Importancia de la humanización del cuidado y beneficios de una buena comunicación enfermera paciente.

29 noviembre 2023

AUTORES

  1. Ana Martín Abellán. Enfermera en Servicio de Neonatología, Hospital Universitario Materno Infantil Miguel Servet. Sector II, Aragón.
  2. Alberto Pascual Rupérez. Enfermero en Atención Especializada. Sector II, Aragón.
  3. Carlos García Naranjo. Enfermero ESAD. Sector II, Aragón.
  4. Silvia Monzón Torralba. Enfermera en Atención Primaria, Tenerife.
  5. Fátima Arranz Fernández. Enfermera en Servicio de cardiología, Hospital Clínico Lozano Blesa. Sector III, Aragón.
  6. María Isabel Manga González. Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Introducción:

El cuidado humanizado y una buena comunicación enfermera paciente constituyen la clave para el desarrollo óptimo del cuidado profesionalizado.

Existen diferentes herramientas que influyen para el desarrollo de la habilidad de comunicación en el ambiente sanitario con el fin de conseguir mejorar la práctica terapéutica y la clínica del paciente, las cuales veremos en el desarrollo de la presente revisión.

También hay que tener en cuenta ciertos factores que influyen en por qué en la práctica asistencial hay aspectos esenciales del cuidado y la comunicación que parecen estar “olvidados” o en desuso.

Se recalca la importancia de adquirir una buena base desde la formación del Grado de Enfermería en este ámbito del cuidado de esfera más emocional y no en hacer exclusivo el cuidado técnico.

Objetivo:

Visibilizar la importancia de una buena formación en Enfermería para establecer una buena comunicación con el paciente, obteniendo mejores resultados clínicos.

Metodología:

Se ha realizado una revisión bibliográfica buscando en diferentes bases de datos, haciendo uso de una serie de palabras claves y operadores booleanos “AND” y “OR”.

Conclusiones:

Se puede afirmar, después de revisar diversa bibliografía que, una buena comunicación enfermera paciente, en un ambiente de confianza, empatía y escucha activa, beneficia en la adhesión al tratamiento y mejora del diagnóstico y tratamiento terapéutico.

 

PALABRAS CLAVE

Enfermería, cuidado humanizado, comunicación, empatía, relación enfermera-paciente.

 

ABSTRACT

Introduction:

Humanised care and good nurse-patient communication are the key to the optimal development of professional care.

There are different tools that influence the development of communication skills in the healthcare environment in order to improve the therapeutic and clinical practice of the patient, which we will see in the development of this review.

It is also necessary to take into account certain factors that influence why in healthcare practice there are essential aspects of care and communication that seem to be «forgotten» or in disuse.

The importance of acquiring a good foundation in this area of care in the more emotional sphere, rather than making technical care exclusive, is emphasised in the training of the nursing degree.

Main objective:

To raise awareness of the importance of good training in nursing in order to establish good communication with the patient, obtaining better clinical results.

Methodology:

A bibliographic review has been carried out by searching in different databases, using a series of keywords and Boolean operators «AND» and «OR».

Conclusions:

It can be affirmed, after reviewing various bibliographies, that good nurse-patient communication, in an atmosphere of trust, empathy and active listening, benefits adherence to treatment and improves diagnosis and therapeutic treatment.

 

KEY WORDS

Nurse, humanized care, communication, empathy, nurse patient relationship.

 

INTRODUCCIÓN

El ser humano es considerado un ser bio psico social, y como tal presenta múltiples y diferentes necesidades que requieren ser cubiertas.

En esta revisión se destacó la necesidad e importancia de abordar el paciente durante su atención por los profesionales sanitarios, y más concretamente desde Enfermería.

Esta atención holística e integral del paciente va a estar orientada hacia la importancia de la comunicación entre enfermera y paciente para garantizar un cuidado de calidad.

En primer lugar, es muy importante entender la comunicación como el intercambio de información que sucede entre dos o más sujetos.

Más allá de los cuidados físicos y desarrollo de técnicas de diagnóstico y tratamiento que puede proporcionar enfermería, existe una parte más enfocada a la esfera psíquica del paciente, donde se trabaja con una comunicación efectiva y de calidad.

Esta comunicación busca detectar las necesidades, dudas y problemas del paciente e intentar ayudar a resolverlos1.

La comunicación terapéutica requiere de una serie de características, acciones y habilidades para hacerla efectiva y así conseguir relaciones interpersonales más satisfactorias. Algunas de ellas a destacar son:

  • El contacto visual con el paciente.
  • Postura relajada y movimientos amables.
  • Expresión facial relajada, sonrisa que dé pie a establecer un clima de confianza.
  • Lenguaje claro y conciso, sin necesidad de hacer uso de numerosos tecnicismos.
  • Modular el tono de voz para mantener la atención en la conversación.
  • Procurar mantener una actitud y humor cercanos.
  • Escucha activa.
  • Inteligencia emocional para establecer vínculos empáticos.

 

Este enfoque terapéutico va más allá de la propia palabra, recordando que acciones como los gestos, miradas y silencios son decisivos para generar un ambiente que genere empatía, seguridad, intimidad y confianza, que permitan al paciente manifestar todos sus miedos, preocupaciones y necesidades.

 

OBJETIVO

El objetivo de esta práctica es poder detectar e interpretar correctamente y de manera temprana las necesidades del paciente para brindar un cuidado de calidad que se traduzca en satisfacción y beneficio terapéutico y asistencial para este1,2,3.

 

METODOLOGÍA

Una vez seleccionado el tema principal que se trabajará, la estructura y los datos a destacar, la base de la búsqueda bibliográfica se ha centrado en la relación terapéutica entre enfermeras y pacientes.

La información se ha obtenido mediante la consulta de artículos encontrados en diferentes bases de datos, como Medline, Science Direct y Elsevier, además de buscar en Google Académico, aplicándose las siguientes palabras claves: “Enfermería”, “cuidado humanizado”, “comunicación “, “empatía “, “relación enfermera-paciente”

Para establecer una búsqueda lógica entre los Descriptores en Ciencias de la Salud, se han empleado los operadores booleanos y de sustitución AND y OR.

Para limitar la búsqueda se han empleado los filtros de idioma español y fecha de publicación desde 2019

 

DESARROLLO

La comunicación terapéutica como herramienta para obtener una relación enfermera–paciente de calidad es parte de los fundamentos de enfermería y, como tal, está presente en múltiples teorías y se sustenta en el conocimiento científico.

Entre las escuelas y referentes enfermeras que han influido en esta disciplina enfermera, se destacan algunas que forman parte de los paradigmas de integración y de transformación.

Dentro del paradigma de Integración, destaca la teoría de Hildegard Peplau de “las relaciones interpersonales” que se centra en la relación enfermera-paciente, concibiendo a este último como un acompañante en la búsqueda de mecanismos para afrontar sus necesidades obteniendo una mejora de salud, mediante cuatro fases: orientación, identificación, explotación/aprovechamiento y resolución.

Por otro lado, dentro de los paradigmas de transformación, la “Filosofía y teoría del cuidado transpersonal” de Jean Watson, indica que el cuidado profesional recoge aspectos relacionados con la empatía, intencionalidad y comprensión y no únicamente de la medicalización del cuidado entendiendo el cuidado enfermero desde una perspectiva holística. De esta manera el cuidado trasciende al paciente favoreciendo el proceso y relación2,4,5.

Beltrán Salazar, quien prima la importancia de atender el detalle durante el proceso de atención a un paciente, ya que, para una persona en una situación con cuidado profesionalizado, es vital. Indica que gestos tan sencillos como presentarse al inicio de una conversación, dirigirse por su nombre, sonreír e incluso únicamente realizar una escucha activa, suponen una mejora clínica.

Es por esto que la reflexión y la atención al detalle suponen herramientas imprescindibles para alcanzar un cuidado humanizado de calidad2.

La consecución de la relación terapéutica que se establece entre dos sujetos con valores, voluntad y compromisos propios, requiere de un marco teórico donde sustentarse y por ello existe la posibilidad de identificar las intervenciones y objetivos necesarios para alcanzar el objetivo terapéutico, a través de la humanización y comunicación en el cuidado, mediante la taxonomía NANDA y sus marcadores NIC y NOC4.

Hay que tener en cuenta que, el proceso de comunicación humanizada también supone la aceptación de una enfermedad, así como de los tratamientos, pérdidas y todo lo que esta puede englobar. Por ello el objetivo se fija en el cuidado integral desde la comunicación para conseguir una mejora de los cuidados profesionales, y esto se valora desde el punto de vista subjetivo del paciente en el que influye el tipo de paciente y patología, tiempo de estancia y cultura entre otros factores6,7.

La profesión de Enfermería realizada desde una atención integral y humanizada proporciona gran satisfacción por proporcionar tranquilidad en momentos de angustia a través del cuidado, sin embargo, es cierto que muchas veces, en la práctica clínica no se aprecia una buena comunicación entre enfermera y paciente ni un cuidado humanizado, y es que existe diferentes motivos que pueden producir un deterioro de los aspectos básicos que componen un cuidado profesionalizado de calidad.

Es muy importante recordar que hay factores tanto internos como externos que pueden afectar al profesional a la hora de desempeñar su función de manera óptima como son la sobrecarga de trabajo, así como el impacto emocional que supone tratar diariamente con distintas personas en distintas etapas de una enfermedad, con su evolución o en casos peores, involución, así como con los familiares.

Estos factores con los que la enfermería debe lidiar, entre otros, pueden traducirse en desgaste emocional, fatiga por compasión, síndrome de Burnout y en consecuencia una disminución de empatía en el cuidado6,8.

FORMACIÓN:

En España, el grado de Enfermería incluye las competencias emocionales y comunicacionales necesarias para alcanzar la formación más completa posible de los profesionales del cuidado y así alcanzar el objetivo de cuidado holístico, humanizado y de calidad.

Sin embargo, se detectan insuficiencias en el plan y muchas veces estas son puestas de manifiesto por los propios enfermeros.

La mayor parte del esfuerzo en la formación académica de Enfermería se concentra en el dominio de conocimientos, evidencias científicas y desarrollo de habilidades técnicas, dejando más olvidada la parte que se centra en las medidas de un cuidado llevado a cabo desde un enfoque crítico, creativo, sensible y afectivo.
Se visibiliza pues la necesidad de nuevos enfoques y metodologías más dinámicas, participativas y experienciales simulando posibles conversaciones que puedan darse para así poder abarcar de manera plena el acto de comunicación terapéutica.

Esta formación debe desarrollarse desde un punto de vista personal que invite a la reflexión y exista una discusión abierta y respetuosa que permita el intercambio de opiniones. Además, el enfoque multidisciplinar es esencial para permitir un aprendizaje significativo en el proceso de comunicación2.

Otra vía de mejora en la atención integral del paciente que influye directamente en la recuperación física y psíquica del paciente es hacer partícipes del cuidado a los familiares tanto en el acto de proporcionarlos como de recibirlos.

El cuidado de familiares también puede incluirse dentro de los diferentes programas formativos, para alcanzar mayor calidad de los cuidados, sin dejar de lado que lo idóneo es que las competencias se sigan desarrollando y adquiriendo de forma continua durante la vida profesional y no solo durante la académica2,6.

 

CONCLUSIÓN

Se puede observar que el cuidado humanizado basado en una buena comunicación enfermera – paciente se sustenta en el conocimiento científico, capacidad técnica y relación terapéutica establecida, evitando factores externos que puedan comprometer el cuidado.

Son muchos los estudios y revisiones que permiten afirmar que el uso de habilidades sociales y comunicativas de calidad suponen un elemento esencial para cuidar al paciente que mejora en el procedimiento terapéutico, un mayor seguimiento de los tratamientos prescritos y mejora en los diagnósticos.

En base a la bibliografía consultada, podemos destacar también la importancia de realizar una formación continua por parte de los profesionales de enfermería que incluya a pacientes y familiares para aprender a establecer un vínculo comunicativo que permita manifestar y solucionar las necesidades generadas y así obtener beneficios en salud como disminución de los niveles de ansiedad, tensión, trastornos de sueño, estrés e incluso disminución de tiempo de estancias hospitalarias.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Pascual Fernández MC, Ignacio Cerro MC, et al. Comunicación de las enfermeras con los pacientes. Validación de la escala “Interpersonal Communication Assessment Scale” (ICAS) Index Enferm [Internet]. 2019 [Citado 2023 sept]; 28 (4): 209-213. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962019000300010
  2. Díaz Rodríguez M, Alcántara Rubio L, et al. Orientaciones formativas para un cuidado humanizado en enfermería: una revisión integrativa de la literatura. Enferm. Glob. [Internet]. 2020 [Citado 2023 sept 2]; 19 (58): 640-672. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1695-61412020000200020&script=sci_arttext
  3. Bustamante Sempertegui, CK. Comunicación efectiva en la relación enfermera-paciente desde la perspectiva de las enfermeras docentes asistenciales. Chiclayo, 2020 [Internet] Repositorio de Tesis USAT; Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo; 2022 [Consultado 2023 sept 2]. Disponible en: http://hdl.handle.net/20.500.12423/4520
  4. Díaz Oviedo A, Villanueva Delgado IA. Habilidades sociales de comunicación en el cuidado humanizado de enfermería: Un diagnóstico para una intervención socioeducativa. Esc Anna Nery. [Internet]. 2020 [Citado 2023 sept 2]; 24 (2) Disponible en: https://www.scielo.br/j/ean/a/pjh385M4RQfKqWbQxrPRmJg
  5. Barrué P, Sánchez Gómez M. La experiencia emocional de enfermeras de la Unidad de Hospitalización a Domicilio en cuidados paliativos: un estudio cualitativo exploratorio. Enfermería Clínica [Internet]. 2021 [Citado 2023 sept 2]; 31 (4): 222-226. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1130862120305556
  6. Allande Cussó R, Macías Seda J, et al. La relación enfermera- paciente: identidad histórica, metodológica y terapéutica en los cuidados de enfermería. 2019; 23 (55): 78-84.
  7. Guarate Coronado YC, Catota Tiban, PA. Cuidado humanizado de enfermería en pacientes hospitalizados [Internet] Universidad Técnica de Ambato Facultad de Ciencias de la Salud; 2023 [Consultado 2023 sept 2]. Disponible en: http://repositorio.uta.edu.ec/handle/123456789/38699
  8. Herrera T. Gestión en Enfermería y Enfermería fundamental. SalusPlay, 2023. Manual EIR; 2023 IABN: 978-84-19564-55-9

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos