El celador en el transporte sanitario

19 febrero 2024

.

AUTORES

  1. Miguel Ángel Burillo Vicente. Celador C.M.E., Inocencio Jiménez, Zaragoza.
  2. Ester Juberias Marco. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Ana Isabel Carbonel Millán. Auxiliar Administrativo Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Elena Pérez Merino. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Mónica Mora Simal. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La función del celador en el servicio de ambulancias es la de acompañar al enfermo en dicho servicio, así como de movilidad, tanto en camillas como en silla de ruedas o simplemente ayudándole. Hay varios tipos de transporte, puede ser urgente, no urgente y transporte entre hospitales y el objetivo del celador es proporcionar a los enfermos la mayor comodidad. Se realiza para el desplazamiento de personas enfermas, accidentadas o por otro motivo sanitario, en vehículos especialmente acondicionados para ello.

PALABRAS CLAVE

Ambulancia, desplazamiento, enfermo.

ABSTRACT

The role of the caretaker in the ambulance service is to accompany the patient in this service as well as mobility, both on stretchers and in a wheelchair or simply helping him. There are several types of transport, it can be urgent, non-urgent and transport between hospitals and the goal of the caretaker is to provide the sick with the greatest comfort. It is carried out for the movement of people who are sick, injured or for other health reasons, in vehicles specially adapted to the environment.

KEY WORDS

Ambulance, commuting, sick.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El transporte de enfermos constituye una necesidad primordial dentro del sistema sanitario, que conlleva un gran coste, tanto humano como material. Su objetivo principal consiste en proporcionar a los enfermos que acuden a los centros hospitalarios los medios necesarios para su problema médico. Para seleccionar el tipo de transporte ideal es imprescindible que dicho transporte no disminuya el nivel de cuidados conseguidos, la elección del medio dependerá de la gravedad y situación del paciente, de las condiciones propias del traslado y de la disponibilidad de los recursos sanitarios1.

El transporte sanitario puede ser de varias formas, dependiendo del carácter, que puede ser transporte primario, que es la forma de transporte del paciente desde el lugar donde se produce la emergencia hasta el hospital. Otra forma es el transporte secundario, que es aquel que se realiza desde un centro sanitario a otro y por último el transporte terciario, que se realiza dentro del centro hospitalario1.

Por otra parte, tenemos el tipo de transporte según la urgencia vital del paciente y este se divide en los siguientes tipos:

Transporte emergente, donde la prioridad es total y absoluta, debiendo el mismo realizarse sin demora alguna debido al riesgo vital que supone.

Transporte urgente, el transporte puede demorarse durante un breve periodo de tiempo, son patologías que entrañan un riesgo vital o una disfunción orgánica grave pero su tratamiento es asumible, aunque se demore.

Por último, tenemos el transporte demorable, el cual no precisa de una actuación inmediata y puede prolongarse en el tiempo2.

Y finalmente tenemos el transporte según el medio empleado, que puede ser terrestre, se realiza por medio de vehículos sanitarios los cuales deben cumplir unos requisitos exigidos mínimos. También puede ser el transporte por medios Aéreos, que se realizan en avión o helicóptero sanitario, cuya dotación es un piloto y mecánico, un médico y un enfermero especializado en cuidado y transporte de enfermos críticos. Y por último el transporte marítimo, que son embarcaciones rápidas o barcos hospitalarios con la misma dotación de personal que el transporte aéreo2.

A fin de unificar las características de los vehículos sanitarios, por el Real Decreto 836/2012, de 25 de mayo, por el que se establecen las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera. Este Real decreto tuvo como principal motivación dos puntos de vista, uno técnico y otro formativo. Desde el punto de vista técnico, se ha tenido en cuenta que la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 2200/1995, de 28 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Infraestructura para la Calidad y la Seguridad Industrial, aprobó la norma UNE-EN 1789:2007 + A1: 2010, versión española de la aprobada por el Comité Europeo de Normalización, en materia de vehículos de transporte sanitario y sus equipos.

Desde el punto de vista formativo tiene la finalidad de incrementar el nivel de cualificación de los trabajadores del sector, ha tenido en cuenta tanto el título de técnico en emergencias sanitarias, regulado por Real Decreto 1397/2007, de 29 de octubre, por el que se establece el título de Técnico en Emergencias Sanitarias y se fijan sus enseñanzas mínimas, como el certificado de profesionalidad de transporte sanitario, establecido por el Real Decreto 710/2011, de 20 de mayo, por el que se establecen dos certificados de profesionalidad de la familia profesional Sanidad que se incluyen en el Repertorio Nacional de certificados de profesionalidad

Así vemos, que, de conformidad con el citado Real Decreto, el transporte sanitario por carretera podrá ser realizado por las siguientes categorías de vehículos sanitarios según el artículo 2 de dicho Real Decreto3.

1. Ambulancias no asistenciales, que no están acondicionadas para la asistencia sanitaria en ruta. Esta categoría de ambulancias comprende las dos siguientes clases:

1.1 Ambulancias de clase A1, o convencionales, destinadas al transporte de pacientes en camilla.

1.2 Ambulancias de clase A2, o de transporte colectivo, acondicionadas para el transporte conjunto de enfermos cuyo traslado no revista carácter de urgencia, ni estén aquejados de enfermedades infectocontagiosas.

2. Ambulancias asistenciales, acondicionadas para permitir asistencia técnico-sanitaria en ruta. Esta categoría de ambulancias comprende las dos siguientes clases:

2.1 Ambulancias de clase B, destinadas a proporcionar soporte vital básico y atención sanitaria inicial.

2.2 Ambulancias de clase C, destinadas a proporcionar soporte vital avanzado.

 

CONCLUSIÓN

Hemos visto la importancia que tiene en nuestros días el transporte sanitario ante la urgencia y la emergencia que puede suceder un cada momento de la vida a fin de poder ayudar lo más rápido y seguro posible a personas necesitadas en caso de urgencia o emergencia, así como el traslado de enfermos dentro de la institución hospitalaria, e igualmente la norma que regula dicho transporte.

Debido a la externalización de servicios, por parte de las comunidades autónomas, la figura del celador en el transporte sanitario está desapareciendo poco a poco.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Formación continuada Logoss, 2009 ISBN 978-84-92551-61-3 Tipos de transporte sanitario.
  2. Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, 2013 http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/principal/documentosAcc.asp?pagina=pr_ges_cal_PlanandUrgEmerg2
  3. Real Decreto 836/2012, de 25 mayo, preámbulo y arts. 1 y 2.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos