Cuidados de enfermería con los pacientes portadores del sistema de drenaje pleur-evac®.

18 septiembre 2022

AUTORES

  1. Bárbara Kelly Ferreira de Brito. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Lorena Azabal Martín. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  3. Josué Martín Fuertes. Enfermero en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Tamara Mariutanu. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  5. María Villabona Jiménez. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  6. Laura Perpiñán Sánchez. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.

 

RESUMEN

A día de hoy el drenaje torácico es el procedimiento más utilizado en las cirugías torácicas.

Es una técnica que casi se hace indispensable para la gran mayoría de los procedimientos quirúrgicos realizados en el tórax, también es una forma de tratamiento de la gran parte de los neumotórax y traumatismos torácicos, donde se requiere de un drenaje sea de aire, sangre o líquidos de la pleura o de la cavidad pulmonar, proporcionando la reexpansión pulmonar y mejor funcionamiento de la capacidad pulmonar.

Es importante diferenciarlo de la toracocentesis que es la punción y evacuación de líquidos con una aguja.

El sistema de drenaje PLEUR-EVAC® al que vamos proporcionar los cuidados de enfermería es un sistema permanente de drenaje continuo, donde a través de la colocación de un tubo endotorácico se facilita la eliminación del contenido que se encuentra en la pleura.

 

PALABRAS CLAVE

Drenaje torácico, Pleur-Evac®, cuidados de enfermería.

 

ABSTRACT

Today, thoracic drainage is the most commonly used procedure in thoracic surgery.

It is a technique that is almost indispensable for the vast majority of surgical procedures performed on the thorax, and is also a form of treatment for most pneumothoraxes and thoracic trauma, where drainage of air, blood or fluids from the pleura or lung cavity is required, providing pulmonary re-expansion and improved lung capacity.

It is important to differentiate it from thoracentesis, which is the puncture and evacuation of fluids with a needle.

The PLEUR-EVAC® drainage system to which we will provide nursing care is a permanent system of continuous drainage, where through the placement of an endothoracic tube, the removal of the contents found in the pleura is facilitated.

 

KEY WORDS

Chest drainage. Pleur-Evac®, nursing care.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El drenaje torácico por este sistema Pleur-Evac® requiere de cuidados correctos y eficientes tanto de cara al paciente como al funcionamiento del sistema.

Estos drenajes tienen como objetivo principal, el drenaje y liberación de la cavidad pleural o mediastino de la presencia anormal de líquido, sangre excesiva y/o aire1.

Es una técnica terapéutica realizada por el médico, cuya indicación es realizar el drenaje sea por un acumulo de sangre en la pleura, aire o secreción, que esté dificultando que el paciente pueda respirar normalmente. Se trata de la colocación de un catéter llamado Pleurocath, normalmente insertado en el 5º espacio intercostal derecho, línea anterior axilar (aunque depende de la localización del punto donde se debe drenar). Previamente a la colocación se realiza al paciente una placa de tórax o TAC y en todo momento se mantiene el monitorizado.

Existen varias situaciones donde se puede realizar este tipo de tratamiento tales como2:

  • Neumotórax. Puede ser cerrado, abierto y a tensión
  • Cirugías cardíacas.
  • Neumotórax a tensión.
  • Neumonectomía-lobectomía.
  • Hemotórax-hemoneumotórax.
  • Postoperatorio de cirugía torácica.

Pudiendo drenar varios tipos de material, tales como:

  • Empiema. Pus.
  • Derrame maligno. Drena líquidos provocados o asociados a tumores.
  • Neumotórax. Aire.
  • Quilotórax. Linfa de alto contenido graso.
  • Hemotórax. Sangre.

Es muy importante que el personal de enfermería sepa el funcionamiento del equipo y su manejo, garantizando que cumpla con la función y protegiendo al paciente de posibles complicaciones que pueda derivar de un mal funcionamiento del equipo.

El equipo de drenaje Pleur-Evac®3.

Sistema compacto de drenaje con sello de agua. Su manejo es muy fácil.

Consta de tres cámaras.

La cámara de recolección, que se forma por tres columnas calibradas, donde se controla el volumen evacuado. Llenando la 1º cámara, pasa a la 2º y sucesivamente a la 3º cámara, permitiendo el control del volumen, velocidad y el contenido que se está drenando. Vale resaltar que dispone de un sellado diafragmático donde se permite la retirada de muestra para analizar, sin necesidad de interrumpir el resto del sistema. Siempre antes de extraer la muestra hay que hacer una limpieza del diafragma con antiséptico.

 

La cámara del sello hidráulico, tiene un reservorio de agua y está conectado con la cámara de recolección y con la cámara de control de aspiración, con las siguientes finalidades:

  • La fuente de aspiración extrae el aire del tórax del paciente a través de la cámara de recolección.
  • Permite la visualización de la salida de aire del tórax del paciente mediante el burbujeo en la cámara.
  • Impedir que el aire vuelva a entrar en la cavidad torácica cuando se cierra la comunicación entre el tubo torácico del paciente y la atmósfera exterior.

La cámara del control de la aspiración, es la cámara responsable de regular la intensidad de la aspiración. Tiene una capacidad máxima en el espacio pleural de 15mmH2O. El agua que ya viene con un nivel estándar se encuentra marcado, pero según la orden médica se puede llenar a varios niveles. Por lo tanto, el nivel del agua es igual a la aspiración ejercida mientras la cámara burbujee.

Con el aumento de la aspiración, a través de la fuente de vacío por encima del nivel al que está llena la cámara de control de aspiración, el aire atmosférico pasa a través de la cámara, manteniendo así la aspiración al nivel solicitado por la prescripción médica, no permitiendo que el exceso se transmita al paciente.

En esta cámara dispone de un orificio de goma donde se puede añadir agua de llenado o reponer la que se va evaporando. Cuando baja el nivel, la capacidad de aspiración disminuye. La cámara se encuentra conectada al vacío y debe burbujear continuamente, eso indica el buen funcionamiento del sistema.

Conexiones externas.

  • La primera se conecta a una fuente de vacío desde la cámara de control de la aspiración, a través de una tubuladura de 30 cm de látex.
  • La segunda tubuladura de aproximadamente 150 cm, se conecta desde la cámara de recolección hasta el tubo torácico del paciente.

El aire que sale de la cavidad pleural durante la espiración produce burbujeos en la cámara del sellado hidráulico, repitiéndose en cada espiración. En pacientes con VM ésta salida de aire se produce durante la inspiración. Hay que mantener especial atención al vigor con el que sale el aire (burbujeo intenso), ya que puede significar que la salida es abundante, o que hay entrada de aire desde la atmósfera al sistema por alguna conexión o se produjo ruptura del drenaje.

Para comprobar se debe pinzar el sistema a la altura del apósito, y comprobar su correcto funcionamiento. Si el burbujeo cesa, no es el sistema o conexión, si sigue el problema se debe cambiar todas las conexiones y en su caso el dispositivo completo.

Decir que el circuito es permeable, significa que la cámara de sellado mantiene la elevación y el descenso de la columna de agua. El correcto drenaje está siendo realizado cuando la cámara de aire sube con la inspiración y baja con la espiración4.

Como se debe preparar el sistema Pleur-Evac®.

  • Preparar todo el material necesario, agua o solución fisiológica, jeringa, guantes y el sistema que viene envuelto de forma estéril, en una mesa limpia y de forma aséptica.
  • Abrir el envoltorio del sistema con técnica aséptica y separar las tubuladuras.
  • Llenar la cámara de sellado hidráulico, pudiendo utilizar una jeringa de 50 ml o el recipiente que algunas marcas proporcionan, con agua estéril o suero fisiológico.
  • Llenar hasta el nivel padrón de 2 cm, si no hay indicación de más.
  • Comprobar cierre de seguridad, y que mantenga siempre los 2 cm de agua o lo indicado por el médico, si es el caso.
  • Observar siempre si hay presencia o ausencia del burbujeo.
  • Llenar la cámara de control de aspiración con 420 ml de suero o agua estéril que son 20 cm con presión negativa de aspiración de 20 cmH2O.
  • Comprobar cada 8hs los niveles, y rellenar si es necesario.
  • Conectar la tubuladura de mayor tamaño al tubo torácico del paciente.
  • Conectar el tubo más pequeño al sistema de aspiración, si no hay una pauta de cantidad, mantener el tubo abierto, manteniendo así una presión negativa y equilibrada.
  • Poner en marcha y aumentar gradualmente la cantidad de aspiración, o hasta que la cámara de control de aspiración empiece a burbujear.
  • Realizar registros de volumen, consistencia y aspecto de material drenado, una vez por turno.
  • Siempre el sistema Pleur-Evac® debe estar por debajo del nivel del tórax.
  • Comprobar la toma de aspiración.
  • Preparar todo el material necesario para realizar el procedimiento como:

Mascarilla, guantes, batas, anestésicos locales, clorhexidina, set de sutura (aguja recta), set de disección, bisturí nº4, gasas estériles, compresas, jeringas de 10 ml y agujas subcutáneas e intramuscular, pinza para clampar el tubo, tubos para laboratorios que requiere muestra para analizar y apósito estéril para fijación del catéter.

  • Si necesita trasladar el paciente, no es necesario pinzar el sistema, debido que existe ya un sellado hidráulico que protege el paciente5.

 

Preparación del paciente y cuidados de enfermería.

  • Informar al paciente acerca del procedimiento a realizar y causas que lo motivan.
  • Posicionar al paciente en semiFowler, explicar que no debe toser, debe respirar lentamente y no profundo y no moverse mientras se realiza la inserción del catéter.
  • Realizar la monitorización del paciente, FC, PA, FR y SaO2.
  • Realizar limpieza y desinfección local donde se insertará el catéter.
  • Auxiliar al médico con todo el material previamente preparado.
  • Si es el caso, cursar muestra del material drenado al laboratorio.
  • Cuando el catéter y la tubuladura del sistema Pleur-EVac estén conectados, vigilar los primeros 30 min la cantidad drenada y su coloración, buscando evitar complicaciones.
  • Si el drenaje es superior a 100 ml/h, comunicar al médico.
  • Controlar aparición de hemorragia.
  • Controlar el dolor del paciente.
  • Observar siempre los movimientos respiratorios con la ventilación espontánea, la oscilación de la columna de sello de agua.
  • Observar y valorar los sonidos respiratorios, si es necesario para la aspiración.
  • Observar que el nivel de líquido de la cámara de control de aspiración sea siempre constante.
  • Revisar siempre el nivel de líquido o la presión aplicada por la cámara de aspiración.
  • Mantener siempre la permeabilidad de las tubuladuras, evitando torceduras, obstruidas por coágulos o simplemente que el paciente se encuentre por encima del tubo.
  • Mantener las tubuladuras en lugar visible, en línea recta, aseguradas, evitando posibles complicaciones.
  • Si se encuentra obstruido, puede cambiar la conexión o realizar lavado con suero fisiológico de forma estéril.
  • Apuntar la característica del drenaje, tanto del tubo como del dispositivo de recogida.
  • Comprobar diariamente la válvula de aire del dispositivo, evitando el aumento de la presión del sistema.
  • Verificar fijación del tubo de la pared torácica.
  • Verificar la fijación de la tubuladura del catéter al dispositivo de recogida, permitiendo que el paciente pueda moverse.
  • Comprobar que el dispositivo de recogida se encuentre a un nivel más bajo que el paciente, entre 60-90 cm por debajo del punto del catéter.
  • controlar las complicaciones durante el drenaje.
  • Realizar educación sanitaria.
  • Mantener la zona de inserción del catéter limpio, realizando una cura cada 48 h o 24 h si lo requiere.
  • Mantener siempre el paciente monitorizado.
  • Realizar ejercicios respiratorios, incentivando que tosa y respire profundamente para facilitar el drenaje y la reexpansión pulmonar, eso evitará que le aparezca atelectasia.
  • Tocar alrededor de la inserción en busca de crepitación, donde se indicaría enfisema subcutáneo por un mal sellado del punto de inserción.
  • El catéter solo debe ser pinzado cuando hay fugas de aire o líquido, cambio del dispositivo y/o cámara de recogida se encuentra llena.
  • Controlar aparición de infección.

Extracción del tubos6.

Siempre por indicación médica. La retirada de los tubos de drenaje torácico se realizará cuando el drenado sea nulo o haya diminución casi total del drenaje, donde la fluctuación de las cámaras de sello de agua cesa y cuando el paciente respira con facilidad demostrada la reexpansión pulmonar por un RX.

Procedimiento.

  • Coloque al paciente en semiFowler lateral opuesto al drenaje.
  • El médico instruye al paciente para respirar con profundidad y aguantar la inspiración.
  • Se corta la sutura del tubo torácico y el tubo se extrae con rapidez.
  • Se coloca un vendaje a presión con gasa untada en vaselina estéril sobre la herida de la pared torácica.
  • Se instruye al paciente a que respire normalmente y se fija el vendaje compresivo en forma segura.
  • Valoración del paciente y registro.

Cuidados de enfermería tras retirada del drenaje.

  • La primera hora, se controlará cada 15 minutos la respiración del paciente.
  • Observar la aparición de un neumotórax cuyos síntomas y signos son respiraciones rápidas o trabajosas.
  • Control y vigilancia del dolor torácico y descenso de los sonidos respiratorios a la auscultación.
  • Luego los controles pueden ir espaciándose.Si sospechamos que se ha producido un neumotórax se avisará al médico y se pedirá RX portátil urgente.
  • Mantener la herida limpia, y siempre apuntar la característica y aspecto de la misma.

 

CONCLUSIÓN

Conocer el manejo de este tipo de drenaje torácico con sello de agua es muy importante, porque solo con el conocimiento de su funcionamiento y sus posibles complicaciones se garantizará la seguridad del paciente.

Tener claro los cuidados de enfermería necesarios para su colocación, mantenimiento y retirada. Deben basarse siempre en los conocimientos y habilidades adquiridas con actualizaciones, protocolos y guías que deben ser proporcionados por la unidad y/o centro de trabajo. Vale destacar la importancia de la existencia de especialistas enfermeras médico-quirúrgicas que durante años son preparadas para trabajar en unidades especiales donde el uso de este dispositivo es más frecuente.

La enfermera que adquiere un buen conocimiento del dispositivo puede prevenir de forma precoz la aparición de infecciones y de posibles complicaciones que pueden acarrear la muerte del paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gallego López J.M., Ferrando Ortolá C., Carmona Simarro J. V., Santos Bernia A., PláMartín D., Roses Cueva P. Drenajes torácicos: conceptos y cuidados de enfermería.
    Enfermería Integral; Nº 90: Pág. 16. junio de 2010. https://www.enfervalencia.org
  2. A. Martínez,Mª José; Marín B. Fabo,Concha;Martínez P., Dolores; García S.Virginia Lázaro C.,Concha. Atención de EnfermeríaalPacienteconDrenajeTorácico. C.H.U.AB.Servicio cardiología,complejohospitalario universitariodeAlbacete.https://www.chospab.es/enfermeria/protocolos/Protocolos_Definitivos/atencion_de_enfermeria_drenaje_toracico.pdf
  3. G.Varela,M.F. Jiménez López. Cirugía Torácica. Protocolos clínicos y guía para residentes.1996.
  4. Joan María EM, Jordi GM, José Antonio SG. Drenaje torácico cerrado. Sistema de recogida no reutilizable. Nursing, 2012. http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/33264/1/616914.pdf
  5. Moreno Salas, Lorena; Simón San, Ana; Trébol Muñoz, Carla; Simón Sanz, Marta; Murillo Zaranz, Marina; Pérez Morata Sara. Cuidados de Enfermería en el drenaje torácico. Pleur-evac. Revista Ocronos. Vol. III. Nº 8:191. Diciembre de 2020.
  6. M.Eugenia Soto Yeber. Neumotórax y drenaje pleural. 4 de abril de 2006,Chillán,Bío-Bío,Chile.Blogger. https://temasdeenfermeria.blogspot.com/2006/04/neumotrax-y-drenaje-pleural.html#tres

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos