Cuidados de enfermería del catéter arterial radial.

6 marzo 2024

AUTORES

  1. Mario Segura Sánchez. Enfermero Hospital General de la Defensa, Zaragoza.
  2. Miriam Montiel Aroca. Enfermera Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Raquel Rodríguez Embid. Enfermera Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Ana Isabel Sánchez Gómez. Enfermera Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. Victoria Corbatón Gimeno. Enfermera Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  6. María Valero Fernando. Enfermera Hospital Royo Villanova, Zaragoza.

 

RESUMEN

El catéter arterial radial es un dispositivo que resulta fundamental en el manejo del paciente crítico. Dicho catéter otorga no solo la posibilidad de conocer de manera continua los valores de la presión arterial, si no que supone un acceso a través del cual poder extraer analíticas sanguíneas. Su colocación y cuidados son labores propias de la Enfermería, por lo que resulta imprescindible la actualización y formación por parte de estos profesionales.

PALABRAS CLAVE

Catéter arterial radial, presión arterial invasiva, cuidados de enfermería.

ABSTRACT

The radial arterial catheter is a device that is essential in the management of critically ill patients. This catheter provides not only the possibility of continuously knowing blood pressure values, but also provides access through which blood tests can be obtained. Their placement and care are the work of Nursing, so updating and training by these professionals are essential.

KEY WORDS

Radial arterial catheter, invasive blood pressure, nursing care.

INTRODUCCIÓN

La canalización de un catéter arterial radial es una técnica que se realiza de manera habitual en las Unidades de Cuidados Intensivos y que es llevada a cabo por el personal de enfermería. Se trata de una técnica invasiva que permite un acceso directo y constante con el sistema arterial del paciente1.

A través de dicho catéter se puede conocer el valor de la presión arterial, el cual resulta un parámetro fundamental en el manejo hemodinámico del paciente. Además de esto, se puede utilizar para la extracción de analíticas sanguíneas sin que se tengan que realizar punciones al paciente2.

La arteria de elección es la arteria radial ya que su localización anatómica es bastante superficial y accesible. Además, la mano cuenta con circulación colateral gracias a la arteria cubital, lo que reduce la probabilidad de complicaciones isquémicas en caso de incidencias al manipular la arteria radial3,4.

Al tratarse de una técnica invasiva, se deben extremar las medidas de vigilancia por parte de enfermería.

OBJETIVO

El objetivo principal de este trabajo es ayudar a los profesionales de Enfermería en su formación acerca de los cuidados que requiere una técnica tan importante como es el catéter arterial radial.

METODOLOGÍA

Se ha realizado una revisión bibliográfica en diferentes bases de datos como Pubmed, Scielo y Scholar Google. Los criterios de inclusión han sido los siguientes: idioma inglés o español, año de publicación posterior a 2014.

RESULTADOS

Cuidados de enfermería en el catéter arterial radial:

Aspectos principales:

Se debe vigilar de manera diaria el catéter, tanto el punto de inserción como el apósito, en busca de posibles signos de infección, suciedad o despegue del apósito, entre otros. Es importante también observar la correcta perfusión sanguínea de la mano con signos que pueden indicar lo contrario, como la palidez o la cianosis5.

Cura:

  • Higiene de manos previa a la realización de la cura y uso de guantes estériles.
  • Clorhexidina acuosa al 2% como antiséptico de elección (de haber hipersensibilidad, utilizar soluciones yodadas o alcohol al 70%).
  • Dejar secar bien el desinfectante. En torno a 30 segundos las soluciones alcohólicas y 2 minutos las soluciones yodadas.
  • Durante el proceso de cura, no reintroducir ningún tramo del catéter que haya estado expuesto al exterior.
  • No utilizar pomadas antibióticas de manera sistematizada como barrera de protección5.

 

Manejo del apósito:

  • Higiene de manos previa a la manipulación del apósito y uso de guantes estériles.
  • Uso preferente de apósitos transparentes semipermeables estériles, con el fin de poder observar el punto de punción de manera que no haya que retirar el apósito.
  • En caso de que el punto de inserción presente sangrado o exude, se pueden emplear apósitos de gasa.
  • Realizar el cambio de apósito una vez por semana o cada 48 horas si se trata de un apósito de gasa.
  • Si se observa que el apósito está sucio, húmedo o despegado, se realizará cambio de este.
  • Durante el cambio de apósito, evitar el contacto con el punto de inserción5.

 

Mantenimiento de los sistemas de transducción:

  • Higiene de manos previa a la manipulación de cualquier parte del sistema.
  • Utilizar el mínimo número de llaves de tres vías, protegiendo con un tapón sus luces en el caso de usarlas.
  • Acceder a las llaves de tres vías solo con dispositivos estériles.
  • Mantenimiento de la presión del presurizador en 300 mmHg.
  • Evitar que el equipo se encuentre tirante.
  • Mantener el sistema libre de burbujas de aire, evitando posibles embolias gaseosas o lecturas erróneas del parámetro de presión arterial.
  • Realizar el “cero” una vez por turno, o siempre que se sospeche de una lectura errónea del parámetro.
  • Si se realiza una extracción de sangre por medio del catéter, lavar bien el sistema después y realizar el “cero”.
  • Cambio de los sistemas de traducción, alargaderas y llaves cada 72 horas o siempre que se vean sucias o dañadas.
  • Si se realiza cambio del catéter arterial, cambiar todo el equipo y accesorios6.

 

Retirada y cambio del catéter arterial radial:

  • Retirar todo catéter que no sea imprescindible.
  • Si la canalización del catéter se realizó de manera urgente y no se pudieron tomar todas las medidas de esterilidad pertinentes, cambiar el catéter en menos de 48 horas y colocar uno nuevo en una zona diferente.
  • No realizar cambios de catéter de manera rutinaria.
  • Vigilar signos locales de infección y cambiar el catéter si se observan esto5.

 

CONCLUSIONES

El conocimiento por parte de enfermería de unos cuidados adecuados de la manipulación del catéter arterial radial puede reducir los riesgos y complicaciones derivados de portar el mismo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Revista Electrónica de Portales Médicos. Canalización de la arteria radial, técnica enfermera [Internet]. Revista Electrónica de Portales Médicos. 2017 [Último acceso 10 de enero de 2024]. https://www.revista-portalesmedicos.com/revista-medica/canalizacion-arteria-radial -tecnica-enfermera/
  2. Cruz AR. Efectividad de la medición de la tensión arterial no invasiva versus la invasiva para la exactitud de la presión arterial en pacientes críticos de emergencia. Tesis de especialidad. Universidad Norbert Wiener; 2020.
  3. Carmona FJ, Martínez M, Núñez A. Canalización arterial radial guiada por ultrasonidos: descripción de la técnica y revisión de la literatura. Enferm Intensiva. 2011;22(4):144-9.
  4. Miller A, Cappiello J, Gentile M, Almond A, Thalman J, Maclntyre N. Analysis of radial artery catheter placement by respiratory therapists using ultrasound guidance. Respiratory Care. 2014 Dec;59(12):1813-1816.
  5. Torres R, Marín L, Gallego JC. Cuidados de Enfermería en los Accesos Vasculares: Guía de Recomendaciones. Servicio Extremeño De Salud. Gerencia Del Área De Salud De Badajoz. 2016.
  6. Escribà P. Claves para una onda de presión arterial óptima [Internet]. Campus Vygon. 2021 [Último acceso 11 de enero de 2024]. Disponible en: https://campusvygon.com/onda-de-presion-arterial/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos