Trabajo monográfico. La importancia de la alimentación durante la estancia del paciente en el hospital.

8 marzo 2024

AUTORES

  1. Cristina Dos Santos Silva. Pinche Cocina, Hospital Alcañiz, Teruel.
  2. Monica Jasandra Ariño. Cocinero, Hospital Ernest Lluch Calatayud, Zaragoza.
  3. Cristina Valls Sobrerroca. Pinche Cocina, Hospital Alcañiz, Teruel.
  4. Cristina Tepes. Técnico Superior Administración y Documentación Sanitarias, Hospital Alcañiz, Teruel.
  5. José Miguel Sánchez Lorenzo. Celador. Hospital Alcañiz, Teruel.

 

RESUMEN

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) señala que alimentar correctamente a los enfermos hospitalizados constituye un reto para los servicios de cocina y las Unidades de Nutrición Clínica y Dietética de los hospitales. Por un lado, se debe asegurar la calidad nutricional de los menús propuestos, atendiendo a las alteraciones que las propias enfermedades y tratamientos aplicados producen, y, por otro lado, es necesario conseguir alcanzar la máxima palatabilidad1.

PALABRAS CLAVE

Alimentación, paciente, hospital.

ABSTRACT

The Spanish Society of Endocrinology and Nutrition (SEEN) points out that properly feeding hospitalized patients is a challenge for kitchen services and the Clinical Nutrition and Dietetics Units of hospitals. On the one hand, the nutritional quality of the proposed menus must be ensured, taking into account the alterations that the diseases themselves and the treatments applied produce, and on the other hand, it is necessary to achieve maximum palatability.

KEY WORD

Feeding, patient, hospital.

DESARROLLO DEL TEMA

Los recursos que hemos utilizado para elaborar este trabajo han sido a través de páginas webs, la experiencia laboral en el mismo puesto de trabajo de cocina desempeñando las tareas en calidad de pinche de cocina en el Hospital de Alcañiz, con el libro específico de la categoría de pinche en Aragón y diversas fuentes de información.

El principal objetivo de la hospitalización es restaurar o mejorar la salud para que el paciente pueda regresar a su domicilio.  La alimentación constituye uno de los pilares terapéuticos más importantes durante la estancia de un paciente en el hospital2, ya que contribuye a su pronta recuperación proporcionándole la energía que necesita, ayuda a mejorar el estado de ánimo del paciente y, además, en muchos casos, permite regular desequilibrios nutricionales del paciente.

La presentación de los platos es un aspecto de mucha importancia muchas veces descuidado, ya que está demostrado que la primera impresión condiciona la aceptación por el paciente del plato.

Las dietas se adaptan a cada paciente según sus patologías y requerimientos nutricionales del enfermo, pudiendo sufrir cambios en la textura (dieta líquida, blanda, triturada, etc.), en la cantidad calórica (ej. 1200 kcal) o en la composición (sin sal, alto contenido proteico, baja en potasio, etc.), pero, aun así, se unifican los menús diarios todo lo posible, para facilitar la tarea del departamento de cocina. Las limitaciones físicas de las instalaciones y las limitaciones de tiempo y personal hacen imposible una personalización de los menús aún mayor, que supondría una mejora importante para los pacientes. Lo ideal sería poder adaptar el menú según el género, ya que un hombre suele comer más que una mujer, según la edad, ya que no existen las mismas necesidades calóricas a los 15 años, a los 40 o a los 70 años de edad. También debería haber más posibilidades de elección de alimentos para los niños, ya que en muchos casos son los más difíciles de convencer a alimentarse adecuadamente, sobre todo cuando se les saca de su zona de confort, como es el caso de un ingreso.

Por desgracia, estos son aspectos a mejorar aún, y muy difíciles de conseguir sin un cambio radical en las infraestructuras y la organización de los servicios.

La manipulación de los alimentos se realiza solamente en la cocina, lugar que cumple las condiciones higiénico-sanitarias para evitar la contaminación de los alimentos, que en otros departamentos puede que no se den.

Los alimentos salen de la cocina ya emplatados, en bandejas isotérmicas cerradas que no serán abiertas hasta que lleguen al paciente, para garantizar la conservación del calor y en carros especiales para dicho fin.

Está labor la lleva a cabo el personal de distribución que deposita en la unidad el carro con todas las comidas y el personal de enfermería, enfermeras y auxiliares de enfermería, es el que se encarga de repartir y de dar de comer a los pacientes.

Así pues, todos los departamentos implicados contribuyen a una buena colaboración para la recuperación del paciente y una estancia dentro de lo que cabe agradable.

La alimentación del paciente mientras está hospitalizado va de la mano con otras especialidades del sector hospitalario para su pronta recuperación. También cabe resaltar que una buena alimentación mejora clínicamente a un enfermo y en la mayoría de los casos, evita la desnutrición relacionada con la enfermedad (DRE), que se asocia a más complicaciones, estancias hospitalarias más prolongadas y a mayor gasto sanitario.

Todo el personal del hospital colabora en el proceso de calidad y seguridad alimentaria. Cada uno desde su puesto de trabajo, cumpliendo con su manera adecuada, eficiente y estará implicado en el plan de calidad. Para lograr una buena gestión de calidad debe haber una comunicación eficaz entre todos los departamentos implicados3.

 

CONCLUSIONES

Durante la investigación constatamos que no existe un modelo único de Gestión en la Nutrición Clínica en España y podemos considerar que los modelos de gestión actuales son fruto de la historia tanto de cada centro asistencial como de cada Comunidad Autónoma (C.A) En esta línea, cabe destacar que C.A Andaluza es la única que tiene normalizada y regulada la estructura de la Unidad de gestión clínica4.

Las autoridades supranacionales han ido sensibilizando en los últimos años frente a la importancia de la nutrición en el medio hospitalario. Ello ha contribuido a la ordenación, financiación y mejora de las Unidades de la Nutrición clínica, aunque aún hay muchas deficiencias.

Se debería contar con un mejor sistema de control de la calidad del servicio de alimentación hospitalaria y con encuestas de satisfacción rellenadas por los pacientes, que son los que de verdad pueden dar información relevante para poder plantear una mejora continua y la adaptabilidad del servicio.

En el desarrollo de la legislación han jugado una parte muy importante las asociaciones científicas relacionadas con la nutrición.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sl, I. (s/f). SEEN. Seen.es. Recuperado el 6 de febrero de 2024, de https://www.seen.es/portal
  2. Pistoria, M. J. (s/f). Ingreso en el hospital. Manual MSD versión para público general. Recuperado el 6 de febrero de 2024, de https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/temas-especiales/atenci%C3%B3n-hospitalaria/ingreso-en-el-hospital
  3. Aa, V. V. (2022). PINCHE DEL SERVICIO ARAGONÉS DE SALUD (SALUD-ARAGÓN). TEST MATERIA ESPECÍFICA.
  4. Portal de Nutrasalud – Nutrasalud. (s/f). Nutrasalud.es. Recuperado el 7 de febrero de 2024, de https://www.nutrasalud.es/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos