La epicondilitis lateral y fisioterapia. Artículo monográfico.

3 febrero 2024

AUTORES

  1. Marta Puyal Barcelona. Fisioterapeuta en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Alba Climent Canalejas. Fisioterapeuta en Madrid.
  3. Jonatan Fortit García. Médico de Familia y Comunitaria en Zaragoza.
  4. María Luz Rodríguez Paños. Fisioterapeuta SERMAS.
  5. Paula Vela Martín. Fisioterapeuta en la Comunidad de Madrid.
  6. Alfonso Espiago Carrillo. Fisioterapeuta en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN

La epicondilitis lateral es una afección traumatológica muy frecuente en personas que realizan movimientos repetitivos con las extremidades superiores y que cursa con dolor en el epicóndilo e impotencia funcional.

En este artículo monográfico, destacamos aspectos importantes de esta patología basados en evidencia científica, así como tratamientos disponibles y la necesidad de realizar nuevos estudios que avalen la efectividad de la fisioterapia.

PALABRAS CLAVE

Epicondilitis lateral, fisioterapia, infiltración con corticoides.

ABSTRACT

Lateral epicondylitis is a very common trauma condition in people who perform repetitive movements with their upper extremities and causes pain in the epicondyle and functional impotence.

In this monographic article, we highlight important aspects of this pathology based on scientific evidence, as well as available treatments and the need to carry out new studies that support the effectiveness of physiotherapy.

KEY WORDS

Lateral epicondylitis, physiotherapy, corticosteroid injection.

DESARROLLO DEL TEMA

La epicondilitis lateral, también llamada simplemente epicondilitis o, coloquialmente, ‘codo de tenista’ se manifiesta por un dolor localizado en los músculos extensores de muñeca, en su inserción en el epicóndilo. El epicóndilo es una protuberancia situada en el extremo distal externo del húmero. El dolor aumenta con la presión local sobre el epicóndilo, con la extensión activa y la flexión pasiva de la muñeca.

Aunque su término pueda inducir a que es una inflamación local, la realidad es que se produce por una tendinosis o degeneración tendinosa, aunque en una primera fase se produzca un evento local inflamatorio y pueda inducir a error.

Afecta por igual a hombres y mujeres, en el rango de edad de 35 a 55 años y se da con mayor frecuencia en el brazo dominante1.

El mecanismo lesivo más frecuente es microtraumatismos repetidos en el punto de inserción, producidos por vibraciones o trabajos repetitivos con el antebrazo: movimientos de pronación y de supinación con o sin manipulación de pesos.

Estudios afirman que no hay relación entre epicondilitis y trabajo con ordenador per se, pero sí con el uso de ratón y con problemas psicológicos2.

El comienzo del cuadro suele ser insidioso, no agudo, y unilateral en el lado dominante.

El dolor está localizado en el epicóndilo, y puede haber una irradiación difusa hacia el antebrazo que llega hasta la mano. El paciente refiere la molestia al hacer el movimiento lesivo, además de movimientos cotidianos básicos, como coger una botella, dar la mano, uso de ratón. Los síntomas tienen un comienzo generalmente insidioso, más raramente agudo.

La evolución puede ser tórpida, pero las molestias suelen desaparecer alrededor del año, independientemente del tratamiento aplicado, y tiene una aparición cíclica asociada al uso del antebrazo en esos movimientos específicos.

Para su diagnóstico, la clave es la anamnesis y la exploración física, es un diagnóstico eminentemente clínico. En casos tórpidos se puede usar resonancia magnética, más sensible y específica, o una prueba ecográfica, que es más funcional, aunque menos precisa. Con ello determinaremos la tendinosis y podremos descartar desgarros en el complejo tendinoso y muscular3.

Respecto a test funcionales, tenemos el test de Cozen, el test de Mill, el test de Maudsley y el de Thompsen, aunque el que posee mayor sensibilidad y especificidad es el test de Fuerza máxima de prensión manual o Maximum Grip Strength.

Para acelerar el proceso de curación, y dado que es una patología que aparece por sobreuso, es esencial evitar los gestos que reproduzcan el dolor.

Tratamientos clásicos son aplicación de hielo o calor local y cremas antiinflamatorias en zona de inserción.

La evidencia de uso de antiinflamatorios (AINEs) tópicos u orales es insuficiente. Sí que algunos estudios defienden su uso como un alivio de dolor a corto plazo4, lo cierto es que no hay beneficios a largo plazo.

Un método ortopédico a usar es la cincha de antebrazo, que consiste en una placa rígida y una cinta que cierra a seis centímetros del epicóndilo y cuya función es descargar la tracción realizada por la musculatura. Ello permite mover con menos dolor5 y poder empezar a realizar ejercicios de fortalecimiento.

Las infiltraciones con corticoides son efectivas para disminuir el dolor a corto plazo6, pero se ha determinado que los efectos pueden revertirse a las seis semanas y dar lugar a peores resultados, con aumento de dolor y recaídas. Por ello, se desaconsejan las infiltraciones, dejando como opción únicamente en casos en los que el dolor sea muy acusado y necesiten una reducción inmediata del mismo7.

Estudios enfocados a la fisioterapia, han determinado que técnicas como estiramientos, ejercicios excéntricos, fortalecimiento, son mejores que el reposo y las infiltraciones de corticoesteroides. No obstante, poseen limitaciones metodológicas que impiden llegar a una conclusión certera, pero sí se puede decir que la fisioterapia es más efectiva que las infiltraciones a las seis semanas, cuando se incide además en las cuestiones de sobrecarga del miembro8.

Los tratamientos con ondas de choque no proporcionan beneficios (o son muy escasos) en el alivio del dolor ni en la función en la epicondilitis9.

Menos del 5% de los casos no tienen mejoría con tratamiento conservador por lo que, en ese caso, la cirugía está indicada, sobre todo en los casos en los que se encuentran adherencias. Dicha desbridación se tiene que acompañar de tratamiento fisioterapéutico posterior.

 

CONCLUSIONES

La epicondilitis lateral es una patología frecuente asociada a movimientos de repetición que suele resolver en el periodo de un año.

La fisioterapia no tiene evidencia suficiente para afirmar que es el tratamiento óptimo, existen fallos metodológicos en los estudios existentes. No obstante, hay mejoras en los pacientes que han recibido tratamiento versus no intervención.

Las infiltraciones pueden ayudar en un primer momento a la reducción del dolor, pero no se aconsejan por su mala gestión del proceso a partir de las seis semanas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mallen CD, Chesterton LS, Hay EM. Tennis elbow. BMJ. 2009;339:3180.
  2. Descatha A, Albo F, Leclerc A, Carton M, Godeau D, Roquelaure Y, et al. Lateral epicondylitis and physical exposure at work? A review of prospective studies and meta-analysis. Arthritis Care Res (Hoboken). 2016;68(11):1681-7
  3. Kotnis NA, Chiavaras MM, Harish S. Lateral epicondylitis and beyond: imaging of lateral elbow pain with clinical-radiologic correlation. Skeletal Radiol. 2012;41(4):369-86
  4. Ahmad Z, Siddiqui N, Malik SS, Abdus-Samee M, Tytherleigh-Strong G, Rushton N. Lateral epicondylitis: a review of pathology and management. Bone Joint J. 2013;95-B (9):1158-64.
  5. Tosti R, Jennings J, Sewards JM. Lateral epicondylitis of the elbow. Am J Med. 2013;126(4): 357.e1-6.
  6. Barr S, Cerisola FL, Blanchard V. Effectiveness of corticosteroid injections compared with physiotherapeutic interventions for lateral epicondylitis: a systematic review. Physiotherapy. 2009;95(4):251-65.
  7. Sayegh ET, Strauch RJ. Does nonsurgical treatment improve longitudinal outcomes of lateral epicondylitis over no treatment? A meta-analysis. Clin Orthop Relat Res. 2015;473(3):1093-107.
  8. Coombes BK, Bisset L, Brooks P, Khan A, Vicenzino B. Effect of corticosteroid injection, physiotherapy, or both on clinical outcomes in patients with unilateral lateral epicondylalgia: a randomized controlled trial. JAMA. 2013;309(5):461-9.
  9. Zheng C, Zeng D, Chen J, Liu S, Li J, Ruan Z, et al. Effectiveness of extracorporeal shock wave therapy in patients with tennis elbow: A meta-analysis of randomized controlled trials. Medicine (Baltimore). 2020;99(30): e21189.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos