Proceso de atención de enfermería (PAE) en paciente con celulitis en extremidad inferior. Caso clínico

6 abril 2024

AUTORES

  1. Marta Espona Vizán. Enfermera, Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  2. María del Pilar Sáez Ruiz. Enfermera, Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Rosa Isabel Rodríguez Castillo. Enfermera, Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Sara Allona López. Enfermera, Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  5. África Borja Navarro. Enfermera, Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Elvira María Gracia Esteve. Enfermera, Unidad de Unidad de Infecciosos, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La celulitis es una infección aguda de la piel causada por bacterias (las bacterias Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus suelen ser las responsables). Esto ocurre cuando aparecen lesiones en la piel que permiten la entrada de estas bacterias. Si no se trata, se puede diseminar a los ganglios linfáticos y al torrente sanguíneo y ser incluso mortal. Suele afectar a las extremidades inferiores, aunque también puede darse en rostro, brazos, zona perianal o tórax1.

PALABRAS CLAVE

Atención de enfermería, celulitis.

ABSTRACT

Cellulitis is an acute infection of the skin caused by bacteria (Streptococcus pyogenes and Staphylococcus aureus bacteria are usually responsible). This occurs when lesions appear on the skin that allow these bacteria to enter. If left untreated, it can spread to the lymph nodes and bloodstream and can even be fatal. It usually affects the lower extremities, although it can also occur on the face, arms, perianal area or chest1.

KEY WORDS

Nursing care, cellulitis.

INTRODUCCIÓN

Las infecciones de la piel y partes blandas están entre las infecciones más frecuentes en Pediatría. Al ser la piel la primera barrera de defensa del organismo, toda alteración en ella favorece la aparición de infecciones.

La celulitis consiste en una infección con afectación de la dermis y del tejido celular subcutáneo. Las bacterias implicadas con mayor frecuencia son Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus2.

Los principales factores de riesgo para el desarrollo de la celulitis infecciosa son: heridas cutáneas, heridas de una cirugía reciente, picaduras de insectos y mordeduras de animales, úlceras (causadas por ciertas enfermedades como diabetes y enfermedades vasculares) o uso de medicamentos corticosteroides u otros medicamentos que suprimen el sistema inmunitario entre otras causas.

Los síntomas de celulitis incluyen fiebre y malestar general. A nivel local, en la zona afectada, aparece repentinamente una lesión o erupción que crece rápidamente en las primeras 24 horas. La piel se encuentra caliente, tensa y brillante. Va asociada con dolor, sensibilidad, inflamación o enrojecimiento3.

Su localización más frecuente es en miembros inferiores, además de rostro, cuello, miembros superiores, tórax y zona perianal.

Aunque el diagnóstico es clínico, se podría considerar la realización de hemocultivos para detectar o descartar bacteriemia. Los cultivos de piel y de heridas no suelen estar indicados en la celulitis debido a que rara vez se identifica el microorganismo causal. La ecografía y/o radiografía puede ser útil para el diagnóstico diferencial en caso de duda diagnóstica.

El tratamiento consiste en antibioterapia sistémica con cobertura frente a S. aureus y S. pyogenes, que puede administrarse por vía oral o vía parenteral. Se recomienda el uso de penicilinas, cefalosporinas o clindamicina. La duración recomendada es de 7-10 días.

La mayoría de los cuadros de celulitis se resuelven rápidamente con tratamiento antibiótico, las complicaciones son raras, pero graves4.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Acude niño de 11 años a Urgencias por fiebre de 72 horas de evolución con temperatura máxima 39 ºC. La temperatura elevada coincide con aparición de lesión ampollosa sobre base eritematosa en extremidad inferior izquierda con empeoramiento progresivo pese a curas con Betadine y un apósito cicatrizante. No asocian aparición previa de picadura, herida o antecedente traumático. Además, refiere dolor en zona de lesión.

A su llegada a urgencias TA: 110/67 mmHg, FC: 100 x’, Tª: 38.5ºC, resto sin alteraciones. Se realiza análisis de sangre y RX de tibia y peroné en la que no se visualizan lesiones óseas. Ante celulitis de aspecto ulcerado y paciente febril, se decide ingreso con antibioterapia intravenosa con amoxicilina-clavulánico.

VALORACIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN EL MODELO DE VIRGINIA HENDERSON

En la valoración se recoge y se organiza la información que obtenemos del paciente, tanto verbal como no verbal. Conocer sus problemas y detectar su manera o capacidad de enfrentarse a ellos nos permitirá planificar cuáles son las mejores intervenciones enfermeras para el caso.

  1. Respirar con normalidad: No se observa alteración.
  2. Beber y comer adecuadamente: No se observa alteración.
  3. Eliminación adecuada: No se observa alteración.
  4. Movilidad y posturas adecuadas: Refiere dolor en la extremidad a la movilización.
  5. Dormir y descansar: Despertares nocturnos por dolor en la extremidad.
  6. Vestirse y desvestirse con normalidad: No se observa alteración.
  7. Mantener temperatura corporal en rangos de normalidad: Realiza picos febriles desde hace 3 días.
  8. Mantener buena higiene corporal e integridad de la piel: lesión ampollosa sobre base eritematosa en extremidad inferior izquierda.
  9. Evitar peligros en el entorno y evitar poner en peligro a otros: No se observa alteración.
  10. Comunicar emociones, temores, necesidades y opiniones: Refiere miedo por la mala evolución de la lesión.
  11. Vivir de acuerdo con sus valores y creencias: No se aprecian alteraciones.
  12. Desarrollarse de manera que exista un sentido del logro: No se observa alteración.
  13. Participar en actividades recreativas: No ha podido asistir al colegio por fiebre y dolor.
  14. Aprender, descubrir o satisfacer las necesidades personales: No se observa alteración.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA. TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC5-7

00007. Hipertermia. Temperatura corporal central superior al rango normal diurno a causa del fallo de la termorregulación.

NOC:

  • 2109. Nivel de malestar.
  • 2301. Respuesta a la medicación.
  • 0703. Severidad de la infección.
  • 0800. Termorregulación.

 

NIC:

  • 2380. Manejo de la medicación.
  • 4120. Manejo de líquidos.
  • 1380. Aplicación de calor o frío.
  • 3900. Regulación de la temperatura.

 

Actividades:

  • Controlar la temperatura.
  • Favorecer una ingesta de líquidos adecuada.
  • Ajustar la temperatura ambiental.
  • Administrar medicamentos antipiréticos.

 

00044. Deterioro de la integridad tisular. Lesión de la membrana mucosa, córnea, sistema tegumentario, fascia muscular, músculo, tendón, hueso, cartílago, cápsula articular y/o ligamento.

NOC:

  • 1106. Curación de quemaduras.
  • 1482. Conocimiento: Control de la infección.
  • 1924. Control del riesgo: Proceso infeccioso.
  • 1102. Curación de la herida: Por primera intención.

 

NIC:

  • 6550. Protección contra las infecciones.
  • 3661. Cuidado de las heridas: Quemaduras.
  • 3584. Cuidados de la piel: Tratamiento tópico.
  • 3590. Vigilancia de la piel.

 

Actividades:

  • Evitar el uso de ropa de cama de textura áspera.
  • Realizar la limpieza con jabón antibacteriano, si resulta oportuno.
  • Vestir al paciente con ropas no restrictivas.
  • Aplicar antibióticos tópicos a la zona afectada, según corresponda.
  • Inspeccionar diariamente la piel en personas con riesgo de pérdida de integridad de la misma.

 

000132. Dolor agudo. Experiencia sensitiva y emocional desagradable ocasionada por una lesión tisular real o potencial.

NOC:

  • 1605. Control del dolor.
  • 2102. Nivel del dolor.
  • 1608. Control de síntomas.
  • 1102. Curación de la herida: por primera intención.

 

NIC:

  • 2210. Administración de analgésicos.
  • 1410. Manejo del dolor agudo.
  • 3661. Cuidado de las heridas: quemaduras.

 

Actividades:

  • Realizar una valoración exhaustiva del dolor que incluya localización, aparición, duración, frecuencia e intensidad, así como los factores que lo alivian y agudizan.
  • Monitorizar el dolor utilizando una herramienta de medición válida y fiable apropiada a la edad y a la capacidad de comunicación.
  • Seguir los protocolos del centro en la selección de analgésicos y dosis.
  • Observar si hay indicios verbales de incomodidad, especialmente en aquellos que no pueden comunicarse eficazmente.
  • Notificar al médico si las medidas de control del dolor no tienen éxito.
  • Proporcionar información precisa a la familia sobre el dolor del paciente.

 

CONCLUSIONES

El equipo de enfermería trabaja junto con el equipo médico para poder identificar signos y síntomas de alarma que se asocian a posibles enfermedades, como en este caso de celulitis infecciosa. Es fundamental acudir de nuevo al servicio de urgencias en el momento de la aparición de los signos y/o síntomas, ya que un diagnóstico a tiempo mejora el pronóstico.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Celulitis [Internet]. Mayo Clinic. 2022 [citado el 25 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/cellulitis/symptoms-causes/syc-20370762
  2. Cruz, I. M., & Colom, J. C. (s/f). Infecciones de piel y partes blandas. Aeped.es. [citado el 25 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/17_infecciones_piel.pdf
  3. Celulitis. (s/f). Medlineplus.gov. [citado el 25 de febrero de 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000855.htm
  4. Rehmus, W. E. (s/f). Celulitis. Manual MSD versión para profesionales. [citado el 25 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-dermatol%C3%B3gicos/infecciones-bacterianas-de-la-piel/celulitis
  5. NANDA: North American Nursing Diagnosis Association. Diagnósticos enfermeros: definiciones y clasificaciones. [Internet]. Madrid: Elsevier;2028-2020. [citado el 27 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/nanda
  6. Moohead S., Johnson M., Mass M., Swanson E. Clasificación de resultados de enfermería NOC. 6ª edición. [Internet]. Madrid: Elsevier; 2018. [citado el 27 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/noc
  7. Bulecheck G., Butcher H., Dochtermen J., Wagner M. Clasificación de intervenciones de enfermería NIC. 7ª edición. [Internet]. Madrid: Elsevier; 2018. [citado el 27 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.nnnconsult.com/nic

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos