asintomática hasta exacerbaciones (brotes). Las complicaciones son megacolon tóxico, perforación, cáncer colorrectal, colitis aguda grave y hemorragia1.

Entre los factores etiológicos que pueden más influyen sería el entorno del paciente y el tabaco que juega un factor protector en la colitis ulcerosa.

El tratamiento de la Colitis ulcerosa tanto en el proceso agudo como en el de mantenimiento sería corticoides, tiopurinas y derivados salicilatos.

PALABRAS CLAVE

Colitis ulcerosa, diagnóstico, tratamiento.

ABSTRACT

Ulcerative colitis is a chronic inflammatory bowel disease of the colonic mucosa that can extend from the rectum to practically the entire colon. The symptoms of this pathology are chronic diarrhea and rectal bleeding. The course of the disease varies from periods of remission, asymptomatic phase, to exacerbations (flares). Complications include toxic megacolon, perforation, colorectal cancer, severe acute colitis, and hemorrhage1.

Among the etiological factors that may influence are the patient’s environment and tobacco plays a protective factor in ulcerative colitis.

The treatment of ulcerative colitis, both in the acute process and in the maintenance process, would be corticosteroids, thiopurines and salicylate derivatives.

KEY WORDS

Ulcerative colitis, diagnosis, treatment.

DESARROLLO DEL TEMA

La colitis ulcerosa es una enfermedad infamatoria intestinal crónica de la mucosa del colón que se extiende de forma continua por todo el colón. No se conocen bien los mecanismos fisiopatológicos, pero son multifactoriales desde factores genéticos, epiteliales, medioambientales e inmunitarios1.

El curso de la enfermedad varía desde periodos de remisión (fase asintomática) hasta exacerbaciones (brotes)2.

Las complicaciones de la colitis ulcerosa:

Megacolon tóxico es una complicación grave que se caracteriza por la aparición de un cuadro tóxico sistémico y una dilatación aguda del colon. Se presenta con frecuencia en la colitis ulcerosa extensa y ha bajado su incidencia gracias al buen diagnóstico de las colitis graves y fulminantes. Se observa en pacientes con brotes graves que pasan a un estado tóxico con fiebre alta y distensión abdominal con riesgo de perforación. El tratamiento inicial es médico, pero muchos pacientes les acaban realizando cirugía.

Hemorragia masiva, perforación y estenosis: la hemorragia masiva es menos frecuente sólo en pacientes con afectación extensa y pueden requerir cirugía. La perforación puede presentarse con o sin megacolon asociado, es la complicación más letal. La estenosis es rara que se de en la actualidad en pacientes con colitis ulcerosa.

Cáncer colorrectal: Los pacientes con colitis ulcerosa de larga evolución presentan mucho más riesgo de cáncer colorrectal que la población general. Recomienda realizar cribado endoscópico1.

Los signos clínicos son manifestaciones intestinales: diarreas, urgencia fecal, dolor abdominal, tenesmo, fiebre y manifestaciones extraintestinales que son dolores articulares inflamatorios periféricos, colangitis, psoriasis.

Manifestaciones intestinales: se da la rectorragia como signo más relevante, son diarreas diurnas y nocturnas, aumenta el número de deposiciones y su volumen disminuido en los pacientes debido a la inflamación del recto. Cuando la afectación rectal es abundante, se produce la emisión de pequeñas cantidades de sangre y moco, aisladas o junto a escasa cantidad de heces líquidas.

Manifestaciones extraintestinales se dan en otros órganos y sistemas. Afectan a piel, ojos, articulaciones e hígado1.

El diagnóstico de la colitis ulcerosa cuando está en fase activa se puede valorar en los análisis de sangre parámetros elevados (inflamatorios) como la proteína C reactiva, velocidad de sedimentación, radiológicos y en la endoscopia se observan lesiones.

El diagnóstico definitivo es la colonoscopia donde se puede observar las lesiones del colón y delimitar su extensión y obtener biopsias para confirmar el diagnóstico. La presencia de lesiones difusas, simétricas y proximales es indicio de colitis ulcerativa. En las imágenes radiográficas, con el tránsito baritado es válido para ver la extensión de la enfermedad3.

Tratamiento:

Aminosalicilatos son el tratamiento primario para la colitis ulcerosa de enfermedad leve a moderada, estos ayudan a la remisión de la enfermedad y previenen las recaídas, se utiliza este tratamiento de mantenimiento.

Corticoides son los más utilizados en enfermedad moderada a severa o que ha fracasado el tratamiento con aminosalicilatos, por su potente acción antiinflamatoria. Se debe usar la dosis más eficaz en el menor tiempo posible y se recomienda añadir suplementos con calcio y vitamina D mientras dure el tratamiento con corticoides.

Inmunosupresores se dan en los brotes moderados, graves y en el mantenimiento de la enfermedad. Se dan 3 tipos de fármacos:

  • Fármacos tiopurinicos, azatioprina y 6-mercaptopurina son los fármacos más utilizados y consiguen la retirada de los corticoides en la mayoría de pacientes. Se da en el mantenimiento de la remisión de la enfermedad. Sus efectos secundarios son a corto plazo pancreatitis, hepatitis y reacciones alérgicas y a largo plazo los efectos secundarios son infecciones víricas. Por ello se recomienda controles analíticos frecuentes. Al tener un inicio de acción del tratamiento lento se usa entre 3 y 6 meses.
  • Fármacos calcineurinicos como la ciclosporina actúa fundamentalmente en los linfocitos T- helper indicada para la remisión de brotes graves. Se recomienda administrar el tratamiento intravenoso, sus efectos secundarios son nefrotoxicidad, hipertensión arterial, hipertricosis entre otros, por ello se debe recomendar realizar controles analíticos para valorar los niveles del fármaco, función renal, hepática y magnesio por riesgo de convulsiones.

 

Otro fármaco parecido a la ciclosporina es el tacrolimus que presenta ciertas ventajas con respecto a la ciclosporina tiene mayor seguridad, menor toxicidad y se puede administrar por vía oral.

  • El metotrexato (MTX) en desuso por resultados poco concluyentes en la eficacia.

 

Terapias biológicas:

Se han introducido los agentes antifactor de necrosis tumoral(TNF) y anticuerpos monoclonales IgG, su mecanismo de acción es la inhibición del TNF, citosina proinflamatoria.

En España están autorizados infliximab (IFX), se administra vía intravenosa y adalimumab (ADA) por vía subcutánea. Solo está indicado para colitis ulcerosa el tratamiento infliximab se utiliza tanto para fase aguda como para el mantenimiento de la enfermedad, su indicación es en brotes graves que no responden a los corticoides. El adalimumab se reserva para casos que no tienen respuesta al tratamiento infliximab La seguridad de los fármacos a corto y medio plazo es buena, siendo las complicaciones infecciosas más frecuentes.

Antibióticos:

Los antibióticos no han demostrado mucha eficacia en la colitis ulcerosa, excepto en la reservoritis (inflamación del reservorio ileal creado durante una cirugía para tratar colitis ulcerosa). La reservoritis aguda se usa para brotes y se dan en casos de cuadros infecciosos, en este caso se usa antibiótico frente a grampositivos y anaerobios. Los antibióticos más usados son el ciprofloxacino y metronidazol3,4.

Cirugía:

Las indicaciones absolutas para cirugía son hemorragia severa, perforación y carcinoma documentado o sospechado. Otras indicaciones para cirugía son la colitis severa con o sin megacolon tóxico que no responde a las máximas dosis de la terapia convencional y colitis menos severa con síntomas intratables por medicamentos o intolerancia a la medicación por los efectos adversos.

La cirugía queda relegada a casos con complicaciones serias, o cuando el paciente no mejorará a pesar de la administración de todos los tratamientos médicos posibles y adecuados a su situación. La técnica que se realiza es la extirpación total del colon y recto y la unión del íleon con el ano, creando una bolsa de contención(reservorio). Las opciones quirúrgicas son: Ileostomía temporal, proctocolectomía total más ileostomía permanente y el reservorio ileal-anastomosis anal.

Es importante saber que tras la cirugía los enfermos pueden tener complicaciones como incontinencia o impotencia, hasta reservoritis aguda o crónica que es una inflamación del reservorio, pero lo habitual es que tras la cirugía el postoperatorio se mantenga la calidad de vida.

La prevalencia de cáncer de colon en pacientes con colitis ulcerosa es mayor que en la población general, los factores de riesgo son cuanto más duración del tratamiento y extensión de la enfermedad y antecedente de cáncer de colon en la familia. Hay que realizar colonoscopias periódicas en pacientes con colitis ulcerosa e individualizar cada situación3,4,5.

MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS:

DIETA: Se observa deficiencias nutricionales en los adultos con colitis ulcerosa, la prevalencia de desnutrición se da en pacientes con brotes agudos de la enfermedad, las consecuencias de la desnutrición son: Pérdidas de peso y reducción de masa muscular, enfermedades de los huesos como osteoporosis, osteomalacia, también se dan déficits en los micronutrientes como hierro, vitamina D, vitamina B12 y ácido fólico.

La desnutrición se debe a la inflamación del intestino producida por la pérdida del apetito, pérdidas gastrointestinales.

Se debe recomendar al paciente con colitis ulcerosa asegurar un correcto estado nutricional para minimizar los signos de diarrea, disconfort abdominal.

Cuando existe desnutrición se pueden dar suplementos nutricionales que ayudan a mantener los requerimientos calóricos y proteicos.

Se debe restringir el consumo de té, café en periodos de fase activa de la enfermedad, ya que estimulan un aumento en el número de deposiciones diarias que pueden limitar la calidad de vida de los pacientes con colitis ulcerosa.

TABACO: El tabaco no se asocia a peor evolución de la enfermedad, pero el tabaco se asocia a enfermedades cardiovasculares, tumores.

ACTIVIDAD FÍSICA: Se recomienda realizar ejercicio físico ya que aumenta la calidad de vida y la densidad ósea. Se ha observado que mientras el paciente está en fase aguda de la enfermedad el ejercicio es más limitado, así que en la medida de lo posible se intentará mantener cierta actividad física en función de la edad, depende de otras enfermedades concomitantes, medicación administrada, para evitar la atrofia muscular sobre todo en pacientes con corticoides. A estos pacientes que toman corticoides se aconseja evitar ejercicios que sobrecarguen las articulaciones y las estructuras óseas para evitar complicaciones.

EXPOSICIÓN AL SOL: Se debe evitar una exposición excesiva a la radiación ultravioleta en los pacientes con colitis ulcerosa y usar cremas de protección solar altas, evitar baños de sol a las horas de máxima radiación ultravioleta. Tomar una dieta con vitamina D y pescados y si con ello sigue baja la vitamina D, suplementar con fármacos6,7.

 

CONCLUSIÓN

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica de la mucosa del colón que comienza en el recto y se extiende por todo el colon de manera continua. La rectorragia y el dolor abdominal son sus principales signos. La evolución clínica es imprevisible, marcada por brotes y por periodos de mantenimiento. Por ello es importante un buen diagnóstico para disminuir riesgo de complicaciones y colectomía. El objetivo del tratamiento de la colitis ulcerosa es mejorar y mantener la calidad de vida del paciente, tratar la enfermedad aguda, eliminando signos y síntomas, minimizando los efectos adversos a largo plazo, reducir la inflamación de la mucosa del colon, mantener remisiones sin corticoides, evitar hospitalizaciones y cirugías por sus complicaciones, mantener un buen estado nutricional y una buena actividad física8.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Acosta MB. Colitis ulcerosa. Medicine [Internet]. 2016;12(5):227–41. Disponible en:http://dx.doi.org/10.1016/j.med.2016.02.019
  2. Nos Mateu P, Aguas Peris M. Tratamiento médico de la colitis ulcerosa. Medicine [Internet]. 2012;11(5):275–83. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/s0304-5412(12)70299-8
  3. Maroto N, Hinojosa J. Colitis ulcerosa. Rev Esp Enferm Dig [Internet]. 2005;97(8):602–602. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082005000800009
  4. Colitis ulcerosa [Internet]. Mayoclinic.org. 2023. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/ulcerative-colitis/diagnosis-treatment/drc-20353331
  5. Armanie C EA, Martínez E JO. Generalidades sobre el abordaje médico de la Colitis Ulcerosa. G E N [Internet]. 2011 [citado el 13 de febrero de 2024];65(2):144–9. Disponible en: https://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0016-35032011000200016
  6. Disponible en: http://file:///C:/Users/oncohema/Downloads/colitis-ulcerosa.pdf
  7. Robles DLS. Recomendaciones Higiénico-dietéticas para los pacientes con colitis ulcerosa [Internet]. Educainflamatoria.com. Disponible en: https://educainflamatoria.com/wp-content/uploads/2017/09/media_recomendaciones_4-Recomendacione-CU.pdf
  8. Pizarro G, Quera R, Figueroa C. Factores pronósticos en colitis ulcerosa de reciente diagnóstico. Rev Med Chil. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0034-98872017001001319&script=sci_arttext

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos