Relación entre estrés laboral y calidad de vida en salud en personal sanitario de primer nivel de atención

22 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Alejandro Torres Lavanderos. Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad de Medicina Familiar No 41, Departamento de enseñanza, Ciudad De México, México.
  2. Lucy Isabel Morales Márquez. Instituto Mexicano del Seguro Social, Unidad de Medicina Familiar No 15, Departamento de Epidemiología, Ciudad De México, México.
  3. Acho Federico García Martínez. Instituto Mexicano del Seguro Social, División de Promoción de la salud, Coordinación de bienestar social, Ciudad De México, México.

 

RESUMEN

Introducción: La calidad de vida comprende distintos aspectos como la satisfacción, las comodidades, las facilidades de la vida diaria e incluso la felicidad, es modificada por diversos factores y esta influye en el ámbito laboral; si se sabe que los trabajadores de la salud tienen un nivel mayor de estrés en el área laboral que la población general, es necesario determinar su relación.

Objetivo: Determinar la relación entre el estrés laboral en el personal sanitario de primer nivel de atención y su calidad de vida

Material y método: Estudio transversal analítico en trabajadores de una UMF de la delegación Norte, CDMX. Se estudiaron variables sociodemográficas y se utilizaron los cuestionarios de estrés laboral de la OIT-OMS (α=0.92) y el cuestionario de calidad de vida relacionado con la salud SF-36 (α=0.7). El análisis estadístico fue descriptivo y analítico determinando la relación mediante correlación de Spearman.

Resultados: Se obtuvo una n=386 sujetos, de los cuales 74% fueron mujeres, la media de edad fue de 37.9 años (DE=8.89), la antigüedad laboral media fue de 10.21 años (DE=7.91). La dimensión salud mental en relación al estrés global, obtuvo una correlación considerable (-0.502) con una adecuada significancia estadística p<0.001

Conclusiones: Las dimensiones de calidad de vida se relacionan de forma inversamente proporcional con el estrés laboral, lo que traduce que al aumentar ésta disminuye el estrés y viceversa.

PALABRAS CLAVE

Estrés laboral, calidad de vida, personal de salud.

ABSTRACT

Background: The quality of life refers to different aspects such as satisfaction, comforts, the facilities of daily life or even happiness; it is influenced by various factors. Work stress is identified as a group of reactions to professional demands that exceed the worker’s knowledge and skills to perform optimally. If it is understood that work stressors contribute to the deterioration in the quality of life of health personnel, it is possible to create actions that reduce it, thus avoiding work absences and errors in decision-making.

Objective: To determine the relationship between work stress in primary care health personnel and their quality of life.

Methods: Analytical cross-sectional study in workers of a FMU in the North delegation, CDMX. Sociodemographic variables were studied and the ILO-WHO work stress questionnaires (α=0.92) and the SF-36 health-related quality of life questionnaire (α=0.7) was used. Statistical analysis was descriptive and analytical, determining the relationship using Spearman’s correlation.

Results: n=386 subjects were obtained, of which 74% were women, the mean age was 37.9 years (SD=8.89), the mean work seniority was 10.21 years (SD=7.91). The mental health dimension crossed with global stress, obtained a considerable correlation (-0.502) with an adequate statistical significance p<0.001

Conclusions: The dimensions of quality of life are inversely related to work stress, which means that as work stress increases, stress decreases and the other way.

KEY WORDS

Occupational Stress, quality of life in health, health personnel.

 

INTRODUCCIÓN

La OMS en 1994 define la calidad de vida como la percepción individual de la propia posición en la vida dentro del contexto del sistema cultural y de valores en que se vive y en relación con sus objetivos, esperanzas, normas y preocupaciones1. No existen criterios únicos para definir la calidad de vida; sin embargo, aparecen como patrones comunes, palabras tales como bienestar, satisfacción multidimensional, subjetivo/objetivo, que parecen dar un marco común a la diversidad de definiciones2. Urzua A. llegó a una definición global considerándola como el “nivel percibido de bienestar derivado de la evaluación que realiza cada persona de elementos objetivos y subjetivos en distintas dimensiones de su vida”3.

El estrés es la respuesta física y emocional ante un daño causado por un desequilibrio entre las exigencias percibidas, los recursos y capacidades de un individuo para hacerles frente4. En relación al ámbito laboral son las reacciones emocionales, psicológicas, cognitivas y conductuales que sobrepasan los conocimientos y habilidades del trabajador para desempeñarse de forma óptima5.

La prevalencia de estrés en los trabajadores de salud es alrededor del 40%6,7. En México el estrés relacionado al trabajo se ha observado en un 20% en los profesionales de la salud8, 9.

Las condiciones laborales impactan directamente en el estrés percibido por los trabajadores y éstas pueden ocasionar un desequilibrio entre la vida personal y laboral10, 11, lo que nos indica que debe de existir una relación entre las condiciones del ambiente laboral y la sensación de bienestar percibida por el trabajador, que no solo se mantienen en el ámbito laboral. Por lo que se puede decir que tanto el entorno de trabajo y la satisfacción laboral impactan en la calidad de vida12,13.

No solo las condiciones laborales influyen en el estrés como lo corrobora Garcia-Campayo, et al., en su estudio, donde menciona que las relaciones interpersonales con situaciones de tensión que pueden presentarse en el ámbito laboral, llevan a consecuencias como el estrés en relación al trabajo y el agotamiento laboral14. También la forma de trabajo y el medio donde se desarrolla este contribuyen a la sensación de estrés como lo demuestra Rebekah L Gardner, et al. informándonos que el uso de tecnología para la información sanitaria aumenta el riesgo de Bournout15,.

Para el personal sanitario el estrés laboral es un problema habitual debido a la alta carga de trabajo de este sistema, el aumento en la demanda de atención, pacientes cada vez más exigentes de soluciones a sus problemas de salud y necesidades, al tiempo insuficiente para la información y la percepción de falta de apoyo por parte de los jefes de departamento16,17.

Como bien se sabe la calidad de vida es influenciada por múltiples factores físicos, biológicos o psicológicos y estos pueden impactar en nuestro desempeño laboral como lo evidencia Rastegari Mohammad, et al. en su estudio donde mencionan que hay asociación directa y significativa entre desempeño laboral y la calidad de vida laboral en todas las sus dimensiones18.

Debido a lo anterior es comprensible investigar las interacciones que puedan ocurrir entre que la calidad de vida y los diversos estresores de origen laboral por lo que una disminución de la primera podría afectar el desempeño laboral y viceversa, por lo cual el objetivo de este estudio es encontrar el nivel de relación entre estrés laboral y calidad de vida en salud.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio transversal analítico calculando el tamaño de muestra con la fórmula de proporción para población infinita, con un nivel de confianza del 95% y un error del 5%, utilizando una proporción esperada del 50%, obteniendo el tamaño de muestra en este estudio de 384 sujetos de investigación.

Se utilizaron entrevistas mixtas a los trabajadores sanitarios del primer nivel de atención en la unidad de medicina familiar No 41; con recolección prolectiva de los datos, en el periodo comprendido entre marzo del 2022 a agosto del 2022.

La calidad de vida se evaluó mediante el cuestionario de calidad de vida en salud (SF-36) que cuenta con validación para población mexicana con un Alpha de Cronbach de 0.719; esta escala evalúa ocho aspectos de la calidad de vida relacionada con la salud; función física, rol físico, dolor corporal, salud general, vitalidad, función social, rol emocional y salud mental.

Este cuestionario utiliza 36 ítems siendo evaluados con escala de Likert variable que va desde Likert 2 a Likert 6, siendo puntuados de tal forma que a mayor puntuación mejor es el estado de salud, sin embargo, se encuentran 10 ítems en los que se recodifica este valora para mantener la coherencia.

En cuanto a su forma evaluación todas las preguntas son de respuesta cerrada, los resultados son categorizados para su análisis y para una mayor comprensión los resultados obtenidos en bruto son convertidos a un puntaje en escala de 100 puntos.

El estrés laboral fue medido por el cuestionario de estrés laboral organizacional validado por OIT-OMS, que fue desarrollado a partir del Cuestionario del Desequilibrio de la Recompensa del Esfuerzo; el cuestionario mide estresores organizacionales, grupales e individuales.

Cuenta con validación para trabajadores mexicanos en un estudio realizado por Samuel Medina Aguilar, et al. el cual reportó 64% de validez, con 43.55% de varianza explicada y 0.92 de confiabilidad Alpha de Cronbach 20, 21 .

Consta de 25 ítems divididos en 7 categorías las cuales incluyen, clima organizacional, estructura organizacional, territorio organizacional, tecnología, influencias del líder, falta de cohesión, respaldo del grupo.

Para cada pregunta, se debe indicar con qué frecuencia la condición descrita es una fuente actual de estrés, según la escala: nunca (1), raras veces (2), ocasionalmente (3), algunas veces (4), frecuentemente (5), generalmente (6) y siempre (7).

También se estudiaron variables sociodemográficas como edad sexo, antigüedad laboral, categoría laboral y estado civil. Para analizar los datos recopilados, se realizaron correlaciones bivariadas con Rho de Spearman U de Mann-Whitney y H de Kruskal-Wallis. Todos los análisis estadísticos se realizaron con IBM SPSS, versión 25.

 

RESULTADOS

Se obtuvo una muestra de 386 sujetos, de los cuales la distribución por sexo fue de 74% para las mujeres y 26% para los hombres. Referente a la categoría laboral, los de mayor prevalencia fue la categoría laboral médico con un 28.8%, seguida de la categoría asistente médica, con un 20.5%. Para el estado civil, la categoría soltera reportó un 43.8% y casado 32.9%. La media de edad fue de 37.9 años (DE=8.89). La antigüedad laboral media fue de 10.21 años (DE=7.91).

Los resultados obtenidos para la variable Calidad de vida que se observan en el Cuadro I, se reportan en función a las categorías definidas por el instrumento SF-36, la dimensión Función Física obtuvo una media de 87.23 (DE=16.93), Rol Físico 76.60 (DE=31.87), Dolor Corporal 72.99 (DE=22.04), Salud General 64.15 (DE=19.01), Vitalidad 65.79 (DE=20.65), Función Social 76.68 (DE=23.04), Rol Emocional 75.58 (DE=36.04), Salud mental la que obtuvo una media de 71.26 (DE=20.71).

La media de puntajes en las dimensiones de calidad de vida con respecto al sexo se observó que fue mayor en el grupo de hombres a comparación de las mujeres. Con respecto a la Salud General se observó una media de 68.92 (DE=18.25) para hombres y 62.43 para mujeres (p= 0.005), la dimensión con mayor variabilidad en sus medias fue Dolor Corporal con una media de 81.39 (DE=18.05) para hombres y 69.97 (DE=22.59) para mujeres (p=<0.001).

La dimensión función física en relación a la categoría laboral obtuvo significancia estadística (p=0.004) encontrando que todas las categorías se encuentran por arriba de la media siendo el puntaje más bajo para la categoría de Enfermero con 79.48 (DE=18.45) y la más alta la categoría de Seguridad con 96.67 (DE=6.05).

La categoría laboral Médico y Directivo/Administrativo obtuvieron las medias más bajas en el dominio de Salud Mental con 68.04 (DE=21.34) y 68.08 (DE=22.57) respectivamente; el puntaje más alto lo obtuvo en ese mismo dominio fue de la categoría de Seguridad con una media de 80.67 (DE=22.97).

En el estado civil la categoría de Viudo obtuvo las medias más bajas en Salud General con media de 56.67 (DE=20.20), Rol Físico 58.33 (DE=52.04) y salud mental 64.00 (DE=45.43). El resto de los datos se explican en el Cuadro I.

La variable independiente estrés laboral se clasificó de acuerdo con el instrumento “Cuestionario de estrés laboral OIT-OMS”, en el Cuadro II donde se observa la frecuencia en sus diversas áreas de clasificación; podemos encontrar que en la categoría de estrés Global se identificando una prevalencia del 9% para estrés más alto estrés.

En relación al sexo la distribución de estrés para la población femenina fue de 10.6% y del 4.9% para la masculina.

Con respecto a la categoría laboral la distribución de estrés más alto estrés fue de 19.8% para médicos, 7.7% para directivo/administrativo, 6.3% para enfermeros, 3.8% para asistentes médicos, 1.5% para servicios técnicos, 8% para servicios básicos y 0% para la categoría de seguridad (p=0.001).

En la dimensión de tecnología se encontraron los niveles más altos de estrés con un 15.5%, siendo la categoría de médico y asistente médico la más afectada con un 26.1% y 13.92% respectivamente (p=0.004). Cuadro III

El cuadro IV muestra la correlación de las variables de calidad de vida y estrés laboral con la prueba de significancia estadística Rho de Spearman, en ella se puede observar una relación inversamente proporcional entre las dimensiones de calidad de vida con las áreas de estrés laboral.

La dimensión salud mental cruzada con el estrés global, obtuvo una correlación considerable negativa (-0.502) con significancia estadística p < 0.001. La categoría edad obtuvo una correlación directamente proporcional con la salud mental media (r=0.222 p < 0.001).

Sin embargo la dimensión de función física obtuvo correlaciones débiles negativas con todas la áreas de estrés laboral sin significancia estadística (p>0.005), excepto por el estrés global (r= -0.185, p < 0.001) y la edad (r= -0.236, p < 0.001) que obtuvieron una correlación media con significancia estadística.

La categoría de antigüedad laboral obtuvo una correlación positiva media con las dimensiones de salud mental (r=0.187, p < 0.001), rol emocional (r=0.152, p < 0.001) y vitalidad (r=0.150, p < 0.001); excepto con función física (r=-0.182, p < 0.001) con la cual obtuvo una correlación negativa media.

La categoría laboral con mayor frecuencia relativa en la dimensión estrés global fue el de médico con un 1.8% en alto estrés y 18.02% en estrés propiamente dicho, seguido de las categorías Servicios Básicos y Directivo/Administrativo con un 8% y 7.69% en estrés respectivamente.

Se puede observar que la categoría de médico obtuvo mayores frecuencias en estrés y alto estrés a comparación con las otras categorías, con una correlación estadísticamente significativa, en todas las dimensiones de estrés laboral.

 

DISCUSIÓN

En este estudio se examinó la relación entre las dimensiones de calidad de vida y estrés laboral, además de diversos factores sociodemográficos. La calidad de vida se estableció de acuerdo a las dimensiones que evalúa el cuestionario SF 36, se encontró que tanto el dominio Salud general como el de vitalidad presentaron las medias más bajas concordando con observaciones realizadas en la población general tanto en México como en otro país de Latinoamérica, donde las áreas más afectadas fueron Dolor corporal, Vitalidad y salud general. Así también la dimensión de función física fue la que obtuvo el puntaje más alto lo cual concuerda con dichas observaciones22,23.

Las diferencias entre el sexo con respecto a la calidad de vida demostraron que los puntajes medios son mayores en los hombres con respecto a las mujeres y las dimensiones más afectadas son vitalidad, salud general y dolor corporal, esto podría deberse a que el género femenino se asocia a mayores actividades extra laborales como el cuidado de personas en el hogar23.

Pudimos encontrar que la categoría de tecnología obtuvo una de las frecuencias más altas, esto concuerda con un estudio realizado por Rebekah L Gardner, et al., donde reportan una prevalencia alta de estrés relacionado con la tecnología (70%) mayoritariamente en personal de atención primaria, además de que el uso de la historia clínica electrónica sin tener el tiempo suficiente para la documentación de esta conllevo a un aumento de 2.8 veces mayor probabilidad de Burnout ( IC del 95%, 1.6–3.7, p < 0.0001)15.

La dimensión de salud mental y vitalidad fueron las áreas con mayor asociación respecto al área de estrés global; dado que estas evalúan el estado anímico son las más afectadas por cambios en el ambiente laboral y considerando que los trabajadores de la salud están en contacto con diversos escenarios al trabajar con derechohabientes, son los más susceptibles a sufrir alteraciones en el ámbito mental11,24,25.

También se observa en este estudio que las categorías laborales médico y directivo/administrativo fueron los que obtuvieron un puntaje más bajo en la dimensión de salud mental, esto podría deberse a su mayor interacción con el paciente16,17.

La salud mental también se relacionó de forma positiva con la antigüedad laboral y la edad del sujeto, esto nos indica que a mayor edad y tiempo trabajado menos probabilidad tiene de alteraciones en su estado mental, esto podría deberse a un mayor desenvolvimiento en el área de trabajo, mejores interacciones con el equipo de trabajo y saber manejar las situaciones que puedan presentarse26.

La dimensión de función física se correlaciona negativamente de forma débil y media con las áreas de estrés laboral, sin embargo, no es de forma significativa, esto podría deberse a que no se investigó en la población de estudio características como comorbilidades, y se sabe que esta dimensión está fuertemente relacionado a patologías que afectan la funcionalidad. De acuerdo a su artículo de revisión, Faith Matcham, et al., describe que la puntuación media agrupada para el componente físico en pacientes con Artritis reumatoide fue de 34.1 (IC del 95 %: 22.0 a 46.1)27. En un estudio de metanálisis donde evaluaron la afectación de la calidad de vida en pacientes con la espondilitis anquilosante encontraron que las puntuaciones medias agrupadas de los dominios de salud física oscilaron entre 45.93 y 58.1728.

En general en nuestro estudio encontramos que existe correlación negativa entre todas las dimensiones de calidad de vida y las áreas de estrés laboral, que abarca desde débil hasta considerable. De acuerdo a un estudio hecho por Shanafelt, Tait D. MD, se encontró relación entre los dominios de agotamiento mental, despersonalización y relación personal de calidad de vida mental, con el aumento de reporte de errores médicos29.

Para paliar esta situación sería recomendable instaurar medias como la actividad física la cual se ha demostrado que contribuye al aumento de la calidad de vida, como lo demuestran en su artículo donde demuestran a mayor nivel de intensidad de actividad física aumentan los puntajes en los dominios de vitalidad y función social30, también se ha demostrado que la activación de programas de actividad física y acondicionamiento físico para los empleados podría aumentar la productividad y la rentabilidad31.

 

CONCLUSIONES

A pesar de sus limitaciones, este estudio correlaciona la salud mental con el estrés laboral de manera considerable. Aunque el coeficiente de correlación no es muy alto, se entiende que el estrés de origen laboral si puede afectar la calidad de vida al menos en el ámbito de la salud mental, se tendría que realizar estudios multivariados para comparar cuánto impacto tiene este mismo en comparación con otras causas de disfunción de la salud mental. Igualmente, constituye el punto inicial para un estudio de cohorte que permitiría caracterizar el desarrollo del problema, en el contexto de un estudio multicausal.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. OMS. Promoción de la Salud: Glosario. World Health Organization. 1998. 36 p.

2. Robles-Espinoza AI, Rubio-Jurado B, De la Rosa-Galván EV, Nava-Zavala AH. Generalidades y conceptos de calidad de vida en relación con los cuidados de salud. El Resid. 2016;11(3):120–5.

3. Urzúa A. Calidad de vida: Una revisión teórica del concepto Quality of life: A theoretical review. Ter Psicol. 2012;30(1):718–4808.

4. Organización Internacional del Trabajo. Estrés en el trabajo: un reto colectivo. Vol. 9, Gestión de las Personas y Tecnología. 2016. 68 p.

5. Houtman I, Jettinghoff K, Cedillo L. Sensibilizando sobre el estrés laboral en los países en desarrollo. Un riesgo moderno en un ambiente de trabajo tradicional. Consejos para empleadores y representantes de los trabajadores. World Heal Organ. 2015;(6):1–41.

6. Maharaj S, Lees T, Lal S. Prevalence and risk factors of depression, anxiety, and stress in a cohort of Australian nurses. Int J Environ Res Public Health. 2019;16(1).

7. Al-Makhaita H, Sabra A, Hafez A. Predictors of work-related stress among nurses working in primary and secondary health care levels in Dammam, Eastern Saudi Arabia. J Fam Community Med. 2014;21(2):79.

8. Aguilar-Nájera O, Zamora-Nava LE, Grajales-Figueroa G, Valdovinos-Díaz MÁ, Téllez-Ávila FI. Prevalence of burnout syndrome in gastroenterologists and endoscopists: results of a national survey in Mexico. Postgrad Med. 2020;132(3):275–81.

9. Miranda-Ackerman RC, Barbosa-Camacho FJ, Sander-Möller MJ, Buenrostro-Jiménez AD, Mares-País R, Cortés-Flores AO, et al. Burnout syndrome prevalence during internship in public and private hospitals: a survey study in Mexico. Med Educ Online. 2019;24(1).

10. Chen SY, Hsu HC, Wang RH, Lee YJ, Hsieh CH. Glycemic Control in Insulin-Treated Patients With Type 2 Diabetes: Empowerment Perceptions and Diabetes Distress as Important Determinants. Biol Res Nurs. 2019;21(2).

11. Hsu YY, Bai CH, Yang CM, Huang YC, Lin TT, Lin CH. Long Hours’ Effects on Work-Life Balance and Satisfaction. Biomed Res Int. 2019;2019.

12. Aharon AA, Madjar B, Kagan I. Organizational commitment and quality of life at work among public health nurses in Israel. Public Health Nurs. 2019;36(4):534–40.

13. Wu H, Liu L, Wang Y, Gao F, Zhao X, Wang L. Factors associated with burnout among Chinese hospital doctors: A cross-sectional study. BMC Public Health. 2013;13(1):1.

14. García-Campayo J, Puebla-Guedea M, Herrera-Mercadal P, Daudén E. Burnout Syndrome and Demotivation Among Health Care Personnel. Managing Stressful Situations: The Importance of Teamwork. Actas Dermosifiliogr. 2016;107(5):400–6.

15. Gardner RL, Cooper E, Haskell J, Harris DA, Poplau S, Kroth PJ, et al. Physician stress and burnout: the impact of health information technology. J Am Med Informatics Assoc. 2019;26(2):106–14.

16. Moukarzel A, Michelet P, Durand AC, Sebbane M, Bourgeois S, Markarian T, et al. Burnout syndrome among emergency department staff: Prevalence and associated factors. Biomed Res Int. 2019;2019.

17. Khamisa N, Oldenburg B, Peltzer K, Ilic D. Work related stress, burnout, job satisfaction and general health of nurses. Int J Environ Res Public Health. 2015;12(1):652–66.

18. Rastegari M, Khani A, Ghalriz P, Eslamian J. Evaluation of quality of working life and its association with job performance of the nurses. Iran J Nurs Midwifery Res. 2010;15(4):224–8.

19. M. Kristen Peek, Laura Ray, Kushang Patel, Diane Stoebner-May, and Kenneth J. Ottenbacher, Reliability and Validity of the SF-36 Among Older Mexican Americans, 2004;44(3): 418–425

20. Para O, Mexicanos T. Artemisa. 2007;(4).

21. Suárez A. Adaptación de la Escala de estrés laboral de la OIT-OMS en trabajadores de 25 a 35 años de edad de un Contact Center de Lima. Rev PsiqueMag. 2013;2:33–50.

22. Cáceres-Manrique F de M, Parra-Prada LM, Pico-Espinosa OJ. Health-related quality of life in the general population of Bucaramanga, Colombia. Rev Salud Pública. 2018;20(2):147–54.

23. Monárrez-Espino J, Alberto Delgado-Valles J, María Tejada-Tayabas L, Vaca-Cortés J, Ramírez-García G. Calidad de vida en cuidadores primarios de pacientes en diálisis en la ciudad de Chihuahua, México. Rev Medica del IMSS [Internet]. 2021;59(3):205-205–15. Disponible en: https://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=151969881&site=eds-live

24. Verhaeghe R, Vlerick P, De Backer G, Van Maele G, Gemmel P. Recurrent changes in the work environment, job resources and distress among nurses: A comparative cross-sectional survey. Int J Nurs Stud. 2008;45(3):382–92.

25. Urzúa Alfonso, Samaniego Antonio, Caqueo-Urízar Alejandra, Zapata Pizarro Antonio, Irarrázaval Domínguez Matías. Salud mental en trabajadores de la salud durante la pandemia por COVID-19 en Chile. Rev Med Chil [Internet]. 2020;148(8):1121–7. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872020000801121&lng=en&nrm=iso&tlng=en

26. Carstensen LL, Mikels JA. At the intersection of emotion and cognition: Aging and the positivity effect. Curr Dir Psychol Sci. 2005;14(3):117–21.

27. Matcham F, Scott IC, Rayner L, Hotopf M, Kingsley GH, Norton S, et al. The impact of rheumatoid arthritis on quality-of-life assessed using the SF-36: A systematic review and meta-analysis. Semin Arthritis Rheum [Internet]. 2014;44(2):123–30.

28. Yang X, Fan D, Xia Q, Wang M, Zhang X, Li X, et al. The health-related quality of life of ankylosing spondylitis patients assessed by SF-36: a systematic review and meta-analysis. Qual Life Res. 2016;25(11):2711–23.

29. Shanafelt TD, Balch CM, Bechamps G, Russell T, Dyrbye L, Satele D, Collicott P, Novotny PJ, Sloan J, Freischlag J. Burnout y errores médicos entre los cirujanos estadounidenses. Anales de cirugía. 2010 1 de junio; 251 (6): 995-1000.

30. Saridi M, Filippopoulou T, Tzitzikos G, Sarafis P, Souliotis K, Karakatsani D. Correlating physical activity and quality of life of healthcare workers. BMC Res Notes [Internet]. 2019;12(1):1–6. Disponible en: https://doi.org/10.1186/s13104-019-4240-1 http://dx.doi.org/10.1016/j.semarthrit.2014.05.001

31. Rongen A, Robroek S, Burdorf A. La importancia de las creencias de salud internas para la participación de los empleados en los programas de promoción de la salud. Med anterior. 2014; 67 :330–334. doi: 10.1016/j.ypmed.2014.07.037.

 

ANEXOS

Cuadro I. Valores promedio de los dominios del cuestionario SF-36 según variables sociodemográficas:
Frecuencia (%) SM

 (DE)

RE

 (DE)

FS

 (DE)

VT

 (DE)

SG

 (DE)

DC

 (DE)

RF

 (DE)

FF

 (DE)

Total n=386 71.26

(20.71)

75.58

(36.04)

76.68

(23.04)

65.79

(20.65)

64.15

(19.01)

72.99

(22.04)

79.60

(31.87)

87.23

(16.93)

Sexo Hombre 102 (26) 74.63

(18.30)

77.48

(35.48)

81.78

(21.60)

72.11

(18.98)

68.92

(18.25)

81.39

(18.05)

87.75

(24.56)

93.24

(11.70)

Mujer 284 (74) 70.06

(21.41)

74.90

(36.28)

74.85

(23.29)

63.52

(20.79)

62.43

(19.03)

69.97

(22.59)

76.67

(33.68)

85.07

(17.99)

U de Mann-Whitney 0.101 0.521 0.006 <0.001 0.005 <0.001 0.003 <0.001
Categoría Laboral Médico 111 (28.8) 68.03

(21.33)

72.68

(38.48)

75.42

(23.05)

60.81

(23.01)

64.37

(19.92)

71.11

(22.28)

71.62

(37.91)

88.24

(16.42)

Enfermero 48 (12.4) 73.08

(21.01)

73.63

(37.66)

76.71

(25.29)

68.13

(20.12)

63.33

(19.63)

69.56

(22.93)

78.65

(31.36)

79.48

(18.45)

Asistente Médico 79 (20.5) 72.20

(20.21)

75.52

(36.13)

76.46

(23.83)

66.77

(20.31)

63.86

(17.61)

72.27

(22.90)

79.43

(29.89)

87.15

(17.42)

Servicios Técnicos 65 (16.8) 74.77

(19.10)

84.66

(28.29)

80.58

(19.56)

68.15

(18.06)

65.46

(19.63)

77.03

(21.65)

84.62

(27.49)

89.15

(14.93)

Servicios Básicos 25 (6.5) 74.40

(17.04)

77.32

(39.37)

79.16

(22.88)

71.00

(19.25)

63.00

(20.41)

76.20

(18.25)

87.00

(28.97)

91.20

(15.76)

Seguridad 6 (1.6) 80.67

(22.96)

89.00

(17.04)

83.50

(18.59)

70.00

(22.13)

61.67

(21.37)

78.00

(15.55)

100

(0.00)

96.67

(6.05)

Directivo/ Administrativo 52 (13.5) 68.08

(22.57)

69.92

(36.93)

72.85

(24.41)

66.83

(18.86)

64.04

(17.68)

74.10

(22.20)

85.58

(25.88)

86.92

(17.96)

H de Kruskal-Wallis 0.293 0.340 0.691 0.287 0.993 0.543 0.063 0.004
Estado Civil Soltero 169 (43.8) 68.85

(21.09)

69.63

(38.32)

75.11

(25.56)

64.67

(21.12)

64.79

(18.95)

73.77

(21.12)

78.99

(30.90)

88.43

(16.45)

Casado 127 (32.9) 73.89

(19.99)

82.19

(33.00)

78.44

(24.66)

66.77

(20.47)

64.49

(18.63)

72.22

(23.33)

81.50

(31.99)

84.72

(18.83)

Viudo 3 (0.8) 64.00

(45.43)

66.67

(57.73)

67.00

(31.19)

70.00

(39.05)

56.67

(20.20)

66.67

(33.50)

58.33

(52.04)

88.33

(16.07)

Separado 15 (3.9) 74.40

(21.04)

71.13

(37.55)

76.07

(28.77)

63.67

(21.91)

68.67

(15.90)

74.93

(24.32)

81.67

(35.94)

89.00

(14.66)

Divorciado 11 (2.8) 74.91

(25.24)

90.91

(30.15)

78.64

(20.91)

70.45

(24.33)

71.82

(19.01)

73.82

(20.78)

77.27

(32.50)

90.91

(11.79)

Unión Libre 61 (15.8) 71.41

(18.73)

77.07

(33.11)

77.66

(19.63)

66.31

(18.25)

60.25

(20.54)

72.11

(21.71)

78.28

(33.06)

87.95

(15.28)

H de Kruskal-Wallis 0.374 0.022 0.659 0.823 0.403 0.981 0.620 0.618
n= muestra, = Media, DE= Desviación Estándar

SM: Salud Mental, RE: Rol Emocional, FS: Función Social, VT: Vitalidad, SG: Salud General, DC: Dolor Corporal, FF: Función Física

 

Cuadro II. Frecuencias de estrés laboral
(n= 386) Bajo Estrés (%) Estrés Intermedio (%) Estrés (%) Alto Estrés (%)
Clima Organizacional 304 (78.8) 47 (12.2) 31 (8.0) 4 (1.0)
Estructura Organizacional 306 (79.3) 51 (13.2) 26 (6.7) 3 (0.8)
Territorio Organizacional 323 (83.7) 43 (11.1) 20 (5.2) 0 (0)
Tecnología 273 (70.7) 53 (13.7) 46 (11.9) 14 (3.6)
Influencia del Líder 288 (74.6) 60 (15.5) 23 (6.0) 15 (3.9)
Falta de Cohesión 282 (73.1) 68 (17.6) 23 (6.0) 13 (3.4)
Respaldo de Grupo 295 (76.4) 45 (11.7) 30 (7.8) 16 (4.1)
Global 299 (77.5) 52 (13.5) 33 (8.5) 2 (0.5)
n=muestra

 

Cuadro III. Correlación entre estrés y categoría laboral:
n= 386 Medico (%) Enfermero (%) Asistente Medico (%) Servicios Técnicos (%) Servicios Básicos (%) Seguridad (%) Directivo/ Administrativo (%) H de Kruskal-Walls
Clima organizacional Bajo Estrés 71 (63.96) 40 (83.33) 69 (87.34) 52 (80) 23 (92.00) 5 (83.33) 44 (84.62) <0.001
Estrés Intermedio 15 (13.51) 6 (12.50) 7 (8.86) 11 (16.92) 2 (8.00) 1 (16.67) 5 (9.62)
Estrés 21 (18.92) 2 (4.17) 3 (3.80) 2 (3.08) 0 (0.00) 0 (0.00) 3 (5.77)
Alto Estrés 4 (6.25) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00)
Estructura organizacional Bajo Estrés 71 (63.96) 40 (83.33) 69 (87.34) 55 (84.62) 23 (92.00) 5 ( 83.33) 43 ( 82.69) <0.001
Estrés Intermedio 21 (18.92) 6 (12.50) 6 (7.59) 9 (13.85) 2 ( 8.00) 1 (16.67) 6 (11,54)
Estrés 16 (14.41) 2 (4.17) 4 (5.06) 1 (1.54) 0 (0.00) 0 (0.00) 3 (5.77)
Alto Estrés 3 (2.70) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00)
Territorio organizacional Bajo Estrés 83 (74.77) 41 (85.41) 71 ( 89.83) 55 (84.61) 23 (92.00) 6 (100.00) 44 (84.61) 0.056
Estrés Intermedio 16 (14.41) 5 (10.41) 7 (8.86) 10 (15.38) 2 (8.00) 0 (0.00) 3 (5.76)
Estrés 12 (10.81) 2 (4.16) 1 (1.26) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 5 (9.61)
Alto Estrés 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00)
Tecnología Bajo Estrés 63 (56.76) 37 (77.08) 61 (77.22) 46 (70.77) 21 (84.00) 6 (100.00) 39 (75.00) 0.004
Estrés Intermedio 19 (17.12) 6 (12.50) 7 (8.86) 13 (20.00) 2 (7.00) 0 (0.00) 6 (11.54)
Estrés 21 (18.92) 5 (10.42) 9 (11.39) 6 (9.23) 1 (4.00) 0 (0.00) 4 (7.69)
Alto Estrés 8 (7.21) 0 (0.00) 2 (2.53) 0 (0.00) 1 (4.00) 0 (0.00) 3 (5.77)
Influencia del líder Bajo Estrés 69 (62.16) 37 (77.08) 63 (79.75) 50 (76.92) 22 (88.00) 5 (83.33) 42 (80.77) 0.022
Estrés Intermedio 24 (21.62) 5 (10.42) 9 (11.39) 14 (21.54) 2 (8.00) 0 (0.00) 6 (11.54)
Estrés 9 (8.11) 4 (8.33) 6 (7.59) 1 (1.54) 0 (0.00) 1 (16.67) 2 (3.85)
Alto Estrés 9 (8.11) 2 (4.17) 1 (1.27) 0 (0.00) 1 (4.00) 0 (0.00) 2 (3.85)
Falta de cohesión Bajo Estrés 69 (62.16) 38 (79.17) 65 (82.28) 45 (69.23) 20 (80.00) 6 (100.00) 39 (75.00) 0.011
Estrés Intermedio 20 (18.02) 5 (10.42) 11 (13.92) 18 (27.69) 3 (12.00) 0 (0.00) 11 (21.15)
Estrés 12 (10.81) 5 (10.42) 1 (1.27) 2 (3.08) 2 (8.00) 0 (0.00) 1 (1.92)
Alto Estrés 10 (9.01) 0 (0.00) 2 (2.53) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 1 (1.92)
Respaldo de grupo Bajo Estrés 67 (60.36) 41 (85.42) 66 (83.54) 50 (76.92) 23 (92.00) 6 (100.00) 42 (80.77) <0.001
Estrés Intermedio 17 (15.32) 4 (8.33) 8 (10.13) 13 (20.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 3 (5.77)
Estrés 16 (14.41) 2 (4.17) 4 (5.06) 2 (3.08) 1 (4.00) 0 (0.00) 5 (9.62)
Alto Estrés 11 (9.91) 1 (2.08) 1 (1.27) 0 (0.00) 1 (4.00) 0 (0.00) 2 (3.85)
Global Bajo Estrés 71 (63.96) 38 (79.17) 68 (86,08) 51 (78.46) 23 (92.00) 6 (100.00) 42 (80.77) 0.001
Estrés Intermedio 18 (16.22) 7 (14.58) 8 (10.13) 13 (20.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 6 (11.54)
Estrés 20 (18.02) 3 (6.25) 3 (3.08) 1 (1.54) 2 (8.00) 0 (0.00) 4 (7.69)
Alto Estrés 2 (1.80) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00) 0 (0.00)
n= muestra

 

Cuadro IV. Correlación entre antigüedad laboral, edad y estrés laboral con calidad de vida:
n= 386 SM RE FS VT SG FF DC RF
Clima Organizacional -0.336 -0.280 -0.292 -0.347 -0.266 -0.131 -0.263 -0.177
Estructura Organizacional -0.348 -0.308 -0.319 -0.339 -0.244 -0.083* -0.282 -0.214
Territorio Organizacional -0.344 -0.316 -0.320 -0.299 -0.247 -0.066* -0.275 -0.177
Tecnología -0.320 -0.279 -0.244 -0.343 -0.220 -0.085* -0.289 -0.150
Influencia del Líder -0.358 -0.266 -0.297 -0.357 -0.254 -0.044* -0.223 -0.171
Falta de Cohesión -0.368 -0.304 -0.303 -0.353 -0.238 -0.071* -0.255 -0.205
Respaldo de Grupo -0.335 -0.263 -0.292 -0.323 -0.240 -0.091* -0.257 -0.189
Global -0.502 -0.369 -0.441 -0.497 -0.340 -0.185 -0.356 -0.289
Edad 0.222 0.164 0.097* 0.205 0.041* -0.236 -0.010* -0.002*
Antigüedad Laboral 0.187 0.152 0.095* 0.150 0.003* -0.182 0.042* 0.007*
SM: Salud Mental, RE: Rol Emocional, FS: Función Social, VT: Vitalidad, SG: Salud General, DC: Dolor Corporal, FF: Función Física

n= muestra

* = p > 0.05

Resto de datos con p < 0.001

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos