El síndrome de Ménière. Artículo monográfico.

1 febrero 2024

AUTORES

  1. Jorge Ederra Mampel. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  2. Alba Yus Val. Fisioterapeuta en Hospital de Alcañiz.
  3. Izaskun Zarraluqui Anciso. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  4. María Serrano Lavilla. Fisioterapeuta Educativa en la Diputación General de Aragón.
  5. Clara Lorente Rodrigo. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  6. Laura Alejos Telmo. Fisioterapeuta en el Hospital de Alcañiz.
  7. Ramiro Arbex Solanas. Fisioterapeuta en Residencia Pública.

 

RESUMEN

La enfermedad de Ménière es un síndrome de etiología desconocida y que se caracteriza por padecer episodios de vértigo recurrentes, disminución de audición fluctuante, sensación de plenitud ótica y tinnitus.

Esta enfermedad es causada por la distensión del conducto linfático provocada por un incremento del volumen de la endolinfa que produce daño en las células sensitivas del oído interno.

Es más común en el sexo femenino y a partir de los 40 años. Su presencia tiene un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes que la desarrollan.

El diagnóstico es predominantemente clínico. Requiere de una exploración neurológica minuciosa, pruebas audiológicas, pruebas vestibulares, pruebas de imagen y de un correcto diagnóstico diferencial con otras patologías que afectan al oído interno.

El tratamiento del síndrome de Ménière está centrado en aliviar y reducir sus síntomas, sobre todo los vértigos. Se pueden realizar cambios en el estilo de vida, uso de distintos tipos de fármacos, rehabilitación vestibular y cirugía, que puede ir desde una cirugía más conservadora a una más destructiva que pone fin a los síntomas, pero elimina la capacidad auditiva de ese oído.

PALABRAS CLAVE

Enfermedad de Ménière, enfermedades vestibulares, vértigo.

ABSTRACT

Ménière’s disease is a syndrome of unknown etiology characterized by recurrent episodes of vertigo, fluctuating hearing loss, a sensation of otic fullness, and tinnitus.

The disease is caused by the distension of the lymphatic duct due to an increase in the volume of the endolymph, resulting in damage to the sensory cells of the inner ear. It is most common in females and typically manifests from the age of 40 onwards. Its presence has a significant impact on the quality of life of those who develop it.

Diagnosis is predominantly clinical and requires a thorough neurological examination, audiologic tests, vestibular tests, imaging studies, and a proper differential diagnosis with other pathologies affecting the inner ear.

The treatment of Ménière’s syndrome focuses on relieving and reducing its symptoms, especially vertigo episodes. Lifestyle changes, the use of various types of medications, vestibular rehabilitation, and surgery, ranging from more conservative procedures to more destructive ones that eliminate symptoms, but also impair auditory capacity in the affected ear, can be considered to treat it.

KEY WORDS

Ménière’s disease, vestibular diseases, vertigo.

DESARROLLO DEL TEMA

El síndrome de Ménière es una enfermedad crónica del oído interno caracterizada por presentar vértigos episódicos recurrentes, pérdida unilateral auditiva neurosensorial fluctuante, sensación de plenitud ótica y tinnitus1,2.

La enfermedad debe su nombre a Prosper Ménière que fue quién en 1861 relacionó los síntomas vertiginosos con el oído interno y describió la triada de la enfermedad con acúfenos, vértigos e hipoacusia3.
La etiología es desconocida, la enfermedad es de origen multifactorial y se diagnostica en presencia de vértigo asociado a déficit auditivo neurosensorial1.

Mientras que la etiología exacta permanece desconocida, factores genéticos, inmunológicos, virales y psicológicos se han asociado con su desarrollo3,4,5:

  • Edad: El síndrome de Ménière a menudo se presenta entre los 20 y 50 años, aunque puede afectar a personas de cualquier edad.
  • Genética: Existe una predisposición genética en algunos casos. Si hay antecedentes familiares de síndrome de Ménière, puede aumentar el riesgo de desarrollar la afección.
  • Sexo: Algunos estudios sugieren que el síndrome de Ménière es ligeramente más común en mujeres que en hombres.
  • Historial de migrañas: La relación entre Ménière y migraña también destaca, subrayando la complejidad de los factores desencadenantes. Esta condición produce un gran impacto en la calidad de vida de los pacientes que la sufren.
  • Infecciones virales: Como las infecciones del oído.
  • Factores ambientales: La exposición al estrés, cambios en la presión atmosférica y ciertos hábitos alimenticios (como el consumo excesivo de sal) pueden desencadenar o empeorar los síntomas en algunas personas.

 

Esta es producida por un incremento del volumen de la endolinfa en el oído interno que provoca una distensión del conducto endolinfático y produce daño en las células sensitivas del oído interno3.
La enfermedad es más prevalente en mujeres a partir de la 4º década de la vida3,4.

En la sintomatología de esta enfermedad tienen que estar recogidos al menos, los siguientes síntomas de manera continua o episódica6:

  • Vértigos: Sensación de mareo en que el paciente percibe que el entorno gira en torno al paciente. Estos episodios pueden tener una duración de minutos a horas. Pueden estar acompañados de náuseas y vómitos. Y la persona puede llegar a no mantener el equilibrio.
  • Pérdida de audición fluctuante: El paciente tiene episodios de pérdida de capacidad auditiva. En ocasiones, leve. Con el paso del tiempo la pérdida puede ser progresiva hasta llegar a ser permanente.
  • Tinnitus: Sonidos y ruidos inconstantes de intensidad variable que pueden llegar a afectar en el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria y el descanso.
  • Sensación de plenitud ótica: Sensación del oído de presión y taponamiento sin causa aparente.

 

La enfermedad de Ménière (EM) se clasifica generalmente en 2 tipos6:

  • EM clásica: Posee los cuatro síntomas principales: Vértigos, pérdida de audición, tinnitus y sensación de plenitud ótica.
  • EM vestibular: Vértigos y/o mareos, pero sin pérdida de capacidad auditiva significativa.

 

La Academia Americana de Otorrinolaringología establece criterios específicos para el diagnóstico de la enfermedad de Ménière, que incluyen la presencia de al menos dos episodios de vértigo, hipoacusia, y acúfenos, entre otros3.

El diagnóstico es prácticamente clínico. Es importante realizar una exploración neurológica exhaustiva que incluya pares craneales, sensibilidad, propiocepción y coordinación para descartar patología a nivel central6.
Se debe de realizar diagnóstico diferencial con las patologías que puedan afectar al oído interno 3. Para ello se deberán tener en cuenta6:

  • Historia clínica y examen físico: Síntomas, duración de episodios.
  • Pruebas audiológicas: audiometría.
  • Pruebas vestibulares: Estimulación del oído, pruebas de equilibrio para el oído interno, evaluación de movimientos oculares.
  • Pruebas de imagen: Resonancia magnética.

 

El tratamiento de la enfermedad de Ménière tiene como objetivo reducir la frecuencia y severidad de sus síntomas, centrándose en los vértigos. El tratamiento suele ser conservador y en última instancia quirúrgico1,2,6:

  • Cambios en el estilo de vida: En este apartado el tratamiento se centra en reducción del estrés, mejorar el patrón del sueño, disminuir la fatiga, suprimir el consumo de tabaco, alcohol y sustancias excitantes y reducir el consumo de sal.
  • Tratamiento farmacológico: Diuréticos para disminuir la presión hidrostática del oído interno, antihistamínicos para mejorar el flujo sanguíneo y reducir la liberación de histamina, antieméticos para los vómitos y náuseas, corticoesteroides para reducir inflamación del oído interno, vasodilatadores y la inyección de gentamicina.
  • Rehabilitación vestibular y psicoterapia:
  • Tratamiento quirúrgico: Se reserva a pacientes que no han respondido adecuadamente al tratamiento conservador y en el que los síntomas (normalmente los vértigos y mareos) tienen un impacto muy grande en su calidad de vida. En esta elección de tratamiento, se encuentran desde cirugías conservadoras en las que se drena o descomprime diferentes zonas del oído interno para aliviar la presión hidrostática, hasta la laberintectomía quirúrgica en la que se elimina el laberinto del oído interno, desapareciendo el vértigo, pero a su vez, la audición de manera definitiva.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Acosta Egea A, Echevarría Miranda MI, Salas Salas E. Enfermedad de Ménière en adultos. Revista Ciencia y Salud Integrando Conocimientos 2020; 4 (4): 96-105
  2. Zambrano Párraga EJ. Actualización del tratamiento en pacientes con síndrome de Ménière. Revisión sistemática. Trabajo de titulación previo a la obtención del título de médico. Universidad Católica de Cuenca; 2023
  3. Vázquez Muñoz MI, Gómez Tapiador MP, Oliva Domínguez M. Síndromes vestibulares periféricos: Enfermedad de Ménière, neuronitis vestibular, vértigo posicional paroxístico benigno. Cirugía del vértigo. [libro en internet]. 1ª ed. Cádiz: SEORL PCF; 2014 [acceso 1 diciembre 2023]. Disponible en: https://seorl.net/PDF/Otologia/035%20-%20S%C3%8DNDROMES%20VESTIBULARES%20PERIF%C3%89RICOS%20ENFERMEDAD%20DE%20MENIERE,%20NEURONITIS%20VESTIBULAR,%20V%C3%89RTIGO%20POSICIONAL%20PAROX%C3%8DSTICO%20BENIGNO.pdf
  4. Pérez López L, Belinchón de Diego A, Bermell Carrión A, Pérez Garrigues H, Morera Pérez C. Enfermedad de Ménière y Migraña. Acta ORL Esp.2006; 57: 126-129.
  5. Santos Pérez S, Pérez Fernández N, Soto Varela A, Barona de Guzmán R. Síndrome vestibular periférico. revista-de-medicina [Internet]. 2017 [acceso 1 de diciembre de 2023];47(4):38-0. Disponible en: https://revistas.unav.edu/index.php/revista-de-medicina/article/view/9057
  6. Mariño Jara AC, Síndrome de Ménière. En: Cuevas editores. Otorrinolaringología General Vol. 4. Quito: Cuevas editores; 2023. 62-91.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos