Proceso de atención enfermera (PAE) en paciente pediátrico con fiebre de tres días de evolución

25 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Ester Marquina De Diego. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud.
  2. Alfonso Felipe Rubio. Enfermero. Servicio Aragonés de Salud.
  3. Lorena Buil Martinez. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud.
  4. Ana Buera Colell. Médico de Familia. Servicio Aragonés de Salud.
  5. Patricia Valero Guillen. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud.
  6. África Orensanz Alava. Enfermera. Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

La fiebre en un paciente tanto en paciente pediátrico como en adulto es un mecanismo de defensa del organismo para luchar contra el patógeno que esté alterando el funcionamiento normal de esa persona. Podemos catalogar la fiebre de distintas maneras y el tratamiento variará en función de las necesidades del paciente.

Para conseguir que el niño cubra las necesidades fundamentales vamos a establecer un plan de cuidados según los diagnósticos NANDA, las intervenciones de enfermería NIC y los criterios de resultado NOC.

PALABRAS CLAVE

Fiebre, niño, paciente pediátrico, plan de cuidados, NANDA, NOC, NIC

ABSTRACT

Fever in a patient, both in pediatric and adult patients, is a defense mechanism of the body to fight against the pathogen that is altering the normal functioning of that person. We can classify fever in different ways and the treatment will vary depending on the patient’s needs.

To ensure that the child meets the fundamental needs, we will establish a care plan according to the NANDA diagnoses, the NIC nursing interventions and the NOC outcome criteria.

KEY WORDS

Fever, child, pediatric patient, care plan, NANDA, NOC, NIC.

INTRODUCCIÓN

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal a partir de 38ºC, dicha elevación se produce porque el organismo lucha contra los patógenos invasores, que pueden ser virus y bacterias entre otros1,2.

En cuanto a la etiología de la fiebre, ésta es muy variada, ya que diferentes procesos pueden hacerla aparecer. La infección vírica o bacteriana puede provocar fiebre, cuando el organismo sufre un golpe y los tejidos se inflaman, puede haber presencia de fiebre, cuando el sistema inmunológico se altera también puede desencadenar que la temperatura del organismo se eleve más allá de los 38ºC3.

Con respecto al tratamiento de la fiebre, si un niño se encuentra animado y no tiene factores de riesgo asociados, se puede no tratar la fiebre, en cambio si el niño se encuentra molesto, quejoso y/o puede sufrir complicaciones por patologías de base entonces trataremos la elevación de la temperatura corporal superior a 38ºC2-4.

¿Cómo lo haremos?

Podemos usar medios físicos, dando un baño de agua templada al niño o simplemente retirándose ropa para que el niño esté más fresco.

También podemos usar fármacos antipiréticos como son el paracetamol y el ibuprofeno, cada uno tiene una vida media determinada y una posología concreta.

Pero lo más recomendado, ya que con ello se consigue un mejor control de la fiebre es usar los medios físicos a la vez que se pauta el antitérmico de elección3.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente pediátrico de 6 años de edad, varón, 20 kg de peso y 111,5 cm de altura, sin alergias medicamentosas hasta el momento. No toma ningún tipo de medicación. Antecedentes de fractura de húmero con 4 años tras caída en el parque, la cual se resolvió con 4 semanas de férula y rehabilitación posterior. A día de hoy sin secuelas aparentes en el paciente que impidan realizar alguna actividad de su día a día. Sometido en ese momento a radiografía el día del accidente y otra el día de retirada de la férula por control.

Únicamente ha tomado medicación en casos de fiebre o dolores banales como amigdalitis, gastroenteritis, o en el caso de la fractura hace dos años. En estos casos ha tomado paracetamol o ibuprofeno. La dosis actual de medicación en estos casos es de 3 ml en caso del paracetamol (cada 6 horas) y en el caso del ibuprofeno con presentación de 20 mg es una dosis de 6,6 ml, todo esto por vía oral.

El paciente correctamente vacunado hasta el momento según calendario vacunal correspondiente a la comunidad de Aragón, y recientemente vacunado de dTap (Tetraxim@), vacuna que se pone a los niños con 6 años de edad contra difteria, tétanos, tosferina acelular y poliomielitis. Concretamente, el paciente fue vacunado hace 3 días, con fiebre desde entonces.

El paciente hasta padecer fiebre durante estos tres días era un niño muy sociable, alegre y bastante movido. Es muy autónomo y responsable para su edad, comprende con facilidad las cosas que le explican sus padres, incluso le realizaron un test de altas capacidades este año porque en el colegio les comentó la profesora que finaliza todas sus tareas con demasiada facilidad y tenía otras inquietudes que otros niños con su edad no tienen. Como resultado, obtuvo muy buen resultado, pero dentro de la normalidad.

Actualmente y por el motivo por el cual los padres acuden a urgencias en busca de respuestas o soluciones a la fiebre de su hijo, es porque el niño desde la administración de la vacuna se encuentra más apático, algo somnoliento y sin apetito. Todo ello les ha llamado la atención a los padres, ya que nunca había tenido fiebre tres días seguidos y la situación del niño es inusual, ya que es bastante movido.

En la valoración con el pediatra, se toma la temperatura, actualmente con febrícula de 37,5ºC, última toma de paracetamol hace 8 horas. En todo momento con febrícula, únicamente ha llegado en una ocasión a 38ºC desde que comenzó con este episodio. La pediatra continua la valoración mirando oídos y garganta, y le llama la atención una placa de pus en la amígdala derecha. Solicita a enfermería que realicemos test de Estreptococo, el cual sale positivo. En ese momento la pediatra le indicó continuar con paracetamol e ibuprofeno para control de la fiebre y añade un antibiótico llamado Amoxicilina para erradicar esa bacteria que el niño tiene y así conseguir mejoría del mismo.

 

VALORACIÓN SEGÚN LAS 14 NECESIDADES BÁSICAS DE VIRGINIA HENDERSON

A continuación, se expone la valoración de enfermería de este paciente según las 14 necesidades de Virginia Henderson.

– NECESIDAD 1: Respirar normalmente.

El paciente no presenta en ningún momento dificultad para respirar ni los padres cuentan ningún episodio durante estos días previos.

– NECESIDAD 2: Comer y beber adecuadamente.

A pesar de ser un niño que bebe abundante agua de manera autónoma y come de todo tipo de alimentos sin ninguna restricción, en este caso sí que se ve alterada esta necesidad durante los días que está con fiebre, de manera que apenas ha tenido apetito y los padres han tenido que estar muy pendientes de que mantuviese una buena hidratación y comiera en la medida que fuera posible.

– NECESIDAD 3: Eliminar los desechos corporales.

Esta necesidad no se ha visto alterada hasta el momento, aunque sí que se ha reducido el número tanto de micción como de defecaciones por la reducción de tomas de agua y alimento en estos días.

– NECESIDAD 4: Moverse y mantener una buena postura.

En el caso de esta necesidad no hay una alteración o inmovilización crónica o definitiva pero sí que se ha visto afectada estos días por el estado de nuestro paciente, de manera que no ha querido apenas salir de la cama, y no se encontraba con fuerzas para realizar las actividades de su día a día.

– NECESIDAD 5: Dormir y descansar.

Se ha podido ver alterada en el número de horas de sueño, debido a que en estos tres días previos el paciente ha dormido una media de 15 horas debido a su malestar general, pero el sueño y el descanso ha sido completo y satisfactorio.

– NECESIDAD 6: Vestirse y desvestirse de forma adecuada.

No se observa alteración de dicha necesidad. Si que se ha visto enlentecida, pero puede realizarla con ayuda de sus padres.

– NECESIDAD 7: Mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales.

Esta sería la necesidad más alterada quizás por la elevación de temperatura que ha tenido durante estos tres días por encima de 37ºC, incluso llegando a los 38ºC en un momento puntual. Dicha temperatura se ha ido controlando con medicación antipirética y ha tenido muy buena respuesta, mejorando la situación de la misma.

– NECESIDAD 8: Mantener el cuerpo limpio.

No se ha observado alteración de esta necesidad, debido a que el paciente ha mantenido en condiciones óptimas su higiene.

– NECESIDAD 9: Prevenir los peligros ambientales.

No presenta alterada esta necesidad. El paciente controla todos sus movimientos y apenas se ha movido de la cama y del sofá.

– NECESIDAD 10: Comunicarse.

No se observa alteración de esta necesidad. Nuestro paciente se comunica con todos y en especial con sus padres con total normalidad y explica en cada momento cómo se siente, incluso les dice cualquier tipo de mejoría que sufre con la toma de la medicación.

– NECESIDAD 11: Vivir según las creencias.

No hay alteración en esta necesidad. Ninguno en la familia sigue ninguna religión.

– NECESIDAD 12: Trabajo satisfactorio.

No hay alteración en esta necesidad, ya que tenía vacaciones en el colegio.

– NECESIDAD 13: Ocio y acciones recreativas.

Esta necesidad también se ha visto alterada ya que el paciente ha permanecido estos días completamente apático y sin fuerzas para realizar cualquier actividad de ocio que el hacía habitualmente, jugando con su hermana en casa, o con los amigos en la escuela.

– NECESIDAD 14: Aprender, descubrir y satisfacer la curiosidad que conduce a un desarrollo.

No presenta ningún problema a nivel cognitivo, por lo tanto, podemos decir que no está alterada, al margen de no haber acudido a la escuela estos días.

 

PROCESO DE ATENCIÓN ENFERMERA (PAE) EN FUNCIÓN DE LAS NECESIDADES ALTERADAS DE NUESTRO PACIENTE, TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC

NANDA 1:

Desequilibrio nutricional: ingesta inferior a las necesidades (00002) relacionado con la necesidad comer y beber adecuadamente manifestado por la falta de apetito del paciente.

Definición: Ingesta de nutrientes insuficientes para satisfacer las necesidades metabólicas.

Factores relacionados:

  • Incapacidad para digerir o ingerir alimentos, o para absorber los nutrientes.

 

Características:

  • Ingesta inferior a las Raciones Diarias Recomendadas.

 

NOC: 1004-Estado nutricional.

NIC: 1050-Alimentación.

Apetito:

– 101408. Ingesta de líquidos.

– 101406. Ingesta de alimentos.

 

NANDA 2:

Trastorno del patrón de sueño (00198) relacionado con la necesidad de dormir y descansar.

Definición: Interrupciones durante un tiempo limitado de la cantidad y calidad del sueño debidas a factores externos.

Factores relacionados:

  • Falta de control del sueño.

 

Características:

  • Cambio en el patrón normal del sueño.

 

NOC: 0004-Sueño.

NIC: 1850-Mejorar el sueño.

Descanso:

– 000303. calidad del descanso. Gravemente comprometido/ no comprometido—> levemente comprometido.

– 070311 malestar general. Moderado.

– 210313. Sueño alterado. Moderado.

 

NANDA 3:

Hipertermia (00007) relacionado con la necesidad de mantener la temperatura corporal dentro de los límites normales manifestado por la fiebre.

Definición: Elevación de la temperatura corporal por encima de lo normal.

Factores relacionados:

  • Enfermedad o traumatismo.

 

Características:

  • Aumento de la temperatura corporal por encima del rango normal.
  • Caliente al tacto.

 

NOC: 2109-Nivel de malestar.

NIC: 2210-Administración de analgésicos.

Respuesta a la medicación:

  • 230101 efectos terapéuticos esperados presentes. Gravemente comprometido/ no comprometido —> Levemente comprometido.

 

Severidad de la infección:

  • 070307 fiebre. Grave/ ninguno —> Moderado.

 

NANDA 4:

Disminución de participación en actividades de ocio (00097) relacionado con la necesidad de ocio y acciones recreativas manifestado por la apatía del niño causada por su patología.

Definición: Disminución de la estimulación (del interés o la participación en actividades recreativas o de ocio).

Factores relacionados:

  • Entorno desprovisto de actividades recreativas o.

 

NOC: 1604-Participación en actividades de ocio.

NIC: 5360-Terapia de entretenimiento.

160413. Disfruta de actividades de ocio. siempre demostrado.

EJECUCIÓN

En consulta con la pediatra, explicamos a los padres todas las medidas que debían llevar a cabo para ayudar al niño a solucionar este proceso que estaba viviendo lo antes posible o por lo menos hacerlo más liviano. El niño ha participado en todas y cada una de las indicaciones que le han ido dando sus padres, entre ellas mantener reposo relativo, tomarse la medicación según la pauta de la pediatra, ir ingiriendo alimentos de manera paulatina y abundantes líquidos para evitar la deshidratación, entre otras. Es así entonces, qué podemos decir que se han podido lograr los objetivos específicos de toma de medicación, toma de alimentos y líquidos y control de la temperatura y el general que era la curación completa del paciente.

CONCLUSIÓN

Tras exponer el caso de nuestro paciente pediátrico, quiero reflejar la importancia de llevar a cabo unas buenas medidas generales como puede ser, la toma de la temperatura, de la medicación, una buena hidratación ya que todo estos en su conjunto facilita la mejoría de los pacientes tanto pediátricos como adultos.

También exponer, la importancia que tiene el buen control de la temperatura, para evitar complicaciones y resaltar que un aumento de la misma puede producir estados de apatía o inapetencia por parte de los pacientes y nosotros como profesionales o como familiares debemos estar atentos a estas señales para poder tomar medidas y tratar de poner una solución.

En el caso de los pacientes pediátricos en especial, es importante no mantener temperaturas elevadas por encima de 38-38,5ºC durante tiempos muy prolongados para evitar lo que se conoce como convulsión febril, y que no se puedan ocasionar posibles secuelas en nuestro paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Fiebre [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 23 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003090.htm
  2. Arcos CRR. Fiebre en pediatría [Internet]. Medigraphic.com. [citado el 23 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2010/sps101b.pdf
  3. Gómez Ayala A-E. La fiebre en la edad pediátrica. Pautas de actuación. Offarm [Internet]. 2008 [citado el 23 de diciembre de 2023];27(1):53–7. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-la-fiebre-edad-pediatrica-pautas-13114931
  4. Miras Aguilar I, Sevilla Ramos P, Arriola Pereda G, Ortigado Matamala A. Fiebre en el paciente pediátrico. La importancia de la exploración física repetida. Rev clín med fam [Internet]. 2020 [citado el 23 de diciembre de 2023];13(2):153–6. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2020000200010
  5. Arcos CRR. Fiebre en pediatría [Internet]. Medigraphic.com. [citado el 23 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2010/sps101b.pdf
  6. Chozas JMV. Listado de Diagnósticos NANDA Actualizado 2021-2023 [Internet]. Enfermería Actual. 2020 [citado el 5 de agosto de 2023]. Disponible en: https://enfermeriaactual.com/listado-de-diagnosticos-nanda/
  7. Formación Enfermera para estudiantes y profesionales [Internet]. Enfermería Actual. 2015 [citado el 5 de agosto de 2023]. Disponible en: https://enfermeriaactual.com/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos