Influencia del tabaco sobre el feto en embarazadas

27 marzo 2023

AUTORES

  1. Natalia Milián García. Graduada en Enfermería. Enfermera 061 Aragón. Zaragoza.
  2. Daniel Milián García. MIR en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Marta Tabuenca Vázquez. Graduada en Enfermería. Enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos. Hospital Universitario Clínico Lozano Blesa. Zaragoza.
  4. Marta Cuerpo San Mateo. Diplomada en Enfermería. Planta de Hospitalización de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Sonia Sánchez Pastor. Diplomada en Enfermería. UCI Coronaria Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza
  6. Lara Solanas Gracia. Diplomada en Enfermería. Planta de Hospitalización de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

El consumo de tabaco en las mujeres gestantes, desencadenan un problema de salud pública, alcanzando cifras elevadas en dicha población.

Este hábito se asocia a consecuencias negativas para la salud del binomio materno-fetal, causando problemas en el periodo embrionario, fetal, postnatal y en la juventud temprana.

Estos efectos negativos en la mujer gestante serán aborto espontáneo, parto prematuro/pretérmino, rotura prematura de membranas, desprendimiento de placenta, enfermedades cardiovasculares, cáncer, muerte prematura y otros problemas de salud.

En el feto, los problemas serán: bajo peso al nacer por una hipoxia fetal y una malnutrición intrauterina, alteración en el desarrollo pulmonar por el crecimiento disináptico pulmonar, anomalías específicas sin tener relación el consumo de tabaco en gestantes con malformaciones congénitas, alteración en el desarrollo psicomotor y la presencia del síndrome de abstinencia neonatal.

El tabaquismo conlleva un riesgo elevado de mortalidad y morbilidad para la madre y para el feto por las sustancias químicas de las que se compone, que son tóxicas para el ser humano.

PALABRAS CLAVE

Consumo de tabaco, exposición prenatal, feto, tabaco.

ABSTRACT

Tobacco consumption in pregnant women triggers a public health problem, reaching high figures in this population.

This habit is associated with negative consequences for the health of the maternal-fetal couple, causing problems in the embryonic, fetal, postnatal period and in early youth.

These negative effects on the pregnant woman will be spontaneous abortion, premature/preterm labor, premature rupture of membranes, placental abruption, cardiovascular diseases, cancer, premature death and other health problems.

In the fetus, the problems will be: low birth weight due to fetal hypoxia and intrauterine malnutrition, alteration in lung development due to disynaptic lung growth, specific abnormalities unrelated to tobacco use in pregnant women with congenital malformations, alteration in the psychomotor development and the presence of neonatal abstinence syndrome.

Smoking carries a high risk of mortality and morbidity for the mother and the fetus due to the chemical substances of which it is composed, which are toxic to humans.

KEY WORDS

Tobacco use, prenatal exposure, fetus, tobacco.

INTRODUCCIÓN

El consumo de tabaco o tabaquismo es considerado una enfermedad crónica sistémica drogodependiente. Se manifiesta como la necesidad o compulsión del uso diario, constante y continuado de una sustancia que desarrolla tolerancia y posterior síndrome de abstinencia en el caso de dejar de consumirla.

Esta enfermedad drogodependiente presenta consecuencias en los ámbitos individual, familiar y social. Además de desarrollar numerosas enfermedades para quien lo consume, presenta un importante problema de salud siendo la principal causa de morbilidad y mortalidad prematura evitable.

Se estima una mortalidad por consumo de tabaco de 6 millones de personas con un aumento de cifra a nivel mundial a 10.000.000 millones para el año 20251.

España es uno de los países europeos con mayor prevalencia de tabaquismo en mujeres durante la gestación con un alto porcentaje a pesar de que estar en período de embarazo es un motivador para dejar de fumar2.

El tabaco es una sustancia adictiva, que contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales se conoce que 250 son nocivos y más de 50 producen cáncer. Alrededor del 80% de los fumadores que hay a nivel mundial residen en países de ingresos bajos o medios, donde la tasa de morbilidad y mortalidad a causa del tabaco es más elevada1,3.

El consumo del tabaco se relaciona con un menor nivel educativo, bajo nivel socioeconómico y cultural, no tener pareja o no convivir con ella y convivir con fumadores. La mayor incidencia de tabaquismo en los grupos de mujeres embarazadas son aquellas con problemas psicológicos fundamentalmente con la presencia de depresión, ansiedad o estrés1,4.

Compartir el entorno con una persona fumadora expone a los no fumadores al humo del tabaco que será una exposición involuntaria o pasiva y también aumenta el riesgo de enfermedad. Los fetos pueden convertirse en fumadores pasivos debido al consumo de tabaco por parte del resto de miembros del hogar fumadores2.

Se estima que entre un 15 y un 30% de las mujeres fuman durante el embarazo cuya prevalencia es similar a la de la población general siendo una de las causas prevenibles que influyen de manera directa en la salud final del feto.

Fumar durante la gestación implica la exposición del feto a diferentes componentes como la nicotina, el monóxido de carbono y más de 7.000 productos químicos que contienen el humo de esta sustancia. Estos componentes, para el efecto presenta efectos perjudiciales ya que atraviesan la barrera placentaria, así como para el recién nacido ya que queda expuesto directamente1,3.

La nicotina produce una vasoconstricción de los vasos placentarios lo que disminuye la perfusión sanguínea, la de oxígeno y de nutrientes al feto. Esto explica los cambios tales como microinfartos, aumento del grosor de la membrana vellosa y la necrosis de la decidua en el borde plaquetario explicando con ello la presencia de metrorragias, abortos y de placenta previa o abruptio placentae.

Esta sustancia también es perjudicial para el cerebro por la secreción anormal de mediadores neuroquímicos y para los pulmones del feto por la disminución del volumen pulmonar y aumento de la resistencia de las vías pulmonares debido a la interacción con los receptores de acetilcolina nicotínicos caracterizándose estos daños como irreversibles3,4.

Por otro lado, la nicotina, produce de forma aguda una elevación de la presión arterial materna. Este evento produce una disminución brusca de la perfusión uteroplacentaria que, como mecanismo compensatorio ante ello, el feto, origina una taquicardia transitoria. Varios episodios repetitivos de este evento van a conllevar a una hipoxemia fetal afectando al posterior desarrollo4.

El monóxido de carbono reduce la cantidad de oxígeno produciendo un déficit de oxigenación de los tejidos de la madre y del feto lo que hace que el tamaño de la placenta aumente para que la superficie del intercambio materno-fetal y la cantidad de oxígeno obtenida por el feto sea mayor y así compensar este desequilibrio. La disminución de este suministro sistémico da lugar a una hipoxia fetal3,4.

Múltiples sustancias químicas contenidas en el humo del cigarrillo pueden ocasionar alteraciones cromosómicas incrementando la incidencia de cáncer y de malformaciones en el feto. La acción de estas sustancias químicas produce un déficit de vitamina C, folatos y aminoácidos con una alteración nutricional y la mayor predisposición a la infección por lo que se asocia a la rotura prematura de membranas4.

Los efectos en el feto por el consumo de tabaco dependen principalmente del momento y la intensidad de la exposición siendo el primer trimestre el período de mayor vulnerabilidad en la organogénesis y en el neurodesarrollo.

Esta adicción en las mujeres conlleva efectos perjudiciales y peligrosos para la madre a nivel ginecológico y reproductivo además de aumentar las probabilidades de sufrir complicaciones en la gestación con graves riesgos para la salud del feto. El abandono del tabaco en mujeres gestantes durante el primer trimestre disminuye los riesgos y los efectos perjudiciales a nivel materno y fetal1.

Efectos del tabaco en la mujer gestante4:

– Aborto espontáneo: el tabaquismo se asoció a mayor riesgo de aborto espontáneo. Existe relación causalidad y a mayor número de cigarrillos fumados al día, mayor riesgo relativo de aborto. La exposición pasiva al humo de esta sustancia aumenta el riesgo de aborto en un 11%.

– Muerte fetal y muerte neonatal: El tabaquismo materno activo se asocia con un mayor riesgo de muerte fetal hasta casi un 50% y muerte neonatal hasta casi 20%. Este efecto aumenta en relación con la cantidad fumada por la madre.

– Parto pretérmino o prematuro: es aquel que se produce antes de las 37 semanas de gestación. Existen múltiples causas que lo desencadenan, pero muchas veces la única causa identificable es el tabaquismo y el consumo de drogas. La probabilidad de tener un parto prematuro es mayor antes de la semana 32 de gestación. Dejar de fumar en el 1º trimestre de embarazo reduce la tasa de parto prematuro hasta casi igualar la de los no fumadores.

– Rotura prematura de membranas: El riesgo de rotura aumenta con el número de cigarrillos al día y es mayor a menor edad gestacional.

– Desprendimiento de placenta: existe el doble de riesgo en mujeres fumadoras y, además, el exceso de consumo aumenta la muerte perinatal tras el desprendimiento.

A largo plazo, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, muerte prematura y otros problemas de salud3.

Efectos del tabaco en el feto y RN:

Una de las manifestaciones más importantes que genera el consumo del tabaco es el bajo peso al nacer. El efecto principal del bajo peso al nacer es la alteración en el intercambio madre-placenta-feto por el déficit en el aporte de oxígeno dando lugar a una hipoxia fetal y a una malnutrición intrauterina.

Diversos estudios han indicado que el tabaquismo materno durante el embarazo puede provocar sobrepeso u obesidad en la infancia. Esto puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II en la adultez temprana1,3,5.

El desarrollo pulmonar también puede estar afectado por la exposición prenatal al cigarrillo con el riesgo de sufrir patologías respiratorias tales como asma, bronquitis, neumonía y bronquiolitis ya que esta droga provoca un crecimiento desproporcionado entre el parénquima pulmonar y las vías aéreas llamándose crecimiento disináptico pulmonar. El tabaco disminuye los factores de crecimiento epidérmicos y derivados de plaquetas, la fibronectina y la catenina, que se relacionan con la vía del Wnt/β-catenina la cual juega un papel vital en la morfogénesis pulmonar1,3,4,5.

El tabaquismo también se ha relacionado con un aumento de la incidencia de anomalías específicas entre las que se encuentran labio leporino, atresia anal, gastrosquisis, defectos cardíacos, reducción de la extremidad, anomalías digitales y agenesia o hipoplasia renal. El riesgo de desarrollar malformación congénita se establece en función del momento de la exposición, la cantidad de consumo y la edad materna y no se establece relación causal de malformación congénita en recién nacidos de madres fumadoras1,4.

Diversos estudios sugieren asociaciones entre el tabaquismo materno durante el embarazo y las alteraciones del desarrollo psicomotor tales como la reducción de las capacidades psicomotoras infantiles, la aparición de problemas de conducta y del aprendizaje y la falta de concentración3,4,5.

La exposición prenatal al tabaco se asocia con el síndrome de abstinencia neonatal que se hace evidente en la primera infancia6.

A pesar de los efectos adversos que origina el consumo del tabaco en mujeres gestantes tanto para la madre como para el feto, un número elevado de mujeres continúan fumando. Esto conlleva a que su interrupción en mujeres en edad fértil sea una prioridad en medicina preventiva.

Es un problema de salud pública que debe erradicarse mediante la educación para la salud, la información y consejo de los profesionales, sobre los diferentes riesgos que supone esta conducta durante el embarazo, a través del análisis de la evidencia científica7.

OBJETIVO

Determinar la influencia sobre el desarrollo fetal del tabaquismo materno y del neonato.

METODOLOGÍA

Se realizó búsqueda bibliográfica entre los años 2019 y 2023. Los artículos seleccionados fueron publicados en diferentes bases de datos de donde se tomaron artículos originales y de revisión de revistas.

A continuación, se introdujeron estas palabras clave: ‘consumo de tabaco, exposición prenatal, tabaco, feto’ en el apartado de search (búsqueda) o advanced search (búsqueda avanzada) utilizando el operador booleano “AND” para la combinación de los descriptores. Estos términos fueron introducidos en las bases de datos mencionadas previamente.

DISCUSIÓN-CONCLUSIONES

El consumo de tabaco durante la gestación genera consecuencias negativas que afectan tanto al feto como al recién nacido y a la madre ya que aparecen en el desarrollo intrauterino, al nacer y en el período de crecimiento. Constituye un factor de riesgo prevenible para resultados obstétricos desfavorable7.

El tabaquismo materno durante el embarazo provoca efectos tóxicos a nivel prenatal y posnatal. Algunos de estos efectos se observan a corto plazo, pero otros se presentan años después del nacimiento, en la etapa infantil. Se ven afectados múltiples sistemas, como el cardiovascular, respiratorio, el sistema psicomotor y el neurodesarrollo, también se generan alteraciones metabólicas.

El peso del niño al nacer de mujeres fumadoras es mucho más bajo que el de los niños de madres no fumadoras. Estos niños, además, tienen más probabilidad de tener dependencia a la nicotina7.

La población femenina, debe adoptar medidas antes y durante el proceso del embarazo para prevenir los efectos perjudiciales que desencadena el consumo de tabaco. La enfermería desempeña un papel importante en la educación para la salud en el ámbito tóxico3.

La educación para la salud en este ámbito consiste en proporcionar a las gestantes información sobre los riesgos del tabaquismo, así como los beneficios que les proporcionarán el abandono del tabaco. También consiste en ofrecer intervenciones basadas en la educación y motivación incluyendo la participación a programas de deshabituación tabáquica, para conseguir el objetivo4.

La identificación temprana en la consulta de este hábito y la información proporcionada sobre los efectos del tabaquismo para la salud, reduce el número de embarazadas que consumen tabaco minimizando con ello los riesgos asociados. En los casos de aquellas gestantes que no consiguen dejar de fumar se actuará con farmacoterapia, basada en la terapia de reemplazo con nicotina4.

BIBLIOGRAFÍA

  1. García de la Rosa A, Novoa Casales S, Torres Delgado Y. EFECTOS DEL TABAQUISMO DURANTE EL EMBARAZO. Infomed. Red de Salud de Cuba [Internet]; 2020 [consultado el 3 de enero 2023]. Disponible en: http://drogodependencia2020.sld.cu/index.php/drogodependencia/2020/paper/viewPaper/53
  2. Miguez MC, Pereira B. Repercusiones del consumo de tabaco activo y/o pasivo en el embarazo y posparto. Anales de pediatría [Internet]. 2021 [consultado el 3 de enero 2023]; 95(4): 222-232. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2341287921001411
  3. Andrés Salamanca E. Efectos del alcohol y el tabaco durante el embarazo. Universidad de Valladolid (UVa) [Internet]. 2018-2019 [consultado el 3 de enero 2023]. Disponible en: https://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/36724/TFG-H1554.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  4. Fernandez Castañeda M. Tabaco y alcohol durante la gestación. HUVN [Internet]. 2020 [consultado el 3 de enero 2023]: 1-18.
  5. Chinchilla Araya T, Durán Monge MP. Efectos fetales y posnatales del tabaquismo durante el embarazo. Medicina legal de Costa Rica. 2019 [citado el 3 de enero 2023]; 36 (2). Disponible en: https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-00152019000200068
  6. Roca A, Jarque P, Gomila I, Marchei E, Tittarelli R, Elorza MA, Sanchís P, Barceló B. Características clínicas y factores de riesgo asociados a la exposición prenatal a drogas de abuso. Anales de pediatría [Internet]. 2021 [consultado el 5 de enero 2021]; 95(5): 307-320. Disponible en: ttps://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S169540332030285X
  7. Martín Bazarra M. Exposición fetal al consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo. USC MINERVA [Internet]. 2022 [consultado el 5 de enero 2021]. Disponible en: https://dspace.usc.es/xmlui/bitstream/handle/10347/29769/2022_tfg_enfermaria_martin_exposicion.pdf?sequence=1&isAllowed=y

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos