Dermatitis seborreica. Artículo monográfico

9 enero 2024

 

AUTORES

  1. Jaime Broseta Blanco. Graduado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Francisco Grimal Bailo. Graduado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Álvaro Heredia Muñoz. Graduado en Enfermería. Hospital Royo Villanova de Zaragoza.
  4. Javier Hernández Adell. Graduado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.
  5. Alejandro Monclús Rodrigo. Graduado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. Raúl Lacasa Costa. Graduado en Enfermería. Hospital Universitario San Jorge de Huesca.

 

RESUMEN

La dermatitis seborreica, también conocida como seborrea, es una afección cutánea inflamatoria, crónica y recurrente que afecta a personas de todas las edades, incluidos bebés. Se manifiesta principalmente en áreas de glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, la cara, axilas y el tronco superior. Afecta aproximadamente al 3% de la población y muestra picos de prevalencia durante los primeros meses de la vida, pubertad y entre los 30 y 60 años, siendo más común en hombres. Existe una relación entre la dermatitis seborreica y ciertas patologías como el VIH/SIDA, el consumo excesivo de alcohol, el estrés y enfermedades neurológicas como el Parkinson.

La etiología de la enfermedad es compleja y multifactorial, involucrando factores genéticos, la presencia del hongo Malassezia, la producción excesiva de sebo y la respuesta inmunológica.

El diagnóstico diferencial es esencial para distinguir la dermatitis seborreica de otras afecciones similares, como la dermatitis atópica y la psoriasis.

 

PALABRAS CLAVE

Dermatitis seborreica, diagnóstico, tratamiento, signos y síntomas.

 

ABSTRACT

Seborrheic dermatitis, also known as seborrhea, is an inflammatory, chronic, and recurrent skin condition that affects people of all ages, including babies. It primarily manifests in areas with sebaceous glands, such as the scalp, face, armpits, and upper trunk. It affects approximately 3% of the population and exhibits peaks in prevalence during the early months of life, puberty, and between the ages of 30 and 60, with a higher prevalence among men. There is a connection between seborrheic dermatitis and certain conditions such as HIV/AIDS, excessive alcohol consumption, stress, and neurological diseases like Parkinson’s.

The etiology of the disease is complex and multifactorial, involving genetic factors, the presence of the Malassezia fungus, excessive sebum production, and the immune response.

Differential diagnosis is essential to distinguish seborrheic dermatitis from other similar conditions, such as atopic dermatitis and psoriasis.

 

KEY WORDS

Seborrheic dermatitis, diagnosis, treatment, signs and symptoms.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La dermatitis seborreica es una enfermedad cutánea, inflamatoria, crónica y recidivante. También llamada Seborrea, Eczema Seborreico o Costra Láctea, este último término se utiliza cuando esta enfermedad afecta el cuero cabelludo de los bebés. Suele producirse en personas sanas, aunque este tipo de afección cutánea puede estar relacionado con el virus de la inmunodeficiencia humana y enfermedades neurológicas como el Parkinson1,2.

Representa entre el 1-6% de las consultas de dermatología, afectando al 3% de la población, tanto a bebés como a personas adultas, donde los hombres tienen una incidencia mayor respecto a las mujeres. En la dermatitis seborreica se observa tres picos de mayor prevalencia que son durante los tres primeros meses de vida que aproximadamente desaparece al año, en la pubertad y la franja de edad comprendida entre los 30-60 años3,4.

Es más común en los hombres donde el estrés, la fatiga y la depresión presentan un papel relevante para la exacerbación en los signos y síntomas, suele ser más grave en climas fríos y secos2.

Está caracterizada por la formación de lesiones eritematoescamosas blanco amarillentas en diversas partes del cuerpo. Principalmente donde existe un mayor número de glándulas sebáceas como en el cuero cabelludo, cara, axilas, ingles y tronco superior ocasionando una repercusión negativa sobre la calidad de vida de las personas que padecen dicha patología5.

Es un tipo de enfermedad crónica que no tiene cura, y los tratamientos de primera elección son por vía tópica. El objetivo del tratamiento a elegir irá destinado a controlar las manifestaciones clínicas, que dependerá de la localización y de la gravedad de las lesiones. Actualmente hay una gran variedad de tratamientos que mejoran el estado de la salud de las personas con este trastorno cutáneo4.

 

ETIOLOGÍA:

Las causas que originan la dermatitis seborreica son desconocidas, aunque existe una gran variedad de factores que tienen relación con la sobreproducción de sebo, la interacción de las levaduras del género Malassezia y la susceptibilidad individual6,7.

Hay condiciones que aumentan el riesgo de desarrollar dicha patología cutánea como son7,8,9:

  • Estilo de vida.
  • Climas extremos.
  • Infección por VIH/SIDA.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Piel grasa.
  • Obesidad.
  • Depresión.
  • Tratamiento con medicamentos (Antagonistas de la dopamina, Inmunosupresores, Psoralen/PUVA, Litio).
  • Afecciones neurológicas como el Parkinson, traumatismo craneal y accidentes cerebrovasculares.

 

FISIOPATOLOGÍA:

Los hallazgos patológicos cutáneos corresponden a un proceso inflamatorio leve. La piel sufre una serie de alteraciones, concretamente en la epidermis, se produce paraqueratosis, manchas, espongiosis y acantosis10.

La levadura Malassezia es un componente de la flora normal de la piel que causa una respuesta inmune no específica dando lugar a alteraciones cutáneas. Sin embargo, en personas con este tipo de dermatitis la Malassezia invade el estrato córneo liberando lipasas, las cuales intervienen en la creación de ácidos grasos provocando un efecto inflamatorio junto con una hiperproliferación del estrato córneo y descamación. La inflamación genera cambios en la barrera del estrato córneo permitiendo un aumento en la pérdida de agua en las células de la piel y en un mayor acceso de Malassezia2,11.

En cuanto a factores genéticos se ha encontrado la presencia de un gen en modelos animales que se asocia con una deficiencia medular de linfocitos T CD4. Estudios de investigadores italianos descubrieron un desequilibrio en el cociente de PL-PUFA, glutatión peroxidasa y vitamina E, son agentes que evitan la inflamación cutánea y cuya carencia es más notoria en personas con SIDA. Este hecho puede dar una explicación de por qué se presenta con mayor predominio en enfermos con síndrome de inmunodeficiencia adquirida11.

CLÍNICA:

Las lesiones son eritematosas y escamosas, que se localizan en zonas con gran cantidad de glándulas sebáceas (cara, orejas, cuero cabelludo, región preesternal) y son menos frecuentes en zonas de pliegues:

Se puede clasificar según la localización3,6,11:

  • Dermatitis seborreica del adulto (Pitiriasis capitis o caspa común):

 

Puede cursar con placas eritematosas, pruriginosas y escamosas en la parte parietal y occipital de la cabeza. En la cara es más común observar lesiones simétricas en los pliegues nasogenianos y retroauriculares, cejas, frente, y en la zona posterior del cuello. Las manifestaciones en el tronco son el área preesternal, en la espalda y con menos frecuencia en las axilas. Todas estas lesiones cursan en brotes recidivantes de 1-2 semanas asociadas al estrés y al estilo de vida.

  • Dermatitis seborreica infantil:

 

Se observa en recién nacidos y lactantes escamas grasientas y amarillentas que pueden afectar a todo el cuero cabelludo. Puede producirse una sobreinfección por Cándida provocando lesiones inflamatorias, concretamente en la zona del pañal.

  • Eritrodermia seborreica de Leinner-Moussos:

 

Afecta predominantemente a lactantes entre dos y cuatro meses. Produce úlceras corneales, queratitis, dificultad para aumentar de peso, diarreas, adenopatías y graves complicaciones renales, respiratorias y meníngeas. Debido a su similitud con la dermatitis atópica, en ocasiones es difícil establecer el diagnóstico.

  • Eczemátides figurada mediotorácica de Brocq o dermatitis seborreica petaloide:

 

Se manifiesta con placas eritematosas y ovaladas en forma de pétalos de rosa en la zona preesternal.

  • Dermatitis seborreica centro-facial:

 

Repercuten a la imagen corporal de las personas que lo padecen ya que, en la región supraciliar, surco nasogeniano y el mentón se forman placas eritematoescamosas y pruriginosas.

  • Dermatitis seborreica de los pliegues:

 

Esta patología se puede confundir con la psoriasis invertida, perjudicando a lactantes en forma de manchas eritematosas. En áreas como el cuello, axilas e ingles se produce una maceración llegando afectar al cuero cabelludo.

  • Dermatitis seborreica de las pestañas o blefaritis seborreica:

 

En la zona superciliar se producen unas escamas furfuráceas amarillentas y pruriginosas, las cuales tienen un curso crónico y recidivante.

 

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL:

Es necesario realizar un buen diagnóstico diferencial de la dermatitis seborreica con otras enfermedades de la piel, como son las siguientes1,3,6,11:

  • Dermatitis atópica:

 

Es el diagnóstico diferencial más importante por su gran similitud con la dermatitis seborreica, en ambos casos son patologías cutáneas crónicas. La dermatitis seborreica tiene un inicio más temprano con ausencia de prurito, al contrario que la dermatitis atópica que el prurito es predominante junto con la formación de vesículas y liquenificación.

  • Psoriasis:

 

La dermatitis seborreica en el adulto es grave y extensa, por lo que obliga a realizar un diagnóstico para descartar que sea infección por VIH. El diagnóstico diferencial es con la psoriasis en cuero cabelludo, que provoca caspa y enrojecimiento cutáneo con una mayor cantidad de escamas de color blanco plateado.

  • Seudotiña amiantácea:

 

Son escamas que se encuentran adheridas al pelo del cuero cabelludo de una forma irregular, habiendo similitud con la costra láctea que ocurre en la dermatitis atópica y en la psoriasis.

 

TRATAMIENTO:

Los tratamientos de primera elección son por vía tópica, que dependerán de la localización, gravedad, y de las manifestaciones clínicas. En la actualidad existen diversos fármacos que se pueden utilizar para minimizar los efectos de esta enfermedad cutánea, como los siguientes3,11:

  • Inmunomoduladores:

 

Los Inhibidores de calcineurina como pimecrolimus 1% y tacrolimus crema 0.01% o 0.03% poseen propiedades antiinflamatorias con buena tolerancia cutánea. Además, el tacrolimus tiene efecto antifúngico contra la Malassezia.

  • Antimicóticos tópicos y sistémicos:

 

Los antimicóticos más usados son el ketoconazol 2%, bifonazol 1%, fluconazol 2% y terbinafina. Este último reduce los organismos de Malassezia. Otro antimicótico como la ciclopiroxolamina tiene actividad antiinflamatoria, ya que inhibe la síntesis de leucotrienos y prostaglandinas.

  • Corticosteroides tópicos:

 

Se pautan para periodos cortos con el fin de evitar efectos adversos. Este tipo de tratamiento tiene actividad antiinflamatoria de baja y de media potencia como hidrocortisona 1% y betametasona 0.05%.

  • Terapia de luz:

 

Tratamiento para la dermatitis seborreica extensa, pero carece la existencia de estudios que muestren su eficacia. Habiendo diversos efectos adversos como quemaduras, prurito y un aumento de tumores cancerígenos.

 

Otros agentes tópicos:

  • Alquitrán de hulla: Es un agente queratolítico con una eficacia clínica adecuada.
  • Ácido salicílico: Actúa como queratolítico con una respuesta adecuada pero lenta.
  • Zileutón: Es un inhibidor de la lipooxigenasa que impide la síntesis del sebo. Presenta un efecto similar al de isotretinoína oral en dosis bajas.
  • Tacalcitol: Derivado sintético de la vitamina D3, actúa sobre la piel modulando el crecimiento epidérmico, la queratinización y la inflamación.
  • Keluamida: Actúa como queratolítico y antiinflamatorio, facilitando la eliminación de escamas.
  • Metronidazol: Su uso en forma de gel al 0,75% por su gran tolerancia cutánea y su efecto antiinflamatorio.
  • Alfa hidroxiácidos: Tiene propiedades queratolíticas y están disponibles en diversos formatos como en gel, lociones y champús.

 

CONCLUSIÓN

La dermatitis seborreica es una afección cutánea crónica que afecta a gran cantidad de personas. Aunque no tenga cura se puede controlar a través de tratamientos tópicos y terapias específicas para mejorar la calidad de vida de las personas que lo padezcan. La compresión de su fisiopatología contribuye a tratar de una forma más efectiva dicha alteración cutánea.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Salazar Prias JW, Nieto Erazo ET, Morales Márquez VJ, Fierro Guzñay AM. Dermatitis seborreica: Diagnóstico y tratamiento. Revista Científica Mundo de la Investigación y el Conocimientos. [Internet]. 2019 [acceso 28 septiembre de 2023]; 3(3): 77-93. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7402220
  2. Clark GW, Pope SM, Jaboori KA. Diagnosis and treatment of seborrheic dermatitis. [Internet]. Am Fam Physician. 2015 [acceso 28 septiembre de 2023]; 91(3):185-190. Disponible en: https://www.aafp.org/pubs/afp/issues/2015/0201/p185.pdf
  3. Hidrovo Arteaga MJ, Kleen Larrea ES, Avellan Venegas ER, Chilan Cedeño LN; Calvache Ormaza LG. Sintomatología y tratamiento de la dermatitis seborreica. RECIMUNDO [Internet]. 2020 [acceso 28 septiembre de 2023]; 4(4): 330-336. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8000209
  4. Peyría J, Lleonart M. Perfil clínico, terapéutico y calidad de vida de los pacientes con dermatitis seborreica. Actas Dermosifiliogr. [Internet]. 2007 [acceso el 28 de septiembre de 2023]; 98 (7): 449-482. Disponible en: http://www.actasdermo.org/es/perfil-clinico-terapeutico-calidad-vida/articulo/13108526/
  5. Taberner Ferrer R. Dermatitis seborreica del adulto. FMC [Internet]. 2015 [acceso el 29 de septiembre de 2023];22(4):203-207.Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1134207215000791
  6. Pozo Román T, Mínguez Rodríguez B. Dermatitis atópica y dermatitis seborreica. Pediatr Integral [Internet]. 2021 [acceso el 2 de octubre de 2023];25(3):119–127. Disponible en: https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2021/xxv03/01/n3-119-127_TomasPozo.pdf
  7. Tucker D, Masood S. Seborrheic Dermatitis. Treasure Island (FL): StatPearls [Internet]. 2023 [acceso el 2 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK551707/
  8. Dermatitis seborreica. [Internet] MedlinePlus. [actualizado año 2023, acceso el 2 de octubre de 2023]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000963.htm
  9. Ludmann P. Dermatitis seborreica: causas. [Internet] AAD. [actualizado año 2022, acceso el 2 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.aad.org/public/diseases/a-z/seborrheic-dermatitis-causes
  10. Arnold H, Odom R. James W. Amilolaosis E: Tratado de Dermatología Andrews 4a ed. Ediciones Científicas y Técnicas. Barcelona 1993: 634-637.
  11. Medina Castillo DE. Dermatitis seborreica: una revisión. DermatologíaCMQ [Internet]. 2014 [acceso el 3 de octubre de 2023]; 12(2):135-141. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/cosmetica/dcm-2014/dcm142l.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos