Fenómeno de Raynaud y lactancia materna

15 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Lorena Gonzalo Velilla. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  2. Patricia Cebrián Rodríguez. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  3. Lorena Aznar Galve. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  4. Julia Berdún Pueyo. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  5. Laura Alonso Arana. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.
  6. Beatriz Laplaza Soria. Matrona del H. Materno-Infantil de Zaragoza.

 

RESUMEN

El fenómeno de Raynaud es una enfermedad en la que se producen cambios en el color de la piel de zonas como manos y pies, entre otras. Presente en un 20-30% de las mujeres jóvenes. También es afectado el pezón por lo que repercute de manera negativa en el establecimiento y mantenimiento de la lactancia materna, siendo el responsable de parte de los abandonos precoces de la misma. Medidas terapéuticas y en ocasiones tratamiento farmacológico, son muy útiles para el control de la enfermedad.

PALABRAS CLAVE

Fenómeno de Raynaud, lactancia materna, dolor mamario, tratamiento.

ABSTRACT

Raynaud’s phenomenon is a disease in which changes in the skin color of areas such as hands and feet, among others, occur. Present in 20-30% of young women. The nipple is also affected, which has a negative impact on the establishment and maintenance of breastfeeding, being responsible for part of the early abandonment of it. Therapeutic measures and sometimes pharmacological treatment are very useful for controlling the disease.

KEY WORDS

Raynaud disease, breastfeeding, breast pain, treatment.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El fenómeno de Raynaud es una patología que se caracteriza por modificaciones en la coloración de la piel en diferentes localizaciones como manos, pies, nariz, pezón, entre otros, como respuesta vascular transitoria excesiva a temperaturas bajas o al estrés1-4. Se manifiesta con palidez y cianosis por la disminución de aporte de oxígeno, con rubor posterior como respuesta rebote por vasodilatación de la zona; son síntomas bien localizados2,3.

Su presencia es universal afectando alrededor de un 3 al 5% de la población. Más predominante entre las mujeres, llegando a afectar hasta el 20-30% de la población femenina más joven1,3,4.

Este fenómeno fue descubierto por Auguste-Gabriel-Maurice Raynaud en el año 1862. Lo describió como un fenómeno distinguido por una crisis de isquemia periférica reversible de partes acras. Al fenómeno observado lo calificó como “asfixia local” ya que a algunos sujetos expuestos al frío sufrían una isquemia temporal de los dedos de la mano como respuesta desmesurada del sistema nervioso periférico2. Este fenómeno puede ser de causa primaria/idiopática o secundaria a patologías vasculares, hematológicas, endocrinas, reumatológicas, o a fármacos tales como quimioterapia1-3.

Fue en 1970 en EEUU cuando fue descrito el síndrome de Raynaud en el pezón por primera vez3. Se manifiesta clínicamente con dolor intenso y punzante de inicio agudo, junto con cambio de color en el pezón. La modificación de coloración puede producirse en dos fases (de blanco a azul) o en tres (blanco, azul y rojo). Empeorando este color con el frío y mejorando con calor. Puede estar asociado a presencia de ampollas, grietas, úlceras o lesiones tipo esclerodermia3,5. La sintomatología puede ser uni o bilateral5. Convirtiéndose este fenómeno en una de las causas de abandono en presencia de lactancia dolorosa por su desagradable sintomatología y diagnóstico inexacto3.

En mujeres en periodo de lactancia materna puede ser compleja la diferenciación entre molestias comunes de las primeras semanas y dolor patológico5. Se ha estimado que el dolor está presente entre el 40 y el 90% de las mujeres lactantes. Y hasta un 30% padece alguna clase de problema en relación con la lactancia en las dos primeras semanas posparto4.

Hay que tener en cuenta que casi la totalidad de las mujeres sufren molestias iniciales en relación con la succión y/o el agarre4. Una vez superado esta etapa inicial, la presencia de dolor tiende a disminuir, pero una de cada cinco mujeres lactantes describe dolor persistente dos meses posparto5.

La etiología de este dolor es multifactorial, pueden darse de manera sucesiva o simultánea5,6. Siendo algunas de ellas: problemas en la técnica (habitualmente en el agarre), infección, dermatosis y fenómeno de Raynaud, entre otros5,6.

A pesar de que el fenómeno de Raynaud es una entidad bien conocida, su relación con la lactancia dolorosa es mínimamente descrita por lo que su diagnóstico es postpuesto, influyendo en el abandono de la lactancia3.

Ante una sospecha de presencia de fenómeno de Raynaud debe realizarle una historia clínica detallada, exploración física completa en busca de lesiones relacionadas con la enfermedad2. Y concretamente en una paciente con síntomas en el pezón sugestivos de esta patología hay que realizar valoración completa tanto de la madre como del lactante5.

Realizaremos la valoración centrando nuestra atención en: antecedentes maternos, antecedentes de lactancia materna, antecedentes de dolor, antecedentes del lactante. Deberá observarse una toma de lactancia para valoración de la posición tanto materna como del lactante, agarre, succión y observación del pezón antes y después de la toma, y búsqueda de lesiones4-5.

Si la madre realiza extracción de leche también se debe estar presente en una sesión de extracción, en la cual valoraremos: técnica de extracción manual si la hubiese, y técnica de uso de sacaleches5.

Habitualmente, el fenómeno de Raynaud primario no suele precisar tratamiento. Es necesario cuando las medidas no farmacológicas no funcionan2. El objetivo es reducir la vasoconstricción y favorecer la vasodilatación. Las complicaciones en el fenómeno de Raynaud primario son muy raras1.

Las recomendaciones son: evitar exposición a ambientes fríos (especialmente a los cambios bruscos de temperatura), mantener el calor corporal, dar de mamar en ambiente cálido, controlar el estrés, limitar el consumo de cafeína, no fumar, realizar ejercicio aeróbico, suplementar con magnesio y calcio, vitamina B6 y aceite de Onagra1-4.

Cuando estas medidas no han dado resultado se valorará el uso de fármacos. Los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina) y los IECAs (inhibidores de la enzima conversiva de angiotensina) son útiles en esta enfermerdad2,3, pero están contraindicados en la lactancia3, por lo que se recomienda el uso de bloqueantes de los canales de calcio de liberación retardada tales como amlodipino dosis de 5 a 20 mg/día o nifedipino dosis de 30 a 180 mg/día., siendo este último el fármaco de elección3,4. Nifedipino es muy seguro por su escasa excreción por la leche (<1-10,3μg/L), la pauta es dosis únicas durante dos semanas, siendo posible repetición de un segundo o tercer ciclo3.

En el caso del fenómeno de Raynaud secundario el uso de tratamiento en ocasiones es necesario, manejándolo con la patología de base1-2. Las complicaciones, sobretodo en la esclerodermia, pueden ser úlceras digitales y fositas, isquemia digital, infección, autoamputación incluso precisar amputación quirúrgica. Respecto al tratamiento, los fármacos usados como primera línea son los bloqueadores de los canales de calcio dihidropiridínicos1.

 

CONCLUSIÓN

El fenómeno de Raynaud está más presente en nuestro medio de lo que se tiene conocimiento, siendo una de las principales causas de abandono temprano de la lactancia materna.

Por lo que la formación en este tema y en todas las causas posibles del dolor acompañante en muchas lactancias es fundamental. Facilitando así un diagnóstico diferencial con otras entidades.

Realizar un diagnóstico temprano y aplicar las medidas terapéuticas cuanto antes y/o tratamiento si fuera necesario son imprescindibles para evitar el abandono de la lactancia. Por lo que una valoración global de la madre y del lactante al inicio de la misma reduciría la tasa de abandono de la lactancia materna.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vásquez M, Camino J, Borja N, Andrade G. Síndrome de Raynaud. Tratamiento médico y quirúrgico. Rev Cub Reuma [Internet]. 2016 [Consultado 27 Dic 2023]; 18 (3): 262-267. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S1817-59962016000300004&script=sci_arttext
  2. Guerrero A. Fenómeno de Raynaud. Rev Biociencias [Internet]. 2017 [Consultado 28 Dic 2023]; 12 (1): 93-99. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6228788
  3. Mirón JF, Camacho MD. Fenómeno de Raynaud y el amamantamiento doloroso. Rev Clín Med Fam [Internet]. 2012 [Consultado 27 Dic 2023]; 5 (1): 51-52. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1699-695X2012000100009&script=sci_arttext&tlng=en
  4. Martínez A, Galbé J, Esparza MJ. Cuando amamatar duele. Rev Pediatr Aten Primaria Supl [Internet]. 2017 [Consultado 29 Dic 2023]; 26: 101-109. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1139-76322017000300015&script=sci_arttext
  5. Berens P, Eglash A, Malloy M, Steube A. Protocolo clínico ABM n.º 26: Dolor persistente con la lactancia materna. Breastfeeding Med [Internet]. 2016 [Consultado 3 Ene 2024]; 11(2). Disponible en: https://e-lactancia.org/media/papers/Dolor_Candidas_Violeta-ABMProtocolo26-BFM2016.pdf
  6. Espínola B, Costa M, Díaz N, Paricio JM. Mastitis. Puesta al día. Arch Ped Argentinos. 2012 [Consultado 03 Ene 2024]; 114 (6): 576-584. Disponible en: https://e-lactancia.org/media/papers/Mastitis-ArchArgPed2016.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos