Conociendo el TDHA y su implicación en las funciones ejecutivas

6 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional. IASS.
  2. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  4. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.
  5. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  6. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.

 

RESUMEN

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDHA), se refiere a un trastorno del neurodesarrollo, caracterizado por conductas impulsivas, hiperactividad y desatención. Se identificará como un trastorno cuando los síntomas o comportamientos que se deriven se observen con mayor frecuencia e intensidad e interfieran en casa, escuela y entorno social.

Todavía se desconoce la causa exacta, pudiendo ser una combinación de factores genéticos, del entorno y ambientales. La química cerebral de los niños con TDAH es diferente a la de los niños sin este trastorno. Las funciones ejecutivas, se encuentran implicadas, lo cual, compromete el desempeño adecuado de muchas de las actividades de la vida cotidiana. Es necesario un buen diagnóstico y un adecuado tratamiento multidisciplinar, que dote a la persona de estrategias para mejorar su desempeño ocupacional y su calidad de vida, así como a las personas de su entorno más inmediato.

PALABRAS CLAVE

TDHA, funciones ejecutivas, tratamiento.

ABSTRACT

Attention deficit disorder with or without hyperactivity (ADHD) refers to a neurodevelopmental disorder characterized by impulsive behaviors, hyperactivity and inattention. It will be identified as a disorder when the resulting symptoms or behaviors are observed with increased frequency and intensity and interfere at home, school and in the social environment.

The exact cause is still unknown and may be a combination of genetic, environmental and environmental factors. The brain chemistry of children with ADHD is different from that of children without ADHD. Executive functions are involved, which compromises the adequate performance of many activities of daily living. A good diagnosis and an adequate multidisciplinary treatment is necessary to provide both the person with ADHD and his or her immediate environment with strategies to help improve occupational performance and quality of life.

KEY WORDS

TDHA, executive functions, treatment.

DESARROLLO

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDHA), se refiere a un trastorno de origen neurobiológico, caracterizado por tres síntomas típicos1:

*Déficit de atención.

*Impulsividad.

*Hiperactividad motora y/o vocal.

Esta definición sigue en desarrollo, dicho constructo psicológico atraviesa diferentes abordajes y concepciones a lo largo del tiempo, que se han ido ampliando desde los años 90 a la actualidad, gracias a los avances en neurociencias, radiodiagnóstico y genética.

En el DSM-V el TDHA es incorporado en la división de los trastornos de neurodesarrollo, y se reconoce esta condición no exclusiva de la infancia, es decir, puede perpetuarse hasta la adolescencia y la adultez. Afecta aproximadamente a un 7% de los niños, hasta un 4.5% de adultos.

 

CAUSA:

Todavía se desconoce la causa exacta que origina este trastorno. Se cree probable una combinación de factores genéticos, y del entorno, así como posibles factores ambientales que aumentarán el riesgo de padecerlo, como son lesiones cerebrales, nutricionales y entornos sociales.

La química cerebral de los niños con TDAH es diferente a la de los niños sin este trastorno. En ciertas estructuras del Sistema Nervioso Central, como son el lóbulo prefrontal, los ganglios de la base y el cerebelo, se produce un desequilibrio de los neurotransmisores de la dopamina y noradrenalina que se encuentran en estas zonas.

Russel Barkley concluyó que el TDH es causado por la hipoactividad de un área del cerebro, cuya función está relacionada con la inhibición de la conducta, autorregulación, autoorganización y la previsión. Esta área neurológica proporciona mayores recursos a medida que el individuo crece y va madurando, por lo que está hipoactividad es la causa de que las personas con este trastorno tienen dificultades a la hora de regular su funcionamiento diario, se ajusten al ambiente y a sus demandas, y se preparen para el futuro.

Varios hallazgos científicos, concluyeron la existencia de alteraciones en los mecanismos bioquímicos de los neurotransmisores dopamina y norepinefrina (Nigg 2006, Duda 2011), en la corteza prefrontal en individuos con TDHA. De la misma manera, existen investigaciones que indican un posible retraso en la maduración de la misma (hasta tres años), al igual que indican una posible asociación entre el TDHA y un volumen y nivel de activación alterados, en zonas prefrontales que están relacionadas con las funciones ejecutivas2.

Brown y Barkley, también sugieren que el trastorno es el resultado de la alteración de los circuitos sinápticos de determinadas áreas cerebrales, como el neocórtex frontal, fundamentales en la regulación y control cognitivo, en los problemas de organización y autogestión, vinculados con la alteración del funcionamiento ejecutivo, por lo que, para estos autores, el TDHA, no se origina principalmente en un déficit de atención.

 

DIAGNÓSTICO:

No existe una única prueba para diagnosticar el TDHA. El proceso implica realizar un examen físico, elaborar un historial médico completo y antecedentes familiares. Se incluye la utilización de listas de verificación de síntomas, cuestionarios, y/o entrevistas estandarizadas.

Síntomas:

Los síntomas del TDHA se dividen en tres grupos1:

 

TDHA predominantemente INATENTO.

Síntomas de falta de atención.

– No presta cuidado a los detalles y /o comete errores por descuido en el trabajo escolar o en otras actividades.

– Tiene problemas para enfocarse durante las tareas o juegos.

– No parece escuchar cuando se le habla directamente.

– No sigue instrucciones y no termina el trabajo escolar o los deberes, puede comenzar, pero se distrae.

– Tiene problemas para organizar sus tareas y actividades, mantener sus pertenencias en orden y administrar el tiempo.

– Suele evitar las tareas que requieren un esfuerzo mental continuo.

– Frecuentemente pierde objetos, tareas escolares, objetos necesarios.

– Se distrae fácilmente con estímulos externos.

– Suelen ser olvidadizos.

 

TDHA predominantemente HIPERACTIVO e IMPULSIVO: Las personas tienen síntomas tanto de hiperactividad como de impulsividad.

Síntomas de hiperactividad.

  • Se mueven al estar sentados y abandonan su asiento cuando deberían estar sentados.
  • Corre y trepa en exceso cuando no debería hacerlo, los adultos son inquietos.
  • Le resulta difícil jugar o trabajar de forma silenciosa.
  • A menudo está en movimiento.
  • Habla todo el tiempo o más de lo normal.

 

Síntomas de impulsividad.

  • Tiene problemas para realizar actividades tranquilas.
  • Le cuesta respetar el turno de palabra.
  • Interrumpe a los demás en conversaciones o juegos.

 

TDHA COMBINADO. Aparecen una combinación de síntomas de falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Es el más común3.

Muchos de estos síntomas, se presentan conforme el niño crece. Para considerarlos síntomas de TDHA, deben estar fuera del rango normal para la edad y desarrollo de la persona.

No todas las personas con este trastorno manifiestan los mismos síntomas con la misma intensidad.

El profesional de la salud debe identificar, según los criterios del DSM-V, para el diagnóstico del TDHA4:

*Varios síntomas de TDHA que comiencen antes de los 12 años.

*Varios síntomas de falta de atención y/o hiperactividad-impulsividad con una duración de al menos 6 meses y causen problemas graves.

-para niños de hasta 16 años, debe haber 6 síntomas continuos.

-para niños mayores de 17 años, debe haber 5 síntomas continuos.

*Síntomas que ocurren en 2 o más entornos; hogar, trabajo, escuela…

*Síntomas que obstaculicen el buen funcionamiento en la escuela, trabajo o situaciones sociales.

Los síntomas no deben causar otro trastorno de salud mental, por lo que es importante descartar otros problemas con sintomatología parecida.

También puede observarse desatención en el aula, cuando niños con una inteligencia sobresaliente, están situados en ambientes poco estimulantes, desorganizados, sin límites ni normas, o excesivamente rígidos, con demandas desajustadas a las capacidades. Lo mismo ocurre si los ambientes son demandantes en exceso, pudiendo ocasionar estrés, ansiedad, y problemas en la atención y organización

Ante la sospecha, los padres y profesores a menudo participan en la evaluación. La principal dificultad en la identificación del trastorno es el desconocimiento del mismo cuando no existe información de sus características y manifestaciones desde las familias o centros escolares.

Comorbilidad:

Existen numerosos trastornos o problemas médicos que se manifiestan con síntomas presentes en el TDHA, por lo que su correcta identificación es difícil. Dicha dificultad aumenta, cuando existe una comorbilidad con otros trastornos u otras neurodivergencias. Las investigaciones de la Dra. Lucy Miller, terapeuta ocupacional estadounidense, revelaron que a pesar de que el TDHA y el TPS (Trastorno de Procesamiento Sensorial) son dos diagnósticos distintos, que a menudo, coexisten5. Lo mismo ocurre con el TEA. Es por estas razones, que el diagnóstico debe realizarlo un profesional de la salud capacitado en el tema, que valore límites (diagnóstico diferencial) entre estos trastornos, o la coexistencia entre ellos.

En los casos en los que se presenten dificultades a la hora de orientar la información a las familias y la intervención necesaria, en tanto no se cumplan los criterios completos del trastorno más grave, será preferible quedarse tomar el diagnóstico de TDHA y tener presente los síntomas del otro trastorno en la intervención psicopedagógica.

 

TDHA Y FUNCIONES EJECUTIVAS:

Las funciones ejecutivas son procesos cognitivos que permiten la internalización de conductas para anticipar cambios a futuro, maximizando los beneficios del individuo. Son las capacidades cognitivas esenciales para desempeñar una conducta eficaz, creativa y aceptada socialmente. Son precursoras de la capacidad de autorregulación. Cruciales para el aprendizaje escolar, seguimiento de instrucciones, cumplimiento de reglas y desempeño general de la vida diaria, intervienen a la hora de realizar tareas dirigidas a una meta, implica revisar varias opciones, organizar y planificar, monitorear la ejecución, prever consecuencias, evaluación del desempeño y la capacidad de adaptarse a situaciones nuevas. Son procesos cognitivos que posibilitan: planificar, organizar, guiar, revisar, regularizar y evaluar el comportamiento.

Las funciones ejecutivas las media el lóbulo frontal, y cualquier anomalía o circunstancia en el neurodesarrollo que implique a esta área, puede asociarse a una disfunción ejecutiva2,6.

Prestando atención a las funciones neuropsicológicas involucradas en el TDHA, se observa la implicación de las funciones ejecutivas y la afectación de las mismas, como son;

  1. Activación.
  2. Focalización.
  3. Regulación del esfuerzo.
  4. Gestión emocional.
  5. Memoria de trabajo.
  6. Control de la acción.

 

TRATAMIENTO:

Atendiendo las posibles causas, diagnóstico, comorbilidad, síntomas y neuroanatomía conductual, se puede concluir que debido a la afectación de las funciones ejecutivas en el TDHA, habrá numerosas actividades asociadas al funcionamiento ejecutivo que supondrán todo un desafío para niños, jóvenes y adultos con TDHA, por lo que será primordial y necesario, que una parte importante del tratamiento neuropsicopedagógico y multidisciplinar, desde varios enfoques, vaya dirigido también al tratamiento y mejoría de las funciones ejecutivas.

El tratamiento psicológico es importante para dotar a las personas que padecen TDHA, así como a sus familias y/o educadores, de estrategias varias de manejo de conducta, comunicación y autocontrol. Un tratamiento precoz puede ofrecer muchas oportunidades al niño, y dotarlo de estrategias que le permitan una adecuada adaptación y participación en su entorno.

Será un médico especialista el que decida la necesidad o no, de tratamiento farmacológico.

 

CONCLUSIÓN

Un diagnóstico correcto y tratamiento multidisciplinar, a ser posible en la primera infancia, es crucial para dotar a la persona que padece TDHA de recursos, herramientas y estrategias que le permitan participar en su entorno de forma adaptativa. Prestaremos especial atención a la función ejecutiva, implicadas en la mayoría de los desafíos de su día a día. Para ello, es fundamental la información, formación y participación de la familia y docentes, en este proceso.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. MedlinePlus en español(internet). Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EEUU)Trastorno de Hiperactividad con déficit de atención. Última revisión 30/4/2022.Consulta 19/03/24. 3p-Disponible en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001551.htm.
  2. Neuroup.Sede WEB. Plataforma de estimulación cognitiva para profesionales. Robledo Castro,C. Historia del TDHA y cómo afecta a las funciones ejecutivas.Febrero,19,2024. Consultada 11/3/24. Disponible en www.neuroup.com/estimulacion-y-rehabilitacion-cognitiva/trastornos-del- neurodesarrollo/tdha.
  3. MedlinePlus en español(internet). Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EEUU)Trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Ultima actualización 18/10/2023 Consulta,19/03/24.,3p-Disponible; https://medlineplus.gov/spanish/attentiondeficithyperactivitydisorder.html
  4. American Psychiatric Association(2014).Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-Disponible en: https://www.eafit.edu.co/ninos/reddelasoreguntas/Documents/dsm-v-guia-consulta-manual-diagnostico-estadistico-trastornos-mentales.pdf.
  5. Beaudry Bellefeuille, I. Tengo duendes en las piernas. Oviedo. Ediciones Nobel. 2011.
  6. Grieve, J. Neuropsicología para Terapeutas Ocupacionales. 2ºed. Madrid. Editorial Médica Panamericana. 2000.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos