Selladores de fosas y fisuras, conceptos básicos

25 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Zaida Saiz Burgueño. Técnico Superior en Higiene Bucodental. Ingeniera Técnica Industrial, Especialidad Mecánica (Universidad de Zaragoza). Higienista Dental en CS Calatayud.
  2. Belén Zabala Ruiz. Licenciada en Odontología por la Universidad de Zaragoza. Odontóloga en Centro de Salud Calatayud.
  3. María Carmen Pérez Tornos. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Vicente Blasco Ibáñez, Valencia). Higienista Dental en CS Calatayud.
  4. Virginia Giménez López. Licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Especialidad: Pediatría y sus Áreas Específicas. Pediatra en CS Calatayud Norte.
  5. Susana Quirce Sánchez. Técnico Superior en Higiene Bucodental. Graduada en Terapia Ocupacional por la Universidad de Zaragoza. Higienista Dental en CS San José Norte y Centro, Zaragoza.
  6. María Ventura Martínez. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Enrique Flórez, Burgos).

 

RESUMEN

El término “sellador de fosas y fisuras” se utiliza para referirse a compuestos químicamente activos, que se aplican en las superficies oclusales de dientes susceptibles a la caries creando una barrera mecánica que previene la colonización de bacterias cariogénicas e impidiendo, a su vez, el desarrollo de patógenos ya existentes.

Los selladores de fosas y fisuras constituyen una de las técnicas más eficaces para evitar la incidencia de caries a nivel comunitario; son parte integrante de diversos programas de salud pública en los que se incluyen, además, la utilización de flúor por vía tópica y sistémica, el control de la dieta y la educación sanitaria1,2.

PALABRAS CLAVE

Selladores de fosas y fisuras, caries, superficies oclusales.

ABSTRACT

The term “pit and fissure sealant” is used to refer to chemically active compounds, which are applied to the occlusal surfaces of teeth susceptible to caries, creating a mechanical barrier that prevents the colonization of cariogenic bacteria and, in turn, preventing the development of pathogens already existing.

Pit and fissure sealants constitute one of the most effective techniques to prevent the incidence of caries at the community level; They are an integral part of various public health programs that also include the use of fluoride topically and systemically, diet and health education1,2.

KEY WORDS

Pit and fissure sealants, cavities, occlusal surfaces.

DESARROLLO DEL TEMA

Los selladores de fosas y fisuras protegen las zonas oclusales de los dientes de la actividad bacteriana que origina lesiones por caries. Interesa señalar que, aunque las superficies oclusales son sólo en torno al 13 % de las superficies totales en riesgo de caries, la caries oclusal es responsable de aproximadamente un 50% de las caries de los dientes en niños 3.

La reducción de zonas de naturaleza retentiva en las superficies oclusales de los dientes es clave para disminuir la incidencia de caries en las mismas. Una fisura que permita un menor depósito de bacterias presentará una menor propensión al desarrollo de la caries.

La aplicación de un sellador se debería mantener intacta durante un largo período de tiempo. Si el sellante se pierde o no se obtiene un sellado completo de la zona, se compromete el potencial anticariogénico del tratamiento. Para obtener una correcta micropenetración del material de sellado sobre las fosas de las piezas dentarias, y por tanto una buena adhesión del mismo, será necesario que el tratamiento se efectúe sobre un esmalte previamente higienizado y grabado correctamente con ácido.

MATERIALES DE SELLADO1,4:

En la actualidad, existe una enorme variedad de selladores; según su color pueden ser transparentes, blancos o de color cambiante. Según su composición inorgánica existen con o sin carga. En cuanto al tipo de polimerización se encuentran químicamente polimerizables (realizando la mezcla de dos componentes) y de polimerización física (mediante luz visible).

Los sellantes resinosos poseen una buena adhesión, viscosidad y resistencia al desgaste, son más duraderos y liberan Flúor. Los ionoméricos son utilizados por su facilidad de no fotopolimerización y no precisan de grabado previo con ácido, son más viscosos y no penetran con facilidad en fosas y fisuras.

La mayoría de los selladores son materiales derivados del Bisfenol A glicidil dimetacrilato (BIS-GMA) polimerizados por una amina orgánica o luz ultravioleta o visible. En su composición presenta una sucesión de monómeros de metacrilato obtenidos a partir de una reacción entre el bisfenol A y dos moléculas de metacrilato de glicilo.

Actualmente se recomienda utilizar selladores sin carga debido a que penetran mejor e interfieren menos en la oclusión que los selladores con carga. Asimismo, se recomienda utilizar selladores opacos porque son más fácilmente controlables por el profesional que los aplica.

INDICACIONES PARA LA APLICACIÓN DE SELLADORES1,2,5:

Al seleccionar los dientes que han de ser protegidos con un sellador es importante realizar un estudio de la susceptibilidad a la caries de cada paciente. Esto se consigue a través de la exploración clínica, la realización de una correcta anamnesis del paciente, la observación de las caries o restauraciones existentes en la cavidad oral, el tiempo de erupción, la edad del paciente y la morfología de las superficies dentales. Habrá que tener en cuenta que el éxito de un sellador dependerá, en gran medida, de los hábitos de higiene y dieta de los pacientes en los que sea aplicado el tratamiento y por tanto, será de suma importancia establecer medidas de educación sanitaria para conseguir unos resultados óptimos a medio y largo plazo.

Estará contraindicado llevar a cabo un tratamiento de sellado cuando la situación del paciente no permita aislar la zona de forma adecuada, cuando existan restauraciones oclusales previas, así como cuando exista caries en la zona a sellar.

 

TÉCNICA DE APLICACIÓN DE SELLADORES1,2,6:

A la hora de llevar a cabo el tratamiento de sellado habrá que realizar la siguiente secuencia:

1.- Preparación de la superficie dental realizado una correcta profilaxis de la misma con cepillo rotatorio (sin hacer uso de pasta).

2.- Aislamiento absoluto o relativo de la zona, asegurando que la zona a tratar esté seca.

3.- Grabado del esmalte siguiendo las instrucciones del fabricante respecto a la concentración del ácido y el tiempo de acondicionamiento (habitualmente con ácido ortofosfórico al 37% durante 20 s). A continuación realizar un lavado generoso con agua durante, al menos, 20 s y comprobación del correcto grabado (color blanco tiza). Si se ha realizado aislamiento con rollos de algodón, realizar la sustitución de los mismos por otros secos.

4.- Aplicación del sellador pincelando el producto sobre la superficie dental acondicionada, dibujando las fisuras con un explorador para permitir la salida de burbujas y una correcta penetración del sellador.

5.- Polimerización. Si se han sellado varios dientes simultáneamente, este paso habrá que realizarlo en cada superficie por separado.

6.- Comprobación de la oclusión con papel de articular y ajuste de la misma, si fuera necesario empleando instrumental rotatorio.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Emili Cuenca Sala / Pilar Baca García. Odontología preventiva y comunitaria. Principios, métodos y aplicaciones. 4ª Edición. Elsevier España. Madrid. 2013.
  2. Rioboo García R. Odontología preventiva y odontología comunitaria. Vol.I Madrid: Ediciones Avances Médico-Dentales; 2002.
  3. Ripa LW. Occlusal sealing: rationale of the technique and historical review. 1973.
  4. Craig RG / O´Brien WJ and Powers JM. Dental Materials: properties and manipulation. 1983.
  5. Reddy VR. Et al. Retention os resin-based filled and unfilled pit and fissure sealant: A comparative clinical study. Contemp Clin Dent. 2015.
  6. Irene R.Woodall / Bonnie R. Dafoe / Nancy Stutsman Young / Leslie Weed-Fonner / Samuel L.Yankell. Tratado de higiene dental. Tomo II. Mallorca, 45-49 – Barcelona. Salvat Editores. 1992.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos