Trastorno por déficit de atención e hiperactividad en población infantil. Artículo monográfico

16 abril 2024

AUTORES

  1. David Crespo Martín. Enfermero (Hospital Royo Villanova) Zaragoza.
  2. Beatriz Sanz Altarriba. Enfermera (Hospital Clínico Lozano Blesa). Zaragoza.
  3. Jorge Gimeno Grima. Enfermero (Hospital Royo Villanova) Zaragoza.
  4. Clara García Vicente. Enfermera (Hospital Universitario Miguel Servet). Zaragoza. 
  5. María Palacios Sánchez. Enfermera (Hospital Royo Villanova) Zaragoza.
  6. María Fernández Pérez. Enfermera (Hospital Royo Villanova) Zaragoza.

 

RESUMEN

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos psiquiátricos más prevalentes en la población infantil y está caracterizado por diversos grados de inatención, hiperactividad e impulsividad1. Estos síntomas pueden cambiar a medida que una persona envejece, con un mayor riesgo de desarrollar comorbilidades psiquiátricas como depresión, ansiedad o adicción a sustancias2.

El tratamiento del TDAH es seguro y eficaz, pero con frecuencia existen bajos niveles de adherencia al tratamiento3.

PALABRAS CLAVE

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, población infantil, diagnóstico.

ABSTRACT

Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD) is one of the most prevalent psychiatric disorders in the child population and is characterized by varying degrees of inattention, hyperactivity and impulsivity1. These symptoms may change as a person ages, with an increased risk of developing psychiatric comorbidities such as depression, anxiety, or substance addiction2.

ADHD treatment is safe and effective, but there are often low levels of adherence to treatment3.

KEY WORDS

Attention deficit hyperactivity disorder, children, diagnosis.

DESARROLLO DEL TEMA

El TDAH es una patología psiquiátrica crónica, considerada durante mucho tiempo perteneciente exclusivamente al campo de la psiquiatría infantil, y caracterizada por la tríada sintomática de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad motora. Existe un subtipo de TDAH sin hiperactividad, el llamado síndrome de ritmo cognitivo lento. Se caracteriza por somnolencia, letargo y lentitud en el pensamiento y el comportamiento; se diferencia con el TDAH en que la impulsividad es menos marcada.

El TDAH fue descrito por primera vez en 1887 por el alienista francés de Bourneville y en 1902 por el pediatra inglés Still.

Los síntomas también pueden aparecer de la nada en adolescentes y adultos, según publicaciones recientes que suscitan debates sobre la existencia clínica de la aparición del TDAH después de la infancia, lo que generó debate durante varias décadas hasta su confirmación por estudios de prevalencia. El límite de edad de inicio se fija en 12 años en lugar de 7 años, lo que aumenta significativamente la prevalencia y genera controversia.

El TDAH suele pasar desapercibido durante la infancia, es importante su detección ya que así las familias pueden ayudar a los niños a desarrollar estrategias de compensación y comportamientos adaptativos2, para ello actualmente se usan los criterios DSM-V1.

EPIDEMIOLOGÍA:

Se estima que la tasa de prevalencia mundial de TDAH se sitúa entre el 6 y el 7% entre la población menor de 18 años, ligeramente superior al 5,3% estimado en otro estudio de 20074. Según la OMS (2019) este trastorno es padecido por el 3,1% de adolescentes de 10 a 14 años y el 2,4% entre 15 y 19 años6.

ETIOLOGÍA:

Según estudios basados ​​en neuroimagen y mediciones electrofisiológicas se ha apoyado la hipótesis del origen neurobiológico del TDAH, pero aún no se puede confirmar su etiología exacta. Aunque sabemos que el TDAH es una patología con una alta tasa de heredabilidad, estimada hasta en un 80%4.

DIAGNÓSTICO:

El DSM-5, publicado en 2013, introdujo cambios en el diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Se redujo el umbral de síntomas necesarios para el diagnóstico en adolescentes y adultos, de 6 a 5, reflejando la persistencia de la discapacidad en adultos con historial de TDAH en la infancia. La edad requerida de inicio se extendió a antes de los 12 años para facilitar el diagnóstico en adultos. Sin embargo, estos cambios carecen de respaldo empírico, generando debates sobre los métodos diagnósticos en adultos. Se eliminó el veto para el diagnóstico dual de TDAH y trastornos del espectro autista, respaldado por investigaciones. Además, se reemplazaron los subtipos de TDAH con la noción de diferentes presentaciones, reconociendo la variabilidad en la manifestación de los síntomas a lo largo del tiempo.

Uno de los temas más debatidos en la investigación del TDAH se centra en la posibilidad de que este trastorno puede manifestarse nuevamente en la edad adulta, desafiando su conceptualización tradicional como un trastorno del neurodesarrollo. A pesar de la creciente cantidad de estudios significativos, la controversia persiste y se espera que siga siendo un enfoque clave de investigación en los próximos años. La cuestión de si el TDAH puede emerger o persistir en la edad adulta plantea desafíos importantes para comprender la naturaleza a largo plazo de este trastorno y tiene implicaciones significativas para el diagnóstico y tratamiento en la población adulta 5.

Sus criterios diagnósticos principales son la falta de atención o hiperactividad-impulsividad, que pueden presentarse de forma combinada o con predominancia de uno de ellos, y que afectan de forma negativa en la vida cotidiana de la persona, en los ámbitos académico, social y ocupacional. Sin embargo, también destaca que a los niños con TDAH les gusta prestar atención a todo, de tal manera que mientras el objeto sea de su interés logran sostener un largo período atencional hasta que deja de serlo y se interesa en el próximo objeto6.

TRATAMIENTO:

Tras una revisión exhaustiva de estudios realizados en las últimas dos décadas sobre la eficacia y tolerabilidad de tratamientos farmacológicos para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), se observa que el metilfenidato destaca como el único medicamento con una mejor aceptabilidad en comparación con el placebo, especialmente en el caso de niños y adolescentes. En adultos, las anfetaminas muestran un perfil similar al placebo, sin diferencias notables con otros medicamentos activos.

En el año 2013 en el estudio del Grupo Europeo de Directrices del TDAH (EAGG) se evaluaron tratamientos no farmacológicos para niños y adolescentes con TDAH a través de una revisión sistemática y metaanálisis. Se consideraron intervenciones conductuales, dietéticas (eliminación restringida, exclusión artificial de colorantes y suplementos de ácidos grasos libres), entrenamiento cognitivo y neurorretroalimentación. Los resultados variaron según el tipo de evaluador. Evaluaciones no ciegas mostraron que todas las intervenciones fueron más efectivas que el control en la reducción de síntomas del TDAH. Sin embargo, con evaluaciones más rigurosas, solo la suplementación de ácidos grasos libres y la exclusión artificial de colorantes se mantuvieron significativamente efectivas, aunque con un impacto clínico modesto según tamaños de efecto pequeños. Esto sugiere que, en general, estos tratamientos tienen un impacto limitado en los síntomas del TDAH5.

LA IMPORTANCIA DEL ROL FAMILIAR:

El TDAH involucra hiperactividad, falta de control inhibitorio y desafíos académicos y emocionales. Las familias enfrentan estrés, requieren adaptación y herramientas. Es crucial integrar a los padres en el tratamiento. Estudios indican relaciones negativas y estrategias de crianza ineficaces. El TDAH conlleva problemas a largo plazo. Se destaca el entrenamiento a padres para reducir problemas conductuales. Intervenciones sistémicas y farmacológicas son necesarias. Se mencionan estilos parentales: autoritario, permisivo y democrático. La terapia multisistémica es óptima, pero difícil de obtener. Programas de entrenamiento a padres han tenido éxito. El terapeuta debe brindar herramientas para el manejo conductual y emocional6.

 

CONCLUSIÓN

El TDAH es un campo que está en constante evolución. Cambios en los criterios diagnósticos, la controversia sobre su manifestación en adultos y la variedad de tratamientos no farmacológicos destacan la complejidad de este trastorno. La investigación continúa siendo crucial para comprender mejor su naturaleza y mejorar enfoques diagnósticos y terapéuticos. La adaptación en el DSM-5 refleja la necesidad de abordar estas dificultades.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Fioravante I, Lozano-Lozano JA, Martella D. Attention deficit hyperactivity disorder: A pilot study for symptom assessment and diagnosis in children in Chile. Front Psychol [Internet]. 2022 [citado el 21 de febrero de 2024];13. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35992438/
  2. Ilario C, Alt A, Bader M, Sentissi O. TDA/H, trouble de l’enfance ou de l’âge adulte? Encephale [Internet]. 2019;45(4):357–62. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.encep.2019.05.004
  3. Soutullo CA, Are F, Schield-Grant S. Factores asociados a la adherencia al tratamiento farmacológico del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): REVISIÓN PRELIMINAR [Internet]. Medicinabuenosaires.com. [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.medicinabuenosaires.com/PMID/36820479.pdf
  4. Fioravante I, Lozano-Lozano JA, Martella D. Attention deficit hyperactivity disorder: A pilot study for symptom assessment and diagnosis in children in Chile. Front Psychol [Internet]. 2022 [citado el 23 de febrero de 2024];13. Disponible en: http://dx.doi.org/10.3389/fpsyg.2022.946273
  5. Cortese S, Coghill D. Twenty years of research on attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD): looking back, looking forward. Evid Based Ment Health [Internet]. 2018 [citado el 23 de febrero de 2024];21(4):173–6. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30301823/
  6. Caviglia F. TDAH y familia: el rol del entrenamiento a padres en un abordaje sistémico. En Buenos Aires: Facultad de Psicología – Universidad de Buenos Aires; 2022. Disponible en: https://www.aacademica.org/000-084/203

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos