Colitis ulcerosa en el servicio de urgencias

4 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Beatriz Meléndez Sancho. Médico de Atención Primaria Centro de Salud Borja, Zaragoza.
  2. Daniel García Arenaz. Médico de Urgencias Hospital Royo Villanova, Zaragoza.
  3. Patricia Latorre Forcén. FEA Psiquiatría Centro de Salud Mental Calahorra. La Rioja.
  4. Cristian Blanco Torrecilla. Médico de Urgencias Hospital Royo Villanova, Zaragoza.
  5. Jung Eun Jin Kim. Médico Residente Atención Primaria Hospital Royo Villanova, Zaragoza.

 

RESUMEN

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino grueso que se caracteriza por la inflamación y formación de úlceras en la mucosa del colon y el recto. Esta afección afecta predominantemente a adultos jóvenes y adultos de mediana edad, con una incidencia más alta en países occidentales desarrollados 1 2. Aunque su causa exacta aún no se comprende completamente, se considera que factores genéticos, inmunológicos y ambientales contribuyen a su desarrollo y progresión 3.

La patogénesis de la colitis ulcerosa implica una respuesta inmune desregulada en la mucosa intestinal, que conduce a la liberación de citocinas proinflamatorias y la infiltración de células inflamatorias en la pared del colon 4. Esta respuesta inflamatoria crónica produce daño tisular y la formación de úlceras, que son características distintivas de la enfermedad. A nivel molecular, se han identificado alteraciones en la regulación de la respuesta inmune adaptativa e innata, así como en la integridad de la barrera epitelial intestinal. Es importante diferenciar la colitis ulcerosa de otras enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn, debido a sus diferencias en la distribución y patrón de afectación del tracto gastrointestinal.

PALABRAS CLAVE

Colitis ulcerosa, fiebre, diarrea.

ABSTRACT

Ulcerative colitis is a chronic inflammatory disease of the large intestine characterized by inflammation and ulcer formation in the mucosa of the colon and rectum. This condition predominantly affects young adults and middle-aged adults, with a higher incidence in developed Western countries. Although its exact cause is not yet fully understood, it is believed that genetic, immunological, and environmental factors contribute to its development and progression.

The pathogenesis of ulcerative colitis involves dysregulated immune response in the intestinal mucosa, leading to the release of pro-inflammatory cytokines and infiltration of inflammatory cells into the colon wall. This chronic inflammatory response causes tissue damage and ulcer formation, which are distinctive features of the disease. At the molecular level, alterations in the regulation of adaptive and innate immune response, as well as in the integrity of the intestinal epithelial barrier, have been identified. It is important to differentiate ulcerative colitis from other inflammatory bowel diseases, such as Crohn’s disease, due to their differences in gastrointestinal tract distribution and pattern of involvement.

KEY WORDS

Colitis, ulcerative, fever, diarrhea.

INTRODUCCIÓN

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino grueso que afecta a un número significativo de personas en todo el mundo. Se estima que su prevalencia es de aproximadamente 0.3% a 0.5% en los países desarrollados, con una incidencia creciente en los últimos años5. Esta condición es más común en adultos jóvenes y adultos de mediana edad, aunque puede presentarse a cualquier edad.

El diagnóstico de la colitis ulcerosa se basa en la combinación de la historia clínica, hallazgos endoscópicos y características histológicas de la biopsia de colon. Las manifestaciones clínicas típicas incluyen diarrea sanguinolenta, dolor abdominal tipo cólico, urgencia para defecar y pérdida de peso.

El tratamiento de la colitis ulcerosa se enfoca en controlar la inflamación, mantener la remisión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida del paciente. Las opciones terapéuticas incluyen medicamentos antiinflamatorios como los aminosalicilatos (mesalazina), corticosteroides, inmunomoduladores (azatioprina, metotrexato) y terapia biológica dirigida contra moléculas proinflamatorias como el factor de necrosis tumoral alfa (infliximab, adalimumab). Además, se recomienda una dieta balanceada, el manejo del estrés y el seguimiento regular con gastroenterología para monitorear la respuesta al tratamiento y prevenir complicaciones a largo plazo.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente varón de 17 años sin antecedentes personales de interés, acude al servicio de Urgencias con un cuadro clínico de unos 3 o 4 días de evolución que consistía en diarrea sanguinolenta, dolor abdominal difuso intenso y fiebre de hasta 39º C en su domicilio. El paciente negaba viajes al extranjero recientes ni tratamiento antibiótico previo.

A la exploración física, el paciente presentaba signos de deshidratación, en la auscultación cardiaca destacaba una taquicardia sin soplos asociados y dolor abdominal difuso a la palpación, pero sin apreciarse signos de defensa abdominal o irritación peritoneal.

Se realizaron pruebas complementarias de urgencia, incluyendo una analítica sanguínea que confirmaba una respuesta inflamatoria aguda, con elevación de la proteína C reactiva y leucocitosis elevada sin clara desviación izquierda. Como pruebas de imagen se solicitó una ecografía abdominal para descartar patologías como la diverticulitis, sin encontrar claros hallazgos en la exploración a excepción de signos difusos de inflamación intestinal. Así mismo, se tomaron coprocultivos, incluyendo toxina para Clostridium difficile dadas las características de la diarrea.

Tras todas las pruebas complementarias realizadas sin obtener un diagnóstico certero, añadimos a la analítica la realización de calprotectina en heces y se cursó una interconsulta para solicitar colaboración del servicio de Digestivo ante la sospecha clínica de enfermedad inflamatoria intestinal.

Se practicó una colonoscopia urgente que mostraba inflamación extensa en el colon descendente y el recto, con múltiples úlceras, de las cuales se obtuvieron biopsias, y áreas de hemorragia activa.

Con el diagnóstico definitivo de Colitis Ulcerosa, el paciente fue ingresado en el Servicio de Digestivo para iniciar tratamiento intensivo con corticoterapia, y otros fármacos como mesalazina oral que fue pautada posteriormente de forma continua.

Durante el ingreso, el paciente presentó una mejoría lenta pero progresiva, sin evidenciar nuevas complicaciones. El análisis de calprotectina mostró unos niveles elevados, que fueron utilizados para una monitorización posterior de la enfermedad.

Finalmente pudo ser dado de alta hospitalaria y se le realizó un seguimiento exhaustivo en consultas externas de Digestivo.

Meses después, el paciente presentó un nuevo episodio de Colitis Ulcerosa refractaria a tratamientos y con complicaciones asociadas, lo que requirió intervención quirúrgica asociada, así como tratamiento con fármacos biológicos.

CONCLUSIONES

El caso destaca la importancia del reconocimiento temprano y el manejo adecuado de las exacerbaciones agudas de la colitis ulcerosa en el entorno de urgencias. El abordaje terapéutico rápido y efectivo, junto con un seguimiento cercano y multidisciplinar, son fundamentales para mejorar los resultados clínicos y la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad crónica inflamatoria del intestino grueso.

El seguimiento regular con el especialista y la educación del paciente son esenciales para garantizar la adherencia al tratamiento, reconocer signos de alarma y prevenir complicaciones a largo plazo, como la displasia o el cáncer colorrectal.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ungaro R, Mehandru S, Allen PB, Peyrin-Biroulet L, Colombel JF. Ulcerative colitis. Lancet. 2017;389(10080):1756-1770. doi:10.1016/S0140-6736(16)32126-2.
  2. Lichtenstein GR, Loftus Jr EV, Isaacs KL, Regueiro MD, Gerson LB, Sands BE. ACG clinical guideline: management of Crohn’s disease in adults. Am J Gastroenterol. 2018;113(4):481-517. doi:10.1038/s41395-018-0047-4.
  3. Khor B, Gardet A, Xavier RJ. Genetics and pathogenesis of inflammatory bowel disease. Nature. 2011;474(7351):307-317. doi:10.1038/nature10209.
  4. Danese S, Fiocchi C. Ulcerative colitis. N Engl J Med. 2011;365(18):1713-1725. doi:10.1056/NEJMra1102942.
  5. Molodecky NA, Soon IS, Rabi DM, et al. Increasing incidence and prevalence of the inflammatory bowel diseases with time, based on systematic review. Gastroenterology. 2012;142(1):46-54.e42; quiz e30. doi:10.1053/j.gastro.2011.10.001.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos