El papel de enfermería en la prevención de neumonía asociada a ventilación mecánica

4 abril 2024

 

AUTORES

  1. Celia María Montesinos García (Graduada en Enfermería. Unidad de Oncología. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).
  2. Reyes Antón Agudo. (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. Urgencias. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).
  3. Claudia Gascón San Miguel. (Graduada en Enfermería. Unidad de Cuidados Especiales. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).
  4. Carolina Ruiz Hernández. (Graduada en Enfermería. Unidad de Radioterapia. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).
  5. Omara Gaspar Tobajas. (Graduada en Enfermería. Urgencias. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).
  6. María Jessica Bueno Moros. (Graduada en Enfermería. Unidad de Cirugía. Hospital Ernest Lluch Martin. Servicio Aragonés de Salud).

 

RESUMEN

La neumonía asociada a ventilación mecánica es una infección aguda del parénquima pulmonar. Se trata de la infección intrahospitalaria que más mortalidad supone en España. La ventilación mecánica es usada en áreas de cuidados intensivos ya que esta es necesaria en paciente críticos con fallo respiratorio con el fin de ayudar en el intercambio gaseoso. Está demostrado que la ventilación mecánica es un importante factor de riesgo para la infección de neumonía nosocomial, esta afecta a un 27% de los pacientes ingresados en UCI portadores de ventilación mecánica en alguna de sus modalidades.

El personal sanitario tiene un papel muy importante en la prevención de la propagación de la neumonía, especialmente el personal de enfermería ya que son los encargados de la manipulación de los sistemas de ventilación mecánica.

Se ha realizado una búsqueda bibliográfica de diferentes artículos científicos con la finalidad de unificar las medidas a conocer por los profesionales de la salud para evitar la propagación de esta infección en los centros hospitalarios.

Tras el análisis de diferentes protocolos elaborados por la Sociedad española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), se describen las principales 10 medidas a tomar en la atención y cuidados de pacientes con ventilación mecánica.

 

PALABRAS CLAVE

Neumonía asociada al ventilador, enfermería.

 

ABSTRACT

Ventilator-associated pneumonia is an acute infection of the lung parenchyma. It is the in-hospital infection that causes the most mortality in Spain. Mechanical ventilation is used in intensive care areas since it is necessary in critically ill patients with respiratory failure in order to assist in gas exchange. It has been shown that mechanical ventilation is an important risk factor for nosocomial pneumonia infection; this affects 27% of patients admitted to the ICU on mechanical ventilation in some of its modalities.

Healthcare personnel have a very important role in preventing the spread of pneumonia, especially nursing staff since they are in charge of manipulating mechanical ventilation systems.

A bibliographic search of different scientific articles has been carried out with the aim of unifying the measures to be known by health professionals to prevent the spread of this infection in hospitals.

After the analysis of different protocols prepared by the Spanish Society of Critical Intensive Care Medicine and Coronary Units (SEMICYUC) and the Spanish Society of Critical Intensive Care Medicine and Coronary Units (SEMICYUC), the main 10 measures to be taken in the care and attention of patients with mechanical ventilation.

 

KEY WORDS

Pneumonia, ventilator-associated, nursing.

 

INTRODUCCIÓN

La neumonía asociada a la ventilación mecánica es una infección aguda del parénquima pulmonar, se encuentra dentro de las infecciones intrahospitalarias ya que es producida por el uso de la ventilación mecánica. Es la segunda IN más frecuente en España y la que mayor mortalidad supone de todas ellas1,2.

La ventilación mecánica es usada en áreas de cuidados intensivos ya que esta es necesaria en paciente críticos con fallo respiratorio con el fin de ayudar en el intercambio gaseoso. Esta puede ser desarrollada de 48 a 72 horas tras la intubación endotraqueal1.

Está demostrado que la ventilación mecánica es un importante factor de riesgo para la infección de neumonía nosocomial, aumentando en un 1% el riesgo por cada día que el paciente pasa conectado al sistema de ventilación mecánica3.

La neumonía nosocomial afecta a un 27% de los pacientes ingresados en UCI portadores de ventilación mecánica en alguna de sus modalidades3.

La Pseudomona aeruginosa y el Staphylococcus aureus resistente a meticilina son los principales patógenos responsables, siendo dichos patógenos más resistentes a antibióticos y con peor pronóstico que otras formas de neumonía nosocomial4.

En el caso de la neumonía nosocomial, las causas por las que el patógeno accede a las vías respiratorias son diversas: inhalación a través de las vías respiratorias o del tubo endotraqueal en caso de intubación, aspiración de secreciones colonizadas situadas en la orofaringe, por vía hematógena partiendo de focos de infección diferentes a los pulmones, por cercanía de otras infecciones a los pulmones. En el caso de la neumonía asociada a la ventilación mecánica, los microorganismos acceden al pulmón a través de microaspiraciones repetidas de secreciones orofaríngeas previamente infectadas por los patógenos responsables5.

El diagnóstico se realizará mediante una radiografía de tórax, en la que se apreciaría opacidad pulmonar, por medio del análisis de las secreciones traqueales, que suelen presentarse de aspecto purulento, deterioro del intercambio gaseoso y según la clínica del paciente como la presencia de fiebre y leucocitosis5.

Existen determinados factores de riesgo que favorecen su aparición, estos los podemos clasificar en dos grupos:

Intrínsecos:

  • Edad del paciente.
  • Enfermedades previas.
  • Alteraciones cognitivas.
  • Inmunodepresión.

 

Extrínsecos:

  • Ser portador de sonda nasogástrica.
  • No tolerar la nutrición enteral.
  • Reintubación.
  • Duración de la ventilación mecánica4,5.

 

OBJETIVO

El objetivo de esta revisión bibliográfica es identificar las actuaciones enfermeras adecuadas para la prevención de la neumonía asociada a ventilación mecánica.

METODOLOGÍA

Se ha realizado este artículo a través de una búsqueda bibliográfica de diferentes artículos científicos incluidos en las bases de datos de ciencias de la salud: PubMed, Scielo, Scopus y Dialnet.

Se han creado diferentes fórmulas de búsqueda con la combinación de las palabras clave incluidas en los DeCS en español y en los MeSH en inglés, combinandolas con los diferentes operadores booleanos.

Como criterios de inclusión se utilizaron: menores de 10 años de antigüedad y artículos disponibles a texto completo en español y en inglés.

RESULTADOS

El papel de enfermería es fundamental en la prevención de esta infección, ya que es la encargada de realizar la mayoría de los procedimientos que tienen que ver con la manipulación de la VM, como aspiraciones, higiene de boca, cambios de fijador, etc.3.

Tras el análisis de los factores que predisponen a los pacientes a contraer una neumonía nosocomial, se creó el protocolo neumonía zero (NZ), con el fin de unificar las medidas preventivas que están en manos de los profesionales de la salud6,7.

La última actualización del protocolo Neumonía Zero, publicado por el Ministerio de Sanidad en diciembre de 2021 y elaborado por la Sociedad española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), unifica las 10 medidas preventivas que deben ser aplicadas en las siguientes6:

  1. Posición de la cabecera de la cama entre 30º-45º. Exceptuando aquellas situaciones en las que exista contraindicación clínica. Para que la labor sea adecuada se debe comprobar y registrar la correcta posición cada 8 horas, para ello se debe utilizar el sistema de medición ya incorporado en las camas o en su defecto un sistema de medición manual.
  2. Higiene de manos antes y después de la manipulación de la vía aérea. Se debe realizar con preparados de base alcohólica, a continuación, es imprescindible el uso de guantes estériles durante la manipulación y aspiración de secreciones bronquiales con circuitos abiertos, y por último el lavado de manos tras finalizar.
  3. Formación y entreno del personal sanitario en el manejo de la vía aérea. En especial en la manipulación de esta, en el aspirado de secreciones bronquiales con sistemas de circuito abierto. También es imprescindible el conocimiento sobre la utilización del material, ya que debe ser de un solo uso y sobre la contraindicación de la instalación rutinaria de suero fisiológico a través del tubo endotraqueal.
  4. Contribuir al proceso de extubación y minimizar el tiempo de ventilación mecánica. El hecho de disponer de protocolos de desconexión del ventilador, el uso de técnicas de soporte ventilatorio no invasivas en el destete y el seguimiento de protocolos de sedación que minimicen la dosis y duración de los fármacos sedantes ha demostrado reducir el tiempo de ventilación mecánica invasiva.
  5. Control del neumotaponamiento de los tubos traqueales de forma rutinaria. Esto disminuye el riesgo de microaspiraciones y de lesión de la mucosa traqueal. La presión del neumotaponamiento debe estar entre 20-30 mmHg.
  6. Empleo de tubos traqueales con sistema de aspiración continuo. Su funcionamiento debe ser comprobado cada 8 horas.
  7. Evitar el cambio programado de tubuladuras del respirador. El cambio no debe realizarse antes de 7 días de uso a excepción de los casos de mal funcionamiento.
  8. Administración de antibióticos a lo largo de las 24 horas siguientes a la intubación en pacientes con nivel de consciencia disminuido previamente. Está demostrado que esta actuación previene las neumonías, los antibióticos recomendados son amoxicilina clavulánico, cefuroxima o ceftriaxona.
  9. Higiene bucal con soluciones o gel de clorhexidina al 0,12-0,2%. Se debe realizar cada 6-8 horas y antes de comenzar es imprescindible la comprobación de la presión del neumotaponamiento, debiendo estar por encima de 20 mmHg.
  10. Realizar descontaminación selectiva digestiva completa. Esta es la medida con mayor evidencia en la prevención de N-VM. Se administrará el protocolo completo o solo a nivel orofaríngeo dependiendo de la función de la vía digestiva del paciente6.

 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

La neumonía asociada a ventilación mecánica supone un importante riesgo para los pacientes, ya que estos se encuentran en una situación de riesgo al tener más patologías, por lo tanto, estos tienen una mayor vulnerabilidad y mayores probabilidades de sufrir complicaciones.

Los profesionales de enfermería tienen una gran responsabilidad en la prevención de la propagación de la neumonía ya que, conociendo las medidas a tomar a la hora de realizar las técnicas y los procedimientos necesarios en cada paciente, puede evitarse de forma considerable la incidencia de esta infección en las unidades de cuidados intensivos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ramos Cevallos JF, Rivera Pérez JC, Villavicencio Haro KG, Valle Valles DC. Neumonía asociada a la ventilación mecánica. Artículo de Revisión. Dominio de las Ciencias, ISSN-e 2477-8818, Vol 8, No Extra 2, 2022.
  2. Corral Blanco M, Martínez Vergara A, Hernández Voth A, Sayas Catalán J. Neumonía nosocomial. Medicine: Programa de Formación Médica Continuada Acreditado, ISSN 0304-5412, Serie 13, No 66, 2022 (Ejemplar dedicado a: Patología respiratoria (IV)), págs. 3885-3891 [Internet]. 2022 [citado 15 de junio de 2023];13(66):3885-91.
  3. Arroyo Ruiz LM. Incidencia y actuación de enfermería sobre las infecciones nosocomiales en las unidades de cuidados intensivos. NPunto. 2020; III (30):4-31.
  4. Aramburu Zapatero M. Actuación de Enfermería en la prevención de neumonía asociada a ventilación mecánica. Aplicación del protocolo Neumonía Zero. Ocronos Editorial Científico Técnica [Internet]. 2022;5(12):2.
  5. Díaz E, Martín-Loeches I, Vallés J. Neumonía nosocomial. Enferm Infecc Microbiol Clin [Internet]. 1 de diciembre de 2013 [citado 3 de julio de 2023];31(10):692-8.
  6. Ministerio de Sanidad, Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC). Protocolo de prevención de las neumonías relacionadas con ventilación mecánica en las UCI españolas. diciembre de 2021.
  7. Junta de Castilla y León, SaCyL. Neumonía Zero (NZ) | Profesionales [Internet].

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos