Sin conocimiento, no hay diagnóstico

10 mayo 2024

AUTORES

  1. Nerea Frías Aznar. Médico de Atención Primaria en Centro de Salud Valdefierro, Sector III de Zaragoza.
  2. Pedro Isarre García de Jalón. Médico de Atención Primaria en Centro de Salud de Jaca, Huesca
  3. Cristina Muniesa Urbistondo. Médico de Atención Primaria en Centro de Salud de Híjar, Teruel.
  4. Bárbara Pérez Moreno. FEA Servicio de Urgencias. Hospital Royo Villanova, Zaragoza.
  5. Alicia Pueyo Ucar. Médico de Atención Primaria en Centro de Salud de Aliaga, Teruel.
  6. Nuria Alegre Villarroya. Médico de Atención Primaria en Centro de Salud Monreal del Campo, Teruel.

 

RESUMEN

La queratolisis punctata es una infección dermatológica de causa bacteriana que hay que sospechar ante afectación plantar bilateral en pies e hipersudoración. Se trata de una patología infradiagnosticada debido tanto al desconocimiento de la misma como a la falta de consulta por parte de los pacientes. Es importante realizar un diagnóstico diferencial con la infección fúngica.

El tratamiento médico se basa en antibioterapia tópica con un pronóstico excelente tras 1-4 semanas de tratamiento. La prevención de reinfecciones se realiza evitando el uso de calzados oclusivos y tomando medidas para reducir el exceso de humedad a nivel plantar.

Se presenta el caso de un varón joven con queratolisis punctata, su evolución y tratamiento.

PALABRAS CLAVE

Queratolisis con hoyos, queratolisis plantar sulcada, hiperhidrosis.

ABSTRACT

Pitted keratolysis is a dermatological infection caused by bacterias that must be suspected in cases of bilateral plantar involvement of the feet and hypersweating. It is an underdiagnosed pathology, both due to lack of knowledge and lack of consultation by patients. It is important to perform a differential diagnosis with fungal infection.

Medical treatment is based on topical antibiotic therapy with an excellent prognosis after 1-4 weeks of treatment. Prevention of reinfections is done by avoiding occlusive footwear and reducing the plantar hypersweating.

The case of a young man with pitted keratolysis, its evolution and treatment is presented.

KEY WORDS

Pitted keratolysis, keratolysis sulcata, hyperhidrosis.

INTRODUCCIÓN

La queratolisis punctata es una infección bacteriana de la epidermis, que afecta fundamentalmente a los pies, con lesiones de aspecto crateriforme y mal olor. Tiene una distribución mundial, aunque su prevalencia es desconocida, siendo más frecuente en zonas tropicales y sobre todo en varones jóvenes. El uso continuado de botas y zapatillas que dificultan la transpiración puede favorecer el crecimiento bacteriano1-8.

Las lesiones suelen observarse de forma mayoritaria en las zonas de apoyo (arcos plantares); siendo rara su aparición en el dorso del pie y en las palmas. Habitualmente, se presentan de forma bilateral1-3,8.

Se debe conocer su etiología y sospechar el diagnóstico ya que a menudo se puede confundir con tiña pedís, dificultando la mejora de las lesiones3,8.

PRESENTACIÓN DEL CASO

Varón de 16 años, jugador de waterpolo que acude a la consulta por presentar desde hace más de 6 meses lesiones en las plantas de ambos pies. Niega prurito ni dolor, pero asocia hipersudoración y mal olor podálico. Nos aporta documento (foto) de las lesiones tras contacto con el agua (ver Imagen 1).

A la exploración, se observa afectación bilateral con lesiones crateriformes en forma de hoyuelos confluyentes a nivel de tercio anterior y posterior de ambas plantas; así como en los pulpejos de primer y segundo dedo (ver Imágenes 2, 3, 4 y 5).

Ante la clínica presentada y la anamnesis realizada, se plantea el diagnóstico diferencial con infección fúngica o bacteriana. Dada la presentación dermatológica, se sospecha que las lesiones son compatibles con una queratolisis punctata por lo que se le aconsejan medidas higiénicas (con recambio de calcetines dos veces al día) y tratamiento con antibioterapia tópica.

Tras 3 semanas de tratamiento con eritromicina tópica, las lesiones prácticamente han desaparecido y el paciente se encuentra asintomático (ver Imágenes 6 y 7).

 

DISCUSIÓN

La queratolisis punctata es una infección bacteriana causada por gram positivas como Corynebacterium sp., Kytococcus sedentarius, Actinomyces keratolyticus, Dermatophilus congolensis; y con menor frecuencia por Staphylococcus epidermidis, Streptococcus sp., Pseudomonas aeruginosa, Streptomyces sp., Candida sp y dermatofitos. Esta infección afecta a la capa córnea de la piel y puede verse favorecida por factores como la hiperhidrosis, el aumento de pH en la superficie y la oclusión prolongada. En estas condiciones, las bacterias crecen destruyendo el estrato córneo al producir proteinasas; mientras que el mal olor podálico es debido a la producción de compuestos azufrados. La prevalencia es mayor en jóvenes, varones y deportistas1,3,4,7-9.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico y se puede manifestar con la tríada: lesiones queratolíticas con múltiples hoyuelos crateriformes (pits), hiperhidrosis y bromhidrosis; aunque en ocasiones puede presentarse sin lesiones dermatológicas con síntomas de quemazón y dolor con la deambulación. Con mayor frecuencia, se localiza de forma bilateral en la región plantar anterior, y a menudo también en zonas interdigitales. Las erosiones pueden ser de tamaño diverso, desde puntiformes a grandes erosiones de hasta 10 mm de ancho y 2 mm de profundidad, confluyentes entre sí. Además, si de forma inusual existe una queratodermia previa, como factor favorecedor de la infección, se hablaría de keratoma plantare sulcata2-4,6-8.

En ocasiones se pueden visualizar cambios de coloración debido a la maceración (blanquecinos), inflamación (eritematoso) o a los pigmentos bacterianos (verduzco, violáceo, negruzco…)3,8.

Aunque el diagnóstico es fundamentalmente clínico, sin pruebas complementarias; es importante realizar el diagnóstico diferencial con infecciones de causa fúngica como la tiña plantar en la que no suelen aparecer pits y la tiña negra plantar con localización palmo-plantar, de causa genética como la queratodermia puntacta, el síndrome del nevus basocelular con úlceras palmo plantares muy dolorosas, la poroqueratosis punctata, la queratodermia espinosa u otras enfermedades de causa bacteriana como el eritrasma con afectación a nivel axilar y en área genitocrural. En casos dudosos, se indica el examen con luz de Wood; ya que puede ayudar al diagnóstico por presentar las zonas afectadas una coloración rojo coral. Tanto el cultivo de las lesiones como la biopsia cutánea son innecesarios para el diagnóstico2-4, 6-8.

El tratamiento médico se basa fundamentalmente en antibióticos tópicos (eritromicina 1% en solución o en gel), clindamicina, ácido fusídico o mupirocina; aunque también pueden ser utilizados los corticoides tópicos, antibióticos sistémicos en casos de gran extensión e incluso toxina botulínica en los casos más refractarios2-9.

El pronóstico es muy bueno, con una resolución en las primeras 1-4 semanas de tratamiento, sobre todo si además del tratamiento médico se mantienen las medidas preventivas que disminuyen la hiperhidrosis3,4,6,8.

Para la prevención de posibles reinfecciones o recidivas es importante tener en cuenta el lavado diario de pies con secado cuidadoso, el cambio de calzado y calcetines frecuente, uso de jabones antisépticos, así como el uso de antitranspirantes; evitando los calzados oclusivos2-4,8.

 

CONCLUSIONES

La queratolisis punctata es una infección dermatológica de causa bacteriana y afectación bilateral en el 97% de los casos. Se debe a una proliferación bacteriana debido al exceso de humedad u oclusiones prolongadas. Su diagnóstico es fundamentalmente clínico, aunque se considera una patología infradiagnosticada, por lo que es importante conocer la tríada con la que se manifiesta de forma frecuente o incluso sospecharla ante una afectación plantar sin lesiones dermatológicas. El tratamiento se basa en evitar los factores favorecedores (lavado diario de pies, cambios de calzado frecuente, disminuir la hiperhidrosis…) así como en la antibioterapia tópica con buen resultado en 1-4 semanas; aunque en casos de gran extensión se utiliza la vía sistémica o incluso la toxina botulínica1-8.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Saravanan R, Baalann KP. Queratólisis con hoyos. Pan Afr Med J. 2022; 41:289
  2. Palaniappan V, Murthy AB, Karthikeyan K. Queratólisis con hoyos. Clin Exp Dermatol. 2023;48(9):978-983
  3. Martínez Blanco J, García González V. Queratolisis punctata: conocer es diagnosticar. Form Act Pediatr Aten Prim. 2013; 6(4) 266-9.
  4. Taberner R. Queratolisis punctata = sudor+bacterias. Dermapixel (blog). 2013 [en línea]. Disponible en: http://www.dermapixel.com/2013/09/queratolisis-punctata-sudor-bacterias.html
  5. Tamura BM, Cucé LC Souza RL Levites J. Cirugía dermatol. 30 de diciembre de 2004 (12 Pt 2): 1510-4. Hiperhidrosis plantar y queratólisis con hoyos tratadas con inyección de toxina botulínica.
  6. Pitarch Roca E. y cols. Queratolisis punctata. Bol Pediatr Arag Rioj Sor, 2020; 50: 136-138.
  7. Lizardo Castro Gustavo A. Queratolisis punctata. Rev Méd Hondur, Vol. 89, Supl No.1 2021 pp. S1-68
  8. García-Cuadros R, Figueroa-Nuñez del Prado Y. Dermatol Perú 2006;16(3): 233 – 238
  9. Pranteda G. Carlesimo M, Panteda G, Abruzzese C, Grimaldi M, De Micco S, et al. Pitted keratolysis, erythromycin, and hiperhidrosis. Dermatol Ther. 2014; 27: 101-104.

 

ANEXOS

Imagen 1. Fotografía realizada al documento presentado por el paciente, tras contacto con agua.

 

Imagen 2. Pie izquierdo.

IMG_20240223_122140.jpg

 

Imagen 3. Pie izquierdo.

IMG_20240223_122149.jpg

 

Imagen 4. Pie derecho.

IMG_20240223_122208.jpg

 

Imagen 5. Pie derecho.

IMG_20240223_122213.jpg

 

Imagen 6. Pie izquierdo tras tratamiento.

IMG-20240312-WA0003.jpg

 

Imagen 7. Pie derecho tras tratamiento.

IMG-20240312-WA0006.jpg

 

Todas las imágenes presentadas, son fotografías de elaboración propia tras consentimiento del paciente.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos