Eficacia del entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico y/o tratamiento quirúrgico en la reducción de síntomas de prolapso de órgano pélvico

8 abril 2024

AUTORES

  1. Montserrat Moreno Rabanaque. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  2. Beatriz Rivera Muñoz. Fisioterapeuta.
  3. Fernando Eguía Barbarin. Fisioterapeuta en el Servicio Navarro de Salud.
  4. Alejandro García Pérez. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  5. Fátima Jaldo Asenjo. Fisioterapeuta.
  6. Sara Rubio Pérez. Graduada en Fisioterapia.

 

RESUMEN

Para el tratamiento del prolapso de órgano pélvico existen varias opciones, una de ellas es el tratamiento conservador basado en el entrenamiento de la musculatura del suelo del pélvico y otra es el tratamiento mediante intervención quirúrgica pudiéndose realizar de manera complementaria. Los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico reducen los síntomas y severidad del POP en los estadios I, II y III, por el contrario, combinado con cirugía no ha demostrado suficiente mejora en los síntomas del POP y la cirugía por si sola ha demostrado riesgo de reincidencia.

PALABRAS CLAVE

Entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, prolapso de órgano pélvico, tratamiento quirúrgico, tratamiento conservador.

ABSTRACT

For the treatment of pelvic organ prolapse there are several alternatives. One of them is a treatment based on training the pelvic floor muscles and another is surgical intervention. This can be done as a complementary approach. Pelvic floor muscle exercises reduce POP symptoms and severity in stages I, II and III. On the contrary, combined with surgery, it has not shown sufficient improvement in POP symptoms and surgery alone has shown a risk of recurrence.

KEY WORDS

Pelvic-floor muscle training, pelvic organ prolapse, surgical treatment, conservative treatment.

INTRODUCCIÓN

Los ejercicios de Kegel consisten en un entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico (EMSP), estos músculos constan del elevador del ano dividido en tres fascículos: puborrectal, pubococcígeo e iliococcígeo y el músculo coccígeo. Un prolapso de un órgano pélvico (POP) se produce cuando desciende o se desplaza un órgano (vejiga, uretra, vagina o recto) a consecuencia del fallo de las estructuras de soporte y sostén. Cuando el prolapso se produce por el descenso del órgano de la vejiga se denomina cistocele, en el caso de que el descenso del órgano sea de la vagina es un colpocele, del útero se llama histerocele y del recto se denomina rectocele¹.

El embarazo y el parto vaginal son los factores de riesgo asociados con mayor frecuencia, cuya prevalencia aumenta con la edad hasta en un 50% de la población².

Existen diferentes tratamientos para el POP según severidad del prolapso (Grado I-IV), calidad de vida del paciente, estado de salud general y preferencias del paciente, además de su sintomatología:

  • Síntomas vaginales: pesadez vaginal, sensación de bulto vaginal, presión pélvica.
  • Síntomas urinarios: incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia urinaria de urgencia, sensación de vaciado incompleto de la vejiga y dolor al orinar.
  • Síntomas intestinales: estreñimiento, incontinencia fecal, incontinencia de gases, vaciado incompleto del intestino, dolor al defecar, urgencia y sensación de abultamiento en el ano.
  • Síntomas sexuales: disfunción sexual.

 

Según todas estas variables se elige un tratamiento conservador, quirúrgico o ambos¹. Existen diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas (mallas, sacrocolpopexia laparoscópica, fijación sacroespinal…) por lo que lo valoran un equipo multidisciplinar con un objetivo común para mejorar la calidad de vida del paciente y reparar la zona anatómica afectada³.

OBJETIVO

Conocer la eficacia del entrenamiento del suelo pélvico en la reducción de síntomas urinarios, pélvicos e intestinales asociados al prolapso de órganos pélvicos vs sólo o complementario a cirugía.

METODOLOGÍA

La realización de esta revisión bibliográfica se basa en una búsqueda en las siguientes bases de datos: (PUBMED, COCHRANE, PEDro) se incluye Guía de práctica Clínica de prolapso de los órganos pélvicos. Criterios inclusión y exclusión: Idioma (inglés, español), estudios (revisión sistemática, revisión narrativa, ensayos clínicos aleatorizados), últimos 5 años. Palabras clave: «kegel exercises», «genital prolapse», «pelvic organ prolapse» y “surgery”. Se combinan las palabras clave con los operadores booleanos “AND”y “OR”.

RESULTADOS

La evidencia disponible sugiere que el EMSP tiene un efecto positivo sobre los síntomas pélvicos, urinarios e intestinales y en la gravedad del prolapso3. Además, se produce un aumento significativo de la fuerza de los músculos del suelo pélvico y consecuentemente una mejora en la incontinencia urinaria y/o fecal4,5. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia no existe evidencia de que reduzca la severidad del POP, pero sí en reducir los síntomas de disfunción del suelo pélvico en mujeres con POP de Grado I-III6. En cambio, la mayoría de la evidencia sugiere que la severidad mejoró en el POP5,7,8.

Los EMSP en combinación con la cirugía no demuestran mejoras en los síntomas del POP4,7. El tratamiento quirúrgico para el POP sugiere una tasa de reincidencia de un 30%5.

Las contracciones del suelo pélvico fueron variables, solicitando a los pacientes realizar los EMSP de forma sostenida, rápida o ambas. Con una frecuencia diaria o dos veces por semana y una duración total del programa entre 6 semanas y 24 meses4.

DISCUSIÓN

Así, parece que el EMSP podría ser útil independientemente del protocolo utilizado, aunque tratamientos más largos en el tiempo, 12 meses, obtuvieron mejores resultados4,7.

El EMSP es eficaz en reducir los síntomas del POP en los estadios I, II y III4.6.7. A pesar de la controversia en cuanto a la severidad, todo apunta a que sí reduce la etapa del POP el EMSP. El tratamiento quirúrgico sugiere la posibilidad de experimentar complicaciones a largo plazo tras una cirugía para el control del POP, por lo que parece fundamental que como primera opción de tratamiento del POP en estadios I a III se elija el EMSP antes que la cirugía7. El principal problema del tratamiento quirúrgico del POP es que no siempre supone una cirugía definitiva. Hay pacientes que presentan una recurrencia y requieren una nueva intervención6.

Combinar tratamiento conservador con tratamiento quirúrgico no tiene evidencia de que produzca beneficios notables en la reducción de síntomas del POP. Una posible explicación para estos hallazgos es que el efecto de la cirugía en sí fue tan poderoso que no se pudieron encontrar diferencias durante el seguimiento, o que el tiempo había sido insuficiente para observar los beneficios del EMSP en POP de estadio III-IV. Resulta difícil realizar el EMSP y, cuando se reduce quirúrgicamente el prolapso, aumenta la contracción y fuerza del suelo pélvico4. En general, los programas más intensivos y supervisados ​​muestran mejores resultados, tanto para los síntomas como para el estadio del POP7.

No existe evidencia sólida sobre los programas de mantenimiento del entrenamiento de fuerza, pero la intensidad de la contracción parece ser el factor principal, cuánto más intensidad y más rapidez mayores beneficios7. Por ello se recomienda mínimo 3-4 sesiones por semana, 8-12 contracciones cercanas al máximo de 3 series durante un periodo de 6 meses – 10 meses en estadios I o II4.

 

CONCLUSIONES

Los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico reducen los síntomas del POP en los estadios I, II y III, y la evidencia sugiere que también reduce la severidad del POP. Tratamiento conservador combinado con tratamiento quirúrgico no ha demostrado evidencia suficiente en la mejora de los síntomas del POP. Además, el tratamiento quirúrgico por sí sólo puede provocar reincidencia en el POP.

Para la realización correcta de los EMSP se necesita instrucción específica y supervisión exhaustiva para su eficacia por parte de un profesional. Actualmente, no existe un protocolo fijo para los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico, pero existe una mayor eficacia cuando se alterna contracciones rápidas y mantenidas, y cuanto más dure a lo largo del tiempo más efectivo es en POP sintomático en estadios I y II.

El entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico son ejercicios seguros, con pocos efectos secundarios, por lo que se aconseja ofrecer un protocolo de ejercicios basados en la evidencia como tratamiento de primera elección antes de la cirugía.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Huang YC, Chang KV. Kegel Exercises. 2023 May 1. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan–. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32310358/.
  2. Weintraub AY, Glinter H, Marcus-Braun N. Narrative review of the epidemiology, diagnosis and pathophysiology of pelvic organ prolapse. Int Braz J Urol. 2020 Jan-Feb;46(1):5-14. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31851453/
  3. Bescós-Santana Elena, Sanz-López Alejandro, Nassar-Melic Nadia, Procas-Ramón Beatriz, Gabasa-Gorgas, Lourdes, Elía-Guedea Manuela et al. Complicaciones postratamiento del prolapso apical: a propósito de un caso. Ginecol. obstet. Méx. [revista en la Internet]. 2019; 87(5): 334-340. Available from: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0300-90412019000500334&lng=es.
  4. Espiño-Albela A, Castaño-García C, Díaz-Mohedo E, Ibáñez-Vera AJ. Effects of Pelvic-Floor Muscle Training in Patients with Pelvic Organ Prolapse Approached with Surgery vs. Conservative Treatment: A Systematic Review. J Pers Med. 2022 May 17;12(5):806. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9142907/
  5. Artymuk, Natalia Vladimirovna, and Svetlana Yurevna Khapacheva. “Device-assisted pelvic floor muscle postpartum exercise programme for the management of pelvic floor dysfunction after delivery.” The journal of maternal-fetal & neonatal medicine: the official journal of the European Association of Perinatal Medicine, the Federation of Asia and Oceania Perinatal Societies, the International Society of Perinatal Obstetriciansvol. 35,3 (2022): 481-485. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32019378/.
  6. Sociedad Española De Ginecología y Obstetricia. Prolapso de los órganos pélvicos. Progresos Obstet.Ginecol. 2020, 63, 54–59. Available from: https://sego.es/documentos/progresos/v63-2020/n1/11_Prolapso_de_los_organos_pelvicos_2019.pdf.
  7. Bø K, Anglès-Acedo S, Batra A, Brækken IH, Chan YL, Jorge CH, Kruger J, Yadav M, Dumoulin C. International urogynecology consultation chapter 3 committee 2; conservative treatment of patient with pelvic organ prolapse: Pelvic floor muscle training. Int Urogynecol J. 2022 Oct;33(10):2633-2667. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9477909/.
  8. Maxwell M, Berry K, Wane S, Hagen S, McClurg D, Duncan E, et al. Pelvic floor muscle training for women with pelvic organ prolapse: the PROPEL realist evaluation. Serv Salud Deliv Res [Internet]. 2020;8(47):1–104. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33351399/

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos